HISTORIA











ANTERIOR


LA SUCESIÓN DE PEDRO I EL GRANDE

SIGUIENTE

En 1724 murió el Papa Inocencio XIII, que fue sucedido por el cardenal Pierfrancesco Orsini, de ochenta y cinco años, que adoptó el nombre de Benedicto XIII. En Utrecht se fundó una Iglesia Jansenista, disidente de Roma.

En los últimos años, el zar Pedro I el Grande había logrado varios éxitos militares contra turcos y persas, que ahora fueron ratificados oficialmente por las tres potencias. Ese mismo año hizo coronar como zarina a su esposa Catalina, la cual no pudo impedir que su protegido, el mariscal Ménshikov, cayera en desgracia, acusado de malversación y apropiación indebida de tierras y siervos. Por contra, Vasili Dolgoruki, que había caído en desgracia a raíz del proceso del zarevich Alejo, fue rehabilitado.

El zar fundó la Academia de Ciencias de San Petersburgo. También recibió a un danés llamado Vitus Jonassen Bering, a quien encargó la exploración de los confines de Siberia. Los datos de que disponían los geógrafos apuntaban a que el extremo oriental de Siberia debía de estar muy próximo al extremo noroccidental de Norteamérica, si no era que América y Asia estaban unidas y formaban, pues, un mismo continente.

Daniel Bernoulli, el segundo hijo del matemático Johann Bernoulli, que tenía entonces veinticuatro años, había estudiado medicina, pero había heredado de su padre la afición por las matemáticas, y ahora publicaba su primer trabajo: Ejercicios matemáticos, que se dividía en cuatro partes independientes, donde trataba cuatro problemas, no especialmente destacables, pero que le dieron bastante fama.

A finales de año, Benjamin Franklin había reunido dinero suficiente para embarcar rumbo a Londres, donde consiguió nuevamente trabajo como impresor.

Daniel Defoe publicó las Memorias de un caballero y Lady Roxana o la cortesana afortunada. Jonathan Swift publicó las Cartas del pañero, en las que censuró la concesión de un monopolio de moneda a un tal Wood, que inundó Irlanda con una moneda que, finalmente, se consideró falsa y sin valor.

En París, el barón de Montesquieu leyó en una sociedad literaria, el "club de l'Entresol" su Diálogo de Sila y Eucrates. Rameau publicó su Segundo libro de piezas para clave.

En Nápoles cobró cierta fama un poeta romano de veintiséis años llamado Pietro Traspassi, aunque era más conocido como Pietro Metastasio. Aunque ya había compuesto pequeñas obras idílicas y mitológicas, se dio a conocer con el melodrama Diodone abbandonata, que escribió para su amante, la cantante Marianna Bulgarelli. (Un melodrama era entonces un poema destinado a ser recitado cantando, con música improvisada.)

El año anterior, los portugueses habían ocupado la colina de Montevideo, en territorio español, pero el gobernador de Buenos Aires, Bruno Mauricio de Zabala, logró desalojarlos y fundó un fuerte en el lugar. Mientras tanto, los comuneros de Paraguay derrotaron a los jesuitas en la batalla de Tebicuary. Muchos de los indígenas que estaban a cargo de los jesuitas pasaron al servicio de los comuneros. El virrey del Perú encargó a Zabala que pusiera fin a la revuelta comunera. Ya en 1725, Zabala tomó Asunción y puso en el gobierno a Martín de Barúa, que tenía el respeto de los revolucionarios. José de Antequera, el dirigente comunero, logró escapar.

El Papa Benedicto XIII confirmó la bula Unigenitus contra el jansenismo.

El 8 de febrero murió el zar Pedro I el Grande. Durante su reinado, Rusia había dado un paso de gigante para recuperarse del retraso en el que la había sumido el yugo mongol. A la sazón, como fruto de la reorganización establecida por el zar, Rusia producía más de 11000 toneladas anuales de hierro, de las cuales, más de 9000 provenían de fábricas del Estado. Contaba también con 15 fábricas de paño (5 estatales), 9 fábricas de tejidos y lienzos para velas (4 estatales) y 13 fábricas de pólvora (8 estatales). La industria debía en gran medida su prosperidad al abastecimiento de material de guerra. La nobleza rusa estaba empezando a vencer la resistencia a la cultura occidental. El zar atrajo a Rusia científicos europeos, fomentó la traducción de libros extranjeros y organizó escuelas de enseñanza primaria y secundaria. No obstante, la gran asignatura pendiente que dejaba Pedro I consistía en que las reformas políticas y sociales sólo habían afectado a los estratos altos de la sociedad, mientras que en las clases bajas no hicieron sino reforzar el régimen feudal, anclado en la Edad Media.

El testamento de Pedro I nombraba sucesora a su esposa, Catalina, que se encontró con la oposición buena parte del clero y la nobleza, así como de las clases populares, que consideraban que el trono debía pasar a Pedro, el hijo de diez años del zarevich Alejo. No obstante, con el apoyo de los nuevos nobles y los colaboradores de Pedro I, encabezados por el mariscal Ménshikov, el antiguo amante de Catalina, logró que la guardia real la proclamara emperatriz, y así se convirtió en Catalina I de Rusia. Ana, la hija mayor de Catalina, se casó ese año con el duque Carlos Federico de Holstein-Gottorp.

La muerte del zar no alteró el proyecto de Bering, que, desde San Petersburgo, viajó por tierra hasta la península de Kamchatka y allí empezó a construir un pequeño barco.

En Brasil se descubrió una nueva mina de oro en Goiás, que confirmó a la colonia portuguesa como el mayor productor de oro del mundo.

El barón de Ripperdá se enemistó con José Patiño, lo destituyó de sus cargos y lo alejó de la corte encomendándole una misión en Bruselas. También alejó a su hermano, Baltasar Patiño, hasta entonces intendente general de Aragón, que fue enviado de embajador a Venecia. Luego el barón negoció secretamente con el conde von Starhemberg los acuerdos de Viena, el primero de los cuales se firmó el 30 de abril, en virtud del cual el emperador Carlos VI reconocía a Felipe V como rey de España, daba por concluida la cuestión sobre los fueros catalanes, y se comprometía a mediar con Gran Bretaña para la devolución a España de Gibraltar. Por su parte, Felipe V reconocía la pérdida de Flandes y de las posesiones italianas y aceptaba la pragmática sanción que proclamaba como heredera de Carlos VI a su hija María Teresa. Al día siguiente se firmó un segundo acuerdo, de carácter comercial.

El 29 de junio murió el marqués de Villena, el presidente y fundador de la Real Academia Española. Fue sustituido en su cargo por su hijo Mercurio Antonio López Pacheco.

Otros fallecidos ese año fueron:

Antonio Vivaldi publicó Il cimento dell'armonia, una colección de conciertos que incluye sus cuatro piezas más famosas: las Cuatro estaciones.  

En julio, un panadero parisino decidió subir cuatro céntimos el precio del pan, y la reacción de los consumidores fue una revuelta popular en la que la muchedumbre enfurecida saqueó las casas de los panaderos y lanzó al agua sus pastas y harinas. Unos cuantos disparos de la guardia bastaron para dispersar al pueblo, y luego, algunos manifestantes y cabecillas fueron colgados en público para ejemplo de todos.

En realidad, el aumento de los precios era una consecuencia de la prosperidad económica que estaba empezando a notarse en Francia. La población de Francia era de unos veinticuatro millones de habitantes, cifra que no se alcanzaba desde los tiempos de Felipe el Hermoso, a comienzos del siglo XIV. La administración central era cada vez más eficiente a la hora de importar trigo en los años de malas cosechas y de enviar medicinas y aislar poblaciones en caso de epidemias.

A pesar de su carácter secreto, los acuerdos de Viena llegaron a conocimiento del rey Luis XV de Francia, cuya respuesta fue la devolución inmediata a España de su prometida, María Ana Victoria de Borbón, que a su vez fue contestada con la devolución a Francia de Luisa Isabel de Orleans, la viuda del rey Luis I. El 5 de septiembre, Luis XV se casaba con María Leszczynska, hija del derrocado rey Estanislao I de Polonia.

Entre los invitados a la boda se encontraba Voltaire. Tras la muerte de su padre había heredado una pequeña fortuna que había hecho crecer hábilmente mediante negocios diversos, y con ella había crecido tanto o más su popularidad. Como parte de las celebraciones del matrimonio real se representaron tres de sus obras de teatro.

Montesquieu regresó a Burdeos, donde vendió su cargo de presidente del Parlamento.

El 5 de noviembre se firmó un último acuerdo de Viena, por el que se proyectaba el matrimonio de Carlos y Felipe, los dos hijos que Felipe V había tenido con Isabel de Farnesio, con dos de las hijas del emperador Carlos VI. Además, éste admitía la posibilidad de que Carlos heredara el ducado de Parma (a la muerte del duque Francesco Farnesio, tío de Isabel de Farnesio) y pudiera eventualmente convertirse en gran duque de Toscana.

Rafael Casanova, el que había dirigido la última resistencia catalana a las tropas borbónicas, había regresado a Barcelona seis años atrás, y ahora obtenía la restitución de sus bienes.

El hijo mayor de Johann Bernoulli tenía treinta años y también destacaba como matemático. Se llamaba Nicolaus Bernoulli (al que no hay que confundir con su primo tocayo). Ese año, él y su hermano Daniel aceptaron sendas cátedras de matemáticas en la Academia de San Petersburgo.

En 1726, la zarina Catalina I de Rusia creó un consejo privado supremo cuyas atribuciones restringían las del Senado. Su posición se veía favorecida por el hecho de que la nobleza estaba dividida en numerosas facciones rivales. Para afianzarla aún más, la zarina designó como heredero a Pedro, el hijo del zarevich Alejo. Como miembro del consejo figuraba, naturalmente, el mariscal Ménshikov.

Tras los éxitos de los tratados de Viena, el barón de Ripperdá fue ascendido a duque, y fue nombrado ministro universal. De hecho, el duque se las arregló para hacer creer al rey que su mediación era indispensable para que los acuerdos se mantuvieran. Sin embargo, en las negociaciones, el duque había prometido al emperador unos subsidios que España no podía pagar, y en España pronto se comprendió que el emperador no estaba dispuesto a casar a sus hijas con los hijos del rey Felipe V así que, en mayo, Ripperdá fue desposeído de sus cargos. Temiendo por su seguridad, terminó refugiándose en la embajada británica, de donde fue sacado por la fuerza para ser encerrado en el alcázar de Segovia. José y Baltasar Patiño fueron rehabilitados. El primero fue nombrado secretario de marina e Indias, y después secretario de Hacienda, con lo que terminó al frente del gobierno.

La Real Academia Española publicó el primer volumen del Diccionario de la lengua castellana, también conocido como Diccionario de autoridades, porque el significado de cada palabra se justificaba e ilustraba con ejemplos de su uso por escritores reputados.

José de Antequera fue apresado y enviado a Lima, para ser juzgado. Mientras tanto, a Montevideo llegó el primer grupo de colonos, procedentes de Buenos Aires y de las islas Canarias.

El Papa Benedicto XIII canonizó al místico español San Juan de la Cruz.

A principios de año Voltaire había tenido un altercado con un noble francés, el caballero De Rohan, que hizo que sus lacayos le dieran una paliza. Parece ser que Voltaire quiso batirse en duelo con De Rohan para resarcirse, pero éste logró que fuera encerrado en la Bastilla (por segunda vez). Temiendo que, tras su liberación, se viera obligado a batirse con él, De Rohan logró que le fuera conmutada la pena de presidio por el destierro a Gran Bretaña. Voltaire aceptó y, tras cinco meses de encierro, marchó a Londres, donde fue acogido calurosamente.

Alexander Pope terminó su traducción en verso de la Odisea, y era aclamado como el mejor poeta inglés de la época. Daniel Defoe publicó su Historia política del diablo, pero el mayor éxito del momento fue la novela de Jonathan Swift titulada Los viajes de Gulliver, una réplica a Robinson Crusoe que, bajo la apariencia de una ingenua narración de aventuras fantásticas, esconde una agria crítica hacia los seres humanos de todas las clases y condiciones (nobles, villanos, sabios, etc.)

Ese año murieron:

El rey Luis XV de Francia nombró ministro de Estado al obispo de Fleury, que en agosto fue creado cardenal. Entre sus principales logros estuvo la estabilización de la moneda, que fue un factor decisivo en el crecimiento económico del país.

En octubre, Benjamin Franklin estaba de regreso en Filadelfia, tras dos años de estancia en Gran Bretaña, donde había tenido ocasión de ocasión de completar su formación autodidacta con numerosas obras. Entre las lecturas que más le influyeron se encontraban el Ensayo sobre el entendimiento humano, de Locke y El espectador, de Addison.

En noviembre, Euler aceptó la cátedra en San Petersburgo que se le había ofrecido, aunque expresó su deseo de posponer su viaje a Rusia hasta la primavera del año siguiente, porque tenía que dar clase sobre las aplicaciones de la matemática a la fisiología, y necesitaba un tiempo para documentarse.

Entre la colonia española de Florida y la colonia británica de Carolina del Sur había una tierra de nadie de extensión considerable, que los españoles consideraban suya, en el sentido de que no tolerarían una incursión británica. No obstante, en 1727 se produjo tal incursión, que llegó cerca de San Agustín y estuvo a punto de provocar una guerra. El incidente no fue a más, pero los británicos constataron que España no estaba en condiciones de defender el territorio entre Charleston y San Agustín.

José Patiño inició un ataque a Gibraltar, pero no recibió el apoyo de Austria que cabía esperar según los acuerdos de Viena. Se confirmaba así que la negociación del duque de Ripperdá había sido un fraude.

El 31 de marzo murió sir Isaac Newton a los ochenta y cuatro años de edad. Hacía tiempo que había abandonado la investigación científica, pero sus contribuciones lo sitúan en un lugar singular de la cultura humana, pues con él puede decirse que la física moderna alcanzó su madurez. El último honor que se le rindió fue enterrarlo en la abadía de Westminster, donde se entierra a los soberanos británicos.

Leonhard Euler publicó un segundo artículo y participó en un concurso de la Academia de ciencias de París sobre la mejor forma de disponer los mástiles en un barco. Ganó el segundo premio, lo cual no estaba nada mal para alguien de su edad. Por esta época introdujo una notación que perduraría hasta hoy en la tradición matemática: llamó número e a la base de los logaritmos neperianos. También trató de conseguir una plaza en la universidad de Basilea, pero, al no serle concedida, se dispuso a partir hacia San Petersburgo. Salió de Basilea el 5 de abril y llegó a la capital rusa el 17 de mayo. Allí se encontró con que Daniel Bernoulli había logrado que se le cambiara el puesto de fisiología que se le había ofrecido por otro en el departamento de matemáticas y física, aunque también tuvo que ocupar un puesto de lugarteniente médico en la armada rusa. Poco después de su llegada murió la zarina Catalina I de Rusia. Fue sucedida por el zar Pedro II, el nieto de Pedro I el Grande, que tenía entonces doce años.

El 12 de junio murió el rey Jorge I de Gran Bretaña y príncipe elector de Hannover, que fue sucedido por su hijo Jorge II. Estaba algo más familiarizado que su padre con la cultura británica, pero, aun así, se interesaba más por la política alemana y, consciente de sus limitaciones como político, dejó gobernar al Parlamento. Al frente del gobierno se mantuvo Robert Walpole. Federico Luis, el primogénito del nuevo monarca, a sus veinte años, pasó a ser el nuevo príncipe de Gales.

En su estancia en Londres, Voltaire estaba aprendiendo inglés, idioma que por aquel entonces se hablaba muy poco, fuera de Inglaterra y sus colonias. Tuvo ocasión de asistir a la representación de varias tragedias de Shakespeare, que le causaron una impresión bastante negativa. Lo que sí que admiró fue el "feliz matrimonio entre la realeza y la libertad" que existía en Gran Bretaña. Había sido presentado al rey Jorge I, y asistió tanto a sus funerales como a los de Isaac Newton.

También murió ese año el duque de Parma, Francesco Farnesio, que fue sucedido por su hermano Antonio.

En Marruecos murió el sultán Mulay Ismaíl, a los ochenta y un años, tras cincuenta y cinco años al frente del país. Fue sucedido por Mulay Abd Allah, que, a lo largo de su reinado, tuvo que hacer frente a muchos pretendientes al trono.

Montesquieu fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Antonio Vivaldi publicó una nueva colección de conciertos titulada La cetra, y estrenó la ópera Orlando.

Daniel Defoe publicaba obras de temas variados, como Sistema de magia o El perfecto comerciante inglés.

Benjamin Franklin fundó su propia imprenta en Filadelfia. Además creó un club de debate llamado el Junto.

Sin el apoyo de Catalina I, el mariscal Ménshikov no tardó en caer en desgracia. Esto sucedió en septiembre, cuando Vasili Dolgoruki logró ganarse la confianza del zar Pedro II, apoyándose en la amistad que le había unido a su padre, el zarevich Alejo, así como en la facción de la nobleza opuesta a las reformas emprendidas por Pedro I el Grande. En 1728 fue nombrado mariscal de campo y entró a formar parte del consejo privado supremo. El mariscal Ménshikov fue privado de sus títulos y de su fortuna, y fue deportado a Siberia. El zar trasladó la corte a Moscú.

Ese año murió Ana, la hija mayor de Catalina I (presunta hija del zar Pedro I el Grande). Murió con veinte años, como consecuencia del alumbramiento de su hijo Carlos Pedro Ulrico.

Ajeno a los cambios que se estaban produciendo en Rusia, el explorador Vitus Jonassen Bering descubrió el estrecho que hoy se conoce como estrecho de Bering, que separa Siberia de Norteamérica. Lo cruzó envuelto en la nieble, sin divisar las orillas, pero el hecho fue que lo cruzó, con lo que demostró que ambos continentes no están unidos.

En marzo, España se vio obligada a levantar el asedio a Gibraltar, así como aceptar el compromiso de discutir sus reivindicaciones sobre dicha plaza en un congreso en Soissons. Allí se reunieron representantes de España, Francia, Gran Bretaña y Austria. En junio se firmó un acuerdo en virtud del cual Walpole (el jefe del gobierno Británico) aceptaba la paz con España, aunque sin pronunciarse sobre Gibraltar. El cardenal Fleury aprovechó las desavenencias entre españoles y austríacos para iniciar una política de acercamiento a España.

Fernando, el príncipe de Asturias, se casó con Bárbara de Braganza, hija del rey Juan V de Portugal. Entre la comitiva que la acompañó a Madrid estaba el compositor Domenico Scarlatti, que se instaló en la capital española.

En agosto, el duque de Ripperdá logró escapar de cárcel, se fugó a Portugal y de allí pasó a Gran Bretaña, donde fue bien recibido.

Un publicista inglés llamado Ephraim Chambers publicó una obra en dos volúmenes titulada Cyclopaedia o Diccionario universal de las artes y las ciencias. Su primer título proviene de Plutarco, y significa Enseñanza del círculo (del conocimiento), es decir, Enseñanza de todo el conocimiento.

George Berkeley se casó con Ann Foster, perteneciente a una distinguida familia londinense. Poco después marchó a Rhode Island donde quedó a la espera de una subvención que le había prometido el gobierno británico para financiar un proyecto de evangelización de los indígenas de las islas Bermudas.

Händel dejó la Real academia de música, para la que había escrito unas quince óperas, y se dedicó al teatro, intentando sin mucho éxito popularizar la ópera italiana.

En París murió el conde de Tallart. Marivaux inició la publicación de un nuevo periódico, titulado L'indigent philosophe. Rameau publicó sus Nuevas suites de piezas para clave. También es de este año su cantata El pastor fiel. En octubre, Voltaire hizo su entrada triunfal en los salones de París. Su poema Henriade tuvo un éxito espectacular.

En Nápoles, Metastasio triunfó con el melodrama Catone in Utica.

Christian von Wolff inició un ambicioso proyecto de sistematizar la filosofía de su maestro, Leibniz, con la publicación de su Philosophia rationalis siue logica.

Un fraile benedictino español llamado Benito Jerónimo Feijoo publicó el primer tomo de su Teatro crítico universal, que, en contra de lo que su título pueda sugerir, no es una obra de teatro o sobre el teatro, sino una colección de ensayos sobre temas variados, como aclara su subtítulo: Discursos varios sobre todo género de materias para desengaño de errores comunes. Feijoo aborda con erudición cuestiones de física, matemáticas, ciencias naturales, medicina, geografía, astronomía, filosofía, derecho y literatura.

El año anterior había fallecido un diácono jansenista conocido como François de París. Su sepulcro se encontraba en el cementerio parisino de Saint-Médard, y paulatinamente se había extendido el rumor de que los enfermos que se echaban sobre su tumba recuperaban la salud. A principios de 1729, en el sepulcro se daban cita numerosos devotos, muchos de los cuales eran presas de convulsiones místicas, por lo que se les llamó convulsionarios. Algunos decían que eran capaces de predecir el futuro.

En la isla de Córcega estalló una revuelta contra el gobierno de Génova.

Jonnathan Swift publicó su Modesta proposición para evitar que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o para el país, en la que se lamenta de que el mundo se desacralice antes de que se hayan sacralizado los valores humanos (bondad, justicia, etc.)

Ese año murió el escritor irlandés Richard Steele, al que se considera uno de los padres del periodismo moderno.

También murió el duque Leopoldo de Lorena, que fue sucedido por su hijo Francisco III.

Johann Sebastian Bach estrenó la Pasión según san Mateo.

Metastasio estrenó sus melodramas Semiramide riconosciuta y Alessandro nelle Indie.

El 8 de agosto se fundó la ciudad de Baltimore, en Maryland.

Benjamin Franklin compró The Pennsylvania gazette, un periódico que tenía pérdidas, pero que bajo su dirección volvió a ser rentable.

La Real Academia Española publicó el sexto y último volumen del Diccionario de Autoridades.

En vista del fracaso de las relaciones diplomáticas con Austria, el 9 de noviembre España firmó con Francia y Gran Bretaña el tratado de Sevilla, en el que reconocía nuevamente la cesión a Gran Bretaña de Gibraltar y Menorca, mientras que ambas potencias (así como las Provincias Unidas, que se adhirieron al tratado el 21 de noviembre) reconocían los derechos sobre el ducado de Parma de Carlos, el hijo mayor del rey Felipe V de España e Isabel de Farnesio.

El mariscal Ménshikov murió exiliado en Siberia.

Los mamelucos de Bagdad, que gobernaban Iraq con relativa independencia del Imperio otomano, resistieron los ataques de Nadir Kuli. En 1730, éste derrocó al sha afgano Asraf y entregó el trono al safawi Tahmasp II. Los éxitos de Nadir Kuli provocaron una rebelión de los jenízaros, que acabaron con el derrocamiento del sultán otomano Ahmed III, que fue sucedido por Mahmud I.

Después de haber reorganizado profundamente los estados de la casa de Saboya, el rey Víctor Amadeo I de Cerdeña abdicó en su hijo Carlos Manuel I.

Ese año murieron:

El rey Federico Guillermo I de Prusia era conocido como el Rey Sargento, porque gobernaba su reino como si fuera un cuartel. Gracias a un asfixiante sistema de impuestos y de multas, combinado con una política de austeridad extrema, había logrado acaparar un inmenso tesoro con el que financiaba —eso sí, minimizando gastos— un poderoso ejército. Su ocupación predilecta era pasar revista a sus regimientos, y su mayor frustración era su primogénito Federico, que tenía ya dieciocho años y no había forma de convertirlo en un hombre hecho y derecho. A fe que su padre lo intentaba: cuando lo pillaba leyendo un libro, le tiraba el libro al fuego, si lo sorprendía tocando la flauta, le rompía la flauta, incluso le daba azotainas en público si lo sorprendía recitando poesía, o en cualquier otra actitud impropia de un príncipe bien educado. Pero, lejos de agradecer los desvelos didácticos de su padre, el joven planeó celebrar su mayoría de edad huyendo del país. Sin embargo, el padre descubrió "el complot" y, preso de cólera, encarceló a su hijo y a sus cómplices. Creyendo que una de las hermanas del príncipe estaba al tanto del asunto, poco faltó para que la arrojara por una ventana (de una planta baja), pero la desdichada no acabó de caer gracias a la intervención de su madre. Un día, unos soldados entraron en la celda de Federico, el cual creyó que lo iban a ejecutar, pero sus órdenes eran llevarlo a la ventana y obligarlo a presenciar la ejecución de uno de los dos amigos con los que había planeado fugarse (el otro había logrado huir a Portugal).

El filósofo alemán Christian von Wolff publicó su Ontologia.

Pietro Metastasio estrenó su melodrama Artaserse. Ese año fue nombrado poeta imperial y se trasladó a Viena.

El físico francés Réaumur construyó un termómetro de alcohol graduado con la escala que lleva su nombre.

Marivaux estrenó su comedia más famosa: El juego del amor y del azar. Voltaire estrenó su Bruto, una exaltación de la libertad que también tuvo un gran éxito.

El cardenal Fleury nombró controlador general de finanzas a Philibert Orry, el conde de Vignory, hijo de Jean Orry.

El rey Felipe V de España nombró secretario de guerra a José Patiño.

El duque de Ripperdá fue invitado a abandonar Gran Bretaña, y marchó a las Provincias Unidas. En 1731 pasó a Marruecos.

El 28 de enero, Felipe V se consideró legitimado a liberarse del tratado de Sevilla firmado dos años atrás. Walpole decidió entonces aproximarse a Austria. El 16 de marzo, el emperador Carlos VI firmó el tratado de Viena con Gran Bretaña y las Provincias Unidas, por el que ambas reconocían la pragmática sanción (esto es, reconocía a María Teresa como heredera de la casa de Austria) a cambio de la abolición de la compañía de Ostende, compañía naviera de los Países Bajos que competía con los intereses británicos y neerlandeses.

Ese año murió el escritor británico Daniel Defoe.

Rameau publicó sus Piezas para clave con una tabla para los adornos.

Johann Sebastian Bach viajó a Dresde, donde probó el órgano contruido por uno de los más prestigiosos organeros alemanes, Gottfried Silbermann. También construía claves, y había perfeccionado notablemente el clavicembalo col piano e forte ideado por Cristofori veinticuatro años atrás. Los fabricados por Silbermann, conocidos más brevemente como pianofortes, tenían un timbre muy distinto al del clave, mucho más cálido y, por supuesto, conservaban la característica de permitir al intérprete regular el volumen de cada nota, lo que multiplicaba sus posibilidades expresivas. En Dresde, Bach tuvo la oportunidad de conocer e informar sobre el nuevo instrumento. Con el tiempo, los pianofortes pasarían a llamarse, más brevemente todavía, pianos.

Los genoveses pidieron ayuda al emperador Carlos VI para contener la revuelta de Córcega.

Parece ser que el Rey Sargento planeaba ejecutar a su hijo Federico, y tuvo que intervenir el emperador Carlos VI, que le recordó que un príncipe del Imperio sólo podía ser condenado a muerte por una Dieta. Finalmente lo liberó de su cautiverio. Como no le permitía intervenir excesivamente en los asuntos de estado, el joven se entretuvo carteándose con personalidades europeas destacadas en el campo de la cultura.

Ese año murió sin descendencia el duque Antonio de Parma, y así Isabel de Farnesio, su sobrina, logró que su hijo heredara el ducado, y se convirtió así en el duque Carlos I de Parma. Ello requirió un nuevo tratado de Viena, firmado el 22 de julio, por el que el emperador reconocía a Carlos I como duque a cambio de que España aceptara el tratado de marzo y ratificara la Cuádruple alianza (y, en particular, el tratado de Utrecht y, por consiguiente, la posesión británica de Gibraltar y Menorca).

En Suecia se fundó la Compañía sueca de las Indias Orientales. Bajo el gobierno del conde Horn, Suecia había desaparecido de la escena internacional, pero estaba experimentando una recuperación económica del caos en que la había sumido la insensata política belicista del rey Carlos XII. Precisamente ese año, Voltaire obtuvo otro éxito con su Historia de Carlos XII, en la que critica duramente la guerra.

Un médico sueco de treinta y cinco años, llamado Carl von Linneo, ideó un sistema de clasificación de las plantas. Era totalmente arbitrario, pues se basaba en las características de los estambres y los pistilos de las flores, como si el resto de la planta fuera irrelevante, pero lo que creó escuela fue su criterio de asignar a cada especie un nombre doble latino: uno genérico y otro específico. De este modo, planteó la posibilidad de agrupar las distintas especies de plantas en géneros de características similares.

El rey Víctor Amadeo I de Cerdeña trató de recuperar el trono del que había abdicado el año anterior, pero no lo consiguió.

A Asunción llegó Fernando de Mompox, que había sido compañero de celda de José de Antequera. Su llegada reavivó la revuelta comunera. Antequera, que seguía encarcelado en Lima, fue culpado de ello. Se lo condenó a muerte, si bien murió en un motín popular que se produjo cuando iba a ser ejecutado. Cuando la noticia llegó a Asunción, la revolución comunera se avivó aún más.

Nadir Kuli sustituyó al sha Tahmasp II por el hijo de éste, Abbas III, que tenía la ventaja de tener tan sólo ocho meses de edad, lo que lo hacía mucho más manejable que al padre. Por supuesto, Nadir se convirtió en el regente.

Las curaciones milagrosas de Saint-Médard resultaban cada vez más molestas, porque los convulsionarios eran jansenistas, y era de muy mal gusto que Dios sanara en Francia a miembros de una secta condenada varias veces por la Iglesia Católica. Por ello, el 27 de enero de 1732, una ordenanza real cerró el cementerio. Alguien escribió en la puerta los versos:

Por orden del rey, se prohibe a Dios
hacer milagros en este lugar.

Y Dios no osó desobedecer. Los convulsionarios se disgregaron en infinidad de sectas.

Unos años atrás, Euler había tenido conocimiento de una conjetura de Fermat, según la cual los números de la forma 2n+1 eran primos cuando el exponente n era a su vez potencia de 2. Euler la había comprobado cuando n era igual a 1, 2, 4, 8 y 16, pero ahora demostraba que el número 232 + 1 = 4 294 967 297 era divisible entre 641, por lo que no era primo y la conjetura de Fermat resultaba ser falsa.

Ese año murió el rey Víctor Amadeo I de Cerdeña (que ya había abdicado en su hijo Carlos Manuel I).

Christian von Wolff publicó su Psychologia empirica.

Marivaux estrenó El triunfo del amor, Voltaire imitó pobremente a Hamlet en su tragedia Ériphyle, pero poco después obtuvo un gran éxito con otra titulada Zaïre.

Vivaldi estrenó la ópera La fida ninfa. Un joven de veintidós años llamado Giovanni Battista Pergolesi estrenó en Nápoles su primera ópera: Salustia, y triunfó con la comedia Lo frate innamorato.

La Cuádruple Alianza
Índice La guerra de sucesión de Polonia