HISTORIA











ANTERIOR


LA PRIMAVERA DE LOS PUEBLOS II

SIGUIENTE

La Junta de Estado provisional de Roma había convocado elecciones parlamentarias, y el 1 de enero de 1849 el Papa Pío IX amenazó con la excomunión a todos los que participaran en ellas.

En la India, las bombas habían abierto brechas en las murallas de Multan y el 2 de enero los británicos se lanzaron sobre ellas. Se inició entonces un sangriento combate casa por casa hasta que toda la ciudad quedó bajo control británico excepto una ciudadela, que fue sometida a dos semanas de bombardeo.

El 8 de enero el húngaro Lajos Batthyány regresó a Pest y allí fue capturado por los austríacos.

El 13 de enero se produjo un enfrentamiento en Chillianwala entre el ejército de sir Hugh Gough y el general sikh Sher Singh. Ambas partes se proclamaron vencedoras. Durante los tres días siguientes llovió intensamente y ambos ejércitos estuvieron frente a frente sin combatir, hasta que ambos se retiraron hacia el norte. Los británicos no obtuvieron el éxito que hubiera cabido esperar. Un testigo relató lo siguiente: Los Sikhs lucharon como demonios, feroces y salvajes... Nunca había visto tal masa de hombres, valerosos como leones. Corrían directamente hacia las bayonetas y golpeaban a sus asaltantes mientras eran atravesados. Gough fue inmediatamente reemplazado en el mando por Charles James Napier. Se cuenta de él que, en respuesta a una delegación hindú que protestaba porque los británicos habían prohibido el satí (la ceremonia en la que las viudas eran quemadas vivas junto a los cuerpos de sus esposos), replicó:

Decís que quemar viudas es vuestra costumbre. Muy bien. Nosotros también tenemos una costumbre: cuando los hombres queman a una mujer viva, les atamos una soga alrededor de sus cuellos y los colgamos. Levantad vuestra pira funeraria, que detrás mis carpinteros levantarán un patíbulo. Podéis seguir vuestra costumbre, y nosotros seguiremos la nuestra.

Los colonos de la "Oficina de inmigración icariana", habían llegado a su destino en Texas tras una larga y penosa marcha, y allí se encontraron con un terreno inhóspito, en el que muchos de ellos murieron de paludismo. Los demás no tardaron en abandonar el proyecto y se dirigieron a Nueva Orleans. Allí llegó el propio Cabet el 19 de enero, quien convocó una asamblea general y, de un total de 485 colonos, logró convencer a 280 hombres, 74 mujeres y 64 niños para buscar un nuevo emplazamiento para la colonia socialista.

El 22 de enero Multan se rindió definitivamente a los británicos.

El 27 de enero Prusia aceptó el acuerdo propuesto en la conferencia de Londres sobre el futuro de los ducados de Schleswig y Holstein, que contaban con el visto bueno de Gran Bretaña y Rusia, pero fue Dinamarca la que no lo aceptó.

Verdi estrenó en Roma su ópera La battagia di Legnano, en la que se rememoraba una antigua batalla medieval en la que los lombardos derrotaban al emperador alemán Federico Barbarroja.

El 2 de febrero los insurgentes brasileños trataron de tomar Recife, la capital de Pernambuco, pero fracasaron en el intento. Nunca llegaron a ser más de 2500 combatientes y durante el més y medio siguiente el ejército gubernamental sofocó completamente la revuelta. El resultado fue la práctica desaparición del partido liberal, que había apoyado la rebelión.

Pese a las amenazas papales, en los Estados Pontificios se celebraron elecciones en la fecha prevista y el 5 de febrero se reunió la nueva asamblea, que proclamó la República Romana. Entre los diputados elegidos estaba Giuseppe Garibaldi.

El 9 de febrero la Asamblea legislativa de la República Romana desposeyó al Papa de su autoridad temporal sobre los Estados Pontificios.

El parlamento del gran ducado de Toscana pidió al gran duque Leopoldo II que eligiera diputados para participar en la Asamblea Constituyente romana, pero el duque prefirió abandonar su territorio y refugiarse en Gaeta junto al Papa Pío IX, bajo la protección del rey Fernando II de las Dos Sicilias. El 15 de febrero el parlamento proclamó la República de Toscana.

El 18 de febrero el Papa Pío IX envió un llamamiento a Austria, Francia, las Dos Sicilias y a España en el que solicitaba ayuda para recuperar la soberanía de los Estados Pontificios. Ese mismo día Radetzky enviaba desde Verona una expedición de 6.000 hombres para invadir los Estados Pontificios, pero ésta se limitó a ocupar Ferrara y quedó a la espera de los acontecimientos.

Tras la captura de Multan, el ejército británico que había participado en la operación engrosó las filas de sir Hugh Gough, que contaba ahora con unos 24.000 hombres y unos 96 cañones. Por su parte, Sher Singh también se había dedicado a engrosar su ejército y llegó a reunir unos 20.000 hombres, de los cuales unos 1.500 eran afganos, pues a principios de año el emir Dost Mohammad de Afganistán se había aliado a los Sikhs. No obstante, los Sikhs tenían serios problemas para aprovisionar a su ejército. Sher Singh se retiró a Gujrat, donde desplegó numerosas medidas defensivas, incluyendo el camuflaje de su artillería. El 21 de febrero Gough acudió a su encuentro y, sorprendido en principio por la artillería enemiga, en cuanto localizó sus posiciones distribuyó la suya y se inició un duelo de cañonazos durante tres horas, tras las cuales los Sikhs tuvieron que abandonar sus cañones. Entonces los británicos avanzaron y con ellos también su artillería. Los Sikhs terminaron huyendo en desbandada dejando más de dos mil muertos. Para sir Gough fue una victoria modélica que restableció su reputación como militar.

El 27 de febrero el príncipe de Windischgrätz derrotó a los húngaros en la batalla de Kápolna, iniciada el día anterior.

El 4 de marzo Zachary Taylor fue investido como el duodécimo presidente de los Estados Unidos.

Josip Jelacic promulgó una constitución en Croacia que despojó del poder a las autoridades locales húngaras. Poco después prohibió algunos periódicos antiaustríacos.

El 7 de marzo el príncipe Felix de Schwarzenberg disolvió con la ayuda del ejército la asamblea constituyente austríaca. Ese mismo día el emperador Francisco José I promulgó su propia constitución, que centralizó drásticamente el gobierno del Imperio Austríaco (todos los funcionarios serían nombrados en Viena).

Desde Salt Lake City, los seguidores de Brigham Young estaban fundando nuevas ciudades en territorios vecinos. Ese año fundaron Tooele y Provo y, tras entablar relaciones amistosas con algunas tribus indias, establecieron la comunidad de Manti. Aunque Young había cruzado con sus pioneros la frontera de los Estados Unidos, el tratado de Guadalupe-Hidalgo los había introducido de nuevo en el país. Asumiendo que iban a seguir siendo estadounidenses en lugar de mexicanos, Young había enviado un emisario a Washington para solicitar que una vasta extensión de tierra, que comprendía toda la región situada entre California y la parte poblada de Nuevo México, así como una parte del sur de Oregón y la costa sur de la Alta California, fuera organizada como territorio. Sin embargo, al enterarse de que California y Nuevo México estaban gestionando su admisión como Estados, Young cambió de idea y envió a Washington un nuevo emisario para solicitar que dicho territorio fuera reconocido como el Estado de Deseret (palabra que, según el libro de Mormón, significaba "abeja" en el idioma inventado por Joseph Smith).

El 12 de marzo el gobierno sardo comunicó a los austríacos su decisión de romper el armisticio de Salasco.

Sher Singh se rindió a los británicos y con ello concluyó la Segunda guerra Sikh.

Las relaciones entre el rey Fernando II de las Dos Sicilias y el parlamento continuaban siendo tensas, hasta que el 13 de marzo el monarca ordenó su disolución.

El 14 de marzo los austríacos fueron expulsados de los ducados de Parma y Modena. El ayuntamiento de Parma se declaró bajo la soberanía del rey Carlos Alberto de Cerdeña. Los austríacos seguían considerando como duque de Parma a Carlos II, pero ese mismo día el duque ratificó desde Alemania su abdicación en su hijo Carlos III.

El 17 de marzo murió el rey Guillermo II de los Países Bajos. Fue sucedido por su hijo Guillermo III. Estaba casado con Sofía de Württemberg, hija del rey Guillermo I de Württemberg, una mujer liberal e intelectual, que contrastaba con su rudimentario esposo, con quien discutía con frecuencia. Se cuenta que en una discusión, Guillermo había prohibido toda actividad intelectual en su casa. Sofía mantenía correspondencia con la reina Victoria I de Gran Bretaña, quien se refirió a Guillemo como "patán maleducado".

El ejército austríaco avanzó imparable y el rey Carlos Alberto de Cerdeña se vio obligado a replegar sus fuerzas en Novara. El 23 de marzo Radetzky atacó con todos sus efectivos (70.000 hombres, frente a los 100.000 soldados sardos) y obtuvo una victoria rotunda. Esa misma noche Carlos Alberto abdicaba en favor de su hijo Víctor Manuel II y poco después marchaba al exilio en Portugal. El 24 de marzo Víctor Manuel II firmaba con los austríacos el armisticio de Vignale, en el que permitió que Radetzky desplegara parte de su ejército por territorio sardo.

El 25 de marzo la ciudad de Génova, contraria a firmar la paz con los austríacos, se sublevó contra el rey Víctor Manuel II y expulsó a la guarnición sarda que había en la ciudad.

El ejército bávaro entró en Constanza y así terminó definitivamente la revuelta de Hecker, que huyó a Suiza.

El 28 de marzo el parlamento de Frankfurt aprobó una constitución para una Alemania unida que excluía a Austria y, por 290 votos a favor y 248 abstenciones, eligió al rey Federico Guillermo IV de Prusia como emperador de Alemania.

El 29 de marzo el rey Víctor Manuel II de Cerdeña se presentó en Milán ante el parlamento para prestar juramento de fidelidad y el 30 de marzo disolvió la cámara y convocó nuevas elecciones.

El majarajá Dalip Singh, que tenía entonces once años, fue depuesto por los británicos, que se anexionaron el Punjab. El resto del Imperio Sikh se dividió en principados sobre los que los británicos gobernaron indirectamente.

En las elecciones presidenciales de Nueva Granada resultó vencedor el liberal José Hilario López, que tomó posesión del cargo el 1 de abril. Promulgó un indulto que permitió regresar al país a José María Obando, al que López nombró gobernador de Cartagena.

El 3 de abril los daneses derrotaron a un ejército de Schleswig-Holstein en la batalla de Adsbøl.

Ese mismo día una delegación del parlamento de Frankfurt se presentó ante el rey Federico Guillermo IV de Prusia para ofrecerle el título de emperador, pero el rey rechazó la oferta alegando que no podía aceptarla sin el consentimiento de los príncipes alemanes. Además aludió al derecho divino de la monarquía y explicó que no podía aceptar una corona tocada "del dudoso olor de la revolución". A partir de este desplante, el parlamento de Frankfurt empezó a degenerar. El 5 de abril los diputados austríacos abandonaron el parlamento, por orden del emperador Francisco José I.

El 13 de abril la Asamblea Nacional húngara, presidida por Lajos Kossuth, declaró la independencia de Hungría. El ejército danés derrotó a un ejército sajón en la batalla de Dybbøl. El 14 de abril Kossuth fue proclamado gobernador-presidente de Hungría.

El rey Víctor Manuel II envió un ejército a Génova bajo el mando del general Alessandro La Marmora, quien, tras bombardear la ciudad, la saqueó y la pacificó a base de ejecuciones sumarias. El rey felicitó a La Marmora y calificó a los genoveses de "vil e infecta raza de canallas".

El 16 de abril se estrenó en París la ópera El profeta, de Meyerbeer.

Schumann compuso su Manfredo, inspirado en el poema de Byron. Hacía ya tiempo que había emprendido el proyecto de poner música al Fausto de Goethe y animado por Liszt, aceleró el trabajo para tenerlo listo con motivo del octogésimo aniversario del nacimiento del poeta, si bien posteriormente añadió algunas escenas más.

El presidente de la República Francesa, Luis Napoleón Bonaparte, y su primer ministro, Odilon Barrot, estuvieron de acuerdo en enviar un ejército a los Estados Pontificios en respuesta al llamamiento del Papa Pío IX. El 24 de abril unos 7.000 franceses desembarcaban en Civitavecchia bajo el mando del general Nicolas Oudinot, quien declaró al desembarcar que

El gobierno de la República Francesa, impulsado por intenciones liberales, declara su voluntad de respetar la voz mayoritaria de los pueblos romanos, que no viene sino como amigo, con la misión de mantener su influencia legítima y decidido a no imponer a las poblaciones ninguna forma de gobierno que no deseen.

El 25 de abril, enviados de Oudinot ante el gobierno romano aseguraron que los franceses habían acudido para evitar la intervención austríaca, española o napolitana, así como a buscar una reconciliación entre el Papa Pío IX y los romanos.

El "rey" Carlos V de España había tratado de entrar en el país cruzando la frontera francesa, pero fue interceptado y tuvo que regresar a Londres. El 26 de abril Ramon Cabrera tuvo que pasar a Francia con su ejército, perseguido por el ejército gubernamental.

Los austríacos se enfrentaron a los húngaros en la batalla de Komárom, que resultó indecisa. Los austríacos lograron la retirada de los húngaros, pero, de un total de 30.000 hombres, tuvieron unas 2.000 bajas, mientras que los húngaros sólo perdieron unos 800 hombres de un total de 24.000. Ante los pobres resultados obtenidos, el príncipe Scharzemberg se decidió a solicitar la ayuda de Rusia. El zar Nicolás I no tardó en enviarle 150.000 hombres bajo el mando del general Ivan Paskevitch.

El 27 de abril llegaron a Civitavecchia dos barcos que transportaban a 600 soldados lombardos que se habían negado a regresar a Lombardía después de que ésta hubiera sido ocupada por Austria. No esperaban encontrarse allí con el ejército francés, que les impidió desembarcar y tuvieron que hacerlo en Porto d'Anzio. Desde allí se dirigieron a Roma, a donde llegaron el 28 de abril. Mientras tanto 6.000 franceses se dirigían también hacia allí.

El 30 de abril 5.000 soldados franceses intentaron entrar en Roma, pero fueron recibidos con cañonazos y finalmente tuvieron que replegarse de nuevo a Civitavecchia abandonando 500 muertos y casi 400 prisioneros. En la defensa de Roma destacó Garibaldi, que salió de las murallas al frente de un batallón y puso en fuga con las bayonetas a una parte del ejército francés.

El 1 de mayo Rusia y el Imperio Otomano firmaron la convención de Balta-Liman en la que acordaban que Moldavia y Valaquia mantendrían el mismo status político previo a las revueltas del año anterior: ambos seguirían formando parte del Imperio Otomano con cierta autonomía y bajo protectorado ruso. Rusia retiró entonces sus tropas de ambos principados. Se estableció además que Grigore Alexandru Ghica y Barbu Dimitre Stirbei serían los nuevos príncipes de Moldavia y Valaquia, respectivamente.

Ese mismo día Cabet y sus icarianos llegaron a Nauvoo, la ciudad fundada por los mormones y que a la sazón estaba casi abandonada. El terreno era fértil y allí se establecieron.

El parlamento de Frankfurt había promovido una enérgica campaña para forzar a los príncipes alemanes a aceptar la constitución alemana. Muchos de ellos la aceptaron a regañadientes, pero entre los más abiertamente opuestos estaba el rey Federico Augusto II de Sajonia, que, ante las presiones que estaba recibiendo, hizo entrar en Dresde un ejército prusiano. El 3 de mayo el rey se vio acorralado junto a su gobierno por una multitud que amenazaba con usar explosivos para hacerlos salir. Los soldados dispararon contra la gente, que se dispersó para levantar barricadas por las calles. En la madrugada del 4 de mayo el rey y sus misnistros lograron escapar para refugiarse en el castillo de Königstein.

Mientras tanto los austriacos iniciaban el ataque contra Venecia, y su primer objetivo fue el fuerte Marghera, que protegía la ciudad.

El 5 de mayo, con la ciudad debidamente pacificada, el emperador Francisco José I de Austria entró en Viena.

El 7 de mayo el gobierno romano liberó a todos los prisioneros franceses y declaró la voluntad de la República Romana de mantener relaciones pacíficas con su hermana la República Francesa. Oudinot respondió liberando también prisioneros italianos, pero pidió refuerzos a Francia.

Mientras tanto Radetzky había ordenado el avance sobre los Estados Pontificios. El 8 de mayo un ejército austríaco de 4.000 hombres bajo el mando de Konstantin Aspre atacó Bolonia.

La intervención francesa en los Estados Pontificios generaba tensiones en la política francesa. El día anterior, los republicanos habían logrado que el parlamento aprobara una acusación contra el gobierno por haber mentido sobre el propósito real de la expedición. Por otro lado, una buena parte de la opinión pública francesa estaba de acuerdo en que Francia auxiliara al Papa. Ante la proximidad de las elecciones, Bonaparte decidió ralentizar el curso de los acontecimientos en Italia y nombró embajador plenipotenciario a Ferdinand de Lesseps, con la misión de llegar a alguna clase de entendimiento con el gobierno romano.

El ejército sajón, ayudado por el prusiano, libró un duro combate por las calles de Dresde, barricada por barricada, casa por casa, hasta que el 9 de mayo terminó toda resistencia. De unos 3.000 rebeldes que habían participado en la revuelta, unos 200 murieron, unos 1.600 huyeron del país y el resto se rindió. Entre los que huyeron se encontraban el compositor Richard Wagner y Mijaíl Bakunin, pero éste fue capturado, devuelto a Dresde y retenido en prisión encadenado. Wagner, tras pasar una temporada en París, se instaló en Zurich.

Un ejército de unos 65.000 soldados de Schelswig-Holstein y la Confederación Alemana invadió Dinamarca forzando la retirada de los daneses, que dejaron únicamente una guarnición de 7.000 soldados en la ciudad fortificada de Fredericia y una reserva en la vecina isla de Funen. Ese mismo día la ciudad fue puesta bajo asedio.

Marx recibió una notificación por la que se le comunicaba que había perdido la nacionalidad prusiana y que debía abandonar el país en 24 horas, así que marchó a París.

El 11 de mayo el ejército austríaco saqueó Livorno.

Ese mismo día murió en Berlín a los 39 años el compositor alemán Otto Nicolai. Unos meses antes había estrenado una de sus operetas más conocidas: Las alegres comadres de Windsor.

El 13 de mayo se produjo una revuelta en Karlsruhe (la capital del gran ducado de Baden).  En los días previos se habían producido otros motines en otras ciudades del gran ducado que evidenciaron que el ejército apoyaba las reivindicaciones de los insurrectos, así que el gran duque Leopoldo decidió huir del país. Sus ministros le siguieron el día siguiente, el 14 de mayo, y se formó entonces un gobierno provisional dirigido por Lorenz Brentano, que era representante de Baden en el parlamento de Frankfurt. Ese mismo día los delegados prusianos  abandonaron el parlamento, y durante la semana siguiente casi la totalidad de diputados conservadores y liberales-burgueses se marcharon también.

Con el paso a Francia de la última partida de guerrilleros se puso fin en España a la segunda guerra carlista.

El 15 de mayo Carlo Filangieri dio por concluida la reconquista de Sicilia en nombre del rey Fernando II. Ese mismo día los austríacos empezaron a bombardear Bolonia, y el 16 de mayo la ciudad se rindió.

El 18 de mayo se publicó el último número del Neue Rheinishche Zeitung, conocido como el número rojo, porque se imprimió enteramente con tinta roja.

El 25 de mayo los austríacos entraban en Florencia a la vez que se presentaban ante Ancona.

El 26 de mayo los venecianos abandonaron el fuerte Marghera, y los austríacos trataron de atacar la capital, pero al encontrar más resistencia de la prevista empezaron a bombardearla.

El parlamento de Frankfurt tenía cada vez menos miembros, por lo que tuvo que reducir su quorum a cien personas. Mientras tanto, el rey Federico Guillermo IV de Prusia firmaba la Alianza de los tres reyes con Federico Augusto II de Sajonia y Ernesto Augusto I de Hannover en la que proyectaban convertir a Alemania (excluyendo a Austria) en una federación de estados bajo el liderazgo prusiano. Federico Augusto II y Ernesto Augusto I advirtieron que abandonarían el proyecto si no se lograba la adhesión de todos los príncipes alemanes.

El presidente húngaro Lajos Kossuth se reunió en Debrecen con Nicolae Balcescu, un revolucionario huido de Valaquia que ahora ejercía de mediador entre el gobierno húngaro y los rumanos de Transilvania, que se habían rebelado contra los húngaros formando un ejército de guerrillas liderado por Avram Iancu. Aunque no hubo muchos puntos de acuerdo, Balcescu logró acordar un alto el fuego. Mientras tanto, el ejército ruso cruzaba la frontera húngara y entraba en Transilvania.

El 28 de mayo murió de tuberculosis la escritora británica Anne Brontë, a los 29 años de edad, cinco meses después de la muerte de su hermana Emily. Ese año Charlotte Brontë publicó su novela Shirley.

Viendo los progresos austríacos y habiendo sometido por la fuerza a todos los rebeldes, el rey Fernando II de las Dos Sicilias había iniciado una depuración política en sus dominios encarcelando a cualquiera que pudiera cuestionar su monarquía absoluta. Además envió hacia Roma un ejército de 8.500 hombres y 52 cañones. A Gaeta llegó entonces un ejército español de 9.000 hombres bajo el mando de Fernando Fernández de Córdova al que le pasó revista el Papa. El 29 de mayo salió hacia el norte.

El año anterior el presidente haitiano Faustin Soulouque había iniciado una nueva campaña militar contra la República Dominicana. El presidente Jimenes, desbordado, se había visto obligado a llamar a su antecesor, el general Pedro Santana. Éste había expulsado a los haitianos, pero, al ver que con ello había recuperado el favor de la opinión pública, dio un golpe de estado, derrocó a Jimenes, y puso al frente del gobierno a Buenaventura Báez, que tomó posesión del cargo de presidente el 30 de mayo.

Lesseps había negociado una tregua de veinte días con el gobierno romano, y el 31 de mayo firmó un tratado más duradero en el que Francia se comprometía a no interferir en la política del país y defenderlo de intervenciones extranjeras. Sin embargo, viendo que los republicanos habían quedado en minoría en el nuevo parlamento, dos días antes Bonaparte había ordenado su regreso a Francia (Lesseps dimitió del servicio diplomático al recibir la noticia) y había enviado a Oudinot la orden de poner a Roma bajo asedio.

El ejército prusiano intentó penetrar en la península de Jutlandia, pero fue detenido por la caballería danesa.

El parlamento de Frankfurt decidió trasladarse a Stuttgart, en el reino de Wurtemberg, a iniciativa del diputado Friedrich Römer, que era el primer ministro y ministro de justicia de Wurtemberg. Los diputados pretendían así escapar a la influencia prusiana.

El 4 de junio Oudinot reanudó las hostilidades contra Roma. Había recibido refuerzos, de modo que ahora contaba con 30.000 hombres y con potentes medios de asalto.

Ese día tuvo lugar el único enfrentamiento naval de la gerra de Schleswig. Una fragata y dos corbetas alemanas se enfrentaron a dos barcos daneses junto a la isla de Heligoland, a la sazón colonia británica. Gran Bretaña permaneció neutral. El combate resultó indeciso, pues los alemanes se retiraron en cuanto los daneses recibieron refuerzos.

El 5 de junio el rey Federico VII de Dinamarca aprobó una constitución que ponía fin a su gobierno absolutista.

El 6 de junio se reunió por primera vez el parlamento de Stuttgart. Ya sólo quedaban 154 diputados, por lo que fue conocido como el Rumpfparlament (parlamento rabadilla).

Proudhon había emprendido a primeros de año un proyecto de fundación de un banco popular al que se habían inscrito unas 13.000 personas, principalmente trabajadores, pero el proyecto quedó en nada por varios motivos, entre ellos que el 7 de junio ingresó en la cárcel para cumplir una condena de tres años por ofensa al presidente de la república.

El 10 de junio se formó una asamblea constituyente en Karlsruhe. Mientras tanto, el gran duque de Baden había solicitado la ayuda de Prusia, al igual que habían hecho el rey Federico Augusto II de Sajonia y Maximiliano II de Baviera, el cual también se oponía tajantemente a aceptar la constitución de Frankfurt y también se había visto amenazado por revueltas.

La intervención francesa en Roma generó una intensa oposición en Francia al gobierno de Odilon Barrot. El 13 de junio un grupo de diputados demócratas-socialistas dirigidos por Alexandre Ledru-Rollin presentó una acusación contra el Bonaparte y el ministerio de Barrot por estar violando la Constitución, cuyo preámbulo establecía que la República Francesa "respeta las nacionalidades extranjeras como pretende hacer respetar la suya; no emprende guerras con intención de conquista ni emplea jamás sus fuerzas contra la libertad de pueblo alguno". Una gran manifestación fue convocada para ese mismo día, pero el ejército la dispersó, tras lo cual Ledru-Rollin y algunos seguidores trataron de dar un golpe de estado organizando un gobierno alternativo. Tal gobierno duró tres cuartos de hora, hasta que sus miembros se vieron obligados a huir y exiliarse en Gran Bretaña. En los días siguientes el gobierno aprovechó para dictar leyes y medidas contra la izquierda radical y no tan radical: seis periódicos fueron cerrados, se suspendió la libertad de asociación durante un año, etc. Entre los que abandonaron Francia a raíz de estos sucesos estaba Karl Marx, que marchó a Londres.

El gobierno español decretó la amnistía para los carlistas, y unos 1.400 regresaron a España, si bien muchos otros se quedaron en Francia. También se permitió el regreso a España del general Espartero, que se apartó de la vida política.

El 15 de junio murió el ex presidente estadounidense James K. Polk, unos meses después de que terminara su mandato.

Tras dos semanas de bombardeo, el 17 de junio Ancona se rindió a los austríacos.

Friedrich Römer informó a los parlamentarios de Stuttgart que el gobierno había decidido no autorizar más reuniones. Para entonces el parlamento contaba únicamente con 99 diputados, que eran menos del quorum que él mismo se había impuesto. El 18 de junio el ejército ocupó la cámara parlamentaria antes de que se iniciara la sesión. Los diputados organizaron una marcha de protesta que fue disuelta por el ejército sin derramamiento de sangre. Los diputados que no eran de Wurtemberg fueron expulsados y el parlamento ya no se volvió a reunir.

El ejército prusiano invadió el gran ducado de Baden bajo la dirección del príncipe Guillermo, el hijo del rey Federico Guillermo IV de Prusia. La reacción de Brentano fue vacilante, así que no tardó en ser reemplazado al frente del gobierno por el general Mieroslawski. El 20 de junio Mieroslawski sufrió una completa derrota ante los prusianos en Waghausel.

Tras varios días de bombardeo, los franceses tomaron los bastiones de Trastevere, en las afueras de Roma. El gobierno republicano se negó a rendirse, y Oudinot ordenó bombardear la propia Roma.

El 25 de junio el príncipe Guillermo de Prusia entraba en Karlsruhe. Brentano logró huir y terminó en los Estados Unidos.

Tras seis días de bombardeo, el 26 de junio los franceses trataron de tomar la villa de Vascello, pero fueron rechazados por una milicia de voluntarios.

El 30 de junio Oudinot ordenó un asalto general a las murallas romanas y se apoderó del muro de Aureliano. En el monte Janículo tuvo lugar una sangrienta batalla con armas blancas en la que Garibaldi dirigió a los italianos. Murieron unos 3.000 italianos y unos 2.000 franceses. Al mediodía del 1 de julio se pactó una tregua para que ambos bandos pudieran retirar muertos y heridos. Garibaldi se mostró partidario de continuar la lucha, pero el gobierno consideró que prolongar la resistencia era un suicidio. El 2 de julio Garibaldi pronunció un discurso en la plaza de San Pedro en el que manifestó su propósito de abandonar Roma para continuar la lucha. Logró reunir a unos 4.000 seguidores con los que salió de la ciudad y se refugió en San Marino.

Mientras tanto Venecia seguía resistiendo el asedio austríaco y los austríacos continuaban bombardeándola. Ese mismo día hicieron el primer intento en la historia de bombardear una ciudad desde el aire, cargando con bombas unos globos aerostáticos, pero un cambio de viento hizo que las bombas cayeran sobre las posiciones austríacas, así que el intento quedó en un fracaso.

Los austríacos atacaron nuevamente la ciudad húngara de Komárom. Obtuvieron la victoria en dos ataques sucesivos, pero perdieron el tercero y tuvieron que retirarse, aunque los húngaros tuvieron muchas bajas.

José Antonio Páez regresó a Venezuela y trató de derrocar nuevamente a José Tadeo Monagas.

El 3 de julio Oudinot entraba en Roma con su ejército, donde proclamó la ley marcial. El 4 de julio los soldados franceses entraron en la cámara donde se reunía la Asamblea constituyente romana e invitó a sus miembros a abandonarla.

El bolqueo que los alemanes estaban imponiendo a la ciudad de Fredericia no era muy efectivo, pues en varias ocasiones los daneses habían recibido ayuda y refuerzos desde la vecina isla de Funen. El 6 de julio los daneses salieron de Fredericia y pusieron en fuga a los alemanes. El 10 de julio se negoció un alto el fuego.

El 11 de julio se produjo un tercer enfrentamiento entre austríacos y húngaros en Komárom. Fue la batalla más sangrienta de toda la guerra, y nuevamente terminó con la retirada de los húngaros.

Tras la segunda guerra semínola, el número de indios en Florida no llegaba al medio millar, contando mujeres y niños. En general, procuraban evitar el contacto con los blancos y se mantenían dentro de los límites de la reserva, pero un grupo de unos veinte guerreros, dirigidos por el jefe Chipco, la habían abandonado. El 12 de julio cuatro de ellos atacaron una granja, donde mataron a un hombre e hirieron a otro y a una mujer.

Una de las diferencias fundamentales entre la secta de Young y la de James Strang era que el primero defendía la poligamia, mientras que el segundo se había opuesto enérgicamente a ella... hasta que cambió de opinión y el 13 de julio tomó una segunda esposa, Elvira Eliza Field, de diecinueve años (Strang tenía 36). Strang arguyó que, con la poligamia, las mujeres eran liberadas y "elevadas", ya que podían elegir el marido que juzgaran más adecuado sin tener que conformarse con otros porque sus preferidos estuvieran ya casados. Esta decisión le hizo perder muchos adeptos, que le habían seguido a él y no a Young precisamente por su oposición a la poligamia.

El 17 de julio los mismos cuatro indios semínolas que habían matado a un granjero cinco días atrás, en compañía de un quinto, atacaron un puesto comercial, donde mataron a los trabajadores que se encontraban en él e hirieron a otro y a su esposa, mientras trataban de esconder a sus hijos. El gobierno envió a Florida al mayor David Emanuel Twiggs.

El 25 de julio murió el rey Heonjong de Corea. Estaba a punto de cumplir los 22 años y no dejó descendencia. Durante el reinado de Heonjong, la familia de su abuela materna, el clan Andong Kim, que había gobernado el país durante su minoría de edad, se había esforzado por mantener su influencia y había obligado a casi todos los miembros de la familia real a huir de Seúl. Cuando murió el rey, fue difícil encontrar un sucesor legítimo, aunque finalmente se encontró uno que el clan dominante consideró idóneo: el nuevo rey Cheoljong era un joven de dieciocho años que ni siquiera sabía leer. Era, pues, la marioneta perfecta.

El 28 de julio murió en Oporto el rey Carlos Alberto de Cerdeña. Mientras tanto, el duque Leopoldo II de Toscana entraba en Florencia, que seguía ocupada por el ejército austríaco, y recuperaba el control de su ducado. Su primo, el emperador Francisco José I de Austria, le "regaló" un nuevo regimiento austríaco que fue bautizado como "gran duque de Toscana", y que permanecería en Florencia.

El 31 de julio el ejército ruso derrotó a los húngaros en la batalla de Segesvár, en Transilvania.

Garibaldi y sus seguidores trataron de llegar a Venecia para ayudar a romper el cerco austríaco, pero el 2 de agosto sus hombres fueron dispersados en Comacchio. En los días siguientes muchos de ellos fueron capturados y ejecutados. Garibaldi se escondió en una zona pantanosa, donde su esposa murió de tifus el 4 de agosto. Huyendo con dificultad de los austríacos, Garibaldi logró finalmente embarcar hacia Túnez.

El 5 de agosto el ejército austríaco (engrosado con contingentes rusos hasta un total de 46.000 hombres) derrotó a los húngaros en la batalla de Szöreg. Aunque los húngaros no sufrieron grandes pérdidas, su ejército acabó huyendo en desbandada, lo que bajó la moral de los independentistas.

El 6 de agosto el rey Víctor Manuel II de Cerdeña firmó la paz de Milán con los austríacos, que imponía condiciones tan duras que el parlamento milanés se negó a ratificarla.

El presidente francés Luis Napoleón Bonaparte publicó un manifiesto en el que pedía al Papa Pío IX (que seguía en Gaeta) que decretara una amnistía general para los republicanos de Roma, que creara un gobierno secular para los Estados Pontificios y que adoptara el código napoleónico y, en general, un gobierno liberal. El Papa respondió prometiendo reformas que aseguró pretendía establecer espontáneamente, no por satisfacer a los franceses.

El 9 de agosto el ejército ruso-austríaco obtuvo una rotunda victoria frente a los húngaros en la batalla de Temesvár, en Transilvania. Los húngaros perdieron más de 10.000 hombres.

El 10 de agosto el gran duque Leopoldo de Baden volvió a tomar el control de su territorio y promulgó varias medidas reaccionarias para fortalecer su autoridad. Engels, que había participado en las revueltas, había logrado escapar hasta Suiza, desde donde marchó a Londres.

El 12 de agosto José Antonio Páez y sus seguidores (que sumaban unos 300 hombres) fueron derrotados por las fuerzas gubernamentales venezolanas en la batalla de Casupo. Al día siguiente se rindió y fue encarcelado en Caracas.

El 13 de agosto el ejército húngaro se rindió en Világos ante el ejército ruso. Los húngaros trataron de que Rusia convirtiera a Hungría en un protectorado ruso en lugar de entregarla a Austria, pero no les cayó esa breva. Los austríacos empezaron a depurar responsabilidades por la insurrección húngara. Lajos Kossuth logró escapar al Imperio Otomano, donde fue fue puesto bajo arresto domiciliario en Vidin. Sin embargo, el sultán Abdulmecit I, secundado por Gran Bretaña, no cedió a las amenazas de Austria y Prusia, que le exigían que entregara a Kossuth y a otros rebeldes húngaros.

En Venecia la situación se había vuelto insostenible: al asedio austríaco se había unido una epidemia de cólera. El 22 de agosto el gobierno de la República de San Marcos firmó su capitulación.

Unos días atrás el admirante francés Louis Tromelin había llegado al puerto de Honolulu al frente de una corbeta y una fragata. Allí se encontró con William Patrice Dillon, enviado por el gobierno francés para velar por los intereses de Francia en el reino de Hawai, quien le presentó varias quejas: los misioneros protestantes estadounidenses estaban logrando que el catolicismo fuera marginado, se cobraban aranceles excesivos por las bebidas alcohólicas francesas, un sacerdote católigo había sido arrestado, unos niños se habían comportado groseramente en una iglesia, etc. Tromelin transmitió estas quejas en forma de diez exigencias al rey Kamehameha III y le dio tres días para satisfacerlas. Transcurrido dicho plazo sin haber recibido respuesta, el 25 de agosto envió a 140 soldados de marina franceses que saquearon Honolulu, provocando cuantiosos daños materiales.

Mientras tanto los austríacos habían recuperado el control de Parma. Ese mismo día el duque Carlos III se puso al frente del gobierno. Su padre pasó el resto de sus días en Francia.

Para entonces, el ejército alemán había salido de Dinamarca. El alto el fuego seguía en pie, pero no se había llegado a ningún acuerdo de paz.

El presidente Fautin Soulouque de Haití logró que el 26 de agosto el parlamento lo reconociera nada menos que como el emperador Faustino I de Haití. El año siguiente lo pasó eliminando a sus enemigos. Corrieron rumores de que se comía a algunos de ellos, y que bebía su sangre. Convirtió el vudú en la religión oficial del estado.

El 27 de agosto los austríacos entraban en Venecia. Los líderes republicanos se exiliaron. Por estas fechas casi todos los principados alemanes, presionados por Prusia, habían aceptado una constitución federal que debía ser ratificada por un parlamento elegido democráticamente.

El 5 de septiembre Tromellin y sus hombres abandonaron Hawai. El misionero estadounidense Gerrit P. Judd, que a la sazón ocupaba el cargo de ministro de finanzas y era el político más influyente en Hawai marchó el 11 de septiembre a París a presentar quejas y exigir compensaciones por lo sucedido. Contó con el apoyo de Gran Bretaña y, en un principio, el gobierno francés condenó los hechos, pero después, atendiendo al informe presentado por Tromellin y Dillon, consideró que el incidente tenía cierta justificación y no ofreció ninguna compensación.

El 22 de septiembre el rey Víctor Manuel II de Cerdeña concedió la nacionalidad sarda a todos los italianos exiliados de sus respectivos estados.

Tras su golpe de estado, el general Pedro Santana organizó unas elecciones en la República Dominicana en las que el 24 de septiembre resultó vencedor el candidato que él mismo había propuesto: Buenaventura Báez. Anteriormente había tratado de que Francia aceptara ejercer su protectorado sobre la República Dominicana, y ahora trataba de conseguir que los Estados Unidos se anexaran el territorio.

El 25 de septiembre murió el compositor vienés Johann Strauss (padre). Uno de sus hijos ilegítimos le había contagiado la escarlatina. Los músicos de su orquesta se integraron en la de su hijo tocayo, que ahora estaba muy ocupado reconciliándose con el emperador Francisco José I. Si el año anterior había compuesto una Marcha de las revoluciones, ahora componía una Marcha Emperador Francisco José.

Durante las revueltas en Berlín, el matemático Carl Jacobi había pronunciado un discurso político con el que consiguió enojar simultáneamente a monárquicos y republicanos. Por ello le fue retirado un suplemento salarial y se vio obligado a abandonar la capital prusiana para establecerse en Gotha con su familia. Allí recibió la oferta de una cátedra en la Universidad de Viena, pero entonces el gobierno prusiano cambió de idea y le ofreció la posibilidad de dar clases en Berlín siempre y cuando su familia permaneciera en Gotha. A pesar de que la oferta austriaca era mucho mejor, Jacobi optó por quedarse en su país.

Tras la muerte de su esposa, Edgar Allan Poe había pasado por un periodo turbulento. Había cortejado a una poetisa que también había enviudado recientemente, e incluso llegó a comprometerse con ella, pero ésta al final canceló el compromiso. Recientemente se había comprometido con un antiguo amor de juventud Sarah Elmira Royster, que vivía en Richmond, y la boda estaba prevista para el mes siguiente. Sin embargo, el 27 de septiembre salió de Richmond para dirigirse a su casa en Nueva York y desde entonces que se le perdió el rastro. El 3 de octubre fue encontrado delirando en las calles de Baltimore, frente a una taberna. Se avisó a un amigo suyo que lo llevó a un hospital.

El 6 de octubre fue fusilado en Pest el independentista húngaro Lajos Batthyámy. En principio había sido condenado a la horca, pero, como había intentado cortarse la yugular con un cuchillo y tenía heridas en el cuello, finalmente fue fusilado. Ese mismo día fueron fusilados en Arad doce generales húngaros y un coronel.

El 7 de octubre murió Edgar Allan Poe, sin haber llegado a estar en ningún momento lo suficientemente consciente como para explicar qué le había pasado.

El intento de golpe de estado que habían protagonizado los liberales franceses unos meses atrás había permitido al presidente Bonaparte librarse de sus principales adversarios políticos. El 12 de octubre se inició un juicio contra 67 responsables del intento (de los cuales sólo 31 estaban presentes, pues el resto había huido al extranjero) acusados de "haber participado en un complot cuya finalidad era destruir o cambiar la forma de gobierno y de incitar a la guerra civil, al armar o inducir a armarse a los ciudadanos los unos contra los otros".

El 15 de octubre el parlamento ecuatoriano eligió como presidente a Manuel Ascázubi.

El 17 de octubre murió en París el compositor Fréderic Chopin. Su hermana Ludowika había llegado desde Varsovia para atenderlo. En los últimos días recibió innumerables visitas, y Chopin las atendió a todas a pesar de su debilidad, excepto a George Sand, a quien Ludowika no permitió la entrada. Pidió que se destruyeran todas sus partituras inéditas, pero nadie le hizo caso en esto y gracias a ello se conserva un gran número de obras póstumas suyas.

El mayor Tweegs había logrado reunirse con los principales jefes semínolas, y éstos le habían prometido que le entregarían a los cinco culpables de los ataques de julio. El 18 de octubre le fueron entregados tres de ellos junto con la mano de un cuarto que había muerto al intentar escapar (el quinto lo había conseguido). Tweegs comunicó entonces a los jefes que su gobierno le había encargado la misión de expulsar a los indios de Florida. Nuevamente se aplicaron los procedimientos de siempre: unos 1.500 nuevos soldados fueron destinados a Florida, se destinó una cierta suma de dinero a sobornar jefes indios y se llamó a jefes semínolas que ya habían aceptado trasladarse al oeste para que convencieran a los otros.

El primer ministro español, Ramón María Narváez, había reprimido con mano dura tanto la revuelta carlista como las insurrecciones liberales, que en España no habían llegado a cuajar como en el resto de Europa. Con el pleno respaldo del parlamento, su poder era tal que actuaba prácticamente como un dictador, sin someterse siquiera a la reina Isabel II o a su esposo. Una vez sofocada la segunda guerra carlista, la reina trató de desembarazarse de él y el 19 de octubre nombró primer ministro a Serafín María de Sotto, el conde de Cleonard, pero la reacción fue tal que al día siguiente, el 20 de octubre, la reina tuvo que retractarse y ofreció de nuevo el cargo a Narváez. Por ello el gobierno del conde de Cleonard, que duró dos días, es conocido como el "gobierno relámpago".

El territorio de Nuevo México estaba poblado principalmente por los indios Apaches. El 27 de octubre un grupo de apaches se presentó ante una caravana de colonos que viajaban hacia Santa Fe, la capital de Nuevo México, y pidieron "regalos". Varias veces fueron ahuyentados, hasta que la última vez se presentaron en pie de guerra y mataron a todos los colonos, excepto a una mujer llamada Ann White, su hija recién nacida y un esclavo negro. El 28 de octubre el un regimiento de caballería fue enviado a rescatar a la mujer, pero los indios huyeron cuando se acercaban y, mientras los soldados los perseguían, arrojaron el cadáver de la mujer, a la que acababan de matar clavándole una flecha en el corazón. De la niña y el esclavo nunca se supo nada.

El 30 de octubre Bonaparte cesó al gobierno de Odilon Barrot y lo sustituyó por un nuevo gobierno formado íntegramente por bonapartistas, presidido por el general Alphonse Henri d'Hautpoul.

Ese año se produjo un nuevo intento de unificar a los estados centroamericanos. El 8 de noviembre El Salvador, Honduras y Nicaragua firmaron un tratado por el que se establecía la Representación Nacional de Centroamérica, a la que Costa Rica no quiso sumarse. Supuestamente, los tres países firmantes unificarían algunos aspectos de su política, especialmente la política exterior y nombrarían algunas autoridades comunes, pero en principio nada quedó concretado.

Una pequeña flota británica se presentó ante las costas de Honduras para reclamar el pago de una deuda. Después de provocar algunos destrozos, obtuvo el dinero reclamado y se marchó.

El presidente de Costa Rica, José María Castro Madriz, había reformado la constitución para restringir radicalmente el derecho de voto. El 15 de noviembre, ante una amenaza de golpe de estado, renunció a su cargo, y el congreso nombró interinamente a Miguel Mora Porras. Unos días después fue elegido presidente su hermano Juan Rafael Mora Porras.

Dostoyévsky llevaba más de seis meses en prisión por pertenecer a un club de escritores liberales. El 16 de noviembre fue condenado a muerte por el zar Nicolás I. Finalmente la pena le fue conmutada por cuatro años de exilio en Siberia, pero no se le comunicó deliberadamente hasta el último momento, cuando los rifles del pelotón de fusilamiento ya le estaban apuntando.

El 20 de noviembre el rey Víctor Manuel II de Cerdeña disolvió el parlamento y convocó nuevamente elecciones solicitando a los electores que votaran a partidarios de aceptar la paz con Austria.

Austria se había apoyado en las etnias no-húngaras para combatir al independentismo de Hungría, pero, una vez dominada Hungría, ya no necesitaba hacer concesiones. El 21 de noviembre el cuerpo de voluntarios eslovacos fue disuelto y el decepcionado L'udovit Stúr abandonó la política.

El 24 de noviembre se firmó el tratado Arana-Southern por el que Gran Bretaña ponía fin al bloqueo que había impuesto al Río de la Plata. Gran Bretaña reconocía que los ríos Paraná y Uruguay eran ríos interiores argentinos (el segundo compartido con Uruguay) y no ríos exteriores por los que cualquier nación tenía derecho de navegación.

El general costarricense José Manuel Quirós dio un golpe de estado que obligó a dejar el poder al presidente José María Castro Madrid. El 26 de noviembre ocupó el cargo el vicepresidente Juan Rafael Mora Porras.

El 8 de diciembre se estrenó en Nápoles Luisa Miller, una ópera de Giuseppe Verdi basada en la pieza teatral Cábala y Amor, de Schiller. Pretendía ser políticamente provocativa, como La batalla de Legnano, pero la censura napolitana no lo consintió, y el libreto fue drásticamente mutilado. Hasta el protagonista, que originalmente se llamaba Fernando, fue transformado en Rodolfo, para que nadie pudiera encontrar en él una alusión al rey Fernando I. Verdi tenía entonces 36 años, y esta ópera se considera una obra de transición entre su periodo de juventud y su periodo de madurez.

El 20 de diciembre murió el predicador adventista William Miller, aún convencido de que Jesucristo estaba a punto de volver a la Tierra.

El descubrimiento de oro en California había dado la vuelta al mundo. Si el año anterior habían afluido a California unas 6.000 personas, se calcula que este acudieron unas 90.000, la mitad por tierra y la mitad por mar. Mayoritariamente eran estadounidenses, pero entre los fortyniners (los del 49) había miles de chinos, franceses, mexicanos y otros latinoamericanos, así como algunos españoles y filipinos. Cada buscador de oro podía conseguir en un día entre diez y quince veces el salario de un obrero en la costa Este del país. No obstante, fueron pocos los que se enriquecieron con la búsqueda del oro, pues la mayor parte de éste acababa en manos de los comerciantes (especialmente las prostitutas) que acudieron al territorio paralelamente a los buscadores.

El físico francés Hippolyte Fizeau, con la colaboración de Léon Foucault, realizó en París el primer experimento que permitió medir la velocidad de la luz sin recurrir a observaciones astronómicas. Para ello hizo que un rayo de luz recorriera mediante espejos un camino de ida y vuelta entre dos puntos situados a 8.633 metros. Hizo que el rayo de luz atravesara el borde de una rueda dentada en rotación, e hizo girar ésta a la mínima velocidad necesaria para que el rayo reflejado no la atravesara. Eso significaba que el tiempo que tardaba la luz en recorrer el trayecto de ida y vuelta desde la rueda hasta el espejo era el mismo que tardaba un orificio de la rueda dentada en ser obstruido por el diente contiguo. Midiendo la velocidad de la rueda se podía calcular la velocidad de la luz, y el resultado que obtuvo fue de 315.000 km por segundo.

Sir George Cayley era un ingeniero británico de setenta y seis años que había dedicado su vida a estudiar la posibilidad de que un aparato más pesado que el aire pudiera volar. En realidad esa posibilidad estaba demostrada, pues se conocían ejemplos tales "aparatos", los que comúnmente se llaman aves. El reto era construir máquinas capaces de hacer volar a seres humanos. A lo largo de la historia habían aparecido muchos "genios" que habían tratado de acoplarse unas alas "agitables" de un modo u otro, con o sin plumas, y se habían lanzado al vacío con peor o mucho peor fortuna, pero el caso de Cayley era muy diferente. A sus treinta y seis años había publicado un tratado en el que presentaba un lúcido análisis teóricamente correcto sobre el mecanismo que hace volar a las aves: en él identificaba correctamente las cuatro fuerzas que actúan sobre un ala curva: el impulso, el peso, la resistencia y la sustentación, la última de las cuales, debida a la diferencia de velocidad del aire en la parte superior y en la inferior del ala, empuja al ave hacia arriba. Cayley comprendió que el movimiento de agitación era muy difícil de reproducir y, por lo demás, era completamente superfluo, y afirmó que un aparato con unas alas bien diseñadas, un peso razonable y debidamente impulsado debía mantenerse en el aire. Ahora bien, el paso de la teoría a la práctica fue más difícil de lo previsto. Hasta la fecha, todos sus prototipos de máquinas voladoras habían fracasado, si bien nunca había dejado de experimentar y hacer nuevas y más precisas mediciones y cálculos que le hacen merecedor del título de "padre de la aerodinámica".

Entre los más entusiastas de sus teorías estaba el ingeniero William Samuel Henson, que siete años atrás había diseñado y patentado un modelo de avión de transporte impulsado a vapor según las ideas de Cayley. Incluso había solicitado al parlamento británico que fundara (y financiara) una compañía aérea de transporte, proyecto que fue rechazado con mucha sorna. Para mostrar la funcionalidad de su invento construyó modelos a escala, pero todos los experimentos fracasaron. Su mayor "éxito" lo había obtenido el año anterior, cuando logró que un avión a vapor no tripulado con una envergadura de 3.5 metros recorriera unos 40 metros hasta estrellarse contra un muro. Henson no lo consideró nada esperanzador, pues pronto se rindió y emigró a los Estados Unidos, donde ejerció como ingeniero e inventor, pero no volvió a tocar la aviación. No obstante, lo cierto es que tiene el honor de ser el primer hombre que hizo volar un objeto más pesado que el aire.

Ese año fue el propio Cayley el que obtuvo un "logro" mayor. Metió a un niño de diez años en un planeador que voló durante un trecho impulsado por una cuerda tirada por un grupo de personas que bajaban corriendo por una colina. No se conoce la identidad del niño, pero fue el primer hombre que voló en un aparato más pesado que el aire.

El arqueólogo británico Austen Henry Layard llevaba varios años estudiando ruinas babilónicas, y ahora encontró uno de sus mayores hallazgos: la biblioteca de Ashurbanipal, que contenía miles de tablillas de arcilla con escritura cuneiforme y que poco a poco fueron transportadas a Gran Bretaña. Actualmente el British Museum tiene catalogadas 30 943 tablillas.

José Zorrilla escribió su drama en verso Traidor, inconfeso y mártir.

La primavera de los pueblos I
Índice El mundo a mitad del siglo XIX