HISTORIA











ANTERIOR


LA GUERRA AUSTRO-PRUSIANA

SIGUIENTE

El 3 de enero de 1866 el general Juan Prim protagonizó un nuevo intento de golpe de estado, esta vez en Madrid. Diversas unidades del ejército habían sido convocadas en el pueblo de Villarejo de Salvanés, cercano a la capital, pero fueron pocas las que acudieron. Pese a ello, Prim hizo una proclama e inició un avance hacia Madrid, pero fue perdiendo adeptos por el camino. Antes de llegar a su destino comprendió que lo mejor que podía hacer era huir, y marchó hacia Portugal perseguido por tropas leales al gobierno, que, no obstante, no hicieron mucho por capturarlo.

Al día siguiente O'Donnell pidió poderes extraordinarios para tomar represalias. Declaró el estado de sitio en Madrid, decretó la censura de la prensa y cerró varios círculos progresistas, como el Ateneo de Madrid.

Uno de los puntos principales por los que los republicanos mexicanos recibían suministros y ayuda estadounidense era Puerto Bagdad, situado cerca de la desembocadura del río Bravo, que marcaba la frontera con Texas. El año anterior los franceses lo habían reforzado con varios buques de guerra, pero no podían tenerlos inmovilizados allí todo el tiempo, y aprovechando que muchos de ellos se habían marchado, el 4 de enero el general mexicano Mariano Escobedo atacó la guarnición francesa con la ayuda de un regimiento de soldados negros estadounidenses. Los franceses y los conservadores mexicanos abandonaron el lugar por mar, mientras los republicanos tomaban la ciudad. Se produjeron saqueos y 150 soldados estadounidenses cruzaron la frontera para poner orden.

Gregor Mendel publicó los resultados de sus experimentos con el título de Experimentos sobre hibridación de plantas, que pasaron totalmente inadvertidos.

El 5 de enero se estrenó en Praga la ópera Los brandenburgueses en Bohemia, de un músico de 42 años llamado Bedrich Smetana. La había compuesto hacía tres años y desde entonces que trataba de estrenarla. Era la primera ópera escrita en checo, y Smetana tuvo que crear un estilo de "ópera checa" prácticamente de la nada. Previamente había tenido que estudiar checo, lengua que al principio conocía muy pobremente pero que había pasado a hablar con fluidez en pocos años. Su estilo musical se vinculaba al de los "modernistas radicales" Liszt y Wagner, lo cual le cerró muchas puertas, pero finalmente, cuando pudo estrenar su obra, resultó ser un éxito tanto para el público como para la crítica. Su producción musical hasta la fecha había sido mayoritariamente para piano, con muy pocas obras orquestales, de modo que Los brandenburgueses fue su primer éxito a gran escala.

Smetana estaba tratando de crear una "música checa" en el mismo sentido en que Liszt había creado una "música húngara", Chopin había creado una "música polaca" y los compositores rusos Balákirev, Cui, Músorgski, Rimski-Kórsakov y Borodín, conocidos como el grupo de los Cinco, estaban tratando de crear una "música rusa". Todos ellos eran representantes de lo que actualmente se conoce como música nacionalista, es decir, música que seguía hasta cierto punto los cánones de la música occidental pero que de un modo u otro reflejara las tradiciones folklóricas de cada país y pudiera ser distinguida de la música de otras naciones y de los estilos y formas vigentes hasta entonces, vinculados esencialmente a las tradiciones de Italia y Alemania.

En Rusia, el ideario de los Cinco, liderados por Balákirev, se oponía a la corriente conservadora representada por Anton Rubinstein. Rubinstein defendía la ortodoxia de la música occidental, esencialmente alemana, la sólida técnica aprendida mediante años de duro entrenamiento en los conservatorios, el respeto a las formas clásicas, etc., mientras que los Cinco relegaban la técnica a un segundo plano, estimulaban a los músicos aficionados para dejarse llevar por su inspiración y proponían estructuras tonales y armónicas novedosas, en parte basadas en cantos y danzas rusas tradicionales, y en parte creadas de la nada para conseguir unas características que distinguieran su música de la música occidental. Si el referente de Rubinstein y los conservadores era Beethoven, el referente de los Cinco era Glinka. Ese año Balákirev publicó su Colección de canciones populares rusas, mientras tenía dificultades para terminar su Primera sinfonía.

Las discrepancias entre ambas concepciones de la música se reflejaba en la prensa, a veces de forma agria. Así, el año anterior, Cesar Cui había escrito una dura crítica contra la cantata con la que había obtenido su graduación en el Conservatorio de San Petersburgo el que a la sazón era el alumno más aventajado de Rubinstein. Tenía ahora 26 años y se llamaba Piotr Ilich Chaikovski. Hijo de un ingeniero de minas, había empezado a estudiar piano a los cinco años, y al cabo de tres años ya leía las partituras tan bien como su profesor. Sin embargo, años más tarde su padre recibió informes negativos sobre las cualidades de Piotr como intérprete o futuro compositor, así que lo convenció para que se preparara para una carrera de funcionario. Chaikovski compaginó sus estudios de jurisprudencia con los de música, y sólo tras haber entrado en contacto con Rubinstein, cuando estuvo seguro de que tenía un porvenir como músico, abandonó los primeros. De eso hacía tres años. Era un joven sensible y la crítica de Cui le había causado un gran daño. Ese año empezó a trabajar intensivamente en su Primera Sinfonía, bajo la supervisión de Rubinstein y otros profesores del conservatorio.

El explorador David Livingstone partió nuevamente hacia África, con la intención de zanjar definitivamente la cuestión sobre las fuentes del Nilo.

El 12 de enero el gobierno estadounidense exigió la retirada de las tropas francesas de México y bloqueó el golfo de México para evitar la llegada de nuevos barcos franceses.

El 14 de enero Perú declaró la guerra a España siguiendo lo pactado con Chile a finales del año anterior.

El 17 de enero el emperador Francisco José I de Austria y su esposa ofrecieron un baile en el que se estrenó el vals Pamfletos de Johann Strauss. El título se debe a que en un principio estaba destinado al baile anual de la asociación de periodistas Concordia, que se celebró unos días después, pero el baile del emperador tuvo preferencia.

El 20 de enero Prim cruzaba la frontera portuguesa.

El Imperio Mexicano protestó ante los Estados Unidos por la violación de su frontera en Puerto Bagdad y el 25 de enero los soldados estadounidenses salieron del pueblo.

Ese día murió Wilhelmine Wagner en Dresde, de un ataque al corazón. Llevaba varios años separada de su esposo, si bien nunca había consentido en divorciarse. No obstante, Wagner (o sus acreedores) no habían dejado de mantenerla en ningún momento. Wagner seguía en Suiza y no acudió a los funerales alegando que "una inflamación en un dedo" le impedía viajar.

El 26 de enero el rey Teodoro II de Etiopía recibió a un cristiano sirio llamado Hormuzd Rassam que le llevaba una respuesta británica, en nombre de la reina Victoria, a la carta que el etíope le había enviado algo más de tres años atrás. En ella se le pedía que liberara a los rehenes británicos que tenía retenidos en Meqdela y a cambio recibiría cierta ayuda militar contra los turcos. El rey desconfió de la respuesta y encarceló a Rassam con los demás rehenes, que ya era conocido como "el hotel de los embajadores".

El 28 de enero se celebró un baile en Viena para recaudar fondos para la construcción de hospitales alemanes en París. Para la ocasión, Johann Strauss compuso uno de sus valses más famosos: Bombones de Viena, en el que combinaba el vals vienés con un cierto estilo parisino.

El 30 de enero Ecuador se unió a la alianza peruano-chilena contra España.

El 7 de febrero dos fragatas españolas localizaron a la flota chileno-peruana oculta en una ensenada tras la isla Chiloé (una de las muchas islas situadas frente a la costa chilena). Al no tener cartas de navegación precisas, los españoles no se atrevieron a adentrarse entre los arrecifes, y se limitaron a disparar sus cañones desde lejos. El fuego cruzado a tal distancia no causó daños significativos a ninguna de las dos partes. Al atardecer los barcos españoles se retiraron de la ensenada y aguardaron algún posible movimiento durante la noche. No hubo ninguno, así que al amanecer del 8 de febrero estuvieron un rato más vigilantes y, como los aliados no se movían, los españoles regresaron a Valparaíso para informar al almirante Méndez Núñez.

El 11 de febrero el sultán Thuwaini bin Said de Oman fue asesinado por su hijo Salim bin Thuwaini, que se convirtió en su sucesor.

A principios de año el Congreso de los Estados Unidos renovó el "Gabinete de libertos", el único órgano gubernamental que ayudaba en la práctica a los esclavos liberados, pero el presidente Johnson vetó la propuesta. El 20 de febrero los congresistas trataron de reunir la mayoría necesaria para anular el veto presidencial, pero fracasaron. Los republicanos radicales "declararon la guerra" al presidente y se dedicaron a sumar fuerzas.

El 22 de febrero, a las cuatro de la mañana, un grupo de militares entró en el palacio del domnitor Alexandru Ioan Cuza de Rumanía y lo obligaron a firmar su abdicación. Al día siguiente lo escoltaron a la frontera. Cuza pasó el resto de sus días en Francia y Austria. El príncipe derrocado había tenido la habilidad de aunar en su contra tanto a los conservadores como a los liberales radicales, que habían formado una coalición que a su vez había organizado el golpe de estado.

Méndez Núñez dirigió personalmente una nueva expedición para destruir la flota chileno-peruana. El 2 de marzo llegó al punto donde había sido localizada el mes anterior, pero ya no estaba allí. Después de rastrear la zona algunos lugareños le informaron de dónde se encontraba en ese momento, así como de las medidas que se habían tomado para dificultar la entrada de las naves españolas. Oído esto, Méndez Núñez consideró que podía dar por terminada su misión y regresó a Valparaíso. De hecho, la flota aliada permaneció escondida durante todo el conflicto, por lo que los propios chilenos y peruanos se referían a ella como La armada invisible.

El 7 de marzo fue ejecutado en Corea el misionero francés Siméon-François Berneux. El 8 de marzo otros ocho misioneros fueron azotados en público en Seúl, tras lo cual se les rompió las piernas y se los decapitó. Sus cuerpos quedaron expuestos durante cuatro días. Junto con ellos fueron masacrados muchos católicos coreanos (las fuentes hablan de 10.000, pero "diez mil" se usaba como sinónimo de "una infinidad").

El Estado de Virginia presentó una demanda en el tribunal supremo contra Virginia Occidental por la que solicitaba que su secesión fuera considerada inconstitucional. El proceso se dilató en el tiempo, pero el 10 de marzo el Congreso aprobó una resolución por la que confirmaba la creación del nuevo Estado. Ese año el Congreso aprobó también la cesión de la franja occidental del territorio de Utah al Estado de Nevada. Un grupo de pioneros mormones se había asentado en Pipe Springs, más allá del territorio de Utah, en Arizona, y ese año fue atacado por los indios Navajos de Manuelito, que se habían negado a concentrarse en la nueva reserva de Bosque Redondo y se habían unido a los Utas de Halcón Negro en su guerra contra los mormones. Éstos a su vez tomaron represalias y masacraron a algunos indios que no tenían nada que ver con lo sucedido, y con ello Halcón Negro y Manuelito ganaron nuevos adeptos. Los ataques indios continuaron durante todo el año.

El 21 de marzo se estrenó en Viena Caballería ligera, una opereta de Franz von Suppé que apenas se recuerda en sí misma, pero cuya obertura es su pieza más conocida.

El 22 de marzo Bolivia se unió a la alianza contra España que ahora comprendía a Chile, Perú, Bolivia y Ecuador, por lo que fue conocida como la Cuádruple Alianza, y la guerra se recuerda como la Guerra del Pacífico, pues los cuatro países ocupaban la mayor parte de la costa sudamericana del Pacífico.

El 24 de marzo el almirante Casto Méndez Núñez envió un ultimátum al gobierno chileno en el que le daba un plazo de cuatro días para satisfacer las exigencias españolas, transcurrido el cual, puesto que la flota aliada eludía el combate, bombardearía Valparaíso.

El 25 de marzo los republicanos mexicanos tomaron Chihuahua.

El congreso estadounidense había aprobado una ley de derechos civiles que aseguraba a los negros los mismos derechos que a los blancos (derechos que eran enumerados explícitamente para que no quedara lugar a dudas). Los republicanos moderados instaron al presidente Johnson a que la aceptara, pero éste la vetó el 27 de marzo, con lo cual perdió también el apoyo de la facción moderada de su partido y sólo contó con el incondicional apoyo del partido Demócrata, que se proclamaba a sí mismo el "partido de los blancos".

En el puerto de Valparaíso había un buque de guerra británico y otro estadounidense. Sus responsables informaron a Méndez Núñez de que se opondrían al bombardeo de la ciudad, considerando que no tenía ninguna finalidad militar y era contrario a las leyes de la guerra. Se atribuye a Méndez Núñez una frase que se ha hecho famosa como característica del arquetipo español: "La reina, el gobierno, el país y yo preferimos más tener honra sin barcos que barcos sin honra". El caso fue que el almirante británico recibió órdenes de no intervenir y el estadounidense no quiso tomar ninguna iniciativa. Retiraron sus barcos y el 31 de marzo Méndez Núñez inició el honroso bombardeo, durante el que se dispararon unas 2.600 granadas en el transcurso de tres horas. Tras el bombardeo, los habitantes de Valparaíso trataron de linchar a los marineros españoles que habían sido capturados con el Covadonga el año anterior, pero las autoridades lo impidieron.

Los pioneros estadounidenses que buscaban oro en el territorio de Montana habían trazado una ruta de acceso conocida como Camino de Bozeman, que a menudo era atacado por los indios. Por ello, el gobierno se propuso protegerlo con una cadena de fuertes, pero antes de construirlos (lo que los indios tomarían sin duda como una agresión) convocó en Fort Laramie a representantes de los Sioux y Cheyennes para llegar a un acuerdo al respecto. Algunos jefes indios firmaron un tratado, pero otro de ellos, Mahpiua Luta, más conocido como Nube Roja, se sintió ofendido al comprobar que el ejército estaba trayendo tropas y material de construcción antes de que los indios hubieran dado su consentimiento. Por ello se marchó sin firmar el tratado y sin dar ninguna garantía de que que iba a respetar el Camino de Bozeman. Pronto se convirtió en el caudillo de los indios descontentos, lo que incluía tanto a Sioux, como Cheyennes, como Arapahos. Durantes los meses siguientes los militares empezaron a construir los fuertes previstos y los indios atacaron con frecuencia a colonos y militares en la zona.

El 3 de abril el tratado de Thaba Bosigo puso fin a la guerra entre el Estado Libre de Orange y los Sotho. El rey Moshoeshoe I había perdido unos 1.500 guerreros y tuvo que ceder una gran cantidad de tierra cultivable a los bóers.

Un joven ruso de 26 años llamado Dmitry Karakozov, tras haber sido expulsado de dos universidades y haber fallado en un intento de suicidio, se había alistado en una organización revolucionaria fundada por un primo suyo en Moscú. Había difundido un panfleto titulado "A los amigos trabajadores" en el que incitaba al pueblo a la revolución, así como un manifiesto al gobernador de San Petersburgo (que se perdió en el correo y nunca llegó a su destinatario) en el que culpaba al zar del sufrimiento de los pobres. El 4 de abril trató de asesinar a Alejandro II cuando salía de un parque en San Petersburgo. Sin embargo, un antiguo campesino y a la sazón aprendiz de sombrerero llamado Osip Komissarov, que estaba cerca de él y observó cómo sacaba la pistola, frustró su intento al empujarle el codo justo cuando se disponía a disparar. Karakozov tenía una segunda bala en su pistola, pero en lugar de disparar de nuevo, viéndose descubierto, trató de huir. La policía lo capturó inmediatamente. En un bolsillo llevaba morfina (para aliviarse el dolor si resultaba herido), estricnina (para suicidarse si era capturado) y ácido prúsico (para desfigurarse el rostro), pero no tuvo ocasión de usarlos. El zar se encaró con él y le preguntó ¿qué es lo que quieres? y su respuesta fue "nada, nada". Komissarov recibió un título nobiliario y fue recibido en la corte, pero pronto fue enviado lejos de San Petersburgo, pues su tosquedad resultaba embarazosa. Los monárquicos rusos señalaron la acción de Komissarov como una prueba de que el pueblo ruso adoraba al zar, mientras que los revolucionarios afirmaron que su participación fue accidental. Ese año se construyeron varias iglesias en Rusia para conmemorar la milagrosa salvación del zar.

El 8 de abril Bismark negoció secretamente con Italia una posible alianza en caso de una "hipotética" guerra con Prusia, sugiriendo que Italia podría terminar anexionándose Venecia. Italia quiso garantías de que la "hipotética" guerra no sería muy lejana en el tiempo y el acuerdo se consideró "temporal", válido únicamente durante tres meses. El primer ministro italiano, La Marmora, vaciló al principio por los riesgos que entrañaba tal alianza, pero se decidió a firmarla cuando Napoleón III le aseguró que no permitiría que Austria atacara a Italia. De este modo, Bismark contaba con la neutralidad de Francia asegurada el año anterior, así como con la de Rusia, pues las relaciones entre Rusia y Austria se habían enfriado mucho tras la guerra de Crimea, mientras que Prusia había estrechados las suyas con Rusia con su colaboración durante la revolución polaca. En cuanto a Gran Bretaña, poco le afectaría una "hipotética" guerra entre Austria y Prusia. Pero sólo tenía tres meses para provocar la guerra "hipotética", así que empezó a criticar descaradamente la actuación de Austria en el ducado de Holstein.

Tres cajas de nitroglicerina fueron enviadas por tren con destino a California, para ser usadas experimentalmente en la construcción de un túnel de medio kilómetro de longitud a través de una montaña. Sin embargo, uno de los tres envíos estalló en San Francisco y quince personas resultaron muertas. Como consecuencia se prohibió el transporte de nitroglicerina a California (pero la nitroglicerina se usó igualmente para la construcción del túnel, fabricándola in situ).

La Hermandad Feniana, (la facción estadounidense de la Hermandad Republicana Irlandesa) inició una serie de ataques contra Canadá, con la esperanza de apoderarse de algunas provincias y forzar al gobierno británico a reconocer la independencia de Irlanda a cambio de recuperarlas. Los Estados Unidos no hicieron gran cosa por impedir los preparativos, en parte porque algunos sectores del gobierno no olvidaban que Gran Bretaña había colaborado con los confederados durante la guerra civil. El primer intento de ataque fue protagonizado por unos 700 hombres, que se congregaron en la costa del Estado de Maine, frente al estrecho que lo separa de la isla canadiense de Campobello. Sin embargo, el ejército estadounidense dispersó a los irlandeses y la invasión no llegó a producirse.

El 16 de abril el ejército de la Triple Alianza empezó a cruzar el río Paraná para invadir el Paraguay. Inmediatamente se inició un bombardeo contra la fortaleza de Itapirú, y el 17 de abril unos 4.000 paraguayos se enfrentaron a los 10.000 invasores. Los paraguayos terminaron refugiándose a la fortaleza, pero Solano López ordenó que fuera abandonada y los aliados la ocuparon el 18 de abril tras lo cual se convirtió en la principal base de operaciones aliada en territorio paraguayo.

Tras el golpe de estado que había derrocado al domnitor Alexandru Ioan Cuza de Rumanía, la llamada "coalición monstruosa" de liberales y conservadores, ante el temor de que Rumanía se desintegrara (pues la relación entre los principados de Moldavia y Valaquia seguía siendo débil, y estaba basada en gran medida en el mero hecho de tener un príncipe común) había ofrecido el título de domnitor a un miembro de la familia Hohenzollern, el príncipe Carlos de Hohenzollern-Sigmaringen, a la sazón oficial del ejército prusiano. El 20 de abril aceptó el ofrecimiento.

Como represalia a un ataque indio, el 23 de abril la milicia de la ciudad de Circleville, en Utah, rodeó un campamento cercano de indios Paiutas, que en principio no habían tenido nada que ver con el ataque, y los retuvieron bajo sospecha de ayudar a Halcón Negro. Por la tarde dos indios se acercaron al campamento. Uno fue abatido y el otro fue capturado. Para evitar que los indios pudieran informar a Halcón Negro del asesinato que los mormones acababan de cometer, todos los indios fueron llevados a Circleville, donde fueron atados y encerrados en una cárcel improvisada. El 24 de abril seis de los Paiutas lograron desatarse y estaban liberando a sus compañeros cuando fueron descubiertos y abatidos. Unos días más tarde los mormones consideraron que retener a los indios era muy peligroso, así que decidieron cortarles el cuello uno a uno, tanto a hombres, mujeres y niños. Sólo los niños más pequeños fueron salvados y adoptados por familias de colonos.

El 26 de abril Casto Méndez Núñez llegó con su flota al puerto peruano de El Callao y repitió el proceso seguido en Valparaíso: dio cuatro días para evacuar la ciudad antes del bombardeo.

El 2 de mayo un ejército paraguayo de 6.000 hombres atacó al ejército de Venancio Flores en Estero Bellaco. El resultado fue una derrota para los paraguayos, de los que murieron unos 2.000 y otros 2.500 resultaron heridos. Flores, por su parte, contó unos 1.200 muertos y 1.500 heridos.

Ese mismo día Méndez Núñez inició el bombardeo de El Callao. Las defensas del puerto eran mejores que las de Valparaíso, hasta el punto de que ambos bandos se atribuyeron la victoria. Los españoles sostuvieron que se retiraron cuando toda la artillería peruana había sido silenciada, salvo tres cañones. Por su parte, los peruanos afirmaron que la flota se retiró debido a los daños que había sufrido. El caso es que ningún enfrentamiento bélico podía haber tenido un final más feliz: España, Chile, Perú, Bolivia y Ecuador celebraron la victoria por todo lo alto.

La intención de Bismark de provocar una guerra contra Austria eran cada vez más patentes, y Austria tenía cierto conocimiento de que Italia se había alineado con Prusia. Para evitar una lucha en dos frentes, hizo una oferta a Italia a través de Francia (pues no existían relaciones diplomáticas entre Austria e Italia). El 4 de mayo Napoleón III comunicó al embajador italiano la propuesta del emperador Francisco José I de ceder el reino Venecia a Francia para que ésta se lo cediera a su vez a Italia a cambio de una suma de dinero que Italia pagaría para que Austria pudiera construir nuevas fortalezas a lo largo de la que pasaría a ser la nueva frontera entre ambos países. Esta cesión se produciría en caso de que Austria y Prusia entraran en guerra, Italia y Francia se mantuvieran neutrales y Austria pudiera ocupar la Silesia prusiana.

El 5 de mayo uno de los hijos del fallecido emir de Afganistan Dost Alí Khan, Mohammad Afzal Khan, logró derrocar a su hermano Sher Alí Khan.

La posibilidad de una "hipotética" guerra entre Austria y Prusia suscitaba la oposición de una gran parte de la opinión pública alemana, que consideraba que sería una guerra fratricida. Por ello el 7 de mayo un republicano llamad Ferdinand Cohen-Blind disparó varias veces contra el primer ministro prusiano en una calle de Berlín. Sin embargo, milagrosamente, Bismark sufrió apenas heridas leves. Cohen-Blind fue apresado y llevado a la jefatura de policía para ser interrogado. Por la noche, ya en la madrugada del 8 de mayo, aprovechando un descuido, se cortó la yugular con un cuchillo.

A pesar de haber ganado las elecciones correspondientes, ese mismo día José María Castro Madriz sucedió a Jesús Jiménez Zamora como presidente de Costa Rica.

El 10 de mayo parte de la flota española en el Pacífico regresó a España haciendo escala en las Filipinas para avituallarse y otra parte marchó a Río de Janeiro y Montevideo a la espera de refuerzos.

El 14 de mayo se celebró una asamblea en un monaterio cercano a Boutsounaria, en Creta, que redactó una lista de peticiones para el sultán otomano, pero que también fue presentada a los cónsules de las grandes potencias europeas. Las demandas incluían la reducción de impuestos, mayor libertad religiosa, la creación de escuelas y hospitales, la apertura de todos los puertos al comercio, la adopción del griego en los procedimientos legales y el reconocimiento de las libertades personales. El 15 de mayo se firmó una nueva petición que fue enviada al zar Alejandro II, a la reina Victoria I de Gran Bretaña y al emperador Napoleón III de Francia en la que además se pedía la anexión de Creta a Grecia. El gobierno griego evitó cualquier signo que pudiera interpretarse como una incitación a la revuelta. El cónsul ruso recomendó a los cretenses que canalizaran sus reivindicaciones por medios pacíficos, en cuyo caso contarían con su apoyo.

Ya hacía siete años que Bernadette Soubirous había puesto en marcha el negocio de Lourdes, y el alcalde y el obispo de la ciudad colaboraban para desarrollar el potencial económico que generaban los peregrinos que acudían al lugar. Bernadette era acosada con toda clase de peticiones: había quien quería ser bendecido por ella en nombre de la Virgen, quien le pedía un mechón de cabello, etc. La mayoría de las peticiones desconcertaban a la joven (que tenía entonces veintidós años), que no sabía qué responder. El obispo le enseñó algunas respuestas genéricas para salir del paso, o qué escribir cuando le pedían una dedicatoria (siempre ponía "Rezad por Bernadette Soubirous"), a la vez que le prohibió dar mechones de cabello o cualquier otra reliquia gratuita. En cuanto a la recepción de regalos y donativos, se le enseñó a no aceptarlos personalmente, sino a canalizarlos a la Iglesia. También se encargó el obispo de regular qué fotógrafos tenían autorización para fotografiar a la muchacha, a cambio, naturalmente, de un porcentaje razonable de los beneficios obtenidos por la venta de las fotos. Se permitía a Bernadette repartir medallas y rosarios, que tenían más valor al haber sido tocados por ella. En cuanto a las peticiones de rezar por alguien en concreto, las autoridades habían establecido que Bernadette rezaría dos veces por la mañana y dos veces por la tarde por los benefactores de la capilla. En efecto, el ayuntamiento estaba construyendo un santuario y el 19 de mayo se inauguró la cripta. Fue necesaria una fila de gendarmes para proteger a Bernadette de la multitud, y tuvo que ser escoltada hasta el hospicio en que vivía. Pronto empezó a verse claro que la presencia de Bernadette en Lourdes era más un inconveniente que una ventaja, pues centraba la atención de los peregrinos en detrimento del santuario, así que se llegó al acuerdo de internarla en un convento en Nevers.

En las elecciones presidenciales colombianas había resultado vencedor el liberal radical Tomás Cipriano de Mosquera, que se encontraba en Europa como embajador, así que tras la presidencia interina de José María Rojas Garrido, asumió el cargo el 22 de mayo.

Ese mismo día entraba en Bucarest el nuevo domnitor Carlos de Rumanía, que fue recibido con gran expectación. Su llegada al país coincidió con la llegada de unas lluvias que pusieron fin a un periodo de sequía, lo cual fue visto como un buen presagio.

El 24 de mayo el dictador paraguayo Francisco Solano López lanzó un ataque por sorpresa en Tuyutí sobre el ejército aliado que había invadido su país. Contaba con unos 23.000 hombres, que tuvieron que enfrentarse contra unos  33.000 aliados. La batalla fue la mayor jamás librada en Sudamérica, y también la más sangrienta, pues a su término, al cabo de cinco horas de lucha, unos 6.000 paraguayos habían muerto muertos, y otros tantos estaban heridos. Los aliados tuvieron menos de un millar de muertos y unos 3.000 heridos. El ejército paraguayo había sido desarticulado, y en lo sucesivo Solano López no tuvo más posibilidades que las de resistir en distintas fortificaciones esperando el desgaste de sus enemigos. No obstante, en un futuro inmediato tuvo un respiro, pues los aliados desconocían la situación de su enemigo y se tomaron un tiempo para recuperarse.

En la República Dominicana un golpe de estado derrocó a Buenaventura Báez y, tras unos meses en que un triunvirato militar gobernó el país, José María Cabral y Gregorio Luperón se convirtieron en los nuevos presidente y vicepresidente, respectivamente.

En vista del éxito de Los brandenburgueses en Bohemia, el 30 de mayo Smetana pudo estrenar una segunda ópera: La novia vendida, pero en esta ocasión no tuvo la misma suerte. Ello se debió en gran parte a la escalada de tensión entre Austria y Prusia. La guerra entre ambas naciones parecía inminente y Bohemia podía ser invadida en cualquier momento. Pocos checos estaban para óperas y la escasa asistencia de público no cubrió los gastos, así que la obra fue retirada.

Ante las amenazas estadounidenses, el 31 de mayo Francia empezó a evacuar sus tropas de México.

Después de pedir más garantías a Prusia, el primer ministro italiano La Marmora rechazó la oferta prusiana. Por su parte, Austria logró que Francia le garantizara su neutralidad en caso de una "hipotética" guerra contra Prusia, y se decidió a aceptar el guante "hipotético" que le arrojaba Bismark. El 1 de junio presentó al parlamento de la Confederación Alemana una propuesta para organizar un referéndum en el ducado de Holstein por el que se decidiera su futuro. Prusia consideró que con ello Austria estaba violando la convención de Gastein.

Ese mismo día, poco antes del amanecer, un grupo de unos 800 fenianos dirigidos por John O'Neill había cruzado el río Niágara desde el Estado de Nueva York, entrando así en Canadá. Entre 200 y 400 hombres más cruzaron el río a lo largo de la mañana llevando suministros, hasta que pasadas las dos de la tarde la marina estadounidense empezó a impedir el cruce de más barcazas. No obstante, no se impidió que hombres desarmados usaran el ferry para cruzar el río, con lo que se estima que más de un millar de hombres cruzaron la frontera. Los invasores ocuparon la ciudad de Fort Erie, cortaron cables de telégrafo y trataron alzar en armas a los irlandeses de la ciudad. Mientras tanto la milicia canadiense se preparaba para rechazar el ataque, y el encuentro se produjo el 2 de junio, en la que se conoce como batalla de Ridgeway. Tras haberse produciro algunas deserciones, O'Neill contaba con unos 800 hombres, y la milicia canadiense tenía unos pocos más. Los fenianos obtuvieron la victoria y ocuparon la ciudad de Ridgeway, pero, temiendo la llegada de refuerzos británicos, no tardaron en abandonarla. Por la tarde los fenianos derrotaron a otro grupo de milicianos en Fort Erie. Sin embargo, pronto llegaron noticias de que 5.000 soldados británicos estaban en camino, mientras que la marina estadounidense estaba impidiendo la llegada de refuerzos, así que O'Neill no tuvo más opción que ordenar la retirada. Algunos de sus hombres desertaron y cruzaron el Niágara en barcas robadas o improvisadas. Otros 850 lo cruzaron conjuntamente y se rindieron a la marina estadounidense.

El 7 de junio otro grupo de 1000 fenianos invadió Canadá desde el Estado de Vermont y ocupó las localidades de Pigeon Hill, Frelighsburg, St Armand y Stanbridge, pero el 8 de junio llegó un ejército británico y los irlandeses, bajos de munición y suministros, se rindieron. En el lado estadounidense de la frontera seguía habiendo numerosos irlandeses, y el gobierno estadounidense les pagó billetes de tren para regresar a sus hogares a condición de que prometieran no invadir ningún país desde los Estados Unidos.

El 9 de junio el ejército prusiano ocupó el ducado de Holstein, de donde las tropas austriacas se retiraron sin ofrecer resistencia.

Un carpintero y escultor polaco llamado Jan Wnek se tiró desde lo alto de una iglesia en Odporyszow, de modo que sumando a los 50 metros del edificio la altura de la colina el total era de 95 metros de altura sobre el suelo. Sin embargo, Wnek descendió suavemente sin sufrir daño alguno, pues llevaba acopladas unas grandes alas diseñadas por él mismo, formadas por un esqueleto de madera recubierto con tela de lino y barniz. Wnek era analfabeto, pero había trabajado durante mucho tiempo en su proyecto y había realizado numerosos ensayos, primero con modelos a escala, y luego con su planeador. Su guía había sido imitar la forma y curvatura de las alas de las aves cuando planean. El día elegido para su demostración fue el de una fiesta local que reunió a muchos aldeanos de los alrededores, que llegaron a la conclusión de que había sido bendecido por Dios o bien había hecho un trato con el diablo.

Tras un sangriento enfrentamiento con la tribu del jefe Tabby (que hasta entonces había permanecido al margen de la guerra de Halcón Negro), los mormones terminaron por convencerse de que la guerra no era un asunto local que afectaba sólo a unos pocos colonos, sino que era necesario tomar muchas precauciones, como Brigham Young venía diciendo desde hacía mucho. En poco tiempo se construyeron fortificaciones en las ciudades de tamaño medio, se desalojaron las más pequeñas, se agruparon los víveres para poder vigilarlos mejor, y se incrementó el número de milicianos que protegían las rutas de transporte.

Los republicanos radicales, con el apoyo de los moderados, habían logrado finalmente superar el veto presidencial para la ley de derechos civiles, y el 13 de junio fueron más lejos al aprobar la decimocuarta enmienda a la Constitución, con la que la ley de derechos pasaba a estar fundamentada por la propia Carta Magna. El contenido de la enmienda era el siguiente:

El cuarto punto incluía también la deuda extranjera. Varios bancos franceses y británicos habían financiado a los Estados Confederados, y ahora se quedaban sin recuperar sus inversiones y sin posibilidad de reclamarlas. La mayoría exigida para la aprobación de una enmienda a la Constitución no podía contrarrestarse con un veto presidencial, pero, de todos modos, para que la enmienda pasara a formar parte de la Constitución debía ser aprobada por las tres cuartas partes de los Estados. El Congreso aprobó además que ningún ex Estado confederado que no aprobara la enmienda podría tener representación en el Congreso.

Cinco años atrás un inventor estadounidense llamado Richard Jordan Gatling había inventado la primera ametralladora de la historia. Pesaba más de 40 kilogramos, por lo que tenía que ser montada sobre ruedas, como un cañón, pero disparaba unas 200 balas por minuto. Gatling había nacido en Carolina del Norte, pero durante la guerra civil vivía en Indiana, y ofreció su invento al gobierno de la Unión. Sin embargo, éste no quiso adquirir ninguna de sus ametralladoras por considerarlas demasiado potentes y capaces de producir auténticas carnicerías. Gatling fundó la Gatling Gun Company para producir su aparado y finalmente había logrado convencer al general Butler para que comprara doce unidades a 1.000 dólares cada una. Butler las probó en el frente de Petersburg, pero sólo ahora, terminada la guerra, el gobierno estadounidense aceptó convertirla en arma oficial del ejército. La empresa de Gatling no tardó en suministrar también ametralladoras a Gran Bretaña, y luego a muchos otros países.

El 14 de junio Austria logró que el parlamento alemán votara la movilización general del ejército de la Confederación contra Prusia, y Prusia respondió proclamando la disolución de la Confederación Germánica. Ese mismo día Austria declaró la guerra a Prusia (dentro del plazo de tres meses que Bismark necesitaba para que su alianza italiana permaneciera vigente).

El 16 de junio el ejército prusiano invadió Hanover, Sajonia y Hesse-Cassel, aliados de Austria.

El 18 de junio se produjo una revuelta en el palacio del rey Mindon Min de Birmania. Dos de sus hijos, despechados por no haber sido designados herederos, mataron a su hermanastro, el príncipe heredero. También estaba prevista la muerte del rey, pero éste se salvó de una forma inusitada: reconoció al hombre que debía asesinarlo y corrió hacia él. Éste, al encontrarse con el rey cara a cara, tiró su espada y se arrodilló siguiendo la costumbre. Luego le ofreció llevarlo a cuestas hasta un lugar seguro, y así lo hizo. Los dos príncipes huyeron a territorio británico. (Los británicos habían aprobado la conjuración, recelosos del fortalecimiento del ejército birmano que estaba llevando a cabo el rey Mindon Min.)

El 20 de junio Italia declaró la guerra a Austria. Bettino Ricàsoli fue nombrado primer ministro, en sustitución del general La Marmora, que el 21 de junio se puso al frente del ejército junto con el propio rey Víctor Manuel II para conquistar Venecia. Mientras tanto Garibaldi había reunido unos 38.000 voluntarios con los que se se propuso luchar por su cuenta.

El general Prim, sobre el que pesaba una condena a muerte, había pasado a Francia desde Portugal y estaba dispuesto a organizar un nuevo golpe de estado. Según el nuevo plan, la primera unidad en rebelarse debía ser el Cuartel General de Artillería de San Gil, en el interior de Madrid, que debía tomar el palacio real y secuestrar a la reina Isabel II. El temor a ser descubiertos hizo adelantar unos días la fecha prevista, y el 22 de junio los militares salieron a las calles de la capital y se dirigieron hacia el centro a la vez que animaban a la rebelión a otras unidades. Mientras tanto O'Donnell, Narváez, Serrano y otros generales leales al gobierno, organizaron a las tropas disponibles, protegieron el palacio real (donde cerca de un millar de milicianos trataron sin éxito de forzar la entrada) y detuvieron el avance de los insurrectos, que formaron barricadas por las calles. El 23 de junio los rebeldes estaban acorralados en el propio cuartel de San Gil, de donde habían salido. Ese día la revuelta quedó sofocada.

El ejército italiano se había dividido en dos columnas de 65.000 hombres, una bajo el mando del rey Víctor Manuel II se dirigió hacia la región del Trentino y otra bajo el mando de La Marmora que cruzó el rio Mincio invadiendo así el Véneto (bajo soberanía austriaca). Los austriacos contaban con 75.000 hombres en la región, realizaron un cuidadoso seguimiento de los movimientos italianos y trataron de interponerse entre las dos columnas. Sin embargo, La Marmora modificó su trayecto por sorpresa y ambos ejércitos se encontraron por sorpresa en Custoza (cerca de Verona) el 24 de junio. La inferioridad numérica austriaca fue compensada con creces por su mejor armamento, su mejor emplazamiento y por varias imprudencias cometidas por los italianos. El resultado fue una victoria rotunda que obligó a los italianos a abandonar desmoralizados el territorio austriaco.

Garibaldi había obtenido algunas victorias menores, pero el 25 de junio recibió la orden de retirarse hasta el extremo suroeste del lago Garda.

En total, unos 40.000 soldados prusianos habían entrado en Hanover, divididos en cuatro columnas. El rey Jorge V se había puesto al frente de su ejército, de apenas 19.000 hombres, pero trató de evitar un enfrentamiento directo hasta poder reunirse con un ejército bávaro aliado. Sin encontrar resistencia, los prusianos habían maniobrado hasta rodear a los hanoverianos por tres flancos, con la propia Prusia en el cuarto. El 27 de junio el rey Jorge V derrotó en Langensalza a unos 9.000 prusianos.

Mientras tanto otro ejército prusiano se había dividido para entrar en Bohemia atravesando las Montañas de los Gigantes, y ese mismo día el general austriaco Wilhelm von Ramming decidió atacar a una parte del ejército prusiano que emergió por Nachod, formada por unos 27.000 soldados dirigidos por el general Karl Friedrich von Steinmetz. Aunque había habido algunas escaramuzas previas, éste fue el primer enfrentamiento serio entre las dos partes, y el mejor armamento prusiano superó las valerosas cargas de bayoneta austriacas, que terminaron con casi seis mil bajas. La noticia llenó Berlín de entusiasmo y Bismark experimentó una sensación que nunca había conocido hasta entonces: ahora era popular. Otra parte del ejército prusiano había salido de las Montañas de los Gigantes por Trutnov, y los austriacos, dirigidos por el barón Ludwig von Gabenz, lograron derrotarlos y obligarlos a retirarse, pero a costa de muchas bajas (casi 5.000 hombres, frente a 1.300 bajas prusianas). Además, la posición de von Gabenz era insostenible a largo plazo, pues von Steinmetz avanzaba hacia él por su derecha, mientras otra parte del ejército prusiano había cruzado también las Montañas de los Gigantes sin problemas por su izquierda y así el 28 de junio tuvo que retirarse.

Ese día dimitió el primer ministro británico Lord Russell, que se retiró de la política. El partido liberal había entrado en crisis desde la muerte de Lord Palmerston, y la reina Victoria eligió al conservador Lord Derby como nuevo primer ministro. Ese año la reina asistió por primera vez a la apertura del Parlamento desde el fallecimiento de su esposo.

Pese a su victoria inicial, el rey Jorge V de Hannover se encontró finalmente rodeado por todas partes por el ejército prusiano, que lo superaba en número, y el 29 de junio se rindió en Nordhausen. El rey se refugió en Austria.

Ese mismo día el parlamento rumano aprobó una constitución que definía al país como una monarquía parlamentaria, sin hacer ninguna referencia al Imperio Otomano, del cual formaba parte de hecho.

En la londinense Trafalgar Square se celebró una multitudinaria manifestación organizada por la Liga de la Reforma, fundada el año anterior y que demandaba el sufragio universal masculino. La gran cantidad de gente congregada sorprendió a todos. Los organizadores pronunciaron discursos en los que rechazaban apoyar cualquier reforma electoral que no estuviera basada en el programa propuesto por la Liga.

Los austriacos habían tenido la ocasión de enfrentarse en Bohemia al ejército prusiano dividido en una situación de superioridad numérica, pero la habían desaprovechado. Era inminente que los prusianos reunieran sus fuerzas y los generales austriacos telegrafiaron a Viena sugiriendo al emperador Francisco José I que tratara de salir negociadamente de la guerra, pero la sugerencia fue desestimada. El 2 de julio los exploradores prusianos encontraron al ejército austriaco entre Sadová y Königgrätz, y el príncipe Federico de Prusia, hijo y heredero del rey Guillermo I, dispuso un ataque para la mañana siguiente. El general en jefe del ejército en Bohemia era Helmuth von Moltke, quien el 3 de julio atacó a los austriacos con 120.000 hombres. Los austriacos contaban con 184.000 soldados a los que se había sumado el ejército de 22.000 hombres del rey Juan I de Sajonia. Los austriacos supieron aprovechar su superioridad numérica y progresivamente fueron pasando de una situación defensiva a un despliegue ofensivo, pero esto dejó expuesto su flanco derecho justo cuando llegó el príncipe Federico con sus 100.000 hombres de refuerzo. En ese punto cambió la suerte del combate y los austriacos terminaron retirándose con dificultad. Sus bajas sumaron 44.000 muertos, heridos o desaparecidos, 22.000 de los cuales fueron hechos prisioneros. Por su parte, los prusianos contaron 9.000 bajas. Al contrario que Prusia, Austria se había negado a firmar la convención de Ginebra, por lo que su personal médico era considerado combatiente, y se retiró con el resto del ejército dejando sin atención a los heridos austríacos, muchos de los cuales murieron en el campo de batalla.

La batalla de Sadová resultó ser decisiva. El emperador Napoleón III de Francia inició una propuesta de mediación y Bismark instó al rey Guillermo I de Prusia a aceptarla, antes de que Francia o Rusia decidieran apoyar a Austria recelosos de los éxitos prusianos. Dado el pobre papel que habían representado los italianos, el 5 de julio el gobierno italiano fue informado de que la propuesta inicial de Napoleón III no incluía la cesión pactada de Venecia a Italia. Por ello La Marmora fue instado a que obtuviera algún éxito relevante que pusiera a Italia en mejores condiciones para negociar.

El 7 de julio la emperatriz Carlota de México marchó a Europa con la misión de recabar el apoyo del Papa Pío IX y de los emperadores Francisco José I y Napoleón III.

Ese mismo día Bernadette Soubirous ingresó en el convento Saint-Gildard de Nevers. El 8 de julio fue presentado a las monjas del convento en un acto al que fueron invitadas novicias de dos conventos vecinos, sumando un total de unas 300 religiosas. Al terminar el acto, la madre superior tomó la palabra para prohibir a las presentes hablar de apariciones, ni entre ellas ni a Bernadette. Cuando corrió la voz de que Bernadette estaba en Nevers, el convento recibió muchas peticiones de gente que quería conocerla, pero todas fueron denegadas.

Un consejo de guerra sumarísimo condenó a muerte a 70 oficiales y suboficiales que habían participado en el levantamiento de San Gil, los cuales fueron fusilados junto a los muros exteriores de la plaza de toros. Entre los participantes condenados estaba Emilio Castelar, que por ser civil la pena que le esperba no era el fusilamiento, sino el garrote vil, pero logró huir a Francia. El 10 de julio la reina Isabel II destituyó a O'Donnell y en su lugar puso de nuevo a Narváez, que hizo equilibrios para introducir reformas a la vez que reprimía cualquier movimiento reformista.

Un ejército italiano de 150.000 hombres dirigido por el general Enrico Cialdini invadió de nuevo el Véneto y el 11 de julio tomó Rovigo. El 12 de julio ocupaba Padua.

El 14 de julio la cúpula militar italiana celebró un consejo de guerra en Ferrara en el que se tomaron las decisiones siguientes:

El 18 de julio  Cialdini conquistó San Donà di Piave.

El 20 de julio Cialdini ocupó Valdobbiadene y Oderzo. Mientras tanto di Persano estaba a punto de desembarcar en Lissa cuando fue atacado por una flota austriaca bajo el mando del contraalmirante Wilhelm von Tegetthoff. Se dice que von Tegetthoff arengó a sus hombres con el gritp: "¡Imitemos a los españoles en El Callao!". La actuación de di Persano fue una sucesión de torpezas que terminaron en una estrepitosa derrota. Sin embargo, di Persano regresó a Italia anunciando una gran victoria que fue celebrada hasta que se supo la verdad. Entonces fue juzgado por cobardía y expulsado de la armada.

El matemático alemán Bernhard Riemann llevaba cuatro años viajando a Italia con frecuencia por razones médicas, pues estaba enfermo de tuberculosis. Ese mismo día falleció en Selasca, en el norte de Italia.

También fue ése el día en que el sultán Abdulaziz I contestó públicamente a las peticiones de los griegos cretenses. Afirmó que los cretenses, como todos sus súbditos, disfrutan de privilegios, luego no tienen razón ni derecho para rechazar los impuestos. Aceptó que algunas mejoras podrían hacerse en cuanto a las escuelas y hospitales, pero rechazó todas las demás peticiones. Más aún, consideró que la mera formulación de las demandas era una forma de rebelión que no podía ser tolerada. Por ello ordenó a las autoridades cretenses que arrestaran a los dirigentes del movimiento y que dispersaran al resto. La respuesta de los cretenses fue firmar una declaración de revolución que fue enviada a los cónsules de las potencias.

El 21 de julio, en su avance hacia Trento, Garibaldi derrotó al general austriaco Franz Kuhn en Bezzecca.

El ejército prusiano había entrado en Hungría y el 22 de julio obtuvo una victoria en Lamacs.

El 23 de julio el ejército prusiano capturaba al príncipe elector Guillermo de Hesse en su propio palacio.

En Londres la Liga de la Reforma había convocado una manifestación (que resultó ser multitudinaria, a pesar de que el gobierno había declarado ilegal) que recorrió las calles de la ciudad desde la sede de la Liga hasta Hyde Park. Cuando la cabeza del desfile llegó a las cercanías de Hyde Park se encontró con un cordón formado por unos 1.600 policías que cerraban el paso, así como con las puertas del parque cerradas con cadenas. Cuando se les negó el paso, los manifestantes se dividieron para abordar a un tiempo todas las puertas del parque, y muchos simpatizantes que pasaban por el lugar se les unieron. La policía se vio desbordada y no pudo impedir que unas 200.000 personas se abrieran paso hasta entrar en el parque. Se pidió ayuda al ejército, pero cuando éste llegó la multitud se puso a vitorearlo, refiriéndose a él como "el ejército del pueblo". Los militares decidieron mantenerse a distancia y no ayudaron a la policía. Los reformistas celebraron su reunión como estaba previsto y terminaron convocando otro encuentro para la noche siguiente en Trafalgar Square, el cual transcurrió pacíficamente. A lo largo del año se produjeron reuniones similares en otras ciudades del país, y en todas ellas los manifestantes cuidaron de evitar todo acto violento o ilegal, con lo que todas ellas transcurrieron pacíficamente. La Liga de la Reforma se encontró con el apoyo unánime de toda la clase trabajadora.

Tennessee había pertenecido nominalmente a la Confederación, aunque su vinculación real había sido escasa. En cualquier caso, la duda sobre si se le debía aplicar la obligación de aceptar la decimocuarta enmienda se disipó al poco tiempo, pues el Estado la aprobó y el 24 de julio fue readmitido en el Congreso. Varios Estados estaban retrasando pronunciarse sobre la enmienda a la espera del resultado de las elecciones al Congreso que tenían que celebrarse ese año. Si los republicanos radicales perdían representación, la situación podría cambiar bastante.

Giacomo Medici había obligado a Kuhn a retirarse de Valsugana y el 25 de julio llegaba a Civezzano, mientras Kuhn se disponía a resistir un asedio en Trento.

El ejército prusiano estaba ya a 60 kilómetros de Viena, así que el 26 de julio Austria y Prusia firmaron el armisticio de Nikolsburg, que puso fin a las hostilidades a la espera de un tratado de paz definitivo.

El 29 de julio Bernadette Soubirous, la "vidente" de Lourdes, se convirtió en sor María Bernard. Poco después sería destinada a labores de enfermería.

El general Prim no se rendía. En agosto convocó una reunión en la ciudad belga de Ostende en el que progresistas, demócratas y republicanos españoles firmaron el llamado Pacto de Ostende con el fin de derrocar a la reina Isabel II e instaurar un régimen democrático (monárquico o republicano, eso ya se vería).

Las presiones británicas sobre Egipto habían llegado a paralizar la construcción del canal de Suez por falta de mano de obra, pero los ingenieros franceses diseñaron máquinas de vapor adecuadas para la empresa y ahora, con muchos menos trabajadores, las obras pudieron continuar, incluso a mayor ritmo que antes.

Entre las obras galardonadas ese año con el rechazo del salón de París se encontraba El pífano, de Manet, inspirada en el Pablo de Valladolid, de Velázquez, que el pintor había podido admirar en el Museo del Prado de Madrid en su reciente viaje a España. Manet quedó maravillado de la forma en que Velázquez había hecho destacar a su personaje sobre un fondo difuso uniforme y trató de imitar el efecto.

El 6 de agosto Livingstone descubrió el lago Malawi. Para entonces muchos de sus acompañantes lo habían abandonado y la mayor parte de su equipo había sido robado.

Tras el armisticio de Nikolsburg, Italia temió tener que enfrentarse sola a Austria, sin la ayuda prusiana, por lo que se apresuró a negociar un armisticio similar. Como medida de buena voluntad, el 9 de agosto el rey Víctor Manuel II ordenó a Garibaldi que se retirara de las posiciones conquistadas en el Trentino (una región demasiado vinculada al Imperio Austriaco como para poder ser reclamada). Garibaldi respondió con un famoso telegrama de una sola palabra: "Obedezco".

El 12 de agosto se firmó el armisticio de Cormons por el que se ponía fin a las hostilidades entre Austria e Italia.

A principios de año barcos rusos habían aparecido en las costas coreanas con ofertas comerciales, y unos meses más tarde también había llegado un barco alemán. Todos ellos habían recibido un trato cortés, pero sus ofertas habían sido rechazadas sin concesiones. El 16 de agosto llegó un nuevo buque de guerra, el General Sherman, propiedad de un comerciante estadounidense llamado W.B. Preston, que se encontraba a bordo, pero que navegaba bajo bandera británica en nombre de la compañía Meadows and Co., establecida en Tianjin (en China). Existen discrepancias sobre lo que sucedió, pero el caso es que, desatendiendo las advertencias coreanas, el barco se adentró en el río Taedong y, tras cuatro días de lucha, los coreanos lograron incendiar el barco y, cuando la tripulación saltó al agua, la atacaron hasta que no quedaron supervivientes. Puesto que los británicos y los estadounidenses no tuvieron noticias fiables sobre lo sucedido, no hubo ninguna reacción inmediata.

El 18 de agosto Prusia firmó un acuerdo con representantes de veintidós reinos, ducados, principados y ciudades libres del norte de Alemania para formar una nueva alianza llamda Confederación Alemana del Norte, que sustituiría a la antigua Confederación Alemana.

Ese mismo día la emperatriz Carlota de México logró entrevistarse con Napoleón III, que había tratado de evitar la entrevista en la medida de lo posible, pero no pudo con la tenacidad de la princesa austriaca. No obstante, la recomendación final que obtuvo del emperador fue que su esposo debía abdicar.

Desde el momento en que la guerra civil estadounidense dio el giro a favor de los federales, Gran Bretaña impidió que algunos barcos de guerra que se estaban construyendo para los Estados Confederados de América en sus astilleros fueran entregados. Algunos fueron destinados a la propia armada británica, pero el gobierno chileno había comprado dos fragatas. Una de ellas, la Tornado, había salido recientemente de los astilleros británicos y se dirigía hacia Chile desarmada. El 22 de agosto, cuando acababa de salir de las islas Madeira, fue interceptada por una fragata española, ante la cual se rindió sin oponer resistencia. La Tornado fue incorporada a la armada española. Ésta fue la última acción bélica de la Guerra del Pacífico, si bien no se firmó ningún tratado de paz: era imposible firmar la paz cuando las dos partes se consideraban vencedoras.

El 23 de agosto Austria y Prusia firmaron la Paz de Praga, que puso fin oficialmente a la guerra Austro-Prusiana, conocida también como la Guerra de las Siete Semanas, por su brevedad. En ella se reconocía que los ducados de Schleswig y Holstein, el reino de Hannover y el electorado de Hesse pasaban a ser provincias de Prusia. Por su parte, Austria pagaría a Prusia una indemnización por la guerra, cedería Venecia a Francia, para que ésta a su vez la cediera a Italia, y reconocería la Confederación Alemana del Norte, que esencialmente incluía toda Alemania salvo Austria, los reinos de Baviera y Wurtemberg y el gran ducado de Baden. Más precisamente, Austria reconocía a la Confederación como una alianza de países extranjeros, sobre los que no tenía ninguna clase de soberanía, lo que ponía fin al tradicional liderazgo de Austria sobre los estados alemanes, que pasaba así a Prusia. Quedaba pendiente la situación de los ducados de Limburgo y Luxemburgo, que habían pertenecido a la Confederación Alemana pero que eran propiedad del rey de los Países Bajos.

El ascenso de Prusia hizo que Francisco José I empezara a temer por la estabilidad de su imperio. Aunque Hungría había sido sometida tras las revueltas del 48, el nacionalismo húngaro nunca había dejado de mantener sus reivindicaciones. Si éstas continuaban siendo desatendidas, sería fácil que el menor incidente permitiera a Prusia apoyar una revuelta húngara y conseguir que Hungría se desvinculara del Imperio Austriaco y quedara bajo la órbita de influencia prusiana. Poco después de la batalla de Königgrätz, el emperador había iniciado contactos por primera vez con el más enérgico de los nacionalistas húngaros, el conde Gyula Andrássy, que había tenido que marchar al exilio tras las revueltas de "la primavera de los pueblos" y había sido ahorcado "en efigie" por su participación en ellas. Hacía ocho años que había regresado del exilio, pero su situación hasta el momento era muy delicada, pues, aunque el gobierno austriaco había concedido amnistías a otros en su misma situación, él nunca quiso pedirla, a pesar de que la habría obtenido sin duda.

El 28 de agosto el presidente Johnson inició una gira por la nación pidiendo el voto para los moderados en las próximas elecciones al Congreso. Fue un fracaso. Su capacidad como orador era mínima. Cuando le interrumpían y no sabía qué decir perdía los estribos e insultaba a quienes le preguntaban, lo que acabó con el poco prestigio que le quedaba. Johnson fue criticado y caricaturizado por la prensa, incluso por los periódicos que antes lo habían respaldado. Las noticias de linchamientos de negros en los Estados del sur terminaron de servir los votos en bandeja a los republicanos radicales. Ese verano hubo una revuelta en Luisiana en la que cuarenta republicanos radicales blancos y negros resultaron muertos, y otros 140 resultaron heridos.

El 29 de agosto murió repentinamente el shogun Tokugawa Iemochi (probablemente murió de un ataque al corazón causado por el beri-beri). Tenía veinte años y no dejó descendientes. Fue sucedido por Tokugawa Keiki, que pertenecía a una rama lejana de los Tokugawa, pero recibió el apoyo de todo el clan ante los momentos difíciles por los que pasaba su autoridad sobre el país. Como shogun adoptó el nombre de Tokugawa Yoshinobu. El país estaba absorbiendo cada vez más rápidamente la cultura occidental. El escritor Fukuzawa Yukichi publicó ese año el primer volumen de su obra El estado de occidente, del que se vendieron 200.000 ejemplares.

El 2 de septiembre los revolucionarios cretenses llamaron al pueblo a alzarse en armas contra los otomanos y proclamaron la anexión de Creta a Grecia. Mientras tanto, en Grecia, numerosos voluntarios (especialmente cretenses que vivían en territorio griego) se disponen a reunir dinero y suministros para los insurgentes. En Atenas se organizó un Comité central de apoyo a los cretenses. Se calcula que unos 25.000 hombres se rebelaron en Creta. En los últimos días el gobierno otomano había llevado refuerzos a la isla, con lo que sus efectivos sumaban otros 25.000 soldados, que pronto fueron incrementados hasta 45.000, dirigidos por Mustafá Pachá.

El 3 de septiembre el ejército brasileño, en el tercer día de combate, asaltó la fortaleza de Curuzú, en el Paraguay. Los paraguayos contaron 700 muertos y 1.500 heridos.

Ese día se inauguró en Ginebra el primer congreso de la Asociación Internacional de Trabajadores, con sesenta delegados provenientes de Francia, Suiza, Alemania y Gran Bretaña. La mayoría de los representantes lo eran de ciudades suizas. Sólo tres ciudades francesas estaban representadas: París, Ruan y Lyon. Entre sus acuerdos destaca la reivindicación de limitar la jornada laboral a un máximo de 8 horas, así como el rechazo al trabajo de las mujeres.

El ejército otomano asesinó a un grupo de mujeres y niños de insurgentes que se habían refugiado en una gruta cerca de Herakión. Las tropas se dirigieron a continuación a Almyro, donde fueron derrotadas el 8 de septiembre. Mientras tanto Mustafá Pachá iniciaba en el oeste las operaciones contra los insurgentes.

El 12 de septiembre el dictador paraguayo Francisco Solano López se entrevistó con el presidente argentino Bartolomé Mitre para negociar el final de la guerra, pero las negociaciones fracasaron por la negativa de Brasil a aceptar nada que no fuera la rendición incondicional.

El 13 de septiembre los insurgentes cretenses fueron derrotados en Kastamonitsa y Amariano.

Smetana se había ausentado de Praga temiendo que los prusianos no vieran con buenos ojos su ópera Los brandenburgueses en Bohemia, que trataba de una invasión alemana en época medieval, y en la que los alemanes eran los malos. Al terminar la guerra regresó a Praga y no tardó en lograr el puesto de director del teatro de Praga, al que llevaba años tratando de acceder.

Dmitry Karakozov, el que había tratado de asesinar al zar Alejandro II, había suplicado el perdón y se había convertido al cristianismo ortodoxo. Nada de ello impidió que fuera condenado a muerte. El 15 de septiembre fue ahorcado en San Petersburgo. En el juicio se estableció la complicidad de diez personas, que fueron condenadas a trabajos forzados. Muchos de ellos eran estudiantes de la Universidad de San Petersburgo, en la cual se prohibió la formación de cualquier organización estudiantil, por inofensiva que pudiera parecer. Los estudiantes eran sometidos a una vigilancia constante y a registros periódicos.

Un misionero francés, el padre Félix-Claire Ridel, había logrado escapar de Corea y, tras cruzar la frontera china, había sido encontrado por el contralmirante Pierre-Gustave Roze, quien, al conocer su historia, sostuvo ante sus superiores la necesidad de tomar represalias contra Corea. Sin embargo, había que proceder con cautela, pues no existían mapas fiables del país. Tras diversas deliberaciones, el 18 de septiembre Roze zarpó en el Primauguet acompañado de Ridel y de varios cristianos coreanos que habían escapado con él y, acompañado por otros dos barcos, inició una misión de reconocimiento. Penetró por el río Han, que lleva hacia Seúl, destruyó los obstáculos que los coreanos pusieron a su paso, llegó hasta la capital, inspeccionó sus defensas y regresó a China.

Ese mismo día los miembros franceses del gabinete del emperador Maximiliano I de México presentaron su dimisión y se dispusieron a abandonar el país.

El 20 de septiembre se produjo formalmente la anexión a Prusia del reino de Hanover, tal y como había sido acordada en la paz de Praga. El rey Jorge V no reconoció nunca esta anexión y, desde su exilio en Austria trató en vano en varias ocasiones de que las potencias europeas le restituyeran su estado. Algo parecido suceció con el príncipe elector Federico Guillermo de Hesse, quien, aunque conservó sus tierras, perdió sus derechos dinásticos y prefirió exiliarse en Bohemia, desde donde conspiró en secreto contra Prusia.

El 21 de septiembre el ejército de Mustafá Pachá fue víctima de una emboscada en la que perdió muchos hombres.

El 22 de septiembre el ejército aliado atacó la fortaleza paraguaya de Curupayty. Aquí el exceso de confianza jugó una mala pasada a los aliados, que habían atacado frontalmente sin la inspección debida una plaza bien fortificada. Al final tuvieron que retirarse con 6.000 bajas, frente a menos de un centenar de bajas paraguayas. La guerra se paralizó durante el invierno. Flores regresó a Uruguay dejando tan sólo unos 700 soldados. Los generales brasileños culparon a Mitre de la derrota y pidieron al emperador que le exigiera que regresara a Argentina, cosa que Pedro II se negó a hacer. Tras el desastre, Pedro II confió el mando del ejército brasileño a Luís Alves de Lima e Silva.

El 27 de septiembre la emperatriz Carlota de México se entrevistó con el Papa Pío IX. Allí insistió en que la bebida que le habían ofrecido estaba envenenada y tomó en su lugar la que le habían servido al Papa. No hubo forma de convencerla para que terminara la entrevista y al final tuvo que ir su hermano para llevársela.

El 3 de octubre Austria firmó con Italia el Tratado de Viena, que ratificaba lo acordado con Prusia unas semanas antes. En particular, el emperador Francisco José I de Austria entregaba al rey Víctor Manuel II la corona de hierro del reino Lombardía, que conservaba a pesar de que Lombardía había sido cedida siete años atrás.

El contralmirante Roze no se atrevía a avanzar con su flota hacia Seúl, y en su lugar trataba de obtener alguna victoria significativa en la costa. El 7 de octubre 160 soldados desembarcaron con la misión de capturar una fortificación en Munsusansong, pero fueron víctimas de una emboscada en la que murieron tres hombres y otros 36 resultaron heridos.

El 11 de octubre el contralmirante Rozes zarpó al mando de una flota de siete barcos de guerra con destino a Corea.

El 12 de octubre Mustafá Pachá obtuvo una victoria en Vafes que bajó la moral de los insurgentes. A continuación lanzó una oferta de amnistía para los que depusieran las armas y prometió a los voluntarios griegos que habían acudido a ayudar a los cretenses que se les permitiría regresar a Grecia sanos y salvos.

Los republicanos mexicanos avanzaban al mismo ritmo que los franceses se retiraban. A menudo esperaban a que lo hicieran, pero hubo algunos enfrentamientos significativos. El 18 de octubre Porfirio Díaz derrotó a los franceses en la batalla de la Carbonera, lo que le permitió tomar Oaxaca tras once días de asedio. Se cuenta que el obispo de Oaxaca había pedido garantías a Díaz ante la inminente caída de la ciudad, y la respuesta fue que le dejaría vestir sus mejores galas el día de su fusilamiento. Díaz no tuvo ocasión de cumplir su palabra, pues el obispo huyó con la guarnición francesa y los demás conservadores mexicanos.

El 21 de octubre un plebiscito en Venecia ratificó su anexión al reino de Italia. De acuerdo con lo pactado entre Francia e Italia dos años atrás, las tropas francesas abandonaron Roma ese mismo año, lo cual no significaba que el emperador Napoleón III estuviera dispuesto a consentir que Italia arrebatara al Papa Pío IX los últimos restos de los Estados Pontificios, que ahora se reducían al Lacio. Mientras tanto, el Papa seguía cubriéndose de gloria. Ese año firmó una instrucción de la Santa Inquisición en la que decía:

La esclavitud, en sí misma, no es en absoluto por su naturaleza esencialmente contraria al derecho natural y divino, y puede haber múltiples razones justas para la esclavitud, las cuales se fundamentan en los teólogos reconocidos. [...] No es contrario al derecho natural y divino que un esclavo sea vendido, comprado, intercambiado o donado.

Ese año Offenbach estrenó dos óperas cómicas: Barbe-bleue y La vie parisienne. La segunda se estrenó el 31 de octubre y no tardó en convertirse en una de sus obras más populares. En ella parodiaba por primera vez la sociedad de su época a través de personajes contemporáneos, sin disfrazarlos de personajes mitológicos, como en Orfeo en los infiernos.

El mensajero ruso, mientras continuaba con la publicación por entregas de Guerra y Paz, había iniciado la publicación de una de las novelas más famosas de Dostoyevsky, Crimen y castigo.El  nivel de endeudamiento del escritor era tal que se vio obligado a firmar un contrato con el editor por el que recibiría tres mil rublos (que pasarían directamente a sus acreedores) por los derechos de edición de todas sus obras, con el compromiso de entregar una nueva ese mismo año. Si no era entregada en noviembre, debería enfrentarse a una fuerte multa, así que en veintiséis días dictó a Ana Grigórievna, una taquígrafa contratada para la ocasión, su novela El jugador, que pudo presentar apenas dentro del plazo establecido.

El 8 de noviembre un ejército de 30.000 turcos llegó al monasterio de Arkadi, cerca de Retino, en Creta, donde se refugiaban unos 250 insurgentes armados y más de medio centenar de mujeres y niños. Los sólidos muros del monasterio frustraron todos los intentos turcos de penetrar en él, mientras los atacantes sufrieron numerosas bajas a manos de los insurgentes que disparaban desde las ventanas. El 9 de noviembre los turcos llevaron dos cañones con los que volaron la puerta y se abrieron paso al interior del monasterio, sufriendo aún más bajas. Viéndose sin escapatoria, los insurgentes se suicidaron haciendo estallar barriles de pólvora, al tiempo que mataban con ello a numerosos soldados. De los casi mil ocupantes del monasterio, poco más de un centenar sobrevivieron. Los turcos perdieron unos 1.500 soldados. El imperio otomano celebró el suceso de Arkadi como una gran victoria, pero fuera de sus fronteras sirvió para alentar la causa de los cretenses.

Mientras tanto, otra expedición enviada por el contralmirante Roze contra Corea fue rechazada gracias a la superioridad numérica del enemigo. Los franceses tuvieron que retirarse con decenas de heridos.

Ese día se celebró en San Petersburgo el matrimonio del zarevich Alejandro y la princesa Dagmar de Dinamarca, hija del rey Cristián IX (y hermana del rey Jorge I de Grecia). Dagmar había estado prometida a Nicolás, hermano mayor de Alejandro, pero el zarevich había muerto de meningitis el año anterior, y su último deseo fue que su prometida se casara con su hermano. Alejandro la había pedido en matrimonio cinco meses antes de la boda.

Unas semanas antes, Alejandro y su prometida habían visitado Moscú, y uno de los actos oficiales fue una visita al recientemente fundado conservatorio de Moscú, que estaba bajo la dirección de Nikolai Rubinstein, hermano de Anton Rubinstein. Éste había encargado al joven Chaikovski que compusiera una pieza para la ocasión, y dicha pieza fue la Obertura sobre el himno nacional danés. La pieza no fue finalmente interpretada, al parecer porque Chaikovski, con su mejor intención, había incluido también el himno ruso como tema secundario, en clave menor, y eso fue considerado deshonroso para el himno. No obstante, el zarevich regaló a Chaicovski unos gemelos de oro como agradecimiento por su esfuerzo.

La guerra contra Paraguay era muy impopular en Argentina, especialmente entre los federalistas, y ya se habían producido varias deserciones entre los soldados alistados para participar en ella. El 11 de noviembre se produjo una sublevación de tropas en Mendoza. Los amotinados contaron con el apoyo de la policía local y liberaron a los presos de una cárcel, algunos de los cuales eran presos políticos (líderes federales). El coronel Carlos Juan Rodríguez tomó el control de la provincia y se negó a reconocer al gobierno del presidente Mitre.

Desde hacía diez años, un joven compositor (que ahora cumplía ya treinta años) venía estrenando operetas principalmente en el teatro de Offenbach. Se llamaba Léo Delibes, y ahora cambiaba de género con el estreno el 12 de noviembre del ballet La source, en el Teatro Imperial de la Ópera de París. La obra no tuvo mucho éxito en su estreno, pero triunfó al año siguiente, en parte gracias a que la interpretaron mejores bailarines.

El contralmirante Roze había conducido finalmente su flota hasta Seúl, donde había iniciado un bombardeo. Hasta el momento, todos los mensajes enviados a los coreanos con sus exigencias habían quedado sin respuesta. Entre ellas se encontraba la liberación de dos misioneros que según el padre Ridel habían logrado escapar como él de la persecución coreana, pero cuyo paradero era desconocido. Roze recibió noticias de que, finalmente, ambos misioneros habían logrado llegar a China sanos y salvos, así que, considerando que su flota no estaba en condiciones de resistir el invierno, ordenó la retirada.  Roze trató de justificar que su misión había sido un éxito, pero los coreanos celebraron su retirada como una gran victoria.

El 14 de noviembre murió en Alemania el derrocado rey Miguel I de Portugal.

En Kuwait murió el jeque Sabah II, que fue sucedido por su hijo Abdullah II Al-Sabah.

Las elecciones al Congreso de los Estados Unidos aumentaron la mayoría que ya detentaban los republicanos radicales. En cuanto la renovación tuviera efecto, el año siguiente, los republicanos radicales contarían con la mayoría necesaria de dos tercios para superar cualquier veto presidencial sin necesidad del apoyo de los moderados.

El año anterior había llegado a los Estados Unidos un inventor francés llamado Pierre Lallement en busca de la financiación para un "biciclo" que había diseñado y que ahora patentaba. Sin embargo, al igual que no había tenido éxito en Francia, tampoco lo tuvo en los Estados Unidos.

Los ataques de Nube Roja en los territorios de Dakota y Montana se intensificaron mientras los soldados se preparaban para pasar el invierno en los fuertes que habían construido. El 6 de diciembre un oficial resultó muerto mientras trataba de rechazar un ataque indio a un tren que transportaba madera.

El 21 de diciembre Nube Roja atacó de nuevo la línea ferroviaria que había atacado unas semanas antes y el teniente coronel William Fetterman fue enviado en su auxilio al frente de 80 hombres. Poco después de haber abandonado el fuerte, divisaron unos pocos indios dirigidos por el jefe Sioux Tasunka Witko (Caballo Loco) que provocaron a los soldados con toda clase de burlas. Éstos mordieron el anzuelo y marcharon tras ellos, con lo que cayeron en una emboscada, pues ocultos en un valle cercano había más de un millar de indios. Lo que pasó exactamente no puede precisarse, porque Fetterman murió con todos sus hombres en lo que se conoció como la Batalla de los Cien Asesinados. Los indios cortaron el cuero cabelludo a los soldados, y también decapitaron, destriparon y castraron a muchos de ellos. Sólo respetaron el cuerpo de un joven corneta, al que cubrieron con una manta de búfalo. Se conjetura que el joven murió tras enfrentarse a varios indios sin más arma que su corneta, empleada a modo de maza, y los indios rindieron homenaje a su valentía.

A finales de año Connecticut, New Hampshire, Tennessee, Nueva Jersey, Oregón y Vermont eran los únicos Estados de los Estados Unidos que habían ratificado la decimocuarta enmienda. Por otra parte, Arkansas, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia y Texas la habían rechazado. En los Estados restantes todavía no se había celebrado el referéndum. (El presidente Johnson había recomendado abiertamente a los antiguos Estados confederados que se negaran a ratificar la enmienda.)

Ibsen seguía en Roma, donde ese año publicó su drama Brand, en el que censura la falta de solidaridad escandinava frente a la invasión prusiana de Dinamarca.

Dickens publicó un relato breve titulado The Signal-Man, sobre un guardagujas al que se le aparece varias veces un fantasma para predecirle un trágico accidente ferroviario cada vez. Muchos detalles del relato están inspirados en el accidente que se produjo en Brighton cinco años atrás, así como en el sufrido por él propio autor el año anterior en Staplehurst.

Heman Melville publicó una colección de unos 70 poemas sobre la Guerra Civil con el título de Battle Pieces and Aspects of the War, que fue prácticamente ignorada por la crítica, salvo unos pocos poemas patrióticos que fueron bien acogidos. Ese año logró un trabajo como inspector de aduanas de la ciudad de Nueva York y pronto adquirió la reputación de ser el único inspector de aduanas honesto de toda la ciudad.

Ese año Mirza Yahya trató de envenenar a Baháulláh, el cual sufrió una grave enfermedad que le dejó un temblor en las manos para el resto de su vida. Tras recuperarse Baháulláh afirmó públicamente por primera vez que él era Aquel a quien Dios pondrá de manifiesto, se encerró en su casa y exortó a los babistas a elegir entre Mirza Yahya y él.

El médico británico John Langdon Haydon Down llevaba ocho años como director de un asilo para retrasados mentales, donde tuvo la ocasión de estudiar a sus pacientes y ahora publicaba sus Observaciones sobre una clasificación étnica de los idiotas (el término "idiota" era, y técnicamente sigue siendo, un término médico) en el que establecía una clasificación de los deficientes mentales en términos de características étnicas. Una de las categorías de su clasificación es la que denominó idiocia mongoloide, que durante mucho tiempo fue conocida como mongolismo, aunque actualmente se prefiere el término "síndrome de Down".

El gobierno chino había puesto al general Zeng Guofan al frente de las operaciones contra los rebeldes Nian. Éste contaba con armas occidentales compradas a los europeos a precios exorbitantes. Zeng Guofan trató de restringir la movilidad de la caballería Nian mediante la construcción de trincheras y canales, lo cual era efectivo, pero lento y costoso. Sin embargo, los Nian terminaron por sobrepasar las defensas y el general fue sustituido por Li Hongzhang y Zuo Zongtang. A finales de año las tropas Nian se dividieron en dos. Una parte se quedó en China Central y la otra avanzó hacia Pekín. Sin embargo, ésta última fue derrotada por el ejército imperial y una gran parte del territorio controlado hasta entonces por los Nian quedó bajo control del gobierno.

La guerra de Secesión V
Índice La reconstrucción de los Estados Unidos