HISTORIA











ANTERIOR


LA RESTAURACIÓN INGLESA

SIGUIENTE

En 1655, el emperador Fernando III nombró rey de Hungría a su segundo hijo, Leopoldo, de quince años.

El actor Moliére compuso El atolondrado, una pieza teatral bastante tosca, que imitaba a otra obra italiana.

En Rusia, el patriarca Nikón convocó un sínodo que aprobó las revisiones de los textos litúrgicos. Estos cambios escandalizaron a un sector de la sociedad rusa, los viejos creyentes, que, dirigidos por el clérigo Avvakum, mostraron su oposición abierta a las reformas. Nikón introdujo también algunas modificaciones en la liturgia que los viejos creyentes no estaban dispuestos a aceptar de ninguna de las maneras. Por ejemplo, pretendía que el signo de la cruz se hiciera con tres dedos, en lugar de con dos, y, claro, ningún cristiano responsable podía doblegarse ante tal abominación. Nikón desterró a Siberia a su rival, donde sufrió torturas, pero en 1656 Nikón se enemistó con el zar al sostener la primacía del poder espiritual sobre el temporal y esto dio un nuevo impulso a los viejos creyentes.

El Papa Alejandro VII promulgó una nueva condena del jansenismo en su bula Ad sacram. El jansenista Antoine Arnauld fue expulsado de la facultad de teología de la Sorbona y Blaise Pascal, que era amigo suyo, empezó a publicar anónimamente sus Cartas provinciales, en las que defendía enérgicamente el jansenismo y atacaba a los jesuitas.

El neerlandés Christiaan Huygens formuló la teoría según la cual los satélites de Saturno que Galileo había descubierto no eran tales, sino un anillo plano que rodea el planeta. (En cambio, sí que era un auténtico satélite el que él mismo había descubierto el año anterior.) Ese mismo año patentó el primer reloj de péndulo, que mejoró sensiblemente la precisión de la medición del tiempo, cada vez más importante en las observaciones astronómicas. Huygens emtabló correspondencia con Fermat sobre la teoría de la probabilidad. Nuevamente, Fermat trató en vano de desviar el tema hacia la teoría de números.

John Wallis publicó su trabajo más importante, la Arithmetica infinitorum. Si en su Tratado sobre las secciones cónicas introdujo en Inglaterra la geometría analítica de Descartes y Fermat, con esta obra introducía en su país el método de los indivisibles de Cavalieri para el cálculo de longitudes, áreas, volúmenes, centros de gravedad, etc. La fórmula más famosa de la Arithmetica infinitorum es el producto infinito


que Huygens se negó a aceptar hasta que calculó por sí mismo los primeros factores y vio que, en efecto, se iban aproximando a pi medios. El libro de Wallis contenía también las refutaciones de las "pruebas" de la cuadratura del círculo que Hobbes había incluido en su De corpore. Poco después, Hobbes respondió al "insolente, injurioso y ridículo lenguaje" de Wallis con el panfleto Seis lecciones a los profesores de matemáticas del Instituto de Sir Henry Saville. A su vez, Wallis respondió con su Corrección debida a Mr Hobbes, o castigo escolar por no haberse sabido correctamente la lección, que a continuación Hobbes contestó con sus Calificaciones a la absurda geometría, el lenguaje pueblerino etc. del doctor Wallis.

Ese año murieron:

Juan de Austria y el príncipe de Condé derrotaron al vizconde de Turena en Valenciennes.

Corneille, retirado del teatro, publicó una traducción en verso de La imitación de Cristo.

Velazquez retrató a la infanta Margarita, la hija de cinco años del rey Felipe IV de España, acompañada de algunas damas de compañía, enanos y sirvientes. En un espejo se ven reflejadas las imágenes del rey y su esposa, y a la izquierda aparece el propio Velázquez pintando (supuestamente a los reyes). Este cuadro, que posteriormente pasaría a ser conocido como Las meninas, es considerado la obra cumbre de su autor.

De este año data La alcahueta, la primera obra firmada de un pintor neerlandés de veinticuatro años llamado Johannes Vermeer.

Los rabinos neerlandeses excomulgaron a un estudiante de veinticuatro años llamado Baruch Spinoza, acusado de cartesianismo. Descendía de una familia de judíos expulsados de España (su apellido era originalmente Espinosa). El texto de la excomunión tiene su encanto:

Excomulgamos, maldecimos y separamos a Baruch Spinoza, con el consentimiento de Dios bendito y con el de toda esta comunidad; delante de estos libros de la Ley, que contienen trescientos trece preceptos; la excomunión que Josué lanzó sobre Jericó, la maldición que Elías profirió contra los niños y todas las maldiciones escritas en el libro de la Ley; que sea maldito de día y maldito de noche; maldito cuando se acueste y cuando se levante; maldito cuando salga y cuando entre; que Dios no lo perdone; que su cólera y su furor se inflamen contra este hombre y traigan sobre él todas las maldiciones escritas en el libro de la Ley; que Dios borre su nombre del cielo y lo separe de todas las tribus de Israel.

Se ve aquí que si, durante siglos, los judíos habían sido tratados como malditos por los cristianos a causa de sus creencias religiosas, ello se debía únicamente a que los judíos eran menos y los cristianos más, porque si los judíos hubieran sido más ...

La excomunión inhabilitaba a Spinoza para los negocios, así que aprendió a pulimentar el vidrio y se hizo artesano.

El sultán otomano Mehmet IV dejó el gobierno en manos de un visir llamado también Mehmet, que resultó ser un gobernador eficiente y el Imperio empezó a salir de la anarquía en que había caído por la indolencia de los últimos sultanes.

En septiembre, piratas ingleses se hicieron con el valioso cargamento de una flota española que se dirigía a Cádiz. El 17 de septiembre, Oliver Cromwell inauguró el segundo Parlamento de su dictadura, que recibió el curioso nombre de "segundo parlamento de Su Alteza". De los 460 miembros elegidos, unos 120 no pudieron entrar en la cámara porque el ejército se lo impidió: no eran suficientemente piadosos. De los restantes, sólo unos 50 protestaron por el atropello, pero su protesta consistió simplemente en dimitir, lo que depuró aún más el parlamento resultante.

El 22 de septiembre, la reina Cristina de Suecia conoció al rey Luis XIV de Francia y, al parecer, quedó decepcionada por la poca cultura del monarca.

El príncipe de Transilvania, Jorge II Rákóczi, se alió con el rey Carlos X de Suecia con la esperanza de hacerse con el trono de Polonia. Por su parte, el rey Juan II Casimiro de Polonia logró el apoyo danés contra los suecos. El rey Federico III de Dinamarca declaró la guerra a Suecia, pero, ya en 1657, los suecos atravesaron a marchas forzadas el estrecho, que excepcionalmente estaba helado, y ocuparon Jutlandia. Mientras tanto, Jorge II fue derrotado por un ejército enviado por los turcos.

El emperador Fernando III envió un ejército a Polonia para apoyar al rey Juan II Casimiro contra Rácóczi, bajo el mando del príncipe Raimondo Montecuccoli, que llevaba ya más de veinticinco años al servicio de los Austrias. Por otra parte, para conservar el valioso apoyo del príncipe elector Federico Guillermo de Brandeburgo y duque de Prusia, Juan II Casimiro tuvo que renunciar a Prusia y reconocer su independencia de Polonia.

Poco después murió Fernando III, y fue sucedido por su hijo Leopoldo I, que tenía ahora diecisiete años. Estaba destinado a la carrera eclesiástica hasta que murió prematuramente su hermano mayor. Su educación lo hizo aficionado a los estudios y devoto hasta la beatería.

También murió el médico inglés William Harvey, así como John Lilburne, el cabecilla de los niveladores, oponentes de Oliver Cromwell. El 26 de marzo, el Lord Protector firmó una alianza con Francia contra España. A principios de año, el Parlamento le había presentado la Humilde petición y consejo, por la que se le ofrecía la corona de Inglaterra. Tras pensárselo durante un tiempo, en mayo renunció definitivamente, en teoría porque no había más rey que Cristo, en la práctica por miedo a perder el apoyo de los militares. El almirante Robert Blake destruyó una flota española en las islas Canarias, pero murió poco después. El duque de Buckingham regresó a Inglaterra, donde se casó con una hija de Lord Fairfax, con lo que consiguió buenas relaciones con los puritanos sin perder las buenas relaciones que ya tenía con los monárquicos.

El cuáquero George Fox seguía predicando y ganando nuevos adeptos. Algunos habían pasado a América, donde se encontraron con la misma incomprensión que en Inglaterra. El año anterior algunos habían sido desterrados o encarcelados en la puritana Massachusetts y ahora, hasta la tolerante Nueva Holanda dispuso la ejecución de algunos de ellos.

Un gran incendio, en el que murieron más de cien mil personas, destruyó la capital japonesa, que fue reconstruida sobre nuevos planos.

Vermeer pintó su Muchacha sonriente con un soldado, mientras Rembrandt se declaraba en quiebra y sus acreedores subastaban sus posesiones. El pintor se instaló junto con Hendrickhe y su hijo Titus en el barrio judío de Amsterdam, en una vivienda modesta en la que instalaron un pequeño comercio de pinturas, grabados y curiosidades.

Velázquez pintó otro de sus cuadros más famosos: Las hilanderas.

El jesuita Baltasar Gracián publicó la tercera parte de El criticón, de nuevo firmada con el nombre de Lorenzo Gracián. Su costumbre de usar pseudónimos se debía a que así se escabullía del permiso que su orden le exigía para cualquier publicación. Hasta entonces, sus buenas relaciones le habían evitado represalias por su costumbre de publicar sin permiso, pero últimamente había perdido amistades, y ahora fue castigado a ayuno de pan y agua y perdió su cátedra.

Los españoles tomaron Olivenza a los portugueses, pero en 1658 los portugueses ocuparon Badajoz y, con ayuda francesa, derrotaron a los españoles en la batalla de Elvas. Portugal perdió Ceilán definitivamente cuando los neerlandeses se instalaron en Colombo y los cingaleses se replegaron hacia el interior de la isla.

El príncipe Montecuccoli fue enviado a Dinamarca para ayudar al rey Federico III contra los suecos, pero en febrero, el rey Carlos X Gustavo de Suecia impuso a Federico III la paz de Roskilde, por la que se anexionó Escania y la costa noruega más cercana a Jutlandia. (La costa intermedia entre las dos regiones señaladas en rojo en el mapa pertenecía ya a Suecia.) La paz entre Suecia y Dinamarca complicó las cosas al rey Juan II Casimiro de Polonia, que tuvo que reconocer la autonomía de Ucrania (aunque no la soberanía rusa sobre el territorio). Unos meses después, Carlos X cambió de opinión, se desdijo del acuerdo de paz y volvió a invadir Dinamarca, mientras los neerlandeses enviaban una flota en apoyo de Polonia.

Vermeer continuaba perfeccionando su estilo con cuadro como La cocinera, en los que destaca su tratamiento del espacio y de la luz. Solía pintar escenas interiores en estancias con puertas o ventanas luminosas que le permitían dotar a la composición de una claridad característica.

Thomas Hobbes publicó su De homine, que completaba su trilogía filosófica, junto con el De ciue y el De corpore.

Pascal publicó sus Pensées, una colección de pensamientos filosóficos. Uno de los más famosos es la apuesta de Pascal, según la cual la fe en Dios es racional, dado que, si Dios no existe, no se pierde nada por creer en Él, mientras que, si Dios existe, se pierde todo al no creer en Él.

La salud de Pascal, que nunca había sido buena, iba empeorando. Tenía frecuentes dolores de cabeza que últimamente le impedían conciliar el sueño, así que volvió a dedicarse a las matemáticas. Resolvió algunos problemas en torno a la cicloide, pero, en lugar de comunicar sus resultados, retó a sus colegas matemáticos, bajo el pseudónimo de A. Dettonville, ofreciendo premios en metálico a quienes los resolvieran por sí mismos. Wallis aceptó el reto, pero no encontró las soluciones. Su compatriota Christopher Wren sí que tuvo éxito, pero, al igual que Huygens y Fermat, comunicó sus soluciones a Pascal sin participar en el desafío. Más adelante, Pascal publicó sus propias respuestas.

Tras años de vida errante, Moliére regresó a París, donde consiguió el favor de la corte.

Baltasar Gracián pidió permiso para pasarse a una orden monacal, pero la Compañía de Jesús se lo denegó. Murió poco después, a los cincuenta y siete años.

La alianza entre Inglaterra y Francia se plasmó en que el ejército del vizconde de Turena recibió el refuerzo de unos seis mil soldados ingleses, además del apoyo naval. Turena amenazaba Dunkerque, Juan José de Autria y el príncipe de Condé se apresuraron a acudir en su defensa, y el 14 de junio se libró una batalla en el mismo campo de dunas en el que los neerlandeses habían derrotado a los españoles en 1600. La segunda batalla de las Dunas supuso una segunda derrota para España. Turena logró llevar por la playa un cuerpo de caballería que atacó al ejército español por la espalda. Dunkerque capituló poco después y quedó bajo gobierno inglés. Turena invadió los Países Bajos españoles.

En Moscú, las presiones contra el Patriarca Nikón lo llevaron finalmente a retirarse a un convento.

En la India, el gran Mogol Sha Yahan fue derrocado y encarcelado por su hijo Aurangzeb, que, ya de paso, hizo asesinar a sus tres hermanos y en julio se proclamó emperador con el título de alamgir (gobernador del mundo). Era un fanático religioso, puritano e intolerante. Emprendió una política de grandeza que exigió un considerable aumento de los impuestos. Su ejército, más que recaudar, saqueaba el país cada año.

Isabel Estuardo, la hija del rey Carlos I de Inglaterra y viuda del príncipe elector palatino Federico V, había tenido trece hijos con sus esposo, entre ellos el príncipe Ruperto y su hermana Sofía, que ahora, a sus veintiocho años, se casaba con Ernesto Augusto, hermano del duque Juan Federico de Brunswick, perteneciente a la antigua familia alemana de los güelfos.

En septiembre murió Oliver Cromwell y, de acuerdo con lo que él mismo había dispuesto, fue sucedido como Lord Protector por su hijo Richard. Sin embargo, éste no tenía el carisma de su padre y las disputas entre el ejército y el parlamento rebrotaron con más virulencia que en los primeros años de la dictadura. Los monárquicos comprendieron que la situación era propicia para intentar la restauración. El primer paso se dio, ya en 1659, en la lejana colonia de Virginia, donde los puritanos fueron expulsados, Carlos II fue reconocido como rey y el exgobernador William  Berkeley recuperó su cargo.

Fermat hizo llegar a Huygens un Nuevo informe de descubrimientos en la ciencia de los números, en un nuevo intento de llamar la atención de alguien por sus investigaciones. En él demostraba algunos resultados de esos que no interesaban a nadie, como que un número primo de la forma 4n+1 siempre podía expresarse como suma de dos cuadrados. Sus argumentos tenían lagunas, tal vez intencionadas, para generar interés, pero nadie se molestó en llenarlas.

Huygens publicó su Systema Saturnium, en el que exponía su teoría sobre el anillo que rodea el planeta. Algunos astrónomos cuestionaron sus conclusiones, y algunos incluso sus observaciones, debido a que los telescopios de Huygens eran de mucha mayor calidad que los de la mayoría de sus contemporáneos.

En Italia, Giovanni Domenico Cassini había realizado suficientes observaciones astronómicas como para verse obligado a rechazar la teoría geocéntrica. No obstante, siguiendo los pasos de Tycho Brahe, propuso un modelo en el que el Sol y la Luna giraban alrededor de la Tierra y todos los demás planetas lo hacían alrededor del Sol. Aunque como astrónomo teórico era demasiado conservador y reverente con la autoridad, era un observador excelente. En la última década había adquirido fama por motivos variados: había diseñado un reloj de sol para la iglesia de San Petronio, en Bolonia, había aconsejado al Papa sobre una disputa entre Bolonia y Ferrara sobre el uso de las aguas del río Reno, y había estudiado con éxito el problema de los desbordamientos del Po.

En mayo Richard Cromwell, incapaz de controlar la situación política del país, fue obligado a dimitir, y no tardó en abandonar Inglaterra. Su hermano menor, Henry Cromwell, dimitió también de su cargo de gobernador de Irlanda. Inglaterra quedó sumida en las disputas entre puritanos, militares y monárquicos. La mayor ventaja de los monárquicos era, evidentemente, que eran los únicos que no tenían dudas sobre a quién apoyar. Entre los principales militares adversarios del parlamento estaba el yerno de Oliver Cromwell, el general Charles Fleetwood.

Ese año murió en Batavia el navegante y descubridor neerlandés Abel Janszoon Tasman.

También murió el militar español Felipe Spínola. Dejó un hijo de veintiocho años llamado Pablo Spínola.

La guerra contra Francia tenía cada vez peores expectativas para España. La pericia militar de Juan José de Austria no estaba a la altura de su soberbia (Condé lo llamaba Donjuanísimo) y las recientes victorias del vizconde de Turena, junto con la alianza entre Francia e Inglaterra, aconsejaban la vía diplomática. Las conversaciones empezaron el 13 de agosto. La delegación francesa estaba encabezada por el cardenal Mazarino y la española por Luis Méndez de Haro, al que el rey Felipe IV tuvo que conceder finalmente el rango de primer ministro para que estuviera a la altura de Mazarino. (Hasta entonces, Luis Méndez de Haro había gobernado España como valido sin título alguno, porque el rey pretendía aparentar que gobernaba personalmente.) Tres años atrás habían sido los franceses los que habían intentado llegar a un acuerdo de paz, pero las negociaciones no prosperaron porque los franceses exigían el matrimonio entre el rey Luis XIV y la infanta María Teresa, que, a falta de un hijo varón, era la heredera de Felipe IV. Así, tras la muerte de éste, el rey francés se convertiría en rey de España, cosa impensable. Sin embargo, poco después María Ana de Austria había dado a luz al príncipe Felipe Próspero, que se convertió en el nuevo heredero e hizo admisible el matrimonio real.

En Inglaterra, el general John Lambert aplastó en Cheshire una revuelta de realistas y presbiterianos en nombre del Parlamento. En octubre se reunió con otro de los militares más influyentes del momento: George Monk, que en principio había reconocido también la autoridad del Parlamento, pero lo cierto era que desconfiaba de éste, así como de Lambert.

El 7 de noviembre el cardenal Mazarino y Luis Méndez de Haro firmaron en la isla de los Faisanes (en la desembocadura del río Bidasoa, justo en la frontera entre España y Francia) la Paz de los Pirineos, que el 24 de noviembre fue ratificada en Tolosa. España cedía a Francia el Rosellón y los territorios catalanes situados en la vertiente septentrional de los Pirineos, así como algunas plazas de los Países Bajos españoles. Por su parte, Francia se comprometía a no ayudar a Portugal en la guerra de separación ni a posibles rebeliones en Nápoles. También se acordó el matrimonio entre el rey Luis XIV de Francia y la infanta María Teresa. Francia aceptaba que María Teresa renunciara a todos sus derechos sucesorios a la corona española a cambio de que España pagara una sustanciosa dote, tan sustanciosa que Mazarino sabía que España no podría pagarla, y así fue. La dote nunca fue pagada, lo que invalidaba la renuncia, pero no el matrimonio. El príncipe de Condé, que había sido condenado a muerte en rebeldía, fue indultado y pudo regresar a Francia.

Luis XIV había acudido a la isla de los Faisanes para entrevistarse con el rey Felipe IV de España. En la organización del encuentro intervino el pintor Diego Velázquez, que fue nombrado, como reconocimiento, caballero de la orden de Santiago. El monarca tuvo que vencer una fuerte resistencia por parte del consejo de la orden, que juzgaba degradante admitir a un pintor en su seno. Sin duda, Velázquez lo tuvo como un gran honor, ya que añadió la cruz de Santiago sobre el pecho de su autorretrato en Las Meninas.

En la India, el caudillo hindú Shivaji había logrado liderar a diversas tribus que fueron conocidas conjuntamente como marattas. Disponía de un ejército que, empleando técnicas de guerrilla, había ido apoderándose de distintas fortificaciones en el sultanato de Bijapur. El sultán envió contra él al general Afzal Kan, al frente de un ejército de casi 20.000 hombres, con algunos cañones y elefantes. Shivaji contaba con menos de 15.000, y ambos ejércitos se enfrentaron en la batalla de Pratapgarh. Previamente, ambos generales habían accedido a entrevistarse desarmados, pero los dos incumplieron el pacto y Shivaji terminó asesinando a Afzal Kan. Desprovistos de su general, sus hombres fueron fácilmente derrotados por los marattas. El 28 de diciembre Shivaji, con 5.000 hombres, obtuvo una nueva y decisiva victoria en Kolhapur frente a un ejército de 10.000 hombres enviado por el sultán.

Ese año, los franceses se establecieron en Ndar, junto a la desembocadura del río Senegal.

El dramaturgo Corneille volvió a la escena con la tragedia Edipo. Tras diversas imitaciones, Moliére estrenó su primera obra plenamente original: Las preciosas ridículas, una sátira que lo lanzó a la fama como autor, director escénico y actor.

Toda China reconocía ya la autoridad de Shunzhi, el primer emperador de la dinastía Qing.

En enero de 1660, George Monk reunió su ejército y el 3 de febrero entraba en Londres, donde se hizo dueño de la situación, restableció la autoridad del Parlamento y luego lo obligó a constituir uno nuevo (no tan "depuritanado"). John Lambert, cogido por sorpresa por la acción de Monk, trató de provocar un alzamiento militar, pero fue encarcelado, y permaneció en prisión hasta su muerte, veinticuatro años más tarde.

El 4 de abril, el depuesto rey Carlos II de Inglaterra, tras haber negociado con Monk en La Haya (a través de Thomas Fairfax, que le había prestado su apoyo contra Lambert), publicó en Breda la declaración de Breda, por la que prometía una amplia amnistía a sus súbditos y aceptaba las reivindicaciones que los parlamentarios presentaron a su padre en su día. Monk se alió entonces con los monárquicos.

Moliére estrenó la farsa Sganarelle o El cornudo imaginario.

El vizconde de Turena fue nombrado mariscal general de los campamentos y de los ejércitos del rey. De acuerdo con lo convenido en la paz de los Pirineos, el rey Luis XIV de Francia se casó con la infanta María Teresa de Austria, la hija del rey Felipe IV de España.

Ese año murió Gastón, el duque de Orleans, tío de Luis XIV. Sólo dejó una hija, Ana María Luisa, que había intentado sin éxito casarse con su primo. Luis XIV transfirió el título a su hermano Felipe.

También murió el rey Carlos X Gustavo de Suecia, y fue sucedido por su hijo Carlos XI de cinco años, bajo la tutela de un consejo de regencia. La reina Cristina trató de recuperar su corona, pero el consejo rechazó la idea. Los suecos habían expulsado a los rusos de Livonia, y ahora la diplomacia del cardenal Mazarino lograba que el 3 de mayo se firmara en Polonia la paz de Oliva, por la que el rey Juan II Casimiro de Polonia tuvo que ceder Livonia a Suecia y reconocer oficialmente al duque Federico Guillermo como soberano de Prusia, independiente de Polonia. Ahora sólo quedaba abierta la guerra contra Rusia.

En Transilvania murió Jorge II Rákóczi. Los turcos habían tratado de derrocarlo y nombraron un nuevo príncipe. Murió luchando contra ellos. Dejó un hijo de quince años llamado Francisco, que se retiró a Hungría con su madre. Jorge II fue sucedido por Miguel II Apavi.

El 23 de mayo, George Monk acudió al puerto de Dover para recibir a Carlos II, al que unos días antes el Parlamento había aceptado como rey de Inglaterra. Los ingleses acogieron con júbilo a su rey, no tanto por devoción hacia la monarquía como porque su regreso suponía la vuelta de la vida de pecado que los puritanos habían erradicado: las tabernas y los teatros volvieron a abrir sus puertas. El propio rey no tardó en dar ejemplo a sus súbditos: era escéptico, libertino, aficionado a la ciencia, y nunca se supo a ciencia cierta el número de sus amantes. Aunque el cadáver de Cromwell fue exhumado y ahorcado, y algunos de los que colaboraron en la ejecución de Carlos I fueron ajusticiados, la restauración fue, en general, pacífica y nada vengativa. Charles Fleetwood, el yerno de Cromwell, vio acabada su carrera política, aunque no sufrió represalias. Lambert, en cambio, fue mantenido en prisión.

Carlos II nombró primer ministro a Edward Hyde, al que nombró conde de Clarendon. Había sido su principal consejero durante su exilio y fue él quien negoció con Monk y preparó la declaración de Breda. Jacobo, el hermano menor del rey, duque de York, fue nombrado gran almirante. Ese mismo año se casó con Ana, la hija de Edward Hyde. George Monk fue nombrado duque de Albemarle. El príncipe Ruperto fue llamado a Inglaterra y formó parte del consejo privado del rey.

De las filas puritanas desertaron todos salvo una minoría de radicales. De entre éstos, destacaba el poeta John Milton, secretario de Cromwell. Había enviudado ocho años atrás, y por aquel entonces ya estaba completamente ciego. No obstante, había logrado casarse y enviudar otras dos veces más. La restauración monárquica puso fin a todos sus ideales. Tuvo que esconderse durante un tiempo, pero no tardó en ser amnistiado. Amargado, se retiró de la vida pública. El cargo de secretario de Cromwell lo había compartido con otro poeta llamado Andrew Marvell, que ahora fue elegido miembro de la cámara de los Comunes. En Escocia, Carlos II fue también aceptado como rey. El marqués de Argyll, acusado de colaborar con los puritanos, fue procesado por alta traición.

Poco después de la muerte de Cromwell, un joven de veintisiete años llamado John Dryden destacó como poeta con unas Estancias heroicas a la muerte de Oliver Cromwell. Ahora (ya con veintinueve años) publicó Austraea Redux, elogiando la restauración.

Por esta época y tras cinco años de lucha, los ingleses habían logrado expulsar a los españoles de la isla de Jamaica. El triunfo lo obtuvo el almirante sir William Penn, que, aunque en su día había combatido contra Carlos I, en la última década había sido uno de los principales impulsores de la restauración monárquica. Más aún, había prestado dinero a Carlos II cuando todavía no había llegado a acuerdos económicos con el Parlamento, y el rey nunca olvidó este favor. En cuanto a Jamaica, a partir de ese momento se convirtió en el principal centro caribeño de la piratería y el contrabando.

La "Sociedad Invisible", creada originalmente en Oxford, celebraba también sesiones en Londres, donde residían habitualmente algunos de sus miembros, pero con la muerte de Oliver Cromwell estas reuniones fueron suspendidas, por la inseguridad que suponía cualquier clase de reunión en los tiempos que corrían. Con la llegada del rey Carlos II, la situación cambió, y se reanudaron las reuniones en Londres, bajo la protección el monarca. Los miembros de la sociedad que residían en Oxford se trasladaron pronto a la capital.

Robert Boyle publicó su trabajo titulado Nuevos experimentos físico-mecánicos sobre la elasticidad del aire y sus efectos, en el que comunicaba los resultados obtenidos en los últimos años con la ayuda de la bomba de aire diseñada por Robert Hooke. Con ella estudió el vacío y llegó a conclusiones similares a las del alemán Otto von Guericke.

Hooke descubrió un caso particular de la llamada ley de Hooke sobre las deformaciones elásticas, descubierta al mismo tiempo y de forma independiente por un físico francés de treinta años llamado Edme Mariotte. Hooke llegó a ella mientras trabajaba en una alternativa a los relojes de péndulo, los cuales resultaban poco fiables en los barcos. Ese mismo año presentó un diseño de reloj controlado por un resorte elástico en espiral.

Vincenzo Viviani, un discípulo de Galileo, que tenía ahora treinta y ocho años, midió la velocidad del sonido a partir del desfase entre el destello de un cañón y el sonido del disparo. El valor que obtuvo fue de 350 metros por segundo. Unos años antes, Gassendi había obtenido un valor menos exacto: 478 metros por segundo. (La velocidad del sonido a través de aire a 0º es de 331.29 metros por segundo.)

El jansenista Antoine Arnauld, retirado en el monasterio de Port Royal, publicó, en colaboración con Claude Lancelot,
su Grammaire générale et raissonnée, que formulaba reglas gramaticales generales válidas para todas las lenguas.

La segunda campaña sueca contra Dinamarca no tuvo tanto éxito como la primera, y menos aún después de la muerte del rey Carlos X Gustavo. Copenhague resistió el asedio sueco gracias a la ayuda neerlandesa, y el 6 de junio el consejo de regencia tuvo que aceptar la paz de Copenhague, por la que Dinamarca recuperaba algunos de los territorios que el rey Federico III había tenido que ceder a Suecia en la paz de Roskilde.

El maratta Shivaji había derrotado uno tras otro a los generales que el sultán de Bijapur había enviado contra él. Ahora le tocó el turno a Siddi Masud, que tenía bajo asedio a Shivaji en Panhala. La noche del 15 de julio, mediante una serie de tretas, Shivaji logró escapar con seiscientos hombres a través del cerco y fue perseguido por los 15.000 hombres de Masud hasta un desfiladero llamado Ghod Khind. Allí dejó a 300 hombres bajo el mando de Baji Prabhu, que murió manteniendo a raya a los enemigos durante el tiempo suficiente para que Shivaji pudiera alcanzar el cercano fuerte de Vishalgad, donde consiguió artillería de refuerzo con la que puso en fuga a sus enemigos. El sultán de Bijapur había escrito al Gran Mogol Aurangzeb pidiendo ayuda contra los Marattas, quien, a partir de ese momento, tomó cartas en el asunto.

El 6 de agosto murió el pintor Diego Velázquez.

En octubre, el rey Federico III de Dinamarca logró que la dieta reconociera el carácter hereditario de la monarquía, y en enero de 1661 reconoció también el poder absoluto del soberano. La nobleza perdió su exención de pagar impuestos y el monopolio de las funciones administrativas.

El 3 de abril, una sentencia del consejo del rey exigió a todos los eclesiásticos de Francia que firmaran un formulario de condena del jansenismo.

El marqués de Argyll fue decapitado en Edimburgo. Dejó un hijo y tocayo: Archibald Campbell, de treinta y dos años, que heredó el título de conde (no marqués) de Argyll.

Robert Boyle se dedicó al deporte intelectual por excelencia de la época: desmentir a Aristóteles. En The Sceptical Chemist (El químico escéptico) argumenta contra la teoría aristotélica según la cual la materia se compone de cuatro elementos primarios: la tierra, el agua, el agua y el fuego (además de un éter, o quinta esencia, que forma los cuerpos celestes). Boyle propone que la materia está formada por corpúsculos que, a su vez, están formados por diferentes configuraciones de partículas primarias. Sus teorías siguen de cerca a las de Descartes, salvo por el hecho de que éste no creía en la existencia del espacio vacío (y en su lugar, pensaba que existía un éter que llena cualquier hueco posible). Boyle contaba con numerosas evicencias empíricas de la existencia del vacío y con ninguna de la existencia del éter, así que rechazó la teoría cartesiana (que, como todas las teorías cartesianas, carecía de toda base empírica).

Thomas Hobbes publicó un Dialogus physicus, sive de natura aeris, en el que criticaba las teorías de Boyle así como otros trabajos de los miembros de la "Sociedad Invisible". (El hecho de que una teoría fuera contraria al criterio de Hobbes era la segunda mejor evidencia posible en su favor, después de que fuera contraria a la doctrina de Aristóteles). Al parecer, Hobbes estaba algo molesto por el hecho de que la Sociedad no lo había admitido como miembro. Wallis le replicó con argumentos matemáticos mezclados con acusaciones de deslealtad.

El 10 de abril, Robert Hooke presentó a la "Sociedad Invisible" un trabajo sobre la capilaridad, es decir, sobre la propiedad del agua de ascender por tubos estrechos. Sus experimentos demostraban que, cuanto más estrecho era el tubo, más altura alcanzaba el agua.

Los miembros de la Sociedad Invisible estaban planeando hacerla "visible", es decir, convertirla en una sociedad oficial, y el rey Carlos II manifestó su interés en ingresar en ella. Ese año Huygens visitó Londres, y quedó impresionado por los científicos ingleses que allí conoció. Les mostró sus telescopios, cuya superioridad frente a los que había en Inglaterra no dejó lugar a dudas. El duque y la duquesa de York contemplaron con ellos la Luna y Saturno. Por su parte, Huygens admiró la bomba de vacío de Boyle y Hooke. De regreso a los Países Bajos, repitió por sí mismo algunos de los experimentos de Boyle.

Un médico italiano llamado Marcelo Malpighi publicó De pulmonibus, donde describía por primera vez el paso de la sangre de las arterias a las venas a través de los vasos capilares. Llegó a este descubrimiento observando con una lupa los pulmones de las ranas, en las que los capilares son muy grandes.

Baruch Spinoza publicó su Breve tratado acerca de Dios, el hombre y su felicidad, dividida en dos partes. En la primera trata sobre Dios, su existencia, su esencia y sus relaciones con el mundo, y en la segunda esboza una teoría sobre el alma humana. En definitiva, nada de gran valor.

El 6 de agosto, Portugal firmó el tratado de La Haya, por el que cedía a los neerlandeses sus derechos sobre las Molucas, Malaca y Ceilán a cambio de que se reconocieran sus derechos sobre Brasil.

El pirata chino Koxinga arrebató Formosa a los neerlandeses, y la convirtió en un principado autónomo.

Oliver Cromwell
Índice El rey Sol