HISTORIA











ANTERIOR


LA RECONSTRUCCIÓN DE LOS ESTADOS UNIDOS

SIGUIENTE

La rebelión contra el presidente argentino Bartolomé Mitre estaba cobrando cada vez mayores dimensiones. El coronel Juan de Dios Videla tomó sin resistencia la capital de la provincia de San Juan y el 5 de enero de 1867 derrotaba al gobernador de La Rioja.

El 8 de enero se otorgó el voto a los negros en Washington D.C., pese al veto del presidente Johnson.

El 14 de enero los liberales mexicanos tomaron la ciudad de Guadalajara.

Ese día murió el pintor frandes Dominique Ingres, a la edad de 86 años.

El 15 de enero los cretenses derrotaron a los turcos en Tylissos, donde los turcos contaron unos 600 muertos.

Mirza Yahya retó a Baháulláh a una prueba de la voluntad divina en una mezquita en Adrianópolis, de modo que Dios destruiría al impostor. Baháulláh aceptó el desafío y acudió a la mezquita el día señalado, pero fue Mirza Yahya el que se acobardó y no se presentó. Esto convenció a la mayoría de los babistas de que Baháulláh era "aquel a quien Dios pondrá de manifiesto", y sus seguidores empezaron a llamarse Bahaístas. Baháulláh escribió entonces una carta al sultán Abdülaziz I y sus ministros, seguida de otra que iba dirigida a todos los gobernantes, en la que les decía que debían gobernar con justicia y proteger los derechos de los oprimidos. También les pedía que redujeran sus armamentos y que resolvieran pacíficamente sus diferencias.

El 30 de enero murió el emperador japonés Komei a sus 35 años de edad, víctima de la viruela. Fue sucedido por su hijo Meiji, de quince años. Mientras tanto el shogun Tokugawa Yoshinobu acababa de recibir a una delegación militar francesa a la que encomendó la misión de reorganizar el ejército japonés.

El 1 de febrero el general y ex presidente mexicano Miguel Miramón fue derrotado por los Mariano Escobedo en la batalla de San Jacinto. Unos 800 soldados fueron hechos prisioneros, entre ellos 139 franceses y austriacos. Durante los tres días siguientes, Escobedo hizo fusilar a 107 de ellos, entre los que estaba el general Joaquín Miramón, hermano de Miguel.

El general argentino Juan Saá regresó de Chile con su hermano Felipe y, tras derrotar al coronel José Miguel Arredondo en Pampa del Portezuelo el 7 de febrero ocupó la provincia de San Luis, que quedó bajo el gobierno de Felipe Saá. Así, los rebeldes controlaban cuatro provincias: Mendoza, San Juan, La Rioja y San Luis.

Tras los ataques contra Canadá llevados a cabo el año anterior por la Hermandad Feniana, la Hermandad Republicana Irlandesa consideró que era el momento de de hacerse notar en la propia Irlanda. Sin embargo, su organización dejó mucho que desear. Unos primeros alzamientos a primeros de año fueron fácilmente sofocados. El 11 de febrero otro grupo atacó el castillo de Chester para liberar a unos prisioneros, pero sus planes habían sido descubiertos gracias a un inflitrado de la policía y los responsables fueron apresados. Sólo dos lograron escapar: Thomas J. Kelly y Timothy Deasy. Aunque de origen inlandés, ambos habían nacido en los Estados Unidos y habían participado en la guerra civil, donde habían alcanzado los grados de coronel y capitán, respectivamente.

Al mismo tiempo el gobierno británico anunció un proyecto de reforma electoral, y ese mismo día la Liga de la Reforma organizó una gigantesca manifestación que salió de Trafalgar Square y recorrió varias calles de Londres acompañada de bandas de música.

Johann von Herbeck, director de la Asociación Coral Masculina de Viena, pidió a Johann Strauss que le compusiera un vals para los carnavales de ese año, al que el poeta de la Asociación, Josef Weyl, se encargaría de ponerle letra. Strauss le entregó un vals que acababa de componer y aún no había sido estrenado. La letra de Weyl empezaba así (con un diálogo entre bajos y tenores):

B: Wiener seid froh!
T: Oho, wie so? 
B: No so blickt nur um!
T: Ich bitt warum?
B: Ein Schimmer des Lichts...
T: Wir seh'n noch nichts.
B: Ei, Fasching ist da
T: Ach so, na ja!
B: Drum trotzet der Zeit...
T: O Gott, die Zeit
B: ...Der Trübseligkeit.
T: Ah! Das wär' g'scheidt! 
Was nutzt das Bedauern,
das Trauern, 
Drum froh und heiter seid! 
¡Vieneses, estad alegres!
¡Ajá!, ¿y por qué?
¡Simplemente mirad a vuestro alrededor!
Yo pregunto, ¿por qué?
Un rayo de luz...
No vemos nada.
¡Cojones!, ¡Es carnaval!
¡Ah, bueno!
¡Desafiad al tiempo...
¡Ay, Dios!, ¡el tiempo!
...de tristeza.
¡Ah! ¡Eso sería inteligente!
¿De qué sirven los lamentos
y la añoranza?
¡Así que estad alegres y contentos!

El texto seguía denunciando con amargura la situación en que había quedado Austria tras la pasada guerra con Prusia. A los componentes del coro no les gustó el carácter político de la letra y protestaron durante los ensayos, burlándose al mismo tiempo de la música, pero Herbeck logró convencerlos de que no ofendieran a Strauss. Finalmente la pieza se estrenó el 13 de febrero, con la orquesta de los Strauss acompañando al coro, y pasó sin pena ni gloria. Strauss dijo a su hermano Josef: "Que el diablo se lleve el dichoso vals. Sólo lo siento por la coda, que pensé que habría de gustar más".

El 15 de febrero Fyodor Dostoyevsky se casó con su taquígrafa, Anna Grigórievna y, tras una breve estancia en Moscú, marcharon a Europa, hasta establecerse finalmente en Ginebra, donde se puso a trabajar en la novela que debía entregar al año siguiente a su editor.

El 17 de febrero el emperador Francisco José I de Austria nombró al conde Gyula Andrássy primer ministro de Hungría, el cual utilizó sus habilidades políticas para continuar negociando las reivindicaciones nacionalistas húngaras ante el Imperio Austriaco.

Ese mismo día un barco atravesó por primera vez el canal de Suez, si bien las obras no estaban terminadas todavía y la inauguración aún se haría esperar.

Tras la decepción de su Wiener seid froh!, Johann Strauss tuvo mucho más éxito el 18 de febrero con su vals Vida de artista, una de sus creaciones más inspiradas. Su hermano Josef estrenó a su vez su vals Delirios.

Desoyendo todos los consejos, mientras las últimas tropas francesas se iban retirando de México, el emperador Maximiliano I se negaba a abdicar y trataba de organizar un ejército nacional con el que oponerse a los republicanos. Ante el avance imparable de éstos, el 19 de febrero trasladó la capital del Imperio a la ciudad de Querétaro, que podía ser defendida más fácilmente.

El ejército francés estaba teniendo mejor suerte en Vietnam, donde el almirante Pierre de la Grandière forzó al emperador vietnamita Tu Duc a cederle tres provincias más que se incorporaron a la Cochinchina Francesa.

Chaikovski seguía trabajando en su primera sinfonía bajo la supervisión de Rubinstein y de Nikolai Zaremba, quienes consideraban que la obra en su conjunto no estaba lista para ser interpretada, pero autorizaron la interpretación de su segundo y su tercer movimiento, que tuvo lugar en San Petersburgo el 23 de febrero, si bien no tuvo ningún éxito. Chaikovski quedó muy desilusionado y se convenció de que las opiniones de sus maestros no eran mejores que las suyas propias, así que descartó todos los cambios que le habían sugerido y volvió a trabajar sobre su versión original. Le facilitó las cosas que Anton Rubinstein dejó pronto la dirección del conservatorio para iniciar una nueva gira por Europa.

Balákirev estaba en Praga, donde se le había encargado la puesta en escena de la ópera Rúsland y Liudmila, de Glinka, a la vez que supervisaba los preparativos para Una vida por el zar, también de Glinka, de la que se encargaba Bredrich Smetana. Balákirev asistió a todos los ensayos de Una vida por el zar y en todos ellos criticó agriamente el trabajo de Smetana. Consideró que estaba desvirtuando completamente el espíritu de la obra y sospechó de una conjuración contra Rusia fomentada por sectores pro polacos de la prensa checa. Respecto a su propia producción, Balákirev también mantuvo discusiones, pues una parte de las partituras desapareció misteriosamente y los checos se negaron a pagar las copias que hubo que hacer. Finalmente, ambas representaciones obtuvieron un gran éxito, pero Smetana y Balákirev ya no se volverían a dirigir la palabra.

El 1 de marzo el territorio de Nebraska fue admitido como Estado por el Congreso de los Estados Unidos. Previamente se le había exigido que eliminara de su constitución una cláusula que negaba el voto a los negros. El presidente Johnson vetó la admisión, pero los republicanos reunieron los dos tercios de mayoría en las dos cámaras necesarias para anular el veto. La capital de Nebrasca, Lancaster, cambió su nombre por el de Lincoln.  Por otra parte, la capital del territorio de Arizona se trasladó a Tucson (que durante la mayor parte de la guerra civil había permanecido bajo control confederado, con lo que los federales no habían podido reconocerla como capital).

Ese mismo día Fernando Guzmán Solórzano sucedió a Tomás Martínez Guerrero como presidente de Nigaragua.

El 2 de marzo el Congreso de los Estados Unidos aprobó nuevas leyes de "Reconstrucción" en virtud de las cuales los diez Estados ex-confederados que aún no habían sido readmitidos en la Unión serían dirigidos por gobiernos militares que organizarían unas nuevas elecciones garantizando la participación de los negros. Además dichos Estados deberían redactar nuevas constituciones que tendrían que ser aprobadas por el Congreso. El presidente Johnson vetó las leyes, pero nuevamente el Congreso superó el veto ese mismo día, y ello antes de que se constituyera el cuadragésimo congreso elegido el año anterior, que inició su actividad el 4 de marzo con una amplia mayoría de los republicanos radicales. Entre las leyes aprobadas figuraban dos que limitaban considerablemente la autoridad del presidente. Una era el Decreto sobre el mando del ejército, según el cual Johnson debía emitir todas las órdenes militares a través del general en jefe del ejército, que a la sazón era Ulysses S. Grant. De este modo, Grant pasaba a sustituir en la práctica a Johnson como general en jefe del ejército, en contra de lo establecido por la Constitución. La segunda era el Decreto sobre ocupación de cargos, por el que el presidente no podía destituir de su cargo a ningún funcionario cuyo nombramiento hubiera exigido la aprobación del senado sin contar con dicha misma aprobación.

El sultán otomano Abdülaziz I decidió reemplazar en Creta a Mustafá Pacha por Omar Pacha, un croata convertido al islam, que llegó a la isla con unos 25.000 soldados turcos y egipcios.

El 6 de marzo Mariano Escobedo terminó de rodear Querétaro, donde se habían concentrado unos 9.000 soldados imperiales, que no hicieron nada para impedir el asedio. Escobedo llegó a contar con 40.000 hombres, así como con armamento y asesores estadounidenses, entre ellos el propio general Sherman.

El 9 de marzo Porfirio Díaz puso bajo asedio la ciudad de Puebla.

El 11 de marzo se estrenó en la Ópera de París Don Carlos, de Giuseppe Verdi. La partitura inicial duraba unas cuatro horas, por lo que Vertdi tuvo que autorizar unos cuantos cortes, a los que se añadieron otros no autorizados por él. La crítica y el público vapulearon la obra, porque no se ceñía a las normas que se exigían tradicionalmente a las óperas que se estrenaban en París.

Durante su estancia en París, Verdi fue miembro del jurado de un concurso junto a Rossini, Berlioz y Gounod en el que Camille Saint-Saëns fue premiado por su cantata Las bodas de Prometeo.

Ya hacía dos años que el mayor Sylvain Salnave se había rebelado en el norte de Haití contra el gobierno de Fabre Geffrard. La situación para el presidente era cada vez más insostenible. El estado estaba arruinado, la política del país la decidían los embajadores de países extranjeros, el año anterior un gran incendio había arrasado cientos de casas en la capital, Geffrard había sobrevivido a un intento de asesinato por parte de sus propios guardaespaldas. Finalmente, el 13 de marzo él y su familia salieron disfrazados con rumbo a Jamaica dejando al país en la anarquía.

Viendo que no eran capaces de mantener a los Utas bajo control, los mormones decidieron apresar a varios de sus jefes para tenerlos como rehenes. Entre los capturados estaba el jefe Sanpitch, que fue encarcelado en Manti con todos los demás. Los mormones lograron convencerlo para que les proporcionara información sobre los indios que apoyaban a Halcón Negro, y gracias a sus delaciones varios hombres fueron capturados bajo sospecha de haber estado con Halcón Negro en su día. Todos ellos fueron juzgados y ejecutados en Manti. Los indios apresados podían recibir visitas de sus mujeres, las cuales les llevaron cuchillos disimuladamente, con los cuales parte de los prisioneros logró librarse de sus cadenas. La noche del 20 de marzo trataron de escapar, pero los guardias mataron a dos de ellos de un disparo y los demás fueron capturados y ejecutados al momento. Los indios que seguían encadenados, entre ellos Sanpitch, no pudieron hacer nada más que observar los sucesos.

Ese mismo día el Estado de Massachusetts había aprobado la decimocuarta enmienda de la Constitución, con lo que ya eran veintiún Estados los que la habían aceptado. El recientemente creado Estado de Nebraska la aprobaría el mes siguiente. Por el contrario, a los seis Estados que la habían rechazado el año anterior se habían sumado Luisiana, Virginia, Delaware, Maryland y Kentucky. Para incorporarse a la Constitución se requería la aprobación de las tres cuartas partes de los Estados (28 de 37).

El 21 de marzo una mujer y un niño indios acusados de haber ayudado a escapar a los indios prisioneros de los mormones fueron ejecutados.

El 22 de marzo el general Leonardo Márquez salió de Querétaro con mil soldados de caballería con el propósito de obtener refuerzos en la ciudad de México. Sin embargo, al enterarse de que Puebla estaba siendo asediada decidió auxiliarla.

Desde su derrota en la guerra de Crimea, Rusia estaba realizando un gran esfuerzo por modernizarse y reorganizarse. El agreste territorio de Alaska requería muchas inversiones y no parecía conveniente destinar recursos a un lugar tan remoto cuando era mucho más provechoso destinarlos a otras zonas. Probablemente los británicos habrían comprado gustosamente el territorio, deseosos de eliminar una frontera con Rusia en su colonia de Canadá. El dinero que proporcionaría una venta semejante resultaría de gran ayuda al gobierno ruso, pero éste no estaba dispuesto a entregar el territorio al enemigo que los había derrotado, y a la vez temía que en un futuro conflicto se pudiera ver obligado a cederlo gratis. La mejor alternativa era, pues, vender Alaska a los Estados Unidos. (La situación era similar a la que se había dado a principios de siglo, cuando Francia vendió Luisiana a los Estados Unidos para evitar que cayera en manos británicas.) Se habían iniciado negociaciones con ese objetivo, pero la guerra civil estadounidense obligó a posponerlas. Ahora se retomaron y contaron con el apoyo entusiasta del secretario de Estado, William Henry Seward. Tras una intensa noche de negociaciones con el embajador ruso, el 30 de marzo firmó un tratado por el que Rusia vendía Alaska a los Estados Unidos por 7.2 millones de dólares (4.74 dólares por kilómetro cuadrado).

El presidente argentino Bartolomé Mitre había empezado a organizar la reacción contra la revuelta originada por la guerra del Paraguay. El 1 de abril el general Saá atacó con 8.000 hombres la posición de José Miguel Arredondo en San Ignacio, que disponía de unos 1.600 soldados, pero mucho mejor equipados. El resultado fue una victoria rotunda del ejército gubernamental. Los federales tuvieron que huir hacia San Luis.

Mientras tanto se inauguraba en París la segunda Exposición Universal que se celebraba en la ciudad, con el título de Exposición universal del arte y de la industria. Gioachino Rossini, que tenía entonces 75 años, compuso para la ocasión el Himno a Napoleón III y a su valiente pueblo, que se convirtió en el himno de la exposición. El edificio que la albergó fue una gigantesca construcción de planta ovalada de 490 por 380 metros levantada en el tiempo récord de dos años con el concurso de 26.000 obreros. Alrededor del edificio se dispuso un gran jardín que albergaba un centenar de pequeños pabellones.

El 2 de abril Porfirio Díaz lanzó un ataque contra Puebla y terminó tomando posesión de la ciudad. Tomo unos 2.000 prisioneros. El general Márquez trató de marchar a Querétaro con los hombres que pudo salvar, pero, viendo imposible romper el asedio republicano, se dirigió hacia la Ciudad de México perseguido por Díaz.

El Ku Klux Klan se había extendido notablemente por el territorio ex-confederado, pero consistía en una infinidad de células locales sin ninguna conexión. Se celebró entonces una reunión en Nashville en la que se organizó una jerarquía para la organización cuya dirección recaería sobre un Gran Mago, cargo para el que fue elegido el ex-general Nathan Bedford Forrest.

El federalista argentino Felipe Varela, cuyo ejército llevaba dos días con el agua racionada, se dirigía hacia el Pozo de Vargas, el único pozo cercano donde podía aprovisionarse, cerca de La Rioja, pero allí le esperaba un ejército gubernamental. Varela se decidió a atacar el 9 de abril, pero fue derrotado. Algunos de sus hombres llegaron hasta La Rioja, pero allí se dispersaron para comer, beber y emborracharse. Los federales contaron unos 1.200 muertos y otros 1.000 fueron hechos prisioneros. Varela se retiró con menos de 180 hombres.

Ese día, tras una vigorosa campaña por parte de Seward, el Congreso de los Estados Unidos ratificó la compra de Alaska. Una buena parte de la clase política acogió la idea con frialdad (se referían a Alaska como "la nevera de Seward"), pero ello se debía más a la animadversión entre los congresistas y el presidente Johnson que al proyecto en sí, cuya acogida entre la opinión pública fue en general favorable. De hecho, había expectativas de comprar a Gran Bretaña la parte más occidental de Canadá (la llamada Columbia Británica, limitada por las montañas rocosas) con lo que Alaska podría acabar conectada por tierra con el resto del territorio nacional. Sin embargo, en los meses siguientes el presidente Johnson adoptó una política dilatoria respecto a las leyes aprobadas para la "reconstrucción" del Sur, y el Congreso le pagó con la misma moneda. Durante todo el año no se aprobó la partida presupuestaria necesaria para efectuar la compra.

El 10 de abril el emperador Maximiliano I de México dio una fiesta para celebrar el aniversario de su aceptación del trono.

El 12 de abril Jacques Offenbach estrenó su ópera cómica La gran duquesa de Gérolstein (una sátira del militarismo), que formó parte de los espectáculos asociados a la Exposición Universal. La soprano protagonista, Hortense Schneider, entró en la exposición por la puerta reservada a la alta nobleza y fue anunciada como "La gran duquesa de Gérolstein". Menos éxito tuvieron unos meses más tarde La permission de dix heures y Robinson Crusoé. La segunda tuvo éxito en su estreno, pero no volvió a interpretarse en los cien años siguientes.

El 14 de abril las tropas gubernamentales argentinas recuperaron la provincia de Mendoza. Saá volvió a exiliarse en Chile, junto con otros líderes federales.

Ese día el jefe Sanpitch y los demás prisioneros lograron escaparse de la cárcel en la que eran retenidos en Manti. Una vez más, las mujeres les habían proporcionado cuchillos con los que lograron liberarse. Durante la fuga Sanpitch resultó herido de un disparo, pero sobrevivió. Los mormones de la zona se atrincheraron en sus casas temiendo que en cualquier momento podrían ser atacados por los indios. Algunos de los evadidos fueron capturados y ejecutados al instante, pero Sanpitch pudo huir con algunos de sus hombres.

El 15 de abril Porfirio Díaz derrotó nuevamente a Leonardo Márquez en la batalla de las Lomas de San Lorenzo, pero Márquez logró refugiarse en la Ciudad de México.

A finales del año anterior Bismark había propuesto a los miembros de la nueva Confederación Alemana del Norte la adopción de una constitución. Varios de ellos pusieron objeciones que Bismark no dudó en desoír, y el 16 de abril el parlamento aprobó la constitución. Bismark se convirtió en el Bundeskanzler (canciller de la confederación). A lo largo del año se desarrollaron diversas leyes destinadas a cohesionar la Confederación: libertad de movimiento de los ciudadanos por el territorio de la confederación, un sistema postal común, pasaportes comunes y la extensión a la confederación de las leyes militares prusianas.

Ese día el rey Teodoro II de Etiopía recibió un ultimátum de los británicos en el que le instaba a liberar a los diplomáticos que mantenía retenidos en Meqdela.

Las bajas de Paraguay en su guerra contra la Triple Alianza sumaban ya los 60.000 hombres, y el dictador Solano López ordenó el reclutamiento de otros 60.000. Para ello fue necesario alistar a esclavos, así como formar batallones de niños. Las mujeres fueron obligadas a realizar tareas de apoyo. La crueldad del dictador no distinguía entre compatriotas y extranjeros: los prisioneros de guerra no eran peor tratados que los propios soldados paraguayos cuando fallaban en cumplir las órdenes hasta el mínimo detalle. Los castigos podían llegar hasta la pena de muerte (conquistar o morir), eso sí, para ahorrar munición, las ejecuciones de prisioneros se hacían a lanzazos. Los cuerpos eran arrojados a fosas comunes. Entre las víctimas de Solano López se contaban por igual soldados y oficiales, e incluso dos de sus hermanos y dos cuñados, a los que acusó de conspirar contra él. La represión afectó a unos 500 extranjeros, muchos de los cuales eran diplomáticos. El mismísimo cónsul de los Estados Unidos se salvó de milagro gracias a la oportuna aparición de un buque de guerra estadounidense.

Los mormones localizaron al jefe Sanpitch, que no podía desplazarse muy rápidamente a consecuencia de su herida, y lo abatieron de un disparo.

Aunque los paraguayos retenían algunas posiciones en el Mato Grosso brasileño, el 21 de abril una columna brasileña de 3.000 hombres penetró en territorio paraguayo desde la región. Los paraguayos incendiaron la aldea y el fuerte de Bella Vista para evitar que fueran capturados.

El 26 de abril el general Miguel Miramón realizó una salida desde Querétaro y logró romper el cerco durante unas horas, pero finalmente tuvo que replegarse de nuevo en la ciudad.

El 27 de abril Charles Gounod estrenó con gran éxito su ópera Roméo et Juliette, que consiguió un centenar de representaciones.

El 2 de mayo se formó un gobierno provisional en Haití que nombró "protector de la república" a Sylvain Salnave. Unos meses más tarde fue reconocido como presidente.

La rebelión federalista en Argentina había tenido un nuevo brote en Salta, dirigido por el general Aniceto Latorre, pero el 5 de mayo fue derrotado en El Bañado. Desde ese momento sólo el general Varela siguió ofreciendo resistencia durante unos meses, aunque terminó exiliándose en Bolivia.

La Liga de la Reforma había convocado una manifestación para el 6 de mayo. El gobierno la había prohibido, pero los miembros de la liga pegaron carteles en las calles explicando que la prohibición era ilegal y manteniendo la convocatoria. Finalmente unas 200.000 personas se congregaron en Hyde Park. El gobierno tenía previsto disolver la concentración por la fuerza, pero la orden fue revocada en el último minuto.

Los principales aliados de Francisco Solano López eran el cólera, el tifus y el beri-beri, que el 7 de mayo forzaron la retirada de la columna brasileña que había entrado en el país desde el Mato Grosso, perseguida y acosada por el ejército paraguayo, que empleaba técnicas guerrilleras.

Ese mismo día Alfred Nobel patentó en Gran Bretaña lo que llamó pólvora Nobel para voladuras, aunque fue más conocida como dinamita. No era pólvora. El año anterior había descubierto una tierra absorbente llamada kieselguhr o diatomita, que tenía la propiedad de absorber grandes cantidades de nitroglicerina. Se formaba así un compuesto que conservaba en gran medida el potencial explosivo de la nitroglicerina pero que era mucho menos sensible a los golpes y, por consiguiente, mucho más seguro. Nobel empezó a comercializar la dinamita envuelta en cómodos cartuchos de cartón que podían ser transportados y almacenados durante bastante tiempo (pero con el inconveniente de que, a medio plazo, la dinamita "suda" nitroglicerina y se vuelve nuevamente peligrosa). Los cartuchos nuevos de dinamita podían incluso someterse al fuego sin estallar. Tanto es así que Nobel tuvo que diseñar un detonador que empleaba un fulminante, es decir, un explosivo secundario no muy potente, pero capaz de iniciar la explosión de la dinamita. Con el tiempo, la dinamita fue reemplazando a la pólvora tanto en usos de minería y construcción como en el campo militar, y la fortuna de Nobel fue creciendo al mismo ritmo que el uso de su explosivo.

El emperador Napoleón III de Francia había tratado de comprar a los Países Bajos el Gran Ducado de Luxemburgo, que hasta el año anterior había pertenecido a la extinta Confederación Alemana, aunque el Gran Duque de Luxemburgo era el rey Guillermo III de los Países Bajos. Éste atravesaba por serios problemas financieros y había aceptado la oferta francesa. Napoleón III creyó que contaría con el beneplácito de Prusia como correspondencia a la neutralidad que Francia había mantenido en la pasada guerra Austro-prusiana, pero, para su sorpresa, Bismark puso a toda la Confederación Alemana del Norte en contra del proyecto y amenazó a Francia con la guerra si insistía en realizar la compra (Luxemburgo poseía poderosas fortalezas que Prusia veía como una seria amenaza en caso de que cayeran bajo el control de Francia). Para evitar una guerra que podría arrastrar a otras naciones europeas, varios gobiernos se ofrecieron como mediadores. Austria propuso que Luxemburgo fuera transferido a Bélgica a cambio de que ésta cediera ciertas tierras a Francia, pero el rey Leopoldo II de Bélgica no aceptó la oferta. Napoleón III, dispuesto a echarse atrás, pero salvando las apariencias, exigió que Prusia retirara los soldados que tenía en Luxemburgo, amenazando también con la guerra en caso de no hacerlo así. Entonces el zar Alejandro II de Rusia convocó una conferencia internacional que se celebraría en Londres para tratar el asunto. El 11 de mayo se firmó el Tratado de Londres, por el que se confirmaba la vinculación a la casa de Orange (es decir, al rey de los Países Bajos) del Gran Ducado de Luxemburgo y su status de neutralidad, para lo cual sus fortalezas debían ser destruidas para no ser reconstruidas jamás. Además, la guarnición prusiana se retiraría del territorio. El desmantelamiento de las fortificaciones requirió dieciséis años, y supuso la destrucción de 24 km de defensas terrestres y 40.000 metros cuadrados de casamatas, baterías, etc.

El 15 de mayo la traición del coronel Miguel López permitió a Mariano Escobedo entrar en Querétaro y capturar al emperador Maximiliano I y a varios de sus generales, entre ellos Miramón.

Las presiones de Gran Bretaña y Francia llevaron al Imperio Otomano a retirar sus tropas de Servia, con lo que el principado consiguió una independencia "de facto", aunque oficialmente siguió formando parte del Imperio. Ese año el sultán Abdülaziz I visitó Gran Bretaña y Francia, convirtiéndose así en el primer sultán otomano que visitaba Europa Occidental.

El sultán fue una de las muchas personalidades que visitaron la Exposición Universal de París. Otras fueron el rey Leopoldo II de Bélgica, el príncipe de Gales, Alberto Eduardo de Inglaterra, el zar Alejandro II de Rusia, el rey Luis II de Baviera, el emir Abd al-Qádir, el rey Guillermo I de Prusia y su primer ministro, Otto von Bismark, así como el príncipe Tokugawa Akitake, hermano del shogun Tokugawa Yoshinobu.

Guillermo I y Bismark asistieron a la representación de La gran duquesa de Gérolstein,y no faltó quien notara la ironía de la situación: los franceses se reían de la guerra ante los prusianos, y en cualquier momento Prusia podría arrastrar a Francia a una guerra catastrófica, como había hecho con Austria.

Con motivo de una Exposición Etnográfica de todas las Rusias que se celebró en Moscú, Rimski-Kórsakov, a sus 23 años, estrenó una Obertura sobre tres temas rusos y una Fantasía sobre temas servios, mientras que Balákirev presentó una Obertura sobre temas checos, esbozada durante su estancia en Praga. El crítico Vladímir Stásov acuñó en un artículo sobre el concierto la expresión Mogúchaya kuchka para referirse al círculo de Balákirev, que significa "el gran puñado", aunque la crítica francesa lo traduciría como "Los Cinco": Balákirev, Kórsakov, Músorgski, Bórodin y Cui.

Al iniciar su gira por Europa, Anton Rubinstein había dejado también vacante la dirección de los conciertos de la Sociedad Musical Rusa, y Balákirev fue propuesto para sustituirle. La principal patrona de la Sociedad era la gran duquesa Elena Pavlovna (que era el nombre que había adoptado la princesa Carlota de Württemberg tras casarse con el tío del zar, el gran duque Miguel Paulovich y convertirse al cristianismo ortodoxo). Ésta aceptó la propuesta a condición de que compartiera el puesto con Nikolai Zaremba y con un compositor extranjero, que al final resultó ser Hector Berlioz. La elección de Berlioz fue muy aplaudida en la Sociedad, pero no así la de Balákirev, cuyas ideas reformistas no encajaban muy bien en el espíritu conservador de asociación.

El 22 de mayo se llegó a un acuerdo por el que el reino de Hungría estaría en lo sucesivo en pie de igualdad con el Imperio Austríaco, que se convertía así en el Imperio Austro-Húngaro. El proyecto original había sido descentralizar el Imperio Austriaco en cinco estados: alemán, checo, húngaro, polaco y eslavo, pero el conde Andrássy aprovechó la voluntad del emperador de llegar a un acuerdo junto con la oposición de numerosos políticos austriacos al proyecto para lograr que finalmente sólo Hungría obtuviera la autonomía que reivindicaba, mientras que las demás nacionalidades seguían subordinadas al Imperio. Según los acuerdos, el Imperio Austriaco tendría un parlamento con sede en Viena, mientras que el reino de Hungría tendría el suyo en Buda. No habría un parlamento común, y cada uno de los dos Estados tendría su propio gobierno. Únicamente tres ministerios serían comunes: finanzas, asuntos exteriores y defensa (la reivindicación húngara de tener un ejército propio fue la única que no fue finalmente satisfecha). Los ministros de ambos Estados serían nombrados por el emperador/rey. La reorganización del imperio afectó en particular a Transilvania, que pasó ser considerada una provincia húngara. Sin embargo, sus habitantes eran mayoritariamente eslavos, más afines a los rumanos que a los húngaros, y consideraron opresor el gobierno húngaro, que trató de "hungarizarlos".

El presidente colombiano Tomás Cipriano de Mosquera había ordenado el cierre del Congreso a finales del mes anterior, y la oposición respondió enviar a su casa a un grupo de soldados el 23 de mayo con órdenes de arrestarlo, tras lo cual el Congreso volvió a reunirse y eligió como presidente al general Santos Acosta. Mosquera fue desterrado a Perú.

El dictador peruano Mariano Ignacio Prado había organizado una asamblea constituyente para hacerse una constitución a medida. El ex-presidente Ramón Castilla inició una rebelión, pero murió el 30 de mayo a los 69 años y la insurrección quedó en nada.

Las relaciones entre Francisco José I y su esposa Isabel seguían siendo distantes. Sissí le escribía a menudo solicitando su presencia. En los últimos meses la emperatriz había estado ocupada con un hospital que había fundado para atender a los heridos de guerra, tal vez la única ocasión en la que recibió muestras de reconocimiento por parte de su suegra, la archiduquesa Sofía. Sin embargo, la emperatriz caía a menudo en estados de depresión y había escandalizado a la corte al habituarse al tabaco. Muchas jóvenes de buena familia la imitaron, y el 6 de junio se produjo un dramático accidente cuando la archiduquesa Matilde de Teschen, de dieciocho añios, perteneciente a la casa de Austria y prometida al príncipe Humberto, heredero del rey Víctor Manuel II de Italia, murió quemada viva al tratar de ocultar en su traje el cigarro que estaba fumando para que no lo viera su padre. Se trataba de un traje de gala impregnado de glicerina, lo que lo volvía altamente inflamable. La muerte no fue instantánea, sino que, una vez apagado el fuego, pasó varias horas entre dolores atroces.

El 8 de junio el emperador Francisco José I de Austria y Sissí fueron coronados como reyes de Hungría. La música para la ceremonia fue compuesta por Franz Liszt. Hacía tiempo que el conde Andrássy había comprendido que la emperatriz tenía un cierto grado de influencia sobre Francisco José I y que era, por tanto, una buena pieza con la que los húngaros podían contar en sus aspiraciones políticas. Por ello Hungría se deshizo en adulaciones hacia su nueva reina, la cual agradeció el contraste con la fría corte austriaca (cuyo rigor y protocolo llegaba a provocarle cefaleas y náuseas) y no tardó en sentir un especial afecto y predilección por Hungría. Los húngaros le ofrecieron el castillo Gödöllö, a 30 km de Buda, en el que Sissí pasaría desde entonces largas temporadas.

El 11 de junio la columna brasileña que había invadido Paraguay logró regresar a una posición segura en el Mato Grosso, pero reducida a apenas 700 hombres. El 13 de junio el ejército brasileño retomó Corumbá gracias a un ataque por sorpresa que les permitió tomar unos 300 prisioneros, que fueron fusilados en represalia por el trato que los paraguayos daban a los prisioneros aliados.

Omar Pachá no estaba obteniendo buenos resultados en su lucha contra los guerrilleros cretenses. Éstos se alejaban cuando sus ejércitos se acercaban y volvían a ocupar sus posiciones en cuanto los turcos las abandonaban. El 12 de junio sufrió graves pérdidas en un enfrentamiento en Gergeri.

Benito Juárez recibió numerosas peticiones para que salvara la vida del emperador Maximiliano, entre ellas las de Victor Hugo y Giuseppe Garibaldi, además de las de numerosos monarcas europeos, pero Juárez se negó a tenerlas en consideración, para demostrar al mundo que México no aceptaba intervenciones extranjeras. El emperador Francisco José I restituyó a su hermano todos los derechos a los que había renunciado al aceptar la corona mexicana, con la esperanza de que Juárez no se atrevería a ejecutar a un archiduque de Austria, pero todo fue en vano. Tras un juicio celebrado en Querétaro por un coronel y seis capitanes, sin derecho a apelaciones y sin más base que una serie de preguntas, muchas de las cuales Maximiliano se negó a contestar, el emperador fue condenado a muerte y la sentencia se ejecutó el 19 de junio, cuando Maximiliano fue fusilado junto a los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía. Se dice que a una de las peticiones de clemencia, Juárez respondió: No mato al hombre, mato la idea. Las últimas palabras de Maximiliano fueron:

Perdono a todos y pido a todos que me perdonen y que mi sangre, que está a punto de ser vertida, se derrame para el bien de este país; voy a morir por una causa justa, la de la independencia y libertad de México. ¡Que mi sangre selle las desgracias de mi nueva patria! ¡Viva México!

Su madre, Sofía de Baviera, quedó muy afectada por su muerte y desde entonces se retiró de la vida pública. De hecho, ya llevaba un tiempo discrepando de su hijo Francisco José I por las alas, a su juicio excesivas, que estaba dando a los húngaros, así que dejó de intervenir en la política del Imperio y se dedicó a cuidar de sus nietos, Gisela y Rodolfo, de los cuales tenía la tutela por encima de su madre, Sissí. El príncipe heredero, Rodolfo, tenía entonces ocho años y desde los tres estaba recibiendo una educación militar, que incluía el tiro y el pase de revista a las tropas, entre otras disciplinas. A los seis años se le separó de su hermana y se le asignó un severo preceptor que acabó traumatizando al niño. Sissí logró que fuera reemplazado por otro más moderado.

El poeta español José Zorrilla había sido una figura destacada de la corte de Maximiliano I, pero el año anterior, tras el fallecimiento de su esposa, había regresado a España. Allí recibió la noticia de la muerte del emperador y a raíz de ello escribió El drama de un alma, en donde resume la historia de México hasta la ejecución de Maximiliano. Éstas son sus conclusiones. Zorrilla desprecia a los protestantes frente a los católicos, pero al mismo tiempo censura la actuación de la Iglesia católica, tanto por parte de los católicos mexicanos como de Roma. Lo cierto es que el poeta sufrió una crisis religiosa, aunque alguien predispuesto a creer que 1 = 3 no debería tener problemas en creer que la Iglesia puede ser santa y ruin a la vez.

En relación con la santidad de la Iglesia Católica, hacía nueve años que la Santa Inquisición había secuestrado en Bolonia al hijo del judío Salomon Mortara con la excusa de que había sido bautizado sin el consentimiento de sus padres. El niño, Edgardo (o Pío, según sus secuestradores) Mortara, tenía ahora dieciséis años y continuaba retenido en Roma. Las autoridades eclesiásticas habían prometido a sus padres que a la edad de 17 años le dejarían decidir sobre su religión, pero sus padres recibían ahora descorazonados la noticia de que el joven acababa de ser ordenado sacerdote católico.

El pintor Édouard Manet había abierto organizado una exposición retrospectiva de su obra paralela a la Exposición universal de París, pero no tuvo ningún éxito y la clausuró el mismo día de la ejecución de Maximiliano. Cuando más tarde conoció la noticia del fusilamiento, se sintió impactado y empezó a trabajar en un cuadro sobre el acontecimiento. Ese año terminó una primera versión, pero no quedó satisfecho y decidió empezar de cero otra vez.

Por esa época estaban empezando a destacar varios pintores jóvenes como Manet, entre ellos Auguste Renoir, de 26 años, que ese año terminaba su Lise à l'ombrelle, o Claude Monet, de 27, que en una estancia con su familia en la ciudad balneario de Sainte-Adresse pintaba, entre otros, su Terrasse à Sainte-Adresse y su Regatta à Sainte-Adresse. En total ese año pintó al menos 14 cuadros. Hasta entonces había expuesto con relativo éxito varias obras en el Salón de París, pero ese año se había rechazado su cuadro Mujeres en el jardín, pintado el año anterior. Aunque las figuras humanas estaban bastante perfiladas, la vegetación estaba pintada con unas pinceladas gruesas que desconcertaban a la crítica. Edgar Degas (de 37 años) estaba transformando su estilo bajo la influencia de Manet, al que había conocido tres años atrás.

Entre los admiradores de estos nuevos pintores se encontraba un periodista y escritor de 27 años llamado Émil Zola, que publicaba entonces su novela Thérèse Raquin, obra que marcaba una clara ruptura con la literatura romántica, y considerada como la primera novela naturalista. El naturalismo literario es una forma de realismo que, más allá de describir la realidad sin ningún tipo de idealización, pretende explicar la conducta humana en términos fisiológicos (instintos, pasiones, el condicionamiento del entorno, etc.) Zola no duda en describir abiertamente a modo de denuncia los aspectos más crudos y desagradables de la realidad social.

El 21 de junio la guarnición imperial en la Ciudad de México se rindió al general Porfirio Díaz.

El lugarteniente Lyman Kidder viajaba junto con un explorador indio y diez soldados con la misión de entregar unas órdenes del general Sherman al lugarteniente George A. Custer, que estaba acampado en un punto de Nebraska. Cuando llegó al campamento, se encontró con que estaba vacío y, conjeturando incorrectamente el camino que había seguido Custer, se dispuso a alcanzarlo, pero el 29 de junio Kidder y sus hombres fueron sorprendidos por un grupo de Sioux y Cheyennes. Todos murieron. Unas semanas más tarde Custer encontró sus restos. Según su propio testimonio, cada cuerpo estaba atravesado por entre 20 y 50 flechas.

Desde Francia se requirió un vals a Johann Strauss para ser interpretado en uno de los actos de la Exposición Universal de París, y Strauss presentó una versión orquestal de su fracasado Wiener seid froh!, que esta vez se estrenó con el título de Le beau Danube bleu (El bello Danubio azul). La pieza tuvo un éxito impresionante. En pocas semanas se imprimió un millón de ejemplares de la partitura, que salieron hacia todos los rincones del mundo. El 1 de julio se estrenaba en Nueva York. Strauss fue invitado por el propio príncipe de Gales a interpretarlo en Londres ese mismo año.

Ese mismo día entró en vigor la Ley de la Norteamérica Británica, por la que las colonias británicas de Canadá, Nuevo Brunswick y Nueva Escocia se unián en una federación bajo el nombre de Dominio de Canadá. Teóricamente así el Canadá contaba con una mayor autonomía, aunque en la práctica Gran Bretaña conservaba una autoridad completa sobre la colonia, pero también es cierto que rara vez la ejerció. El dominio de Canadá sólo incluía la zona oriental del territorio norteamericano bajo soberanía británica. La parte central, conocida como Tierra de Rupert, estaba bajo la explotación directa de la Compañía de la Bahía de Hudson, en un status similar al que había tenido la India bajo la Compañía Británica de las Indias Orientales. Ese año se creó la Policía montada del Noroeste, con la misión de mantener la ley y el orden en las regiones occidentales, poco pobladas, y en particular evitar que colonos estadounidenses pudieran asentarse en territorio deshabitado que después pudiera reclamar el gobierno de los Estados Unidos.

Dos años atrás Rusia había iniciado la ocupación militar del amplio territorio situado entre el mar Caspio y China, hasta entonces dividido en varios kanatos musulmanes bajo tutela rusa. Ahora el proceso estaba completado y el 11 de julio el Turquestán Ruso fue estructurado como una territorio dividido en tres provincias (a las que después se unirían otras dos) bajo el mando de un mismo gobernador general.

El 15 de julio Benito Juárez entraba triunfalmente en la Ciudad de México.

El 19 de julio el Congreso estadounidense aprobó una "ley de reconstrucción" por la que los ex-Estados Confederados quedaban divididos en cinco distritos militares: 1) Virginia, 2) Carolina del Norte y Carolina del Sur, 3) Georgia, Florida y Alabama, 4) Mississippi y Arkansas y 5) Luisiana y Texas. En cada uno de ellos se había nombrado un gobernador militar y cada uno de estos gobernadores había convocado elecciones para finales de verano. Unos 20.000 soldados fueron desplegados para poner en práctica estas medidas.

Mientras los mormones se atrincheraban en el norte del territorio de Utah, Halcón Negro decidió atacar más al sur, en una zona donde no se habían visto hasta entonces ataques indios. El 21 de julio trató de robar ganado y provisiones de algunos puntos que, aunque vigilados, no habían sido agrupados convenientemente. Sin embargo, su esfuerzo fue inútil, los mormones dieron la alarma y los indios tuvieron que huir perseguidos por la milicia.

El 23 de julio los paraguayos retomaron Corumbá, abandonada por los brasileños a causa de una epidemia de viruela.

Los indios de Nube Roja se disponían a atacar dos de los fuertes que defendían el camino de Bozeman, Fort Smith y Fort Phil Kearny. Como no lograron ponerse de acuerdo sobre cuál atacar primero, se dividieron en dos grupos: unos 500-800 se dirigieron a Fort Smith y el resto, con Caballo Loco y el propio Nube Roja al frente, se dirigió a Fort Phil Kearny. El 1 de agosto se inició el ataque a un recinto fortificado cercano a Fort Smith destinado al cosechado de heno. En él se encontraban 19 soldados y 6 civiles (cosechadores), bajo el mando del lugarteniente Sigismuhd Stemberg. Éste se negó a disparar acostado y murió de un disparo en la cabeza. Un civil (veterano de la guerra de Secesión) tomó el mando y el fuerte resistió diversas oleadas indias desde el amanecer hasta la puesta del sol, con un balance de tres muertos y cuatro heridos. Al final del día llegaron refuerzos desde Fort Phil Kearny que dispersaron a los indios con la ayuda de un cañón.

El 2 de agosto Nube Roja atacó a un grupo de 28 soldados y 4 civiles bajo el mando del capitán James Powell, que estaban cortando troncos para el cercano Fort Phil Kearny. Al divisar a los indios, Powell ordenó formar un óvalo con sus catorce carretas que les sirvió de parapeto durante cinco horas, hasta que llegaron refuerzos del fuerte. Contaron 6 muertos y 2 heridos. Al parecer los indios sufrieron muchas más bajas.

El Secretario de Guerra estadounidense era a la sazón Edwin McMaster Stanton, republicano radical que colaboraba eficientemente en el desarrollo de las leyes de Reconstrucción aprobadas por el congreso desoyendo las instrucciones que le daba el presidente Johnson de demorarlas y atenuarlas en todo lo legalmente posible. Además era el espía perfecto para los congresistas en el gabinete de Johnson. De hecho, el Decreto sobre ocupación de cargos se había aprobado principalmente para evitar que Johnson destituyera a Stanton. Sin embargo, era poco menos que evidente que el decreto era inconstitucional, y Johnson, tras haber propuesto al Senado la destitución de Stanton y haber obtenido una negativa, cesó a Stanton el 5 de agosto y nombró en su lugar al general Grant, confiando en que la popularidad de Grant haría que la opinión pública respaldase su decisión. Stanton se aferró a su cargo apelando al Decreto sobre ocupación de cargos y Grant no dijo nada. (Grant no era un político, y se sentía intimidado por los políticos, a los que no se atrevía a contradecir). La situación quedó temporalmente estancada, pues Grant no ocupó el cargo, Stanton se negó a cederlo y los congresistas no querían que el asunto llegara al Tribunal Constitucional, pues sospechaban que éste declararía inconstitucional el decreto.

Viendo que la guerra no tenía ningún futuro, el jefe Halcón Negro, enfermo de tuberculosis, se presentó en una reserva india federal para negociar la paz. El gobierno federal no se había implicado en la guerra a pesar de las peticiones de ayuda de los mormones, pero ahora que Halcón Negro estaba dispuesto a negociar, se dispuso a organizar las conversaciones de paz.

Entre los galardonados con premios en la Exposición Universal de París estuvo Louis Pasteur, por su descubrimiento del proceso que hoy se conoce como pasteurización, aplicado entonces al vino, aunque unas décadas más tarde se aplicaría también a la leche. Pasteur, considerado como demasiado autoritario tanto por sus colegas como por sus alumnos, dimitió de sus funciones de administrador en la École normale supérieure de París. Ese año recibió una cátedra en la Sorbona y fue nombrado director de un nuevo laboratorio de química fisiológica. Por esas fechas terminaba de publicar sus estudios sobre la fermentación, en los que, entre otras cosas, había establecido la existencia de seres vivos anaeróbicos, es decir, capaces de subsistir sin aire. Pasteur popularizó la palabra microbio para referirse a los seres vivos microscópicos. Sus estudios demostraban el origen microbiano de los procesos de putrefacción y ahora, que estaba estudiando la enfermedad de la pebrina en los gusanos de la seda, terminó reconociendo, en contra de sus primeras teorías, que dicha enfermedad también tenía un origen microbiano. Tras identificar la presencia del parásito en los huevos de los gusanos, propuso un método para seleccionar los huevos que debían ser incubados mediante análisis de muestras, con lo que logró reducir el número de gusanos afectados por la pebrina hasta una proporción que no resultaba catastrófica para la industria de la seda.

El médico Casimir Davaine relacionó los trabajos de Pasteur con sus propios estudios sobre el origen microbiano del carbunco. Los trabajos de Pasteur sobre la putrefacción inspiraron también a un cirujano británico llamado Joseph Lister, profesor de la universidad Glasgow. Lister sospechó del origen microbiano de las infecciones que casi inevitablemente se producían en las heridas graves y tras las intervenciones quirúrgicas. Dos años atrás había aplicado un algodón impregnado de fenol a la herida de un niño que tenía un hueso fracturado y pudo constatar que, contra todo pronóstico, la herida cicatrizó sin infección y el hueso se soldó sin supuración. Ahora publicaba los resultados de sus experiencias en una serie de artículos de periódico, y el 9 de agosto expuso un trabajo ante la asociación médica británica en Dublín. A partir de este momento dio instrucciones a los cirujanos que estaban bajo su responsabilidad para que usaran guantes y se lavaran las manos antes y después de las operaciones con fenol disuelto en agua al 5%, los instrumentos también eran limpiados con fenol e incluso ordenó que se pulverizara fenol por los quirófanos antes de las operaciones. El olor resultaba bastante molesto, pero los resultados fueron espectaculares. El número de infecciones postoperatorias disminuyó drásticamente.

Un cerrajero francés llamado Pierre Michaux empezó a fabricar y distribuir con gran éxito en París un vehículo de dos ruedas movido a pedales que llamó velocípedo. Pronto se publicaron revistas sobre velocípedos, se fundaron clubs de velocipedistas y se organizaron carreras.

Un ingeniero alemán llamado Nikolaus Otto presentó un motor de explosión de dos tiempos diseñado por él y  fabricado en una empresa que había fundado dos años atrás en colaboración con Eugène Langen. Durante los años siguientes se venderían unos cinco mil motores para uso industrial, principalmente en Alemania y Gran Bretaña.

En Londres se inauguró un nuevo centro polideportivo, el Lillie Bridge Grounds, donde instaló su sede el Amateur Athletic Club. A iniciativa de John Graham Chambers se organizaron los primeros campeonatos de boxeo amateur de la historia. El torneo fue patrocinado por John Douglas, marqués de Queensberry, y se celebró siguiendo unas normas redactadas por Chambers unos años atrás, pero que acabaron siendo universalmente conocidas como las reglas de Queensberry, y son esencialmente las que rigen los combates modernos. Entre otras cosas, establecen una duración de tres minutos para cada ronda, con un minuto de descanso entre ellas, reducen a diez segundos en lugar de treinta el tiempo que tiene un boxeador caído para levantarse por sí mismo. También se estipuló que los boxeadores debían usar guantes y se establecieron distintas categorías según el peso de los púgiles.

Los Maoríes de Nueva Zelanda obtuvieron el derecho a tener una cantidad reservada de escaños en el parlamento.

Resuelta la crisis interna, el argentino Bartolomé Mitre había regresado al frente paraguayo, y había persuadido al general brasileño Luís Alves de Lima e Silva para que enviara sus acorazados a remontar el fuerte de Curupayty, confiando en que resistirían sin problemas la artillería paraguaya. La operación se inició el 15 de agosto y fue todo un éxito. En efecto, la flota no sufrió apenas daños. Sólo uno de los buques se vio inmovilizado y tuvo que ser remolcado río arriba. La flota brasileña ancló dispuesta en dos frentes: la vanguardia frente al fuerte de Humaitá y la retaguardia frente a Curupayty.

Ese mismo día, tras haber fraguado una nueva conspiración en Bruselas, Juan Prim salió rumbo a España y desembarcó en Tarragona, pero la revuelta que había planeado no llegó a estallar.

Ese año Músorgski presentó una de sus pocas composiciones orquestales, un poema sinfónico al que tituló Una noche de san Juan en el monte Pelado, aunque es más conocida como Una noche en el monte Pelado. La obra, basada en un cuento de Gogol, describe una noche de aquelarre. La pieza contenía ideas muy originales, si bien era bastante deficiente tanto en forma como en orquestación. Por ello hoy en día se conocen varias versiones debidas varios directores y compositores que distan mucho de la versión original, que rara vez se interpreta.

El gobierno británico aprobó una reforma electoral que no implantaba el sufragio universal masculino, como pedía la Liga de la Reforma, pero que incrementaba drásticamente el número de votantes, otorgando por primera vez el voto a un sector del proletariado, desde el momento en que admitía como votantes a todos los propietarios o arrendatarios de una casa. La ley sólo se aplicaba a Inglaterra, mientras que una ley similar para Escocia e Irlanda se había pospuesto al año siguiente. Por ello, los dirigentes de la Liga de la Reforma defendieron mantener su organización en parte para vigilar lo que sucedía con las leyes pospuestas y en parte para presionar por que el censo electoral se ampliara todo lo posible. Durante el debate parlamentario que llevó a la aprobación de la reforma se planteó también la cuestión del voto femenino, pero fue desestimada. De hecho, la reina Victoria era la primera en no considerarlo razonable.

El 22 de agosto Prim estaba en Marsella, desde donde se dirigió por tierra a la frontera española a la espera de otra revuelta que le permitiera entrar en el país, pero, aunque hubo algunos disturbios, no fueron lo suficientemente relevantes y marchó a Suiza.

El 25 de agosto murió el físico británico Michael Faraday.

En los Estados ex-confederados se habían celebrado elecciones en las que los negros habían votado por primera vez. (Al organizar las elecciones se había planteado la posibilidad de permitir el voto a las mujeres, pero finalmente fue descartada.) Unos 1.500 negros entraron en las legislaturas estatales. Muchos de ellos eran antiguos esclavos que habían huido al norte tiempo atrás y allí habían recibido educación. Precisamente la falta de candidatos con la mínima educación necesaria para poder desempeñar cargos públicos con eficiencia había hecho que una buena parte del voto negro se desviara a hombres blancos que defendían sus intereses. En realidad la situación política era complicada. Por una parte, la mayor parte de los políticos sureños se habían negado a participar en un proceso electoral que veían impuesto desde el norte y en el que consideraban inadmisible la participación de los negors. Los pocos sureños blancos que estuvieron dispuestos a colaborar fueron conocidos despectivamente como scalawags, nombre que deriva de la ciudad escocesa de Scalloway, que durante un tiempo fue proverbial por su miseria. Los británicos usaban la palabra scalawag como sinónimo de vagabundo, y en los mercados estadounidenses se empleaba para referirse a los animales en malas condiciones físicas.

La falta de representantes políticos locales y la poca preparación de los negros hizo que la política de los Estados sureños quedara en manos de políticos llegados del norte. Los sureños se referían a ellos como carpetbaggers, aludiendo a que eran míseros aventureros que llegaban con todas sus pertenencias envueltas en una bolsa hecha con una alfombra cosida. Es cierto que muchos carpetbaggers eran gente sin escrúpulos que acudía al sur porque veían lo fácil que resultaba conseguir cargos políticos comprando el voto a unos negros ignorantes, lo cual a su vez les abría mil posibilidades para enriquecerse fraudulentamente, pero también hay que señalar que no todos respondían a este patrón, sino que también acudieron muchos abolicionistas honrados deseosos de combatir el racismo en el sur, por motivos éticos o incluso religiosos. Los nuevos gobiernos revocaron los Códigos de negros, aprobaron nuevas constituciones más democráticas e instauraron una educación pública similar a la que existía en los estados norteños.

Durante las últimas elecciones, el Ku Klux Klan se había dedicado a coaccionar a los negros para que no votaran, y ahora sus ataques se dirigían por igual a los negros y a los carpetbaggers, a los que el ejército trataba de proporcionar la máxima protección posible.

Ante la falta de respuesta al ultimátum británico, el 21 de agosto la reina Victoria I anunció el envío de una expedición militar a Etiopía.

El 25 de agosto se celebraron en México elecciones presidenciales en las que Benito Juárez obtuvo 2.344 votos, frente a los 785 de Porfirio Díaz. No eran ciertamente muchos votos para alguien que decía haber luchado "en nombre del pueblo mexicano".

Ocho años atrás el capitán estadounidense N. C Middlebrooks había descubierto un atolón deshabitado en mitad del océano pacífico, cerca de Hawai, que fue bautizado como islas Middlebrooks. Las islas eran ricas en guano, así que el 28 de agosto el capitán William Reynolds tomó posesión oficialmente de las islas en nombre de los Estados Unidos, y pasaron a llamarse islas Midway, porque estaban a mitad de camino entre América y Asia. Las islas Midway se convirtieron en el primer territorio estadounidense no continental.

El 29 de agosto el dictador peruano Mariano Ignacio Prado tenía lista su constitución y el 31 de agosto fue proclamado presidente constitucional.

Ese día murió el escritor francés Charles Baudelaire. Llevaba más de un año internado en una clínica de París, lúcido, pero sin habla, como consecuencia de la sífilis.

El 2 de septiembre se celebró en Lausana el segundo congreso general de la Asociación Internacional de Trabajadores, a la que acudió como invitado Mijaíl Bakunin.

El 5 de septiembre el sultán Abdülaziz I llamó a Omar Pachá, decretó una amnistía general para los cretenses, anunció un alto el fuego de cinco semanas y envió al gran visir Alí Pachá para negociar la paz y acordar una nueva constitución para la isla que le otorgara cierta autonomía así como algunos privilegios para la población cristiana.

En Ginebra se celebraba una reunión de la Liga de la Paz y la Libertad, donde se debatió sobre las tensiones creadas recientemente entre Francia y Prusia y la amenaza de una guerra entre ambas potencias. En ella participó Victor Hugo, que abogó por la creación de unos Estados Unidos de Europa, y también Garibaldi, que se mostró menos pacifista y sostuvo la necesidad de que los italianos conquistaran Roma. En una de las sesiones, el 9 de septiembre, afirmó que el Papa era la negación de Dios, [...] vergüenza y plaga de Italia, y empezó a reclutar voluntarios. Unos meses atrás el primer ministro italiano Bettino Ricasoli había sido reemplazado por Urbano Rattazzi, y volvió a repetirse la situación que se había dado cinco años atrás: Rattazzi convenció a Garibaldi de que el gobierno italiano aprobaría que tomara la iniciativa para conquistar Roma, que estaba indefensa tras la retirada del ejército francés.

El 11 de septiembre la policía británica capturó a los racionalistas irlandeses Thomas J. Kelly y Timothy Deasy. Fueron capturados como sospechosos de un intento de robo, aunque en un principio no fueron reconocidos como miembros de la Hermandad Republicana Irlandesa. Sin embargo, más tarde fueron identificados por policías irlandeses.

Ese mismo día estalló una revolución en el sur de Perú contra el presidente Mariano Ignacio Prado. Los rebeldes, dirigidos por Pedro Díez Canseco, quemaron la nueva constitución y exigieron que se mantuviera vigente la anterior. Poco después estalló otra revuelta en el norte dirigida por el coronel José Balta.

El 14 de septiembre se publicó el primer volumen de El capital: Crítica de la economía política, la obra cumbre de Karl Marx, fruto de veinte años de trabajo.

El 18 de septiembre Kelly y Deasy iban a ser trasladados, esposados en dos compartimentos separados de un furgón policial escoltado por doce policías montados. El furgón transportaba otros cuatro prisioneros: tres mujeres y un niño de doce años que era transportado a un reformatorio. Durante el trayecto, unos 30 o 40 irlandeses armados aparecieron por sorpresa y desarmaron a los policías. Tras varios intentos de forzar la cerradura del furgón gritaron al policía que iba dentro que abriera la puerta. Éste se negó, uno de los irlandeses apuntó entonces con su revolver a la cerradura y disparó justo cuando el policía ponía su ojo en ella para ver qué pasaba fuera. El policía murió al instante, pero la puerta no se abrió. Sin embargo, una de las mujeres que iba en el furgón tomó las llaves del bolsillo del policía y las tiró fuera por una ventanilla de ventilación.

El 22 de septiembre llegó a Creta el gran visir Alí Pachá y se reunió con dirigentes rebeldes. Les informó de que estaba dispuesto a estudiar cualquier forma de gobierno a condición de que los cretenses depusieran las armas en un plazo de 45 días y renunciaran a la unión con Grecia. Los rebeldes rechazaron la propuesta. Sin embargo, Alí inició unilateralmente una serie de reformas, entre las que figuraba una convocatoria de elecciones para una asamblea cretense.

El 7 de octubre murió el emir de Afganistán Mohammad Afzal Khan, y fue sucedido por su hermano Mohammad Azam Khan.

Garibaldi invadió el Lacio con unos 10.000 voluntarios. El 13 de octubre su hijo Menotti entró con 600 hombres en la ciudad de Montelibretti para avituallarse y derrotó allí a una guarnición de 90 soldados papales.

El 18 de octubre se celebró en Sitka la ceremonia por la que los Estados Unidos tomaban oficialmente posesión de Alaska, a pesar de que todavía no habían pagado la factura.

El 21 de octubre el general Luís Alves de Lima e Silva se dirigió con su caballería al lugar donde sabía que los paraguayos del fuerte Humaitá apacentaban a sus caballos y lanzó un ataque por sorpresa que resultó todo un éxito. No obstante, los paraguayos, casi rodeados por completo, lograron organizarse para volver al fuerte protegidos por la artillería, aunque dejaron numerosas bajas en el campo de batalla.

En París se estrenó una nueva versión de Le Corsarie, un ballet estrenado once años atrás y que fue la última obra del compositor Adolphe Adam (que moriría unos meses después del estreno), maestro de Léo Delibes, quien compuso nuevas piezas para el reestreno.

El 22 de octubre estalló en Roma una revuelta de partidarios de la integración en Italia. Por la noche, un grupo de unos 70 voluntarios trató de atacar la ciudad desde el exterior, conducidos por Enrico Cairoli y su hermano Giovanni. Sin embargo, cuando llegaron la revuelta interna ya había sido sofocada y pronto fueron rodeados por el ejército papal. Enrico murió en los brazos de su hermano, que resultó gravemente herido.

El 25 de octubre el ejército del Papa ahogó en sangre los últimos focos rebeldes en Roma. Los que fueron capturados fueron ejecutados un tiempo después.

Ese día murió en prisión Abba Selama, la máxima autoridad ortodoxa en Etipía, lo que provocó una oleada de revueltas entre los súbditos cristianos del rey Teodoro II, que se vio en serias dificultades.

El 26 de octubre Garibaldi, al frente de unos 4.000 hombres, atacaron la ciudad de Monterotondo, en la que una guarnición papal resistió hasta el día siguiente.

La política del primer ministro Rattazzi respecto a la actuación de Garibaldi estaba siendo bastante equívoca y, ante la presión francesa, el 27 de octubre fue cesado y sustituido por Federico Luigi, el conde de Meabrea.

Ese mismo día se celebró en San Petersburgo el matrimonio entre el rey Jorge I de Grecia y la gran duquesa Olga Konstatínova, hija del gran duque Constantino de Grecia, hermano del zar Alejandro II.

El 28 de octubre unos 5.000 soldados brasileños atacaron una posición defendida por unos 300 paraguayos en Potrero Obella, los cuales se vieron obligados a retroceder, permitiendo a su vez que el día siguiente Luís Alves de Lima e Silva iniciara un avance hacia Tayí. El dictador Solano López se dio cuenta de que si los brasileños tomaban Tayí el fuerte Humaitá quedaría aislado por tierra.

El 29 de octubre tropas francesas desembarcaron en Civitavecchia (cerca de Roma) para auxiliar al Papa Pío IX.

El 2 de noviembre el ejército brasileño tomó Tayí, con lo que el fuerte Humaitá pasó a depender para su avituallamiento del río Paraguay. Si la flota brasileña remontaba el fuerte, quedaría completamente bloqueado.

Finalmente Garibaldi llegó a las afueras de Roma con el grueso de su ejército. Esperó un tiempo a que se produjera una nueva revuelta interna en la ciudad, pero esto no sucedió. El 3 de noviembre el ejército papal, junto con las tropas auxiliares francesas, atacó a Garibaldi. El encuentro se produjo cerca de la ciudad de Mentana, y Garibaldi sufrió una estrepitosa derrota, tras la cual se atrincheró en el castillo de Mentana.

Ese mismo día se clausuraba la Exposición Universal de París.

El 4 de noviembre se rindieron algunos de los hombres de Garibaldi, mientras que otros lograron huir. Garibaldi fue hecho prisionero, aunque fue liberado al cabo de unos meses.

El 5 de noviembre murió Leopoldo O'Donnell y Francisco Serrano se convirtió en el nuevo líder de la Unión Liberal, pero muchos de sus militantes se alinearon con los partidarios del derrocamiento de la reina Isabel II.

El 6 de noviembre una crisis política obligó a dimitir al presidente ecuatoriano Jerónimo Carrión, que fue sucedido provisionalmente por Pedro José de Arteta.

David Livingstone, enfermo y abandonado por su equipo, se vio obligado a viajar en compañía de unos tratantes de esclavos, con los que el 8 de noviembre llegó al lago Mweru, y poco después se convirtió en el primer europeo que veía el lago Bangweulu. Después encontró el río Lualaba, al que creyó afluente del Nilo, cuando en realidad lo es del Congo.

Los señores feudales del Japón consideraban que la política del nuevo shogun Tokugawa Yoshinobu era una continuación de la de su antecesor, y por ello continuaban desafiando su autoridad teóricamente en nombre del nuevo emperador Meiji. Entre los más moderados estaba el señor de Tosa, quien convenció al shogun para que renunciara a su cargo y permitiera la creación de un consejo de gobierno formado por los grandes señores y del cual sería el presidente. El 9 de noviembre Tokugawa Yoshinobu presentó su renuncia ante el emperador, al mismo tiempo que otros señores más radicales estaban firmando una alianza para declararle la guerra a muerte.

Ese día Charles Dickens embarcaba en el que sería su segundo viaje a los Estados Unidos.

El 11 de noviembre la Liga de la reforma convocó una nueva y multitudinaria manifestación en el Crystal Palace. Sin embargo, los trabajadores que habían conseguido ya el derecho al voto con la reforma aprobada ese año se cansaron pronto de apoyar a la liga, y su capacidad de congregación no tardó en decrecer sensiblemente.

Mientras tanto Alí Pachá había organizado una asamblea de representantes cretenses en La Canea, ante la cual presentó un nuevo proyecto administrativo según el cual Creta pasaría a estar gobernada por un valí y quedaba dividida en cinco consejos y veinte provincias. Los cristianos podían ser nombrados para todos los niveles de la administración y de la justicia. Las lenguas turca y griega se declaraban legalmente iguales y equivalentes. Sin embargo, los insurgentes continuaron la lucha. Alí Pachá regresó a Constantinopla dejando a Husein Avni Pachá como valí de Creta. El nuevo gobernador empleó una estrategia distinta contra los rebeldes: emprendió la construcción de una cadena de fuertes a lo largo de la isla en lugares estratégicos, desde los cuales pudo ejercer un control militar efectivo que fue dejando cada vez menos margen de acción a los guerrilleros.

El 14 de noviembre Ibsen publicó su drama en verso Peer Gynt. La primera edición constó de 1250 ejemplares que se vendieron muy rápidamente, pero un par de semanas después se imprimieron otros 2.000 ejemplares y éstos ya no lograron venderse apenas.

Los republicanos radicales estadounidenses decidieron echar el resto en su pulso contra Johnson y el 21 de noviembre una comisión de la Cámara de Representantes presentó una propuesta de enjuiciamiento contra el presidente basada en una lista de once acusaciones de "serios delitos y malas acciones" (que eran el requisito que exigía la constitución para proponer un enjuiciamiento). El enjuiciamiento era un procedimiento previsto por la Constitución por el que el Congreso podía destituir a un funcionario se había evidencias de que no estaba actuando debidamente. Jamás se había aplicado al presidente de los Estados Unidos.

Los irlandeses evadidos Kelly y Deasy habían logrado escapar a los Estados Unidos y nunca fueron capturados por la policía británica, pero ésta realizó una enérgica campaña de registros y redadas en busca de los responsables del rescate y de la muerte del policía, y consideró como indicios suficientes de culpabilidad evidencias como tener un marcado acento irlandés. De los numerosos detenidos, una selección fue llevada a juicio y finalmente cinco de ellos fueron declarados culpables y condenados a la horca. No se encontró ninguna evidencia de que ninguno de ellos fuera el responsable de la muerte del policía. Uno de ellos, Thomas Maguire,  fue perdonado un poco después, cuando un grupo de periodistas reunió evidencias de que los testigos que lo habían implicado en el caso habían cometido perjurio y presionaron al gobierno para que decretara un indulto. Esto creaba serias dudas sobre la culpabilidad de los otros cuatro, y se presentaron muchas peticiones de clemencia, que sólo consiguieron conmutar la pena de muerte a otro de los acusados la víspera de la ejecución. Ésta tuvo lugar el 22 de noviembre, ante una multitud de casi 10.000 personas que, presas de una fiebre antiirlandesa, cantaban el Rule Britannia y otras canciones nacionalistas. Aparte de los sacerdotes que atendieron a los prisioneros (William P. Allen, Michael Larkin y Michael O'Brien), ningún irlandés estuvo presente (o, al menos, ninguno se hizo notar). Los irlandeses habían obedecido las instrucciones del clero católico y se reunieron en otro lugar para celebrar una misa. Los tres ejecutados fueron conocidos como los Mártires de Manchester, y los irlandeses celebraron varios falsos funerales en su honor en diversos lugares de Irlanda y de Gran Bretaña.

El 5 de diciembre se publicó la última entrega de Los hijos del capitán Grant, de Julio Verne. El escritor llevaba dos años planeando una nueva novela titulada Viaje bajo las aguas, en la que un misterioso capitán Nemo recorría los océanos en el Nautilus, un submarino eléctrico, con absoluta independencia del mundo terrestre. En su concepción inicial, el capitán Nemo era polaco, pero el editor le sugirió a Verne que le buscara otra nacionalidad menos polémica, y finalmente situó sus orígenes en la India. La Exposición Universal había albergado un acuario gigante con más de 800 peces que sirvió a Verne de inspiración para describir el ojo de buey del Nautilus.

Ese mismo día, tras un acalorado debate, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos votó si aprobaba la propuesta de enjuiciamiento contra el presidente Johnson y el resultado fue negativo, por 57 votos a favor frente a 108 en contra.

El emperador Francisco José I de Austria fue persuadido por la burguesía liberal para aceptar una constitución, de acuerdo con la cual se eligió un nuevo parlamento en el que los liberales obtuvieron la mayoría. Se inició entonces una época de prosperidad económica en el país.

El 12 de diciembre el general venezolano Miguel Antonio Rojas se alzó en armas contra el gobierno de Juan Crisóstomo Falcón. Los rebeldes usaron como distintivo una bandera azul y por ello la revuelta es conocida como la Revolución Azul.

El 13 de diciembre Léo Delibes estrenó su opereta Malbrough s'en va-t-en guerre.

Ese mismo día un grupo de revolucionarios irlandeses trató de rescatar a unos presos de la Hermandad Republicana Irlandesa volando con pólvora uno de los muros de la prisión de Clerkenwell (en Londres), donde se hallaban recluidos. Pero hicieron mal los cálculos y la explosión dañó varias casas vecinas y provocó doce muertos y cincuenta heridos de diversa consideración. La víspera de la explosión el gobierno había prohibido todas las manifestaciones políticas en Londres en un intento de cortar las marchas que se venían celebrando semanalmente en apoyo de los republicanos irlandeses. Sin embargo, la explosión de Clerkenwell resolvió el problema: desde ese momento el gran apoyo que la causa irlandesa había tenido hasta entonces en ciertos sectores de la población londinense desapareció por completo, y los revolucionarios irlandeses fueron tenidos desde entonces por despreciables terroristas. En palabras de Karl Marx: "Las masas de Londres, que han mostrado gran simpatía hacia Irlanda, van a caer en los brazos de un gobierno reaccionario. Uno no puede esperar que los proletarios de Londres estén dispuestos a volar por los aires en honor de emisarios fenianos".

Entre 4.000 y 5.000 guerreros mapuches se reunieron al sur de Chile y organizaron una serie de ataques exitosos contra las poblaciones chilenas más meridionales.

Nikolai Rubinstein ofreció a Chaikovski un puesto de profesor de teoría musical en el conservatorio de Moscú. El sueldo era muy bajo, pero levantó la moral del joven compositor, tras el fracaso del preestreno de su primera sinfonía. El 22 de diciembre Rubinstein dirigió en Moscú el tercer movimiento de su sinfonía, aunque tampoco obtuvo ningún éxito. Pese a todo, Rubinstein se mantuvo dispuesto a interpretar la sinfonía completa el año siguiente, como tenía previsto.

El 26 de diciembre Georges Bizet, a sus 29 años, estrenó en París La Jolie Fille de Perth, basada en una novela de Walter Scott. La crítica alabó la música, aunque censuró el libreto.

Al mismo tiempo Offenbach estrenaba una versión revisada (ahora en tres actos) de su opereta Geneviève de Bravant. Fue un éxito rotundo que dio lugar a 126 representaciones consecutivas antes de iniciar una gira internacional de la compañía. Entre los números añadidos figuraba un dúo cómico entre dos gendarmes (Grabuge y Pitou), en el que Offenbach parodia a los militares y a la música militar. La letra empieza así:

G: Protéger le repos des villes
P: Courir sus aux mauvais garçons
P: Ne parler qu'à des imbéciles
P: En voir de toutes les façons
G: Un peu de calme après vous charme
P: C'est assez calme ici, sergent!
Proteger la tranquilidad de las ciudades
Correr tras los chicos malos
Hablar sólo a los imbéciles
Verlos de todas las clases
Un poco de calma luego os encanta
¡Hay bastante calma aquí, sargento!
G: Ah, qu'il est beau...
P: Ah, qu'il est beau...
G: D'être homme d'arme...
P: D'être homme d'arme
Mais que c'est un sort exigeant!
G: Ah, qu'il est beau...
P: Ah, qu'il est beau...
G: D'être homme d'arme!
G y P: D'être homme d'arme
Mais que c'est un sort exigeant!
Ah, qué bello es...
Ah, qué bello es...
Ser un gendarme...
Ser un gendarme
¡Aunque es una vida muy exigente!
Ah, qué bello es...
Ah, qué bello es...
Ser un gendarme...
Ser un gendarme
¡Aunque es una vida muy exigente!

Como la mayoría de las melodías pegadizas de Offenbach, este dúo se popularizó rápidamente por Europa y por los Estados Unidos. Al cabo de un tiempo, un marine anónimo ideó una letra para una versión simplificada y deformada del duo:

From the halls of Montezuma
To the shores of Tripoli;
We will fight our country's battles
On the land as on the sea;
Admiration of the nation,
We're the finest ever seen:
And we glory in the title
Of United States Marines.
Desde las mansiones de Moctezuma
hasta las costas de Trípoli,
lucharemos en las batallas de nuestro país
tanto en tierra como en el mar;
Admiración de la nación,
somos los mejores jamás vistos
y nos gloriamos del título
de marines de los Estados Unidos.

El primer verso hace referencia hacía referencia a la batalla de Chapultepec, en la que los soldados del general Scott (a cuyas órdenes estaba el entonces capitán Robert E. Lee) asaltaron el castillo de Chapultepec, situado dentro de la ciudad de México, que no era Azteca, pero sí lo suficientemente antiguo (fue construido por los españoles) como para que los estadounidenses lo tomaran por un palacio de Moctezuma. El segundo verso hace referencia a la primera guerra de berbería, que fue la primera hazaña de la marina estadounidense. Ésta no tardó en adoptar esta versión como su himno, aunque durante un tiempo los marines desconocieron el origen de su himno. Sólo una década más tarde se "descubrió" su relación con el duo de Offenbach. La letra actual del himno presenta algunos cambios respecto de la versión original, especialmente en los cuatro últimos versos citados, pues las abuelas de los marines debieron de disgustarse por usurpación de funciones.

El presidente peruano Mariano Ignacio Prado estaba tratando de sofocar la rebelión de Pedro Díez Canseco. El 27 de diciembre fracasó en un segundo intento de tomar Arequipa y se vio obligado a regresar a Lima con tan solo 1.800 soldados de los 6.000 con que había salido.

El tratado de paz que los Sotho habían firmado el año anterior con el Estado Libre de Orange no los dejó satisfechos y la guerra se reanudó. Los bóers arrasaron las principales fortalezas Sotho, aunque Thaba Bosigo permanecía inexpugnable.

La guerra Austro-prusiana
Índice La era Meiji