HISTORIA











ANTERIOR


EL APOGEO DE LUIS XIV

SIGUIENTE

Leibniz, desde Francia, había escrito al secretario de la Royal Society para informarle de los resultados que estaba obteniendo sobre el cálculo diferencial, y éste le había informado de que Newton había encontrado métodos muy generales. En 1676, Newton escribió una carta a Leibniz en la que le enumeraba muchos de sus resultados, aunque sin pruebas. La carta tardó cierto tiempo en llegar hasta su destino, y Leibniz respondió inmediatamente, pero Newton pensó que Leibniz había necesitado seis semanas para contestarle. Supuso entonces que todos los resultados de los que le hablaba Leibniz en su respuesta los había obtenido a partir de su carta. En octubre, Leibniz dejó París para ocupar un cargo de bibliotecario en la corte del duque Juan Federico de Brunswick, en Hannover.

Anton van Leeuwenhoek, apurando al máximo el poder amplificador de sus microscopios, llegó a observar los seres que hoy llamamos bacterias.

El físico francés Edme Mariotte publicó un tratado titulado De la naturaleza del aire, en el que formula la ley de compresibilidad de los gases, ya descubierta un tiempo atrás en Inglaterra por Boyle, y que hoy se conoce como ley de Boyle-Mariotte.

Lully estrenó la ópera Acis.

Ocho años atrás, Cassini había interpretado ciertas anomalías en sus observaciones de las lunas Júpiter como debidas a la finitud de la velocidad de la luz, aunque finalmente había descartado dicha interpretación. En ese momento no se conocía el tamaño del sistema solar, pero el propio Cassini lo había calculado cuatro años atrás. Combinando ambos datos, podía calcularse la velocidad de la luz. Esto es lo que hizo un astrónomo danés de treinta y dos años llamado Olaüs Römer, que obtuvo como resultado la asombrosa cifra (en unidades modernas) de 225.000 kilómetros por segundo. Huygens, que también conjeturaba que la velocidad de la luz debía de ser finita, conoció este resultado en La Haya, adonde había regresado a causa de una enfermedad. Por esas fechas estaba estudiando un cristal de espato de Islandia, descubierto siete años atrás por un danés llamado Erasmus Bartholin, que tenía la propiedad de la birrefringencia, o doble refracción: los rayos de luz se descomponen en dos al atravesarlo. Erasmus tenía un hermano llamado Thomas Bartholin, que era profesor de anatomía en la universidad de Copenhague. Es autor de trabajos anatómicos en los que se describe por primera vez de forma completa el sistema linfático.

En noviembre, Fernando de Valenzuela fue nombrado grande de España y primer ministro. Disolvió la junta de gobierno y obtuvo una cédula real por la que todos los consejos, excepto el de Castilla, debían despachar con él. Gozó de cierta popularidad entre los madrileños, más que nada porque promocionó las corridas de toros, pero los nobles no podían soportar el vertiginoso ascenso del que hacía unos años era un don nadie, y se agruparon en torno a Juan José de Austria, que en diciembre marchó sobre Madrid al frente de un ejército. Valenzuela tuvo que huir para refugiarse en El Escorial, pero en enero de 1677 fue arrestado por orden de Juan José de Austria.

Unos meses después de la muerte de Nathaniel Bacon, el gobernador de Virginia, William Berkeley, dominaba de nuevo la situación y colgó a veintitrés hombres que habían participado en la que se conoció como la rebelión de Bacon. Esto enfureció al rey Carlos II, que declaró que Berkeley se había tomado una venganza más dura por un pequeño motín que él mismo por la ejecución de su padre. Berkeley fue llamado a Inglaterra y murió poco después de su llegada.

La colonia de Massachusetts, en Nueva Inglaterra, compró Maine a la familia Gorges, los descendientes de su fundador, Ferdinando Gorges, y de este modo, Maine dejó de ser una colonia independiente para integrarse en Massachusetts.

En febrero, Juan José de Austria aceptó del rey el cargo de primer ministro, después de que el rey aceptara desterrar de la corte a su madre, María Ana de Austria, que tuvo que trasladarse a Toledo.

El jansenista Antoine Arnauld, a sus sesenta y cinco años y después de dos décadas de retiro, reanudó la polémica contra los jesuitas.

El rey Luis XIV de Francia propuso a España unas condiciones de paz, razonables, teniendo en cuenta que Francia tenía todas las de ganar, pero Juan José de Austria exigió nada menos que la devolución del Rosellón, del Franco Condado, y de todos los territorios que Francia le había arrebatado a España tras la muerte de Felipe IV. Obviamente, la guerra continuó. El duque de Noailles derrotó al virrey de Cataluña, que ahora era Juan Domingo de Haro, conde de Monterrey, el 17 de febrero, el mariscal François Henri de Montmorency-Bouteville, el duque de Luxembourg, tomó Cambrai, y el 4 de abril derrotó en Cassel al príncipe Guillermo III de Orange.

Juan José de Austria no tardó en reconsiderar su postura, y envió a París como embajador a Pablo de Spínola, hasta entonces embajador en Viena. Por otra parte, los franceses tuvieron que evacuar Sicilia, y Juan José de Austria aprovechó para deshacerse de "la chamberga", la guardia real organizada por María Ana de Austria, enviándola a la isla.

En mayo se casó Racine, y decidió aceptar el cargo de historiógrafo de Luis XIV y abandonar el mundo de la escena. Poco antes había estrenado su última tragedia, Fedra. Lully estrenó su Te Deum.

Ese año se produjo un roce entre Luis XIV y el Papa Inocencio XI, a raíz de una disputa sobre las franquicias de la embajada francesa en Roma.

Por otra parte, los franceses arrebataron a los neerlandeses los fuertes que tenían en la desembocadura del río Senegal, en África.

En Nueva Francia vivía un explorador un tanto excéntrico llamado Robert Cavelier, señor de La Salle. Aspiraba a encontrar una ruta hacia China, y hablaba tanto de ello que su finca a orillas del río San Lorenzo era conocida popularmente como La Chine (y actualmente existe en ese lugar una ciudad llamada Lachine). Había explorado las tierras situadas al sur de los Grandes Lagos, y ahora obtuvo permiso del gobernador, el conde de Frontenac, para explorar el Mississippi. Primero lo hizo aguas arriba, y después se dispuso a hacerlo aguas abajo.

Mientras tanto, en China, el emperador Kangxi logró sofocar la rebelión del sur del país, que había estallado cuatro años atrás. Una vez el ejército le garantizó el poder absoluto, Kangxi abolió las medidas disciplinarias impuestas por su padre. Hasta entonces, los chinos estaban obligados a adoptar la indumentaria manchú y llevar coleta, no podían ocupar altos cargos y estaban prohibidos los matrimonios mixtos.

El conde de Danby, el primer ministro del rey Carlos II de Inglaterra, favorable a las Provincias Unidas, arregló el matrimonio entre el príncipe de Orange y María, sobrina de Carlos II (hija del duque Jacobo de York).


En junio, Leibniz recibió una carta que Newton le había escrito ocho meses atrás. (El restraso se debió a su traslado de París a Hannover). En ella, muy educadamente, Newton dejaba claro que estaba convencido de que Leibniz había plagiado sus resultados sobre el cálculo diferencial. Leibniz le contestó inmediatamente y en su carta le expuso algunos de los resultados que había obtenido por sí mismo, incluyendo, entre otros, la regla de la cadena para calcular la diferencial de una función compuesta. En ella se dejaba ver la conveniencia de su formalismo, aunque Newton apuntó, no sin razón, que Leibniz no resolvía ningún problema que no estuviera ya resuelto.

Ese año murió Baruch Spinoza. Dejó inacabado su Tractatus politicus, que se publicó poco después. Defiende la democracia como el mejor sistema de gobierno.

El príncipe de Montecuccoli no pudo evitar que el marqués de Créqui conquistara Friburgo el 16 de noviembre.

Aunque se había roto la alianza con Francia, el recelo de los ingleses ante la posibilidad de que los católicos se adueñaran del país a través de la monarquía no había cesado, y, por si pudiera cesar, en 1678 un tal Titus Oates simuló un "complot papista", con apoyo extranjero, cuyo fin era asesinar al rey y destruir el protestantismo. Carlos II no lo creyó, pero inmediatamente se desataron violentas persecuciones contra los católicos.

Ese año murió el poeta Andrew Marvell. John Dryden estrenó la tragedia Todo por el amor.

Un miembro del Oratorio de Francia, llamado Richard Simon, publicó una Historia crítica del Antiguo Testamento, dirigida contra los protestantes, pero que escandalizó a los católicos. En mayo fue expulsado del Oratorio.

Robert Hooke publicó la ley general sobre la elasticidad hoy conocida como ley de Hooke.

Huygens regresó a París y publicó su Traité de la lumiere, en el que plantea la teoría de que la luz es una onda (en contra de lo supuesto por Newton, que la consideraba formada por partículas diminutas). Esta teoría ondulatoria explicaba elegantemente la refracción de la luz, pero planteaba varios problemas que la hicieron menos plausible que la de Newton: si la luz era una onda, como el sonido, entonces, ¿por qué no sortea obstáculos, como lo hace el sonido?, ¿y qué es lo que vibra cuando la luz se transmite por el vacío?

El derrocado duque Carlos IV de Lorena se casó con Leonor, la hermana del emperador Leopoldo I y viuda del rey Miguel I de Polonia.

En julio, Las Provincias Unidas firmaron una alianza con Inglaterra. Los franceses seguían cosechando victorias contra España: en Flandes tomaron Gante e Yprés y, en Cataluña, el duque de Noailles tomó Puigcerdá, pero el rey Luis XIV no juzgó prudente enfrentarse a Inglaterra y ofreció la paz a los neerlandeses. El 10 de agosto firmó con ellos la paz de Nimega, por la que las Provincias Unidas recuperaron Maastrich y obtuvieron ciertos beneficios comerciales. Peor parada salió España. El 17 de septiembre, Juan José de Austria tuvo que aceptar la paz en unos términos mucho más desfavorables que los que había rechazado poco antes. Reconoció la pérdida del Franco Condado y cedió catorce plazas fronterizas de los Países Bajos. Además, se concertó el matrimonio entre el rey Carlos II de España y María Luisa de Orleans, sobrina de Luis XIV, hija del duque Felipe de Orleans. Al duque de Noailles se le asignó el gobierno del Rosellón. Las negociaciones con las restantes potencias europeas se prolongarían unos meses más. El príncipe elector Federico Guillermo de Brandeburgo estaba persiguiendo al ejército sueco, que tuvo que retroceder hasta Riga. El emperador Leopoldo I firmó el tratado de Nimega el 5 de febrero de 1679. Reconoció la pérdida de Friburgo, así como la anexión a Francia del ducado de Lorena. Leopoldo I recompensó por sus servicios al príncipe Raimondo de Montecuccoli concediéndole el ducado de Melfi.

En Inglaterra, el caso Oates provocó la caída del conde de Danby, el primer ministro del rey Carlos II, que fue encarcelado en la torre de Londres. La histeria anticatólica permitió al parlamento ingles aprobar una de las leyes que limitaban más abiertamente el poder real: la ley del habeas corpus, que protegía a los ciudadanos contra los arrestos y las detenciones arbitrarias. También se estaba planteando la posibilidad de excluir de la línea sucesoria al duque Jacobo de York, pero esto dividió al parlamento. Los partidarios de la exclusión llamaban tories a sus oponentes, que era el nombre que se daba a ciertos rebeldes católicos irlandeses dados al bandidaje. Por su parte, los legitimistas llamaban whigs a los exclusionistas, no se sabe muy bien por qué. Carlos II convenció a su hermano de que era mejor que se marchara a Escocia hasta que se calmaran los ánimos, pero fue peor el remedio que la enfermedad, pues Jacobo no tardó en sublevar al parlamento escoces, no menos receloso que el inglés frente a las presuntas conjuras papistas. El duque de Monmouht (el hijo ilegítimo de Carlos II y general en jefe del ejército real) tuvo que intervenir para sofocar una revuelta, y regresó triunfante a Londres. Pero los disturbios en Escocia no cesaron.

El rey Luis XIV de Francia decidió que el rey Cristián V de Dinamarca y el príncipe elector Federico Guillermo de Brandeburgo devolvieran a Suecia los territorios que le habían conquistado durante la guerra de Holanda. Cristián V se avino a ello por el tratado de Lund, en el que se acordó también el matrimonio entre su hermana Ulrica Leonor y el rey Carlos XI de Suecia. Federico Guillermo no estuvo muy de acuerdo con la decisión de Luis XIV, pero fue derrotado por el marqués de Créqui y comprendió entonces lo sabio que era el criterio del rey francés. El 29 de junio firmó el tratado de Saint-Germain-en-Laie.

Así terminó definitivamente la guerra de Holanda, con la victoria arrolladora de Francia. No obstante, el país había tenido que hacer un gran esfuerzo económico para sostenerla, esfuerzo hábilmente dirigido por el ministro Colbert. Para recaudar fondos había convertido la venta de tabaco en un monopolio estatal y, lo que fue mucho más controvertido, estableció el impuesto del timbre, de modo que todo documento público (un documento de compra-venta, un título universitario, un testamento, etc.) necesitaba, para tener validez legal, un sello o timbre de un valor proporcional a su importancia.

El 24 de julio, el rey Carlos II de Inglaterra otorgó una carta a New Hampshire por la que se la reconocía como una colonia independiente de las otras colonias de Nueva Inglaterra, especialmente de Massachusetts, que, tras haber absorbido a Maine, aspiraba a unificar Nueva Inglaterra.

Fernando de Valenzuela, el que fuera favorito de María Ana de Austria, la madre del rey Carlos II de España, encarcelado desde que Juan José de Austria ocupó Madrid, después de que sus bienes fueran confiscados, fue condenado a muerte, pero fue reclamado por la jurisdicción eclesiástica y terminó siendo desterrado por diez años a las islas Filipinas. Juan José de Austria había sido la gran esperanza de muchos sectores de la sociedad española, pero a estas alturas ya había defraudado a todos. Nadie supo apreciar las profundas reformas que había introducido en la corte, como la sustitución de la golilla por la corbata en la moda palaciega. Cuando cayó gravemente enfermo, nadie se preocupó de él, ni siquiera su hermanastro, el rey. Murió unos meses después, en septiembre, en medio de la indiferencia general. Pocos días antes se había celebrado por poderes la boda convenida entre Carlos II y María Luisa de Orleans. Poco después fue recibida por su esposo en Quintanapalla, donde se ratificó el matrimonio.

También se celebró el matrimonio entre el Delfín Luis, que acababa de cumplir los dieciocho años, y María Ana Cristina de Baviera, hija del príncipe elector Fernando de Baviera, el cual murió poco después y fue sucedido por su hijo Maximiliano II.

María Ana de Austria regresó a Madrid de su exilio en Toledo tan pronto tuvo noticia de la muerte de Juan José de Austria y trató de hacerse una vez más con el gobierno del país, pero al final, el nuevo valido fue Juan Francisco Tomás de la Cerda Enríquez, el duque de Medinaceli. Pese a todo, la reina madre recuperó gran parte de la influencia que antaño había tenido sobre su hijo.

El rey Luis XIV de Francia había quedado impresionado del poderío militar que había exhibido en la guerra de Holanda el príncipe elector Federico Guillermo de Brandeburgo, y quiso mejorar el estado de sus relaciones con él. Por ello, el 25 de octubre firmó un nuevo tratado de Saint-Germain-en-Laie, por el que le concedía un subsidio anual durante seis años y, a cambio, Federico Guillermo se comprometía a votar por el rey francés en la próxima elección imperial. Luis XIV también se atrajo al príncipe elector Juan Jorge II de Sajonia, que había combatido junto al emperador Leopoldo I en la guerra de Holanda.

El monasterio jansenista de Port Royal se había convertido en un refugio para los adversarios del rey y éste, una vez en paz con el resto de Europa, decició ocuparse del asunto. Las internas y las novicias fueron expulsadas de la abadía. Antoine Arnauld tuvo que huir a los Países Bajos españoles.

Lully estrenó Belerofonte, uno de sus mayores éxitos.

En Roma estrenó su primera ópera, por encargo de la reina Cristina de Suecia, un joven de diecinueve años llamado Alessandro Scarlatti. La obra se titulaba Gli equivoci nel sembiante.

Ese año murió la madre de Newton. El año anterior, Newton había sufrido una crisis nerviosa, y cada vez evitaba en mayor grado el contacto con la gente. No obstante, mantuvo correspondencia con Hooke, que le había escrito afirmando que la fuerza de atracción entre el Sol y un planeta debía ser en cada instante inversamente proporcional al cuadrado de la distancia entre ambos, aunque, al parecer, no era capaz de demostrarlo. Newton ya había considerado esta posibilidad, pero finalmente había llegado a la conclusión de que era errónea, pues tal tipo de atracción debería provocar que los planetas cayeran en espiral hasta el Sol. Por llevar la contraria a Hooke, volvió a hacer los cálculos, pero entonces se dio cuenta de que Hooke tenía razón y él mismo estaba equivocado: admitiendo que la órbita de un planeta era una elipse, demostró que la fuerza de atracción entre ellos debía ser inversamente proporcional al cuadrado de la distancia. Más aún, probó que esta ley de atracción implica la segunda ley de Kepler. Ni que decir tiene que, dado que sus pruebas daban la razón a Hooke, se abstuvo de comunicárselas.

Un joven astrónomo inglés de veintitrés años llamado Edmund Halley publicó el Catalogus stellarum australium, el primer catálogo de estrellas del hemisferio austral, confeccionado a lo largo de los dos últimos años desde la isla de Santa Elena.

Cassini presentó a la Académie des Sciences un gran mapa de la Luna que no fue mejorado hasta que empezó a aplicarse la fotografía a la astronomía.

Edme Mariotte publicó su Ensayo del calor y del frío, en el que observó el atípico aumento de volumen del agua al congelarse.

Desde el año anterior, Leibniz había estado trabajando en un proyecto para drenar agua de las minas accionando bombas por la fuerza del agua y del viento, pero todos sus ensayos fracasaron. Leibniz estaba convencido de que el problema era el sabotaje de los trabajadores, que temían perder sus trabajos reemplazados por las máquinas.

Tres años atrás, un joven suizo que ahora tenía veinticinco años había regresado a su ciudad natal, Basilea, después de haberse graduado en filosofía y teología por la univesidad de Ginebra, a instancias de su padre. Se llamaba Jacob Bernoulli, y su auténtico interés era la ciencia. Desde su regreso había trabajado como tutor, pero ahora decidió viajar a Francia para estudiar con los discípulos de Descartes.

El 4 de diciembre murió Thomas Hobbes a los noventa y un años de edad. Poco antes había escrito esto de sí mismo:

En matemáticas, corrigió algunos principios de la geometría, resolvió algunos de los problemas más difíciles, que habían sido investigados en vano por el diligente escrutinio de los más grandes geómetras desde los mismos inicios de la geometría, a saber, los siguientes:

  1. Mostrar una línea de la misma longitud que el arco de una circunferencia, y un cuadrado igual al área de un círculo, y esto por varios métodos.
  2. Dividir un ángulo en cualquier proporción dada.
  3. Encontrar la proporción entre un cubo y una esfera.
  4. Encontrar cualquier número de medias proporcionales entre dos segmentos dados.
  5. Construir un polígono regular con cualquier número de lados.
  6. Encontrar el centro de gravedad del cuadrante de un círculo.
  7. Encontrar los centros de gravedad de todos los tipos de parábolas.

Fue el primero en construir y demostrar estas y muchas otras cosas más, que paso por alto porque aparecerán en sus escritos.

Para formarse una idea de su talento sólo hay que añadir dos observaciones a sus propias palabras: 1) todas sus soluciones eran incorrectas, y 2) leerlas es una pérdida de tiempo incluso a la hora de refutarlas, porque, en los términos en los que Hobbes pretendía haber resuelto estos problemas, puede probarse que no existe solución.

En 1680, una insurrección de los indios pueblo obligó a los españoles a evacuar la mayor parte de Nuevo México, incluida su capital, Santa Fe.

Manuel Lobo, el gobernador de Río de Janeiro, fundó la ciudad de Sacramento al sur de Brasil, muy cerca de la gobernación española del Río de la Plata. Esta región era una de las más pobres del Imperio Español en América: no tenía minas importantes y había poca mano de obra indígena, además con poca tradición agrícola. Por otra parte, la audiencia de Lima trataba de monopolizar el comercio, por lo que las actividades comerciales del Río de la Plata eran mayoritariamente ilegales, y Sacramento no tardó en convertirse en el centro canalizador del contrabando portugués e inglés en la región.

De acuerdo con lo dispuesto el año anterior, el rey Carlos XI de Suecia se casó con Ulrica Leonor, la hermana del rey Cristián V de Dinamarca.

En Francia, Lully estrenó su ópera Proserpina.

En Roma triunfaba un compositor de veintisiete años llamado Arcangelo Corelli, que fue recibido por la reina Cristina de Suecia. Cinco años atrás había sido adoptado por el cardenal Pietro Ottoboni, sobrino del Papa Alejandro VIII, uno de los más destacados mecenas romanos de la época.

Alessandro Scarlatti estrenaba su ópera L'onestà negli amori.

En Inglaterra se hizo patente el engaño del caso Oates. Muchas víctimas de las calumnias fueron absueltas y un último intento de aprobar la ley de exclusión (del duque Jacobo de York como sucesor de su hermano Carlos II) acabó en fracaso.

Robert Boyle rechazó el cargo de presidente de la Royal Society alegando que sus creencias religiosas no le permitían pronunciar los juramentos exigidos. (Boyle creía en un universo gobernado por leyes mecánicas, en el que no tienen cabida injerencias divinas.)

Ese año murieron:

Por esa época, William Penn estaba interesado en fundar su propia colonia cuáquera en América, y pidió permiso al rey Carlos II de Inglaterra para instalarse en la región situada al oeste del río Delaware, el cual constituía la frontera occidental de Jersey Occidental. Al conocer la muerte de Cartaret, Penn se planteó como alternativa comprar Jersey Oriental a sus herederos, y entró en negociaciones el 1 de febrero de 1681, pero se encontró con que Nueva York estaba interesada en absorber Jersey Oriental, y no quería empezar su aventura colonial en pugna con otras colonias. Al contrario, lo que Penn buscaba era un lugar donde los cuáqueros pudieran vivir en paz. Por ello, volvió a abordar a Carlos II sobre su plan inicial.

La región al oeste del río Delaware estaba todavía deshabitada porque era muy boscosa. Por eso Penn propuso darle el nombre de Sylvania (región selvática). Sin embargo, el rey encontró en esto la ocasión para reírse un poco a costa del cuáquero y le dio el permiso solicitado, pero cambiando el nombre del territorio por el de Pennsylvania. Esto violentaba el extremo sentido de la humildad propio de los cuáqueros. Penn le dijo al rey que no quería parecer tan arrogante como para darle su propio nombre a la colonia, pero Carlos II le explicó que había decidido darle ese nombre como reconocimiento hacia su padre, y así Penn ya no pudo negarse. El 4 de marzo obtuvo los derechos sobre Pennsylvania. Para tener acceso al mar, Penn compró al duque Jacobo de York el territorio situado al sur de la bahía Delaware, al sur de Jersey Oriental (lo que había sido Nueva Suecia), que pasó a formar parte también de Pennsylvania. Ese mismo año partió hacia allí un primer grupo de colonos cuáqueros (aunque Penn permaneció un tiempo más en Inglaterra) quienes construyeron la ciudad de Filadelfia, a orillas del río Delaware. Fue el propio Penn quien escogió este nombre, en parte porque en griego significa "amor fraterno", en parte porque el nombre aparece en el Apocalipsis, donde la iglesia de Filadelfia es elogiada frente a otras iglesias corruptas.

El fraude del caso Oates permitió al rey Carlos II de Inglaterra disolver el parlamento. En Escocia, Jacobo de York acusó de traición al conde de Argyll, que tuvo que huir a las Provincias Unidas.

John Dryden estrenó la tragicomedia El fraile español.

China se anexionó la isla que los portugueses habían llamado Formosa, aunque para los chinos era Taiwan. La isla había pasado los últimos años laxamente gobernada por piratas, y ahora empezó a sentir los rigores de una ocupación militar.

Jacob Bernoulli viajó a los Países Bajos y poco después marchó a Inglaterra para proseguir sus estudios. Allí conoció a Boyle y Hooke entre otros. Por esta época, su interés principal era la astronomía, y elaboró una teoría (falsa) sobre los cometas.

Mariotte publicó su Ensayo sobre la naturaleza de los colores.

Lully estrenó El triunfo del amor, la primera ópera en la que incluyó ballets.

El año anterior, el ministro Colbert encargó al parlamento de Besançon (la capital del Franco Condado desde su anexión a Francia), al consejo soberano de Brisach (en Alsacia) y al parlamento de Metz (la capital de Lorena) que constituyeran tres cámaras de reunión (de reunión de territorios) destinadas a redactar un informe sobre los territorios que históricamente habían mantenido relaciones de vasallaje con estos tres territorios recientemente anexionados a Francia. A partir de estos informes, Luis XIV se consideró legitimado para reunir los territorios vasallos invadiendo —de momento— Luxemburgo y Estrasburgo, que pertenecían a los Países Bajos españoles. Por otro lado, inició la primera de una serie de campañas contra los piratas berberiscos de Argel.

España no reaccionó ante la invasión francesa. Por otra parte, el sultán Ismaíl de Marruecos arrebató a España la Mamora, en el norte de África, pero fracasó en el intento de tomar Ceuta. Otra cosa era la rebelión de los indios pueblo en Nuevo México. El virrey de México ordenó la reconquista del territorio.

Luis XIV había confiado la educación del Delfín a Jacques Bénigne Bossuet. El año anterior, cuando el Delfín hubo cumplido los diecinueve años, dio por terminada esta labor, y ahora era nombrado obispo de Meaux. Este año publicó su Discurso sobre la historia universal, escrito para el Delfín. En noviembre, el rey Sol convocó una asamblea del clero, que el 19 de marzo de 1682 aprobó la Declaración del clero de Francia o Declaración de los cuatro artículos, redactada por Bossuet, la cual proclamaba:

  1. que los reyes y los príncipes no estaban sujetos a ninguna autoridad eclesiástica,
  2. la validez de los decretos de Constanza sobre la supremacía del concilio sobre el Papa,
  3. la vigencia permanente de las libertades de la Iglesia Galicana,
  4. que el juicio del Papa, para ser irreformable, debía contar con el consentimiento de la Iglesia.

Estos cuatro artículos debían enseñarse obligatoriamente en los colegios y seminarios. Ni que decir tiene que el Papa Inocencio XI encontró algunas objeciones. Por otra parte, el teólogo jansenista Pasquier Quesnel tuvo que exiliarse y se reunió en Bruselas con Antoine Arnauld.

El Delfín Luis, hijo del rey Luis XIV, tuvo un hijo, que, en pro de la variedad, recibió el nombre de Luis. Se le dio el título de duque de Borgoña, pero no tardó en ser conocido como el Delfín Luis, a pesar de que el título de heredero lo conservaba oficialmente su padre, que desde entonces fue conocido como el Gran Delfín.

El 6 de abril, La Salle llegó a la desembocadura del río Mississippi, y reclamó para Francia todas las tierras regadas por el Mississippi y sus afluentes, a las que dio el nombre de Luisiana, en honor a Luis XIV. Los límites de Luisiana eran un tanto imprecisos, pero, esencialmente, La Salle reclamaba toda la región de Norteamérica comprendida entre las montañas Rocosas y los Apalaches. Ni que decir tiene que tanto Inglaterra como España encontrarían objeciones a tal pretensión. Mientras tanto, el conde de Frontenac había sido destituido como gobernador de Nueva Francia a causa de sus disensiones con los jesuitas. La Salle no congenió con su sucesor y marchó a Francia para tratar directamente con el rey.

El 6 de mayo, Luis XIV se instaló en el lujoso palacio de Versalles, a unos quince kilómetros de París, edificado sobre lo que había sido un mero pabellón de caza de Luis XIII. A su alrededor fue creciendo una ciudad que, en la práctica, se convirtió en la capital de Francia. Lully estrenó la ópera Perseo, sobre un tema escogido por el monarca.

El Gran Mogol Aurangzeb dirigió una expedición hacia el sur con toda su corte y un ejército de 180.000 soldados contra el Imperio Maratta.

La guerra de Holanda
Índice Isaac Newton