HISTORIA











ANTERIOR


LA CUÁDRUPLE ALIANZA

SIGUIENTE

En 1717, el príncipe Eugenio conquistó Belgrado a los turcos. Por otra parte, éstos acogieron al derrocado Francisco II Rákóczi, que, ante la posibilidad de que el emperador se uniera a la Triple Alianza contra España, consideró prudente abandonar Francia.

Un sector del clero francés apeló la bula Unigenitus que el papa Clemente XI había promulgado cuatro años atrás contra el jansenismo, exigiendo la convocatoria de un concilio general. Fueron conocidos como apelantes, y entre ellos se encontraba el teólogo Pasquier Quesnel, exiliado en los Países Bajos.

En agosto, el banquero escocés John Law fundó en Francia la Compañía de occidente, a la que el regente, el duque de Orleans, cedió el monopolio de la explotación de Luisiana, del comercio de pieles de castor de Canadá, del tabaco, así como el de las armas, las municiones y los navíos. La Compañía obtuvo también la exclusiva de los negocios con China, las Indias y Senegal (la principal fuente de esclavos africanos). Aparte de esto, se beneficiaba también de los derechos procedentes de la acuñación de moneda. Según la propaganda de Law, se trataba de una compañía

...en la que los ricos puedan prestar su dinero para invertirlo en el comercio [...] Algún día podrá dar a los accionistas más dividendos que el interés anual prestado al denario 20 [al 5%], sin que los particulares ni el estado resulten perjudicados.

En noviembre, un niño recién nacido fue encontrado ante la iglesia de St. Jean Le Rond, en París. Fue llevado a un hospicio donde de le dio el nombre de Jean Le Rond. Era el fruto de una relación ocasional entre un oficial de artillería, Louis-Camus Destouches, que a la sazón se encontraba fuera del país, y de Mme. de Tencin, una antigua monja que se había hecho un lugar en la sociedad gracias a sus "relaciones ocasionales" con las personas adecuadas.

Unos indios fueron capturados en Paraguay y llevados ante el gobernador, Reyes Balmaceda, el cual, en teoría, debería haberlos distribuido entre los encomenderos de la región, pero, en lugar de ello, los envió a las reducciones jesuíticas. Esto causó la indignación de los encomenderos, y el juez pesquisidor José de Antequera destituyó al gobernador. Sin embargo, los jesuitas lograron que el virrey del Perú lo restituyera. Se inició así un conflicto entre jesuitas y encomenderos, de entre los cuales surgió un grupo de revolucionarios, dirigidos por Antequera, que fueron conocidos como comuneros, pues sostenían que la voluntad común tenía supremacía sobre la voluntad del rey. Esta revolución comunera no fue, ni mucho menos, la primera revuelta en las colonias americanas contra el gobierno de España, pero sí fue la primera que sostuvo una doctrina política que limitaba la autoridad del rey (en defensa, según lo dicho, del "legítimo" derecho de los colonos a esclavizar a los indios).

En México, Felipe V inició un pulso contra la Iglesia al prohibir que se fundaran nuevos conventos. Su objetivo era frenar la influencia cada vez mayor del clero en la colonia.

Johann Sebastian Bach aspiraba a ocupar el puesto de maestro de capilla en la corte del duque de Weimar, pero, a causa de unas intrigas palaciegas, le fue denegado. Entonces presentó su renuncia al duque, y tuvo que permanecer cuatro semanas confinado en sus habitaciones por orden suya, hasta que fue oficialmente destituido. En diciembre fue llamado a Köthen para dirigir la orquesta del príncipe Leopoldo de Anhalt. Durante su estancia en Weimar, Bach había consolidado su fama de virtuoso del órgano, y de esta época data la mayor parte de sus composiciones para este instrumento. También fue durante este periodo cuando conoció la obra de los compositores italianos: Albinoni, Corelli, Vivaldi, etc., de los que había transcrito o adaptado varios conciertos, convirtiéndolos en piezas para órgano o clave o con orquestaciones diferentes. Mientras el duque de Weimar era luterano, el nuevo patrón de Bach era calvinista, lo cual se traducía en que en su corte interesaban menos las cantatas religiosas y las piezas para órgano y más la música de cámara, que se ejecutaba en las veladas nocturnas. El propio príncipe Leopoldo tocaba la viola da gamba.

En Londres, Händel entró al servicio del conde de Carnavon.

Unas querellas internas entre tribus mongolas hicieron que una de ellas atacara el Tíbet (aliado de la otra) y tomara Lhassa.

El zar Pedro I regresó a Rusia sin que su viaje por Europa hubiera logrado las alianzas deseadas. Envió a Vasili Dolgoruki a Nápoles, donde se encontraba a la sazón el zarevich Alexis. Siguiendo las instrucciones del zar, Vasili aseguró a Alexis que si regresaba a Rusia se le permitiría casarse con su amante y vivir como simple ciudadano, renunciando a sus derechos a la corona. Una carta del zar confirmó con un juramento las promesas de su amigo.

Alejo llegó a Moscú en enero de 1718. De allí fue llevado a San Petersburgo por la policía rusa, donde él y su amante fueron interrogados para que delataran a los conspiradores que supuestamente habían tratado de entregarle el trono. Tras las oportunas torturas, la amante confesó que la intención del zarevich era reinar abandonando la política de su padre, reducir el ejército y no construir más buques. Esto bastó para que Pedro I sentenciara a muerte a Alexis, pero el joven murió en junio, unos pocos días antes de la fecha prevista para su ejecución, probablemente como consecuencia de las torturas que había sufrido. Eudoxia, la madre de Alexis, fue encarcelada en Schlusselburg y Vasili Dolgoruki fue acusado de complicidad con Alexis y enviado al exilio.

En julio la flota española atacó la isla de Sicilia, lo que llevó a entrar en acción a la Triple alianza, a la que pronto se unió el emperador Carlos VI, convirtiéndose así en la Cuádruple alianza. Esto ocurrió después de que los austríacos derrotaran a los turcos en Belgrado el 21 de julio, con lo que el sultán Ahmed III se vio obligado a aceptar la paz de Passarowitz, por la que el Imperio otomano cedía numerosos territorios a Austria, (parte de Servia, parte de Valaquia y la región de Belgrado). Los venecianos conservaban sus posesiones en Dalmacia, Albania, Herzegovina y la isla de Cerigo, pero perdía Morea. En el tratado, los turcos se comprometieron a retener a Francisco II Rákóczi, que fue recluido en la fortaleza de Rodosto, en la ciudad de Tekirdag.

El acuerdo de constitución de la Cuádruple alianza, firmado en Londres, incluía una cláusula por la que Carlos VI se quedaría con la isla de Sicilia, mientras que el actual rey de Sicilia, es decir, el duque Víctor Amadeo II de Saboya, pasaría a ser rey de Cerdeña. Ante la perspectiva de que España se quedara con su reino, el duque tuvo que aceptar, pese a que cambiaba una isla rica y desarrollada por otra rústica y mísera. Pero de momento todo estaba sobre el papel, porque el hecho era que Cerdeña estaba en manos españolas.

El 11 de agosto la escuadra británica derrotó a la española en el cabo Passaro. Para mantener a Gran Bretaña ocupada, el cardenal Alberoni proporcionó una pequeña flota a Jacobo Eduardo Estuardo, para que pudiera desembarcar en su país y provocar una sublevación. En cuanto a Francia, organizó una conspiración de la nobleza contra el regente, el duque de Orleans.

En Gran Bretaña, Charles Spencer fue nombrado secretario del Tesoro.

El embajador neerlandés en España, Johan Willem, barón de Ripperdá, se puso al servicio del rey Felipe V. Era de familia católica, aunque se había hecho protestante para prosperar en la carrera diplomática, ahora se convirtió de nuevo al catolicismo y se puso al servicio del cardenal Alberoni.

Una disposición de Felipe V de trasladar todas las aduanas a los puertos y fronteras causó el descontento en Vizcaya, donde existían aduanas interiores. Ante el rumor de que las autoridades de Bilbao (la capital vizcaína) iban a acatar la disposición siguiendo sus propios intereses, el 4 de septiembre estalló una revuelta conocida como la machinada (del vasco matxin, aldeano), en la que los aldeanos asaltaron la capital, saquearon las casas de algunos nobles y mataron al diputado Enrique de Arana. Durante dos meses, Bilbao permaneció cercada, hasta que el noviembre llegaron una fuerza de tres mil infantes y un regimiento de caballería que restablecieron el orden.

El astrónomo Edmond Halley demostró que las estrellas no están fijas en la bóveda celeste, sino que se mueven muy lentamente, al constatar algunos cambios de posición relativa con respecto a las observaciones de Ptolomeo.

El médico Friedrich Hoffmann publicó el primer volumen de su Medicina rationalis systematica, en la que combina la medicina antigua con el uso de fármacos.

Alessandro Scarlatti estrenó la ópera Telémaco.

El año anterior, un joven abogado de veinticuatro años —que ahora cumplía veinticinco— llamado François Marie Arouet, había sido encerrado en la Bastilla a causa de unos versos mordaces que atacaban al regente, el duque de Orleans. Allí había empezado a escribir una tragedia, Edipo, que el 18 de noviembre, ya en libertad, estrenó con el pseudónimo de Voltaire, anagrama de Arouet l.j. (Arouet le jeune, es decir, Arouet hijo). La obra tuvo un éxito clamoroso. Ya hacía años que Voltaire tenía fama (bien ganada) de libertino, así como de derrochar un ingenio mordaz. A partir de este momento, se convirtió en el invitado obligado de toda fiesta de altura.

La colonia británica de Virginia envió una flota contra el pirata Barba Negra, bajo el mando del alférez Robert Maynard. Tras una dura lucha, con muchas bajas por ambas partes, Maynard mató a Barba Negra en combate personal.

La Compañía de occidente fundó la ciudad de Nueva Orleans, junto al río Mississippi, en Luisiana. Poco después cambió su nombre por el de Compañía francesa de las Indias, y el 4 de diciembre el banco de Law se convirtió en el Banco del Estado, aunque fue más conocido como Banco real. La propaganda de Law logró que, en la estrecha calle Quincampoix, miles de particulares de todas las clases sociales se disputaran sus acciones. La calle estaba cerrada por una verja de hierro que la guardia abría a las siete de la mañana y cerraba a las nueve de la noche. Todas las casas estaban ocupadas por escribas que llevaban los registros de las operaciones realizadas. En los meses siguientes, fueron emitidas más de 800.000 acciones, que llegaron a valer 40 veces su valor nominal. El duque de Noailles dimitió del consejo de regencia, por su oposición a los proyectos de Law, y también porque fue rechazado un proyecto suyo de establecer un impuesto proporcional sobre la renta.

Entre los que se enriquecieron con la compañía de Law estaba Mme. de Trencin, la madre del pequeño Jean Le Rond, del que se había desentendido completamente. No hizo lo mismo su padre que, aunque no lo admitió en su familia, cuando regresó a Francia contrató a la mujer de un cristalero, Mme. Rousseau, para que se hiciera cargo de él, y se aseguró de proporcionarle una buena educación.

Los españoles, para evitar que la (vaga) frontera de Luisiana se acercada demasiado a México, fundaron la ciudad de San Antonio en la región que llamaban Texas. Así la porción del golfo de México a la que podían acceder los franceses quedaba limitada entre San Antonio y Pensacola.

Por otra parte, Felipe V ordenó la creación del virreinato de Nueva Granada, cuya jurisdicción se extendía desde Panamá hasta Brasil. Como virrey nombró a Jorge de Villalonga. En Brasil, los portugueses descubrieron un nuevo yacimiento de oro en el Mato Grosso.

William Penn, el cuáquero fundador de Pennsylvania, murió a la edad de setenta y cuatro años. También murió el teólogo jansenista francés Pasquier Quesnel, pero la muerte más destacada fue la del rey Carlos XII de Suecia. Aunque su país, tras sus insentatas aventuras militares, estaba exánime, el monarca decidió atacar a Dinamarca invadiendo Noruega. Murió a finales de año, durante el asedio de la fortaleza de Fredrikshald. Al parecer, Carlos XII se expuso de medio cuerpo a una batería de cañones que apuntaba hacia su posición. Tenía treinta y seis años. Su juventud, junto con sus aventuras por el lejano imperio Otomano al frente de un ejército reducido, hicieron que fuera recordado como el Alejandro Sueco.

Carlos XII tenía una hermana, Ulrica Leonora, que estaba casada desde hacía tres años con un príncipe alemán, Federico de Hesse-Kassel. Éste consiguió que, ya en 1719, el parlamento sueco reconociera a su esposa como nueva reina, aunque para ello ésta tuvo que aceptar una constitución que erradicó el absolutismo de Suecia. De hecho, la nueva constitución relegaba al rey a un papel poco más que honorífico. El derrocado rey Estanislao I de Polonia tuvo que abandonar el principado de Zweibrücken, que le había concedido el rey Carlos XII. El zar Pedro I estaba negociando la paz con el rey sueco, pero el nuevo gobierno decidió proseguir la guerra.

El embajador español en París, Antonio del Giudice, príncipe de Cellamare, envió un mensajero al cardenal Alberoni con documentos sin codificar sobre la conspiración contra el duque de Orleans que, además de a los españoles, implicaba a importantes miembros de la nobleza y el clero francés. El mensajero fue interceptado cerca de Poitiers, y el 9 de enero, el regente hizo pública la que se llamó conspiración de Cellamare, y declaró la guerra a España. En realidad, tanto el gobierno francés como el británico estaban enterados desde hacía un tiempo de los manejos de Alberoni, pero mantuvieron silencio hasta el momento en que consideraron oportuno declarar la guerra a España.

Guillaume Dubois envió un ejército a España dirigido por el duque de Berwick. Éste se alió con Pere Joan Barceló, un carbonero que había alcanzado el grado de capitán en el ejército del (entonces) archiduque Carlos durante la guerra de Sucesión española. Tras la guerra, había vuelto a sus ocupaciones, pero un enfrentamiento con un oficial de Felipe V provocó su encarcelamiento. Se fugó, se escondió en las montañas y reunió una partida de guerrilleros que combatían al ejército real. Era más conocido con el sobrenombre de Carrasclet, y sus seguidores, que llegaron a ser unos ocho mil, eran los carrasclets.

El apoyo español al pretendiente inglés, Jacobo Eduardo Estuardo, también fue un fracaso. Éste tiró la toalla y se retiró a Italia, donde se casó con María Clementina Sobieska.

El rey Augusto II de Polonia se casó con María Josefa de Austria, sobrina del emperador Carlos VI, la primogénita de su hermano José I, que acababa de cumplir los veinte años.

Ese año murió el escritor y político inglés Joseph Addison.

A sus cincuenta y nueve años, Daniel Defoe publicó su primera obra de ficción, la novela Vida y extraordinarias y portentosas aventuras de Robinson Crusoe de York, navegante, que le proporcionó una gran popularidad. Estaba basada en un hecho real: quince años atrás, un marinero escocés llamado Alexander Selkirk había sido abandonado en una isla situada frente a las costas de Chile, donde vivió durante cuatro años y medio. Ya se habían publicado tres relatos sobre la aventura, pero Defoe quiso darle un valor alegórico-moral. En su versión, el náufrago Robinson Crusoe llega a una isla desierta frente a la desembocadura del Orinoco, en la que vive durante veintiocho años, sin más compañía que la del nativo Viernes, al que salva de ser devorado por unos caníbales. Los infortunios le hacen recuperar la fe que había perdido, y el ingenio con el que logra rodearse de comodidades, junto con su relación con Viernes, hacen patente la superioridad de la civilización británica a todos los niveles. Aunque no fue pensada para niños, el paso del tiempo la ha convertido en el primer clásico de la literatura infantil. Prueba del gran éxito que tuvo es que antes de final de año Defoe publicó una segunda parte, en la que Robinson regresa a su isla y luego realiza un largo viaje hasta China, Siberia y Rusia. La isla donde naufragó Selkirk tenía en su día el anodino nombre de Más a Tierra (por ser la más cercana a tierra firme del archipiélago de Juan Fernández, del que forma parte), pero hoy en día su nombre es el de Isla de Robinson Crusoe.

Domenico Scarlatti se estableció en Lisboa como maestro de capilla del rey Juan V de Portugal.

El 20 de noviembre, Suecia firmó con Hannover el tratado de Estocolmo, por el que le cedía Bremen y Verden.

El rey Felipe V había supuesto que los soldados franceses se negarían a combatir al nieto de Luis XIV, pero lo cierto era que Berwick realizaba grandes progresos en Cataluña sin ningún escrúpulo. Su aliado, el guerrillero Pere Joan Barceló, había logrado algunos éxitos espectaculares, como la toma de Reus, pero no consiguió provocar una insurrección general. El conde de Stanhope instó a Guillaume Dubois a que proclamara la restauración de los fueros catalanes, pero su petición no fue atendida.

El 5 de diciembre, Felipe V se decidió a destituir al cardenal Alberoni y expulsarlo de España. Éste marchó a Roma, donde no fue muy bien recibido. José Patiño fue encarcelado acusado de complicidad con Alberoni.

En la India, el gran Mogol Faruksir fue derrocado por Muhammad.

El 5 de enero de 1720, John Law fue nombrado en Francia controlador general de Finanzas.

El 21 de enero Suecia tuvo que firmar un segundo tratado de paz en Estocolmo, esta vez con Prusia, a la que tuvo que ceder un considerable territorio. El parlamento sueco proclamó rey al marido de la reina Ulrica Leonora, que se convirtió así en Federico I de Suecia. Éste nombró primer ministro al conde Arvid Horn. Había convencido a Ulrica Leonora para que aceptara la corona, pero luego había dimitido a causa de su autoritarismo. Ahora había alentado la elección de Federico I, y esta vez logró congeniar con el monarca.

El 26 de enero Dubois logró que el rey Felipe V de España se adhiriera a la Cuádruple Alianza, para lo cual hubo de comprometerse a devolver Sicilia y abandonar Cerdeña. Terminadas las hostilidades, Berwick abandonó a su suerte al que había sido su aliado, el guerrillero Pere Joan Barceló, que tuvo que huir a Francia, aunque pronto marchó a Viena y se puso al servicio del emperador, que lo nombró coronel del ejército imperial. José Patiño fue rehabilitado.

Los adversarios de John Law se las arreglaron para hacer cundir el pánico entre sus accionistas, y los pequeños inversores se precipitaron a las dependencias del banco para canjear su papel moneda por moneda en metálico. Varias personas murieron aplastadas por la muchedumbre. El 22 de marzo, una disposición legal prohibía negociar con el papel moneda de Law, que perdía valor de día en día.

Entre los arruinados por la quiebra de Law se encontraba un escritor de treinta y dos años llamado Pierre Carlet de Chamblain de Marivaux. Se había dado a conocer tres años atrás con tres novelas y una parodia de la Ilíada, recientemente había estrenado una obra de teatro, Aníbal, de poco éxito y la comedia Arlequín refinado por el amor, que tuvo mejor acogida.

En Mantua murió el constructor de violines Pietro Giovanni Guarnerius.

En Gran Bretaña, Edmond Halley fue nombrado astrónomo real. Aunque tenía ya sesenta y cuatro años, acometió la empresa de estudiar el movimiento general de la Luna a partir de unas observaciones que debían realizarse durante un periodo de dieciocho años.

Händel fue nombrado director de la Real academia de música.

En vista del éxito de su Robinson Crusoe, Daniel Defoe publicó una tercera parte, así como una nueva novela: Vida, aventuras y piratería del célebre capitán Singleton. Alexander Pope publicó una traducción en verso de la Ilíada que le reportó también gran popularidad.

George Berkeley se disponía a regresar a Gran Bretaña tras su estancia en Italia, pero hizo escala en Lyon, donde escribió un ensayo titulado De motu, sobre la causa y la naturaleza del movimiento, el cual presentó a un concurso organizado por la Academia de ciencias de París. No fue premiado, aunque tuvo una buena acogida.

Un escritor danés, el barón Ludvig Holberg, profesor de metafísica, latín e historia en la universidad de Copenhague, autor de unas sátiras al estilo de Juvenal, publicó el poema heroicocómico Peder Paars.

Por esta época Bach compusó diversas piezas instrumentales: tres sonatas y partitas para violín, una fuga y tres sonatas para violín y bajo continuo, seis sonatas para violín y clave, seis suites para violoncelo, y tres sonatas para viola da gamba.

China intervino en el Tíbet para expulsar a los mongoles. Restauró al dalai-lama, pero lo convirtió en un títere de dos altos comisarios que le dejaron como compañía.

El 25 de mayo, el Grand-Saint-Antoine, un navío mercante procedente de Esmirna, atracó en Marsella. Durante la travesía, cinco tripulantes habían muerto de "fiebre maligna pestilente". Los médicos recomendaron poner el barco en cuarentena, pero, claro, faltaba tan sólo un mes para la feria de Beaucaire y los comerciantes exigían los productos que habían encargado.

El 9 de junio se firmaba en Estocolmo un tercer tratado de paz, ahora con Dinamarca, por la que Suecia cedía más territorios y renunciaba a sus derechos de peaje en el Báltico.

El 20 de junio moría en Marsella María Dauplan, la primera víctima registrada de la que sería la última gran epidemia de peste en Francia. En agosto morían unas quinientas personas al día. Las calles de Marsella estaban sembradas de cadáveres, que sólo los condenados a galeras aceptaban trasladar a cambio de una reducción de condena... si sobrevivían. En la Provenza hubo más de 120.000 víctimas, aunque la acción de la administración y el ejército evitó que la enfermedad se propagara todo lo que podría haberse propagado.

El 2 de septiembre, Johannes Georg Neidhardt ocupó en Königsberg el cargo de Kapellmeister (director musical) en la corte del rey Federico Guillermo I de Prusia. Desde que su escala temperada fue rechazada en Jena, había continuado sus investigaciones sobre afinación. Partiendo de los trabajos teóricos de un organista (ya fallecido) llamado Andreas Werckmeister, había desarrollado varios temperamentos llamados desiguales, en los que las distancias entre las notas no eran exactamente las mismas, con la finalidad de proporcionar acordes más perfectos en las tonalidades usadas con más frecuencia.

El 22 de octubre, el obispo de Marsella anunció su intención de consagrar la ciudad al Sagrado Corazón, y desde ese momento la peste empezó a remitir. (Lástima no haberlo pensado antes.)

La Hacienda francesa estaba en bancarrota, y en diciembre John Law consideró que lo más prudente era huir a Bruselas. En Gran Bretaña quebró también la Compañía del mar del Sur, provocando un escándalo financiero que involucró a numerosas personalidades. La carrera política del conde de Stanhope fue arruinada por completo, y murió poco después, ya en 1721, el conde de Sunderland fue objeto de numerosas acusaciones, de las que fue absuelto con dificultad, pero aun así tuvo que dimitir de sus cargos. La crisis permitió a Robert Walpole acceder de nuevo al gobierno, ahora como primer lord de la Tesorería, aunque, de hecho, ejerció de primer ministro.

De regreso en Londres, Berkeley inició una campaña para interesar a la Corona en diversos proyectos destinados a difundir la religión entre los pobres.

Ese año murió el Papa Clemente XI, que fue sucedido por el cardenal Michelangelo Conti, de sesenta y seis años, que adoptó el nombre de Inocencio XIII.

En Francia, Guillaume Dubois fue nombrado cardenal y se convirtió en el presidente de la asamblea del clero. El duque de Saint-Simon fue enviado a España como embajador extraordinario para negociar el matrimonio entre el rey Luis XV de Francia y la infanta María Ana Victoria, hija del rey Felipe V de España, así como entre Luis, el príncipe de Asturias y Luisa Isabel de Orleans, hija del duque Felipe II de Orleans. Felipe V autorizó la creación de la universidad de Caracas, en Venezuela.

En Amsterdam se publicaron anónimamente las Cartas persas, una colección de 160 cartas en las que dos persas llamados Usbek y Rica, de visita por Europa, comunican sus impresiones a diversos amigos, desde la "ingenuidad" comprensible en unos extranjeros. Así, por ejemplo, explican que "El Papa es un mago que hace creer que tres no son más que uno, que el pan que se come no es pan..." y también relatan con perplejidad el presunto origen divino de la autoridad real. El autor era el barón de Montesquieu.

El compositor Georg Philipp Telemann estaba ganando una fama que eclipsaba incluso a la de Johann Sebastian Bach. Ese año fue nombrado director de la orquesta municipal de Hamburgo y maestro de capilla de las cinco iglesias más importantes de la ciudad.

Bach contrajo segundas nupcias con una soprano, María Magdalena. De esta época datan sus seis Conciertos de Brandeburgo, dedicados al margrave Christian Ludwig de Brandeburgo. Sobre el esquema básico del concierto italiano, Bach crea una estructura completamente original e innovadora, en la que destaca el rico colorido instrumental. Bach utiliza como solistas la trompa, el oboe, el fagot, el violín, la viola, la flauta, la trompeta, etc. en combinaciones hasta entonces inusitadas.

Alessandro Scarlatti publicó su ópera La griselda.

Un pastor luterano danés llamado Hans Egede embarcó hacia Groenlandia, donde fundó la aldea de Godthaab.

El zar Pedro I creó el Santo sínodo, que era un colegio administrativo que reunía al clero bajo la autoridad de un procurador representante del zar. Así acabó de someter la Iglesia al Estado. También estableció que el zar era quien decidía el que iba a ser su sucesor. Tras un discurso del arzobispo de Pskov, el canciller Gavrila Golovkin se refirió al zar como Pedro I el Grande, Padre de la patria, Emperador de todas las Rusias. Y con el sobrenombre de el Grande ha pasado a la Historia.

El 10 de septiembre firmó con Suecia la paz de Nystad, por la que conservaba sus conquistas en el Báltico, aunque renunciaba a Finlandia (excepto Carelia). La última década fue conocida en Finlandia como la gran furia, por el pillaje y la devastación a la que fue sometida por los ejércitos rusos. El territorio quedó prácticamente despoblado.

Pacificado el oeste, el zar se volvió hacia el este, y en 1722 tomó Derbent a los persas. Mientras tanto continuó "civilizando" a la nobleza rusa, a la que dividió en tres categorías, según que sirvieran en el ejército, en la administración o en la corte, y todo noble tenía la obligación de prestar uno de estos servicios.

Los persas no estaban en condiciones de oponerse a los rusos. Los afganos sunníes del emir Mir Mahmud obligaron a abdicar al sha Husayn I, que fue recluido en un palacio, mientras Mir Mahmud se proclamó sha.

Un navegante neerlandés llamado Jacob Roggeveen había salido de Batavia el año anterior en busca de la legendaria tierra Austral, y con lo que se encontró fue con una isla perdida en el Pacífico Sur, a 3760 km de la costa chilena, a la que llamó isla de Pascua, por la fecha en que la descubrió. Allí pudo observar unas curiosas construcciones de los indígenas, unas estatuas gigantes que representan seres humanos estilizados. Roggeveen no vio indicios de que en la isla hubiera nada valioso, así que los neerlandeses no volvieron por allí y los indígenas —que habitaban la isla desde hacía más de un milenio— pudieron continuar su vida solitaria sin que nadie les molestara durante algunas décadas más.

El príncipe elector Maximiliano II de Baviera casó a su heredero Carlos Alberto con María Amalia de Austria, la segunda hija del difunto emperador José I.

Los apelantes franceses vieron frustradas sus esperanzas cuando el nuevo Papa, Inocencio XIII, hizo que el Santo Oficio confirmase la bula Unigenitus de su predecesor.

En la Isla de los Faisanes (situada en el río Bidasoa, que marcaba la frontera entre España y Francia) se realizó solemnemente el intercambio de princesas: la infanta María Ana Victoria de Borbón pasó a Francia y Luisa Isabel de Orleans pasó a España. Poco después se celebró la boda entre Luisa Isabel y el príncipe Luis. Como esposos, debían compartir cama, pero lo hacían acompañados para evitar que consumaran el matrimonio, ya que Luis tenía quince años y su esposa trece. La boda prevista entre el rey Luis XV y María Ana Victoria no se celebró inmediatamente, porque la "novia" tenía sólo cuatro años.

El duque Felipe II de Orleans hizo desterrar al duque de Villeroi.

Nueva Orleans fue convertida en la capital de Luisiana.

Un físico francés llamado René Antoine Ferchault de Réaumur aplicó el microscopio al estudio de los metales, lo que se considera el inicio de la metalografía. Antes de ello ya había realizado importantes investigaciones en metalurgia, especialmente sobre la modificación de la fundición del hierro para producir acero, y sobre las propiedades de estos y otros metales.

Marivaux estrenó La sorpresa del amor, una ingeniosa comedia que tuvo mucho éxito. Ese año inició la edición de un periódico redactado únicamente por él: Le spectateur français, imitación de The spectator, de Addison.

La producción literaria de Daniel Defoe era cada vez más prolífica. Ese año publicó las Fortunas y adversidades de la famosa Moll Flanders, que puede considerarse como la primera gran novela social de la literatura inglesa, El coronel Jack, así como el Diario del año de la peste, una ficción en estilo periodístico sobre la peste de 1665.

Richard Steele estrenó la comedia de intriga The conscious lovers, en la que destacan sus dotes de panfletario.

El danés Ludvig Holberg estrenó una obra de teatro titulada El politicastro, Jeppe de la montaña, inspirada en la comedia italiana.

Ese año murieron:

Nicolaus Bernoulli dejó su cátedra en Padua para ocupar otra en Basilea, su ciudad natal.

Jean-Philippe Rameau publicó un Tratado de armonía. Georg Philipp Telemann aceptó la dirección de la Ópera de Hamburgo. Johann Sebastian Bach terminó su Pasión según san Juan, así como El clave bien temperado, un libro con 24 preludios y fugas en todos los tonos, mayores y menores. Bach demostraba así la eficiencia del temperamento igual (la escala temperada propuesta originalmente por Neidhardt, con las notas igualmente espaciadas). Esta afinación —que es la que se usa hoy en día— se estaba imponiendo paulatinamente entre los músicos europeos. Los primeros preludios del Clave bien temperado fueron escritos —pese a su gran dificuldad técnica— para su hijo Wilhelm Friedermann Bach, que tenía ahora doce años. En 1723, Bach fue aceptado como cantor de Santo Tomás, en Leipzig.

En febrero, el rey Luis XV de Francia fue declarado mayor de edad, con tan sólo trece años. El duque Felipe II de Orleans siguió al frente del gobierno, pero murió a los pocos meses. Fue sucedido por su hijo Luis. También murió ese año el cardenal Dubois. El duque de Villars fue nombrado ministro de Estado. El conde de Tessé fue enviado como embajador a España, en sustitución del duque de Saint-Simon, que había decidido retirarse de la política.

Marivaux estrenó la comedia La doble inconstancia.

En Florencia murió Cosme III, el gran duque de Toscana, que fue sucedido por su hijo Juan Gastón.

Christian von Wolff había cambiado la docencia de las matemáticas por la de la filosofía, y no tardó en llamar la atención de los teólogos, que, a su vez, no tardaron en lograr que fuera expulsado de la universidad de Halle.

Gracias a la mediación de una amante del rey Jorge I de Gran Bretaña, el vizconde de Bolingbroke logró recuperar el favor del rey y regresó a su país. Trato de reconstruir el partido tory, borrando toda reminiscencia de jacobinismo, suscitando los recelos de Robert Walpole, que seguía al frente del gobierno.

En Londres, la Gran logia de los masones se dotó de unas constituciones que fueron aceptadas como reglamento por todos los masones británicos. La masonería se convirtió así en una asociación jerarquizada con unos principios religiosos vagos, que se limitaban a un simple deísmo y admitían a hombres de todas las religiones. (Sólo hombres, pues el artículo tercero de las constituciones excluye expresamente a las mujeres.) Los símbolos de los antiguos constructores fueron reinterpretados atribuyéndoles significados místicos. Con el tiempo surgió una leyenda que remontaba la masonería a Hiram, el supuesto arquitecto del templo del rey Salomón.

En Massachusetts vivía un joven de diecisiete años llamado Benjamin Frankin. Su padre era un fabricante de velas que había emigrado a América hacía cuarenta y dos años. Como no era fácil mantener a sus diecisiete hijos, el joven Benjamin (que era el decimoquinto, y el menor de los varones) tuvo que dejar la escuela a los diez años para ayudar en el negocio de su padre, pero no le gustaba el trabajo y amenazaba con fugarse y hacerse marinero, así que, a los doce años, su padre lo colocó como empleado en el negocio de James Franklin, uno de sus hermanastros (Benjamin era hijo de la segunda esposa de su padre), que era impresor. En la imprenta de su hermano tuvo ocasión de leer mucho y completar su escasa formación, pero no le gustaba recibir órdenes, ni siquiera de su hermano, y terminó despidiéndose y contratándose en otra imprenta de la ciudad. Su hermanstro, encolerizado, se las arregló para que lo despidieran y Benjamin tuvo claro que en su ciudad natal no tendría ninguna oportunidad de trabajar como impresor. Por ello, en octubre, tras una breve visita a Nueva York, se instaló en Filadelfia. Llegó sin dinero, pero logró un empleo en una imprenta.

Jorge de Villalonga, el virrey de Nueva Granada, había enviado a Madrid una memoria en la que aconsejaba suprimir el virreinato, y así se decretó. En 1724 abandonó su cargo y los territorios de Nueva Granada volvieron a depender del virreinato del Perú.

Terminada la guerra de sucesión, el rey Felipe V de España había caído en un estado de depresión similar a los que había sufrido al inicio de su reinado. Había comprado una finca en La Granja de San Ildefonso (en Segovia) y se había retirado allí con su familia. La muerte del duque de Orleans lo había situado ya indiscutiblemente en el primer lugar en la línea sucesoria de su sobrino, el rey Luis XV de Francia, salvo por el hecho de que no podía ser rey de Francia y de España al mismo tiempo. Probablemente, fue esta expectativa —más que su depresión— la que le llevó el 10 de enero a abdicar en su hijo mayor, que el 9 de febrero, a punto de cumplir los diecisiete años, fue coronado como el rey Luis I de España.

Poco antes, se le había autorizado a llevar vida conyugal con su esposa, Luisa Isabel de Orleans, pero no tardó en cansarse de ella, a la que tachaba de "casquivana y coqueta". Al parecer, había sido ella la que se había cansado antes de él, porque su marido tuvo ocasión de encontrarla semidesnuda por los pasillos del palacio de La Granja. (Se la acusó de embriaguez y de "intimidad" con su camarera mayor.) Pronto se tomaron las medidas oportunas: ella fue encerrada durante treinta días, pese a sus llantos, pataleos y vómitos histéricos, y mientras, él se dedicaba a salir de noche de incógnito con sus amigos en busca de mujeres.

Unos meses después, Luis I enfermó de viruela. Su esposa estuvo a su lado en todo momento, hasta el punto de que se contagió también y, a pesar de que recibió la mejor atención médica imaginable en España (se trasladaron a sus aposentos los cuerpos incorruptos de san Isidro y san Diego, se realizaron procesiones, rogativas, etc.) el joven monarca murió el 31 de agosto.

Felipe V fue convencido —entre otros, por el conde de Tessé, el embajador francés— para aceptar de nuevo la corona, de modo que su segundo hijo, Fernando, se convirtió en el nuevo príncipe de Asturias. Isabel de Farnesio, a quien no le había hecho ninguna gracia la abdicación de su esposo, adquirió ahora una renovada influencia en la corte, canalizada esta vez a través del barón de Ripperdá, que pronto fue nombrado embajador secreto ante el Imperio.

El emperador Carlos VI, tras arduas negociaciones, consiguió que su hija María Teresa fuera reconocida como heredera de la casa de Austria, aunque era consciente de que los esposos de sus sobrinas María Josefa y María Amalia (respectivamente, Augusto II, el rey de Polonia y Carlos Alberto de Baviera, el heredero del príncipe elector, Maximiliano II) podrían impugnar la Pragmática sanción cuando lo consideraran oportuno.

En los últimos años, el barón Holberg había estrenado diversas obras teatrales en Copenhague, entre ellas, La cámara de la parturienta y Erasmus montanus, influidas por Moliére, Plauto y Terencio, si bien con gran originalidad en los personajes y en las intrigas. Holberg es considerado el padre del teatro danés.

El tratado de Utrecht
Índice La sucesión de Pedro I el Grande