ANTERIOR


LA PAZ DE AQUISGRÁN

SIGUIENTE

La actuación del almirante Vernon en la guerra de la oreja de Jenkins no había sido especialmente brillante, ni iba a desempeñar ningún acto especialmente destacado en el resto de sus días. Mal podía, pues, imaginar que su nombre iba a ser perpetuado en la historia y recordado hasta hoy por millones de personas. Ello se debió a que, durante su ataque a Cartagena, tuvo bajo su mando a un grupo de virginianos, entre los que se encontraba un joven llamado Lawrence Washington, que sentía por él una gran admiración. Por ello, cuando Lawrence compró en 1743 una propiedad junto al río Potomac, al norte de Virginia, decidió llamarla Mount Vernon, y allí se construyó una casa. Poco después murió su padre, Augustine Washington, que había estado casado dos veces y había tenido un total de diez hijos. Lawrence era hijo de su primera esposa, y se hizo cargo del mayor de sus hermanastros, que tenía once años y se llamaba George. Así, Mount Vernon se convirtió en el hogar de George Washington.

El Junto, el club de discusión que Benjamin Franklin había fundado en Filadelfia quince años atrás, se convirtió en la Sociedad filosófica americana, que impulsó el estudio de las ciencias en todas las colonias británicas.

La zarina Isabel I restableció el senado, que había derogado su padre, el zar Pedro I el Grande.

Ese año murió Ana María Luisa de Médicis, hermana del gran duque Juan Gastón de Toscana, la última de los Médicis.

D'Alembert publicó su Traité de dynamique, en el que mejoraba sustancialmente los fundamentos de la mecánica respecto a la obra de Newton. Su concepción de la noción de fuerza resolvió una controversia sobre el principio de conservación de la energía.

Daniel Bernoulli logró cambiar su puesto de profesor de botánica por otro de fisiología, que le era ligeramente más apetecible. Ese año volvió a ganar el primer premio de la Academia de ciencias de París con un ensayo sobre el magnetismo.

Un eclesiástico francés llamado Jean Antoine Nollet publicó unas Lecciones de física experimental que tuvieron un gran éxito.

En Milán, Gluck estrenó su ópera Demofoonte y, ya en 1744, La sofonisba.

El rey Juan V de Portugal sufrió un ataque de parálisis y el gobierno quedó en manos de su confesor, Gaspar de Incamacão.

David Hume fue rechazado en su candidatura a una plaza de catedrático de Ética en la universidad de Edimburgo. Sobre él pesaban acusaciones de ateísmo, pero Hume, lejos de sentirse halagado por ellas, abandonó decepcionado su ciudad natal.

Pamela, la novela de Richardson estaba teniendo un éxito inusitado en toda Europa, y ahora se convertía en la primera novela editada en Norteamérica.

Ese año murió el escritor británico Alexander Pope.

En Cremona murió el constructor de violines Giuseppe Antonio Guarnerius.

Francia declaró la guerra a Gran Bretaña. El 22 de febrero, la flota británica derrotó a la franco-española en Sicié (ante la Provenza). Este revés impidió que un proyecto de invasión de Gran Bretaña fuera llevado a término. El rey Carlos Manuel I de Cerdeña derrotó al marqués de la Mina en Saboya.

En junio, inquieto por los progresos austríacos, el rey Federico II de Prusia estrechó relaciones con Francia. Ese año casó a su hermana Luisa Ulrica con el príncipe Adolfo Federico de Suecia. En Uppsala murió el físico y astrónomo Anders Celsius.

Federico II fundó la Academia de Berlín y designó como presidente al matemático francés Maupertuis. El director de la sección de matemáticas fue Leonhard Euler. Maupertuis estaba todavía en París, así que Euler se encargó de prácticamente todo lo necesario para poner en marcha la Academia.

En París, D'Alembert publicó su Traité de l'équilibre et du mouvement des fluides, en el que abordaba la mecánica de fluidos desde un punto de vista diferente del adoptado por Daniel Bernoulli en su tratado.

El rey Luis XV de Francia enfermó gravemente durante una estancia en Metz, y el obispo de Soissons, como capellán mayor, le dijo que no le daría la absolución ni la comunión si no despedía a su amante, la duquesa de Châteauroux, que tuvo que abandonar la ciudad entre las imprecaciones del pueblo. Tanta preocupación popular por la salvación espiritual del soberano hizo que a alguien se le ocurriera llamarlo Luis XV el Bienamado. En cuanto se repuso de la enfermedad, se concentró en encontrar una nueva amante.

El emperador Carlos VII encontró finalmente unas manos que tiraran de sus hilos, a saber, las del rey Federico II de Prusia, con quien firmó una alianza el 24 de julio. El 16 de septiembre, tomaba Praga, luego entró en Baviera y el 16 de octubre, tomaba Munich. Al día siguiente, Carlos VII pudo tomar posesión nuevamente de sus dominios.

En diciembre, Carteret fue obligado a dimitir del gobierno británico. El nuevo primer ministro fue Henry Pelham, hermano de Thomas Pelham Holles, el duque de Newcastle, que había sido nombrado secretario de Estado por Walpole y había conservado el cargo con Carteret.

El 11 de diciembre los austríacos lograron desalojar de Bohemia a Federico II de Prusia.

El 8 de enero de 1745 Gran Bretaña, Austria, Sajonia y las Provincias Unidas firmaron la Cuádruple Alianza de Varsovia, en la que británicos y neerlandeses se comprometieron a entregar fondos para reconquistar Silesia.

A Francia le hubiera convenido reconsiderar su posición, pero el año anterior, el duque de Noailles había sido sustituido en el ministerio de asuntos exteriores por René Louis de Voyer, el marqués D'Argenson, que tenía unas curiosas teorías sobre la convieniencia de combatir tanto a España como a Gran Bretaña, Austria y Rusia.

El 20 de enero murió el emperador Carlos VII. Como elector de Baviera, fue sucedido por su hijo Maximiliano III.

En Norteamérica, los franceses atacaban las colonias británicas desde la fortaleza de Louisbourg, y el gobernador de Massachusetts, William Shirley, empezó a planear un contraataque. Consideró que sus propios recursos no eran suficientes, pero su elocuencia y su decisión le permitieron reclutar hombres de New Hampshire y de Connecticut. Llegaron suministros de toda Nueva Inglaterra y también de Nueva York. El 24 de marzo, una expedición compuesta de cuatro mil hombres zarpó bajo el mando de William Pepperrell, a la cual se unieron tres buques de guerra británicos.

El 22 de abril, el príncipe elector Maximiliano José de Baviera firmó con María Teresa de Austria la paz de Füssen, por la que recuperaba Baviera a cambio de aceptar la pragmática sanción y de su voto para el marido de la archiduquesa en la próxima elección imperial.

El 30 de abril, la expedición de Pepperrell desembarcó cerca de Louisbourg e inició un asedio.

El 11 de mayo, el ejército británico, dirigido por el duque de Cumberland, fue derrotado en Fontenoy por el ejército francés, que estuvo brillantemente dirigido por el mariscal Mauricio de Sajonia, hermano del rey Augusto III de Polonia, que llevaba ya un tiempo al servicio de Francia. Esta batalla dio a Francia el control de los Países Bajos.

En junio, el Joven Pretendiente, Carlos Eduardo Estuardo, desembarcó en Escocia. Poco después, una flota británica tomaba Cabo Bretón, en Francia.

El asedio a Louisbourg fue un verdadero caos. Los colonos eran indisciplinados y estaban borrachos más tiempo que sobrios, pero se las arreglaron para impedir que la fortaleza recibiera suministros y el 17 de junio se rindió, aunque no había recibido ningún ataque serio.

El 19 de junio, el ejército francoespañol fue derrotado en Piacenza y obligado a abandonar Lombardía.

El rey Luis XV de Francia encontró una nueva amante: Jeanne Antoinette Poisson, la marquesa de Pompadour. Su influencia hizo que Philibert Orry fuera cesado como controlador de finanzas.

El rey mantenía apartado a su hijo Luis de todos los asuntos de Estado. Ese año, al cumplir los dieciséis años, lo casó con María Teresa de España, una de las hijas del rey Felipe V. Con motivo de los esponsales, Voltaire, que acababa de instalarse en Versalles, estrenó su comedia La princesa de Navarra, con música y ballet de Rameau. Éste había estrenado poco antes las óperas-ballet Las fiestas de Polimnia y El templo de la gloria (la segunda también sobre textos de Voltaire), así como su primera comedia lírica, Platea, que no tuvo éxito.

También se estrenó con gran éxito la ópera Les muses galantes, compuesta por un joven ginebrino de treinta y tres años llamado Jean-Jacques Rousseau. Había llegado a París cuatro años atrás. Entonces había presentado a la Academia un nuevo sistema de notación musical que fue rechazado. Ahora se convirtía en el centro de atención de los salones.

El combate a puño descubierto había sido un espectáculo desde tiempos inmemoriales, que había formado parte incluso de las olimpiadas griegas. En tiempos modernos, ya en el siglo anterior se hablaba en Inglaterra de "boxing" para referirse a una pelea a puñetazos, pero el primer uso del término para referirse a una competición deportiva entre dos contrincantes data de principios de siglo. El boxeo había ido popularizándose en Gran Bretaña y en sus colonias americanas. Los espectadores hacían apuestas y formaban un círculo alrededor de los contendientes, que luchaban de forma muy violenta, y muchos de ellos terminaban con lesiones graves, si es que sobrevivían. Dos años atrás, un campeó de boxeo llamado Jack Broughton había derrotado a George Stevenson, en un combate de 35 minutos, el cual murió pocos días después a causa de los daños sufridos. Broughton quedó conmocionado por la noticia y decidió abandonar el combate, pero el 16 de agosto reapareció para dar a conocer un conjunto de siete reglas que debían respetar todos los púgiles que quisieran combatir en el teatro de su propiedad, reglas destinadas a evitar daños graves en los boxeadores. Entre otras cosas, establecían la obligación de retirarse a un lado en caso de caída del oponente, la cuenta de medio minuto tras una caída, la prohibición de llaves por debajo de la cintura, etc.

Un físico neerlandés llamado Petrus van Musschenbroek investigaba en su ciudad natal de Leiden la posibilidad de que una botella con agua pudiera acumular electricidad. Para ello, llenó una botella con agua y la tapó con un tapón de corcho atravesado por una varilla metálica. Construyó así el primer condensador eléctrico, conocido como la botella de Leiden. La confirmación de que funcionaba la obtuvo cuando uno de sus ayudantes sufrió una fuerte descarga eléctrica al tocarla.

La zarina Isabel I la Clemente casó a su sobrino y heredero Carlos Pedro Ulrico, que acababa de cumplir los dieciocho años, con una princesa alemana de dieciséis, Sofía Augusta Federica de Anhalt-Zerbst, que, se convirtió al cristianismo ortodoxo y fue bautizada como Catalina. Ella era inteligente y culta, él tosco, grosero y bebedor.

El 13 de septiembre, el esposo de María Teresa de Austria se convirtió en el emperador Francisco I, elegido por unanimidad con la ausencia de los electores de Brandeburgo (es decir, el rey Federico II de Prusia) y el Palatinado. No era querido por el pueblo, y María Teresa no le dejó intervenir apenas en los asuntos de Estado, pese a que estaba muy enamorada de él.

Carlos Eduardo Estuardo obtuvo una victoria en Prestonspans, cerca de Edimburgo. Unos días más tarde, el rey Jorge II acudió a una función teatral en Londres y, al terminar la obra, la orquesta interpretó un himno titulado God save the king, que fue cantado solemnemente por todos los presentes. La letra es la siguiente:

God save our gracious king!
Long live our noble king!
God save the king!
Send him victorious,
Happy and glorious,
Long to reign over us,
God save the king!
¡Dios salve a nuestro glorioso rey!
¡Larga vida a nuestro noble rey!
¡Dios salve al rey!
Que lo haga victorioso,
Feliz y glorioso.
Para que reine sobre nosotros mucho tiempo:
¡Dios salve al rey!
Thy choicest gifts in store
On him be pleased to pour,
Long may he reign.
May he defend our laws,
And ever give us cause,
To sing with heart and voice,
God save the king!
Los más escogidos presentes
Tened el placer de ofrecerle,
Que su reinado sea largo,
Que defienda nuestras leyes,
Y que siempre nos dé motivo
Para cantar con corazón y voz:
¡Dios salve al rey!

En los días posteriores, el rey fue recibido con este himno en todas sus apariciones públicas, y desde entonces hasta el día de hoy, God save the king ha sido considerado el himno de Gran Bretaña, pese a que nunca ha sido reconocido oficialmente como tal ni por el Parlamento ni por la Casa Real. Es el primer himno nacional en sentido moderno, si bien entonces no se concebía como un distintivo nacional, sino más bien como un símbolo de lealtad del pueblo hacia su rey. Prueba de ello es que, pocos años después, otros países —advirtiendo la utilidad de emocionar al pueblo en un canto unísono de exaltación del monarca— adoptaron el mismo himno, adaptando la letra oportunamente: Francia (con una letra en latín), Prusia (en la versión alemana Heil dir im Siegerkranz), Suecia, etc.

Paradójicamente, el autor de un himno tan conocido es desconocido. Existen diversas conjeturas. Una lo atribuye a Henry Purcell (versión que tiene la estadística de su parte, porque Purcell compuso montones de himnos), otra lo remonta a la canción que Lully compuso para Luis XIV con motivo de su enfermedad hacía más de medio siglo. Según esta versión, Händel la habría conocido con ocasión de un viaje a Francia y la habría adaptado para el rey Jorge I.

El patriotismo británico se plasmó también en otro himno conocido como Rule Britannia. Originalmente formaba parte de una mascarada estrenada cinco años atrás, en la que el compositor Thomas Arne había puesto música a un poema del poeta James Thomson. La obra trataba sobre el rey Alfedo el Grande, pero por estas fechas el himno cobró vida independiente y se hizo muy popular, a pesar de que se trataba de una canción barroca con muchos adornos enrevesados y difíciles de cantar. Por ejemplo, el estribillo se canta actualmente en la forma:

Rule Britannia!, Britannia rule the waves.
Britons never, never, never will be slaves.
¡Gobierna, Bretaña!, Bretaña gobierna las olas.
Los bretones nunca serán esclavos.

pero la distribución de las sílabas es una simplificación popular. La partitura original pedía adornar la e de never, es decir, cantar Britons ne-e-e-e-e-ver will be slaves, pero eso era demasiado complicado.

Ese año murió el ex-primer ministro Robert Walpole. El escritor Jonathan Swift murió preso de una enfermedad mental, debida a una lesión de oído.

En diciembre, el Joven Pretendiente amenazaba Londres.

Los ejércitos de España, Dos Sicilias, Francia y Génova tomaron Parma, Piacenza y, el 20 de diciembre, Milán.

Las habilidades diplomáticas del general austríaco Otto Ferdinand Traun lograron que el rey Federico II de Prusia volviera a abandonar la guerra. El 25 de diciembre firmó la paz de Dresde con Austria y Sajonia, en la que reconocía a Francisco I como emperador. Así Francia se quedó sin más aliado que España.

En Arabia, la primera reacción de los compatriotas de Abd al-Wahhab ante su fanatismo religioso fue sensata: le habían hecho poner tierra por medio, pero el desdichado fue a toparse con un guerrero, un ambicioso jefe tribal llamado Muhammad ibn Saúd, y es un hecho universal que Dios y la ambición siempre hacen buenas migas, así que ambos sellaron un pacto tras el cual proclamaron la yihad (la guerra santa) contra los herejes chiitas y los sunníes "tibios". Fue el inició de una doble dinastía, la de los saudíes como caudillos políticos y los wahhabíes como líderes religiosos, que formó el primer núcleo de poder organizado que había visto desde hacía siglos el interior de la península arábiga. No obstante, su expansión fue lenta.

En Japón, el shogun Tokugawa Yoshimune abdicó en su hijo Tokugawa Ieshige.

En 1746 murió el rey Cristián VI de Dinamarca, que fue sucedido por su hijo Federico V.

En marzo, los austríacos, aliados con los sardos, ocuparon Asti, en Italia.

El 16 de abril, el duque de Cumberland derrotó en Culloden a Carlos Eduardo Estuardo, lo que puso fin a sus pretensiones al trono británico y se retiró a Italia. La represión que Cumberland ejerció sobre los que habían apoyado al Joven Pretendiente le valió el sobrenombre de El Carnicero. Una serie de reformas encaminadas a favorecer la asimilación de Escocia a Inglaterra acabaron con los restos del jacobinismo en Escocia.

El conde de Bath había tenido éxito en la creación del "partido patriota" alrededor del príncipe de Gales, en el que confluían tanto whigs como tories, pero su especialidad era la oposición, ya que, tras cuatro años formando parte del gobierno, se había negado a aceptar ninguna responsabilidad, con lo que se desprestigió y tuvo que retirarse. Por el contrario, William Pitt estaba en su apogeo, hasta el punto de que el rey Jorge II se vio obligado a admitirlo en el gobierno como pagador general del ejército. Ejerció el cargo de forma atípica, pues no siguió la tradición consolidada de enriquecerse con él.

En mayo, D'Argenson presentó a Gran Bretaña una proposición de paz que fue bien acogida por el Parlamento, pero chocó con la oposición del rey Jorge II y la del duque de Newcastle.

El 2 de junio Austria firmó una alianza con Rusia contra Prusia. Los ejércitos rusos llegaron hasta el Rin, pero no hicieron nada relevante. Ese año murió en prisión la princesa Ana Leopóldovna, la madre del derrocado zar Iván VI.

El infante Felipe tuvo que abandonar Milán ante el ataque de los austríacos, que el 15 de junio tomaron Piacenza.

El 7 de julio, el parlamento de París condenó un libro que no hacía ni un més que había sido editado. Eran los Pensamientos filosóficos de Denis Diderot, un francés de treinta y cuatro años que llevaba una vida bohemia, amigo de Rousseau y D'Alembert. Otro miembro de este círculo de amistades era el filósofo Etienne Bonnot de Condillac, que ese año publicaba sus Ensayos sobre el origen de los conocimientos humanos, que sigue esencialmente a Locke.

Ese año, un editor llamado André François Le Bréton contrató a Diderot para que tradujera la Cyclopaedia de Chambers. D'Alembert se encargaría a su vez de supervisar la traducción.

Voltaire fue admitido en la Academia francesa. Ya había sido propuesto en sustitución del cardenal Fleury, pero alguien objetó que sería una irreverencia sustituir a todo un cardenal por alguien tan irreverente como él.

El primer premio del concurso anual convocado por la Academia de ciencias de París lo ganó Daniel Bernoulli, por un nuevo trabajo sobre magnetismo.

Maupertuis estaba finalmente en Brandeburgo, dispuesto a ponerse al frente de la Academia de Berlín.

El 9 de julio murió el rey Felipe V de España. Había sufrido algunas crisis mentales. (Se le había sorprendido intentando montar un caballo pintado en un tapiz, o pescando por la noche en el jardín.) Fue sucedido por su hijo Fernando VI, que encaminó la política española a buscar una paz lo más honrosa posible con todos sus adversarios. Discrepaba en esto de su madrastra, Isabel de Farnesio, cuya prioridad era garantizar el ducado de Parma a su hijo Felipe. El marqués de la Ensenada continuó al frente del gobierno. Ese año llegó del Perú el marino Jorge Juan, que se reunió con Antonio de Ulloa (que regresaba de Londres, tras haber sido apresado el año anterior). Entre ambos redactaron, por encargo del primer ministro, un informe sobre la situación de las Indias Orientales, en el que denunciaban los abusos cometidos contra los indígenas.

Las cosas no marchaban bien en Italia. En los últimos meses, el número de soldados españoles en Italia había descendido de 56.000 a 22.000 hombres, así que Fernando VI dio el mando de las tropas italianas al marqués de la Mina, en sustitución de Juan de Gages, que regresó a España.

En septiembre los austríacos ocuparon Génova.

La guerra entre Francia y Gran Bretaña, no sólo se libraba en Europa y América, sino también en la India. Ese año, Joseph François Dupleix, que estaba al frente de la Compañia de Indias francesa, arrebató Madras a los británicos.

Sir William Watson, un médico británico, perfeccionó la botella de Leiden forrándola interiormente con una lámina de estaño.

En octubre, Mauricio de Sajonia derrotó a los austríacos en Roucourt.

El proyecto de traducción de la Cyclopaedia de Chambers se tranformó en 1747 en un proyecto esencialmente nuevo y original, bajo la dirección de Diderot. La obra se titularía Enciclopedia o diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios. La palabra "Encyclopédie" había sido acuñada ya por Rabelais como traducción de la expresión original de Plutarco, si bien ahora se interpretaba más bien en el sentido de "enseñanza en círculos" o "panorámica".

Daniel Bernoulli ganó el primer premio de la convocatoria anual de la Academia de París con un artículo sobre la determinación de la hora en el mar. La Academia de Ciencias de Berlín convocó un concurso similar, y esta primera convocatoria la ganó D'Alembert con un trabajo titulado Réflexions sur la cause générale des vents. Su contenido físico era de escaso valor, pues D'Alembert suponía —sin ninguna evidencia experimental— que los vientos son causados por un fenómeno gravitatorio similar al que ocasiona las mareas, pero —partiendo de sus hipótesis arbitrarias— aplicaba por primera vez a la física las ecuaciones en derivadas parciales. También publicó un artículo sobre cuerdas vibrantes en el que aparece por primera vez en prensa la ecuación de ondas (la ecuación en derivadas parciales que describe los procesos ondulatorios). Nuevamente, en él suponía ciertas simplificaciones a consecuencia de las cuales sus conclusiones diferían drásticamente de la realidad. Otro matemático francés, Alexis Clairaut, criticó la artificiosidad de sus hipótesis y se inició una disputa entre ambos que acabó en un intercambio de insultos en publicaciones científicas. (D'Alembert era especialista en pelearse con todo el mundo.) Euler advirtió las posibilidades que ofrecían las nuevas ideas de D'Alembert y no tardó en llevarlas mucho más lejos. Ese año fue admitido en la Royal Society de Londres.

Voltaire publicó Zadig o el destino, el primero de la serie de sus cuentos. Trata sobre un joven babilonio que no cesa de realizar actos encomiables, pero cada uno de ellos le acarrea una desgracia, lo que lo lleva a lamentarse amargamente de su destino. Pero al final, un ángel —que cualquiera diría que era Leibniz con alas— le hace comprender:

Los malvados, respondió Jesrad, son siempre desgraciados. Sirven para poner a prueba a un pequeño número de justos dispersos por la tierra, y no existe un mal del que no nazca un bien. Pero, dijo Zadig, ¿y si sólo hubiera bien, sin nada de mal? Entonces, respondió Jesrad, esta tierra sería otra tierra; el encadenamiento de los sucesos sería otro orden de sabiduría; y este otro orden, que sería perfecto, no puede estar más que en la morada eterna del Ser Supremo, a la que el mal no puede acercarse. Él ha creado millones de mundos, de los que ninguno puede parecerse a otro. Esta inmensa variedad es un atributo de su inmenso poder. No hay ni dos hojas de árbol sobre la tierra, ni dos globos en los campos infinitos del cielo que sean parecidos, y todo lo que ves en el pequeño átomo donde has nacido tenía que existir en su lugar y en su tiempo fijados, según las órdenes inmutables que aquel que lo abarca todo. [...] No existe el azar, todo es prueba, o castigo, o recompensa, o previsión.

Rameau estrenó la ópera-ballet Las fiestas de Himeneo y Amor.

Händel estrenó el oratorio Judas Macabeo, para celebrar la victoria de Culloden, del año anterior.

Johann Sebastian Bach, a petición de su hijo Karl Philipp Emanuel (que seguía al servicio del rey de Prusia), visitó a Federico II en su palacio de Sanssouci, en Postdam, acompañado de su hijo mayor, Wilhelm Friedermann. Llegó al palacio de noche, y el rey, que se disponía a interpretar un concierto para flauta, tras ojear la lista de extranjeros llegados ese día, dijo a los músicos: "Señores, el viejo Bach está aquí", y suspendió el concierto. En su lugar, llevó a Bach de sala en sala, seguido de los músicos, para hacerle probar uno tras otro todos los ejemplares de su colección de pianos Silbermann. Después de probar varios de ellos con temas improvisados, Bach le pidió al rey un tema para una fuga, y Federico II quedó admirado de cómo el tema que le propuso se convirtió en una fuga improvisada en las manos de su invitado. Al día siguiente, Bach fue llevado a probar todos los órganos de Sanssouci.

En Persia fue asesinado Nadir Sha, que fue sucedido por su sobrino Adil Sha. Inmediatamente, uno de los generales de Nadir, llamado Ahmad kan, se proclamó rey de Afganistán.

En la India murió el gran mogol Muhammad, que fue sucedido por Ahmed.

La política del conde D'Argenson, el ministro de asuntos exteriores francés, era bastante torpe y confusa. El año anterior, el duque de Noailles había logrado asegurar la alianza con España tras el cambio de monarca, pero ahora D'Argenson desbarataba los acuerdos. Por su parte, D'Argenson había presentado una propuesta de paz para poner fin a la guerra de sucesión de Austria, pero no satisfizo a nadie, así que, finalmente, el rey Luis XV lo destituyó.

Los intentos de Isabel de Farnesio por manipular a su hijastro, el rey Fernando VI de España, terminaron por colmar su paciencia, que le dijo: "Lo que yo determino en mis reinos no admite consulta de madre antes de ser obedecido y ejecutado", y la desterró de la Corte.

El físico Jean Antoine Nollet diseñó un electroscopio, es decir, un aparato capaz de detectar cargas eléctricas. Mientras tanto, Benjamin Franklin había empezado a experimentar con botellas de Leiden. Cada botella tenía una capacidad limitada de acumulación de electricidad, por lo que las botellas de Leiden podían usarse para cuantificar la cantidad de electricidad. Para comparar el comportamiento de distintas cantidades de electricidad se podían conectar entre sí varias botellas de Leiden. Fue Franklin quien acuñó el término "batería" para referirse a un grupo de botellas de Leiden conectadas (en analogía con las baterías de cañones que operaban conjuntamente) y, con el tiempo, esta palabra pasó a usarse para nombrar cualquier dispositivo capaz de suministrar electricidad. Franklin observó que, cuando se acercaba un conductor a una botella de Leiden, ésta se descargaba bruscamente, con una chispa y un chasquido, pero no sucedía lo mismo si el conductor terminaba en una punta fina y era ésta la que se acercaba a la botella. Entonces la descarga era rápida y silenciosa.

El rey Luis XV de Francia nombró a Mauricio de Sajonia mariscal general de los campos y de los ejércitos. El 17 de abril penetró en las Provincias Unidas al frente de un ejército y el 2 de julio derrotó en Lawfeld al duque de Cumberland.

El primogénito de Luis XV era el Delfín Luis, al que su padre mantenía completamente apartado de la política. A sus dieciocho años ya llevaba un año viudo de María Teresa de España, hija del rey Felipe V, y ahora se casaba con María Josefa de Sajonia, hija del rey Augusto III de Polonia.

Ya de regreso en Leipzig, Bach trabajó en el "tema real" (el tema que el rey Federico II de Prusia le había propuesto para que improvisara una fuga) y compuso la Ofrenda musical, en la que, además de una fuga a tres voces que, probablemente, era en esencia la que Bach improvisó ante el rey, incluye varias piezas más basadas todas en el tema real, incluyendo una fuga a seis voces. Se la dedicó a Federico II con estas palabras:

Rey Graciosísimo:
Dedico a Vuestra Majestad, con la humildad más profunda, una ofrenda musical cuya parte más noble procede de la propia augusta mano de Vuestra Majestad. Con sobrecogido placer recuerdo la especialísima gracia de que fui objeto cuando, hace algún tiempo, durante mi visita a Sanssouci, Vuestra Majestad se dignó tocarme en el teclado un tema de fuga, y al mismo tiempo me encargó de la manera más graciosa que lo desarrollara en la presencia augustísima de Vuestra Majestad. Mi humildísima obligación no podía ser otra que obedecer la orden de Vuestra Majestad. Sin embargo, no pude menos que observar que, por falta de la necesaria preparación, mi ejecución no estaba a la altura de tan excelente tema. En consecuencia, determiné elaborar de manera más completa el tema real y, habiendo puesto empeño en la tarea, he resuelto ahora dar a conocer esta obra al mundo. Mi propósito no se ha realizado con la perfección que hubiera sido posible, y la obra no tiene, así, otra finalidad que la muy loable de enaltecer, aunque sólo sea en medida tan modesta, la fama de un monarca cuya grandeza y dominio en todas las ciencias de la guerra y de la paz, y especialmente en la música, todo el mundo se ve obligado a admirar y respetar. Me atreveré a añadir una humildísima súplica: que Vuestra Majestad se digme a enaltecer este modesto trabajo con su graciosa aceptación y que siga concediendo la augustísima gracia real de Vuestra Majestad a quien es el siervo más humilde y obediente de Vuestra Majestad.
El autor
Leipzig, 7 de julio de 1747

Mauricio de Sajonia seguía cosechando victorias en las Provincias Unidas. El 16 de septiembre se apoderó de Bergen-op-Zoom. La situación crítica fue aprovechada por el príncipe Guillermo IV de Orange-Nassau, que fue nombrado estatúder de las Provincias Unidas y se le reconoció el carácter hereditario al cargo.

El 1 de enero de 1748 murió en Basilea el matemático Johann Bernoulli.

Euler publicó su tratado Introductio in analysin infinitorum, en el que supera las exposiciones previas del análisis matemático, al que presenta como el estudio de las funciones en lugar del estudio de las curvas. Aunque sin usar todavía la notación moderna, presenta la fórmula eix = cos x + i sen x, que demuestra el grado de comprensión de los números imaginarios que había llegado a adquirir.

A finales del año anterior Gluck llegó a Viena, tras un viaje por Europa que lo había llevado a Londres y a Dresde. Con motivo del trigésimo primer cumpleaños de la emperatriz María Teresa, estrenó su ópera Semíramis reconocida, basada en el melodrama de Pietro Metastasio, que seguía ocupando en Viena su cargo de poeta imperial.

El 6 de mayo, Mauricio de Sajonia se apoderó de Maastricht.

En la India, los británicos asediaron a Dupleix en Pondichéry, pero éste forzó el levantamiento del asedio a los cuarenta y dos días.

En Ginebra apareció una publicación anónima titulada El espíritu de las leyes que tuvo un gran éxito. Su autor era el barón de Montesquieu, y en ella estudia las relaciones de las leyes con todo lo que las determina: gobierno, poder militar, política, impuestos, clima, costumbres, comercio, moneda, población y religión. Defiende el sistema británico por la separación de poderes y porque en él se conjugan orden y libertad. Montesquieu se muestra partidario de reformas y opuesto a la tortura, a la esclavitud y al fanatismo.

Diderot publicó su primera novela, Los dijes indiscretos, así como su Memoria sobre diversos temas de matemáticas.

Voltaire fracasó en su intento de atraerse a Mme. de Pompadour, la amante del rey, que mostraba abiertamente su predilección por un dramaturgo llamado Prosper Jolyot, el señor de Crébillon, que acababa de estrenar su tragedia Catilina. Por su parte, Voltaire estrenó Semiramis, con el mismo argumento que otra tragedia que Crébillon había publicado más de veinte años atrás. Crébillon tenía un hijo de cuarenta años, Claude, conocido como Crébillon hijo, que se había hecho famoso por sus cuentos licenciosos.

Rameau estrenó su pastoral heroica Zais.

Del mismo modo que Francia había violado el primer pacto de familia al iniciar a espaldas de España las negociaciones que pusieron fin a la guerra de sucesión de Polonia, ahora hizo lo mismo con el segundo pacto de familia y la guerra de sucesión de Austria. El 18 de octubre se firmó la paz de Aquisgrán, por el que María Teresa era reconocida como archiduquesa de Austria, su marido Francisco I era reconocido como emperador y se reconocía también la indivisibilidad de los estados de la casa de Austria, pero Silesia quedaba anexionada a Prusia y el infante español Felipe recibía el ducado de Parma (junto con Piacenza y Guastalla, pero no el Milanesado) y su hermano Carlos VII era reconocido como rey de las Dos Sicilias. Por su parte, Francia se anexionaba el ducado de Lorena, devolvía Madras a Gran Bretaña (en la India) a cambio de recuperar Louisbourg y Cabo Bretón en Norteamérica. El rey Carlos Manuel I de Cerdeña obtuvo una parte del Milanesado y algunos territorios más que anexionó al ducado de Saboya. Por lo demás, todo quedó como antes de la guerra: Francia evacuó los Países Bajos, que volvieron a formar parte de Austria, así como las Provincias Unidas.

España se resistió a aceptar la paz porque Francia había acordado con Gran Bretaña que España seguiría reconociendo a los británicos el derecho de asiento y el navío de permiso, por lo que España y Gran Bretaña continuaron negociando por separado sobre este asunto.

Jorge Juan y Antonio de Ulloa publicaron en Madrid su Relación histórica del viaje que habían relizado al Perú acompañando a la expedición francesa encargada de la medición del arco de meridiano, así como sus Observaciones astronómicas y físicas. En la primera, Ulloa se encargó de la parte biológica, y también informó del descubrimiento del platino como cuerpo simple; de la parte matemática de la segunda se encargó Jorge Juan, y demostró conocer el cálculo infinitesimal, cosa increíble en un español. Más aún, obtuvo una fórmula que da la proporción entre los semiejes del meridiano (es decir, el achatamiento de la Tierra) a partir de las longitudes de un minuto de arco medidas en distintas latitudes. El caso es que su fórmula era exacta, mientras que la que utilizó Maupertuis para calcular el achatamiento de la Tierra a partir de las dos mediciones (en Perú y en Laponia) era aproximada.

El filósofo David Hume entabló correspondencia con Montesquieu. Ese año publicó sus Ensayos sobre el entendimiento humano, que son una reelaboración del primer libro de su Tratado de la naturaleza humana, al que añadió un capítulo sobre los milagros. Al mismo tiempo se publicaba la tercera edición de sus Ensayos morales y políticos.

Tras el éxito de Pamela, el escritor Samuel Richardson publicó una segunda novela epistolar, titulada Clarisa o la historia de una señorita, que durante mucho tiempo se consideró modelo de la novela sentimental.

Un escritor alemán de treinta y tres años llamado Christian Fürchtegott Gellert publicó La vida de la condesa sueca de G***, una novela en la que se revela la influencia de Richardson. Unos años antes había logrado un gran éxito con un curso de poesía y elocuencia. Ahora publicaba también sus Fábulas y cuentos.

La colonia de Virginia estaba a punto de rebasar la que hasta entonces se había convertido en frontera natural de la expansión británica en Norteamérica: los montes Apalaches. Ese año fundó la ciudad de Deaper's Meadow, sobre los mismos Apalaches, y empezó a explorar el territorio situado hacia el oeste. A sus dieciséis años, George Washington fue uno de los exploradores que vivió un tiempo cazando como trampero en regiones desérticas.

Los negocios de Benjamin Franklin marchaban viento en popa, hasta el punto de que pudo dejarlos en manos de personas de confianza y se retiró a una casa a las afueras de la ciudad para dedicarse a la investigación científica. No obstante, sus conciudadanos no le permitieron retirarse por completo, pues fue elegido miembro del concejo municipal de Filadelfia.

Desde hacía dos décadas en Venezuela operaba la Compañía guipuzcoana de Caracas, que aspiraba a tener el monopolio del comercio español con la región. Entre los colonos había cierto malestar, pues se la acusaba de importar menos productos de los necesarios para encarecer los precios, así como de exportar casi exclusivamente cacao, menospreciando otras mercancías, que tenían entonces muy difícil la salida al mercado. Además, la Compañía guipuzcoana controlaba cada vez más al gobierno venezolano. La chispa saltó en 1749, cuando el teniente de justicia de Caracas, Juan Francisco de León, fue depuesto, al parecer sin motivo, y sustituido por Martín de Echevarría, afín a la Compañía. León protestó, se alzó en armas y marchó sobre Caracas, en la que entró el 20 de abril con más de ochocientos hombres. El gobernador, Luis de Castellano, pidió a los insurrectos que pusieran por escrito sus quejas para enviarlas a España. Así lo hicieron y abandonaron la capital.

Finalmente, España ratificó la paz de Aquisgrán, aceptando pagar una indemnización a la Compañía del mar del Sur por haberle negado el derecho de asiento, a la vez que lo prorrogaba por cuatro años más.

Gran Bretaña estaba preocupada por su colonia americana de Nueva Escocia: era la más cercana a los asentamientos franceses más consolidados, y su población era mayoritariamente francesa, con lo que no era de esperar que ofrecieran mucha resistencia a un eventual ataque francés. Por ello, George Montagu Dunk, el conde de Halifax, recientemente nombrado presidente de la Oficina de Comercio, sacó de la cárcel a 1.400 condenados por deudas y los envió como colonos bajo el mando de Edward Cornwallis. Éste se convirtió en junio en el gobernador de una nueva ciudad, que fue llamada Halifax, y que no tardaría en convertirse en la capital de Nueva Escocia.

Los españoles fundaron Goliad en Texas.

Viendo que las promesas del gobernador de Caracas habían quedado en nada, Juan Francisco de León volvió a marchar sobre la ciudad en agosto, esta vez con nueve mil hombres. El rey envió un pacificador, Julián de Arriaga, que en noviembre se hizo cargo del gobierno de Caracas y no tomó medida alguna contra los insurrectos, pero tampoco hizo nada contra la Compañía guipuzcoana, con lo que se mantuvo un clima de tensión.

A sus sesenta y cuatro año, Johann Sebastian Bach quedó ciego, aunque esto no le impidió terminar El arte de la fuga, compuesta por catorce fugas y cuatro cánones sobre un mismo tema.

Händel compuso su Música para los reales fuegos de artificio, para celebrar el tratado de Aquisgrán.

Rameau estrenó su tragedia lírica Zoroastro, así como la pastoral heroica Nais.

Voltaire estrenó (sin mucho éxito) su comedia Nanine. Ese año murió su amante, la marquesa de Châtelet, durante una estancia en el palacio del duque Estanislao de Lorena.

Diderot publicó su Carta sobre los ciegos para uso de los que ven, por la que fue acusado de materialismo, lo cual, junto con algunas acusaciones de impiedad que ya pesaban sobre él desde hacía unos años, lo llevaron finalmente a prisión, de donde tuvo que sacarlo su editor, Le Bréton, gracias a ciertas influencias.

El conde de Buffon publicó su Teoría de la Tierra, en la que distingue diversas etapas geológicas en el proceso de formación de la Tierra.

Réaumur publicó un tratado sobre la Cría de las aves domésticas, en el que describía un "horno para pollos" de su invención, que no era sino la primera incubadora artificial.

El duque de Lorena, Estanislao Leszczynski, publicó su Memorial acerca de la consolidación de la paz universal (obra perteneciente al género fantástico, obviamente).

Christian von Wolff completaba su exposición de la filosofía del derecho con el octavo y último tomo de su Ius naturae, así como su tratado Ius gentium.

En Filadelfia se fundó la Academia de Filadelfia, y Benjamin Franklin fue elegido presidente del consejo de administración.

Ese año murió el emperador maratta Shahuji. Fue sucedido por su hijo adoptivo Rajaram II.

La guerra de sucesión de Austria
Índice La ilustración