HISTORIA











ANTERIOR


LA GUERRA ENTRE MÉXICO Y LOS ESTADOS UNIDOS I

SIGUIENTE

Los milleritas más recalcitrantes seguían tratando de explicar por qué Jesucristo no había venido cuando tenía que venir. En 1845 se celebró un congreso en Albany al que acudieron 61 delegados que no lograron ponerse de acuerdo en lo que había pasado, pero sí que coincidían en que las teorías de Miller eran esencialmente correctas: estaban los que explicaban que Jesucristo no había vuelto en cuerpo, sino en espíritu, los que creían que algo había sucedido pero no sabían qué, los que consideraron que la predicción de Miller no se refería a la segunda venida de Cristo, sino a un paso previo por el que Cristo entraba en cierto santuario en el Cielo, etc. De ese congreso surgieron diversas sectas religiosas que se denominaron adventistas, pues todas ellas estaban convencidas de la inminencia de la segunda venida de Cristo (y aún lo están hoy en día, siglo y medio después). Este proceso por el que el fallo estrepitoso y descarado de una profecía induce a algunos a convencerse de que era cierta se explica en términos modernos por lo que los psicólogos llaman disonancia cognitiva, la misma característica de la psicología de algunos especímenes humanos que explica el origen mismo del cristianismo, es decir, por qué los seguidores de Jesús no sólo no se convencieron de que su presunto Mesías no era tal después de que fuera prendido por sorpresa y ejecutado como un vulgar delincuente, sino que elaboraron una pintoresca explicación según la cual la ejecución de Cristo, no sólo no demostraba que no era el Mesías, sino que confirmaba que lo era.

La opinión pública logró que el gobernador ilegal de Rode Island, Thomas W. Dorr, fuera liberado de la cárcel. Actualmente figura en la lista de gobernadores del Estado.

El sultán Abdulmecit I estableció el esbozo que lo que sería el primer parlamento otomano.

El químico y meteorólogo neerlandés Christophorus Henricus Diedericus Buys Ballot comprobó experimentalmente el efecto Doppler (es decir, que el fenómeno que cualquiera podía observar respondía a la teoría matemática desarrollada por Doppler) haciendo que un grupo de músicos tocara una nota afinada en un tren.

James Prescott Joule publicó un trabajo titulado Sobre el equivalente mecánico del calor a la vez que Juius von Mayer publicaba El movimiento orgánico en conexción con el metabolismo. Ambos daban medidas sobre la equivalencia entre trabajo y calor. Joule obtuvo que una caloría equivale a 4.1550 julios (el julio como unidad de energía se adoptó posteriormente en su honor).

Morse fundó la Magnetic Telegraph Company para tender líneas telegráficas desde Nueva York hacia Filadelfia, Boston, Buffalo y el Estado de Mississippi.

Edgar Allan Poe publicó varios cuentos ese año, pero lo que le dio una popularidad y un éxito de crítica que no había conocido hasta entonces fue un poema: El cuervo, que pulblicó en un periódico.

Alexandre Dumas publicó tres novelas que le han dado fama: El conde de Montecristo, Veinte años después (la segunda parte de Los tres mosqueteros) y La reina Margot. Veintiún años atrás, Dumas había tenido un hijo con una costurera al que reconoció legalmente cuando cumplió los siete años, con lo que éste heredó su apellido además de su nombre. El año anterior, el joven Alexandre Dumas se había convertido en el nuevo amante de Marie Duplessis, pero no tardó en romper con ella haciéndole llegar esta nota:

Querida Marie,
No soy lo bastante rico para amarte como quisiera ni lo suficiente pobre para ser amado como quisieras tú. Olvidemos todo entonces, tu un nombre que debe serte casi indiferente, yo una felicidad que se me hace imposible. Es inútil decirte cuánto lo siento porque tú sabes bien cuánto te amo. Entonces, adiós. Tienes demasiado corazón como para no entender el motivo de mi carta y demasiada inteligencia como para no perdonarme.
Mil recuerdos.
30 de agosto, a medianoche.
A.D.

Hay quien dice que el verdadero motivo por el que Alexandre abandonó a Marie no fue el dinero, sino el miedo a contraer la tuberculosis. El caso es que no se volvieron a ver. Poco después Marie tuvo una aventura con Franz Liszt, que pasó un tiempo con ella en París antes de continuar su gira de conciertos por Europa. Se despidió prometiéndole un viaje a Constantinopla.

Verdi estrenó sus óperas Giovanna d'Arco, en Milán, y Alzira, en Nápoles, la primera con más éxito que la segunda.

El libro de Stirner El único y su propiedad recibió numerosas réplicas ese año por parte de diversos autores, entre ellos Feuerbach, y Bruno Bauer, a los que Stirner respondió a su vez al poco tiempo. Bauer también replicó a "La sagrada familia" de Marx y Engel en un artículo de periódico en el que afirmaba que su pensamiento había sido malinterpretado.

Las autoridades francesas ordenaron a Marx (y a otros) que abandonara París, después de que un periódico alemán publicado en la capital francesa, del cual Marx era colaborador, aprobara efusivamente un intento de asesinato del rey Federico Guillermo IV de Prusia. Marx y Engels se trasladaron a Bruselas. Allí escribieron conjuntamente La ideología alemana, obra que al final no fue publicada, pese a que consta que hubo un intento de llevarla a la imprenta. En ella continúan su crítica a distintos pensadores alemanes, Feuerbach, Bauer, Stirner, etc., pero el primer capítulo contiene un esbozo de lo que será el pensamiento marxista. Al hecho obvio de que la filosofía de Hegel no es más que palabrería, Marx y Engels apuntan que las aportaciones de la izquierda hegeliana en su combate contra dicha filosofía no son sino más palabrería:

Pese a su fraseología que supuestamente «hace estremecer el mundo», los jóvenes hegelianos son, en realidad, los mayores conservadores. Los más jóvenes entre ellos han descubierto la expresión adecuada para designar su actividad cuando afirman que sólo luchan contra «frases». Pero se olvidan de añadir que a estas frases por ellos combatidas no saben oponer más que otras frases y que, al combatir solamente las frases de este mundo, no combaten en modo alguno el mundo real existente. Los únicos resultados a que podía llegar esta crítica filosófica fueron algunos esclarecimientos en el campo de la historia de la religión, harto unilaterales por lo demás, sobre el cristianismo; todas sus demás afirmaciones se reducen a otras tantas maneras de adornar su pretensión de entregarnos, con estos esclarecimientos insignificantes, descubrimientos de alcance histórico-mundial. A ninguno de estos filósofos se le ha ocurrido siquiera preguntar por el entronque de la filosofía alemana con la realidad de Alemania, por el entronque de su crítica con el propio mundo material que la rodea.

Marx y Engels reprochan a los jóvenes Hegelianos que no pretenden más que concebir el mundo de otra manera, cuando lo que hay que hacer no es cambiar de conceptos, sino cambiar el mundo. Para ello esbozan una teoría sobre la historia que posteriormente será llamada materialismo histórico, según la cual todas las características de una sociedad se basan en su sistema productivo. La evolución de los sistemas de producción produce una división del trabajo que distribuye a los hombres en clases con intereses contrapuestos, y es la lucha de clases la que produce los cambios históricos. El proceso histórico de la humanidad culminará cuando el proletariado se rebele contra la burguesía e imponga una sociedad comunista universal:

[...] tanto para engendrar en masa esta conciencia comunista como para llevar adelante la cosa misma, es necesaria una transformación en masa de los hombres, que sólo podrá conseguirse mediante un movimiento práctico, mediante una revolución; y que, por consiguiente, la revolución no sólo es necesaria porque la clase dominante no puede ser derrocada de otro modo, sino también porque únicamente por medio de una revolución logrará la clase que derriba salir del cieno en que se hunde y volverse capaz de fundar la sociedad sobre nuevas bases.

Esta revolución comunista abolirá la propiedad privada y la división del trabajo:

En efecto, a partir del momento en que comienza a dividirse el trabajo, cada cual se mueve en un determinado círculo exclusivo de actividades, que le viene impuesto y del que no puede salirse; el hombre es cazador, pescador, pastor o crítico crítico, y no tiene más remedio que seguir siéndolo si no quiere verse privado de los medios de vida; al paso que en la sociedad comunista, donde cada individuo no tiene acotado un círculo exclusivo de actividades, sino que puede desarrollar sus aptitudes en la rama que mejor le parezca, la sociedad se encarga de regular la producción general, con lo que hace cabalmente posible que yo pueda dedicarme hoy a esto y mañana a aquello, que pueda por la mañana cazar, por la tarde pescar y por la noche apacentar el ganado, y después de comer, si me place, dedicarme a criticar, sin necesidad de ser exclusivamente cazador, pescador, pastor o crítico, según los casos.

El (derrocado) presidente mexicano José Joaquín de Herrera no había aceptado los acuerdos que su predecesor, Valentín Canalizo, había firmado con la república de Yucatán para que ésta aceptara reincorporarse a México, así que el 1 de enero de 1846 el Yucatán volvió a declararse independiente, y anunció que se mantendría neutral ante una eventual guerra entre México y los Estados Unidos.

El 21 de enero murió el duque Francisco IV de Módena, que fue sucedido por su hijo Francisco V.

El 28 de enero los británicos libraron contra los Sikhs la batalla de Aliwal. Contaban con unos 12.000 hombres y 32 cañones, mientras que sus enemigos eran unos 20.000 y tenían 69 cañones. Además, los Sikhs habían sido adiestrados en las técnicas occidentales de combate por un mercenario napolitano llamado Paolo Bartolomeo Avitabile. Pese a ello, los británicos obtuvieron una victoria completa y se apoderaron de casi toda la artillería sikh.

En Argentina, Justo José de Urquiza invadió Corrientes para enfrentarse a José María Paz, pero éste inició una maniobra de retirada con la intención de tender una trampa a Urquiza más al norte. No obstante, el 4 de febrero, la retaguardia de su ejército, conducida por Juan de Madariaga, hermano de Joaquín Madariaga, el gobernador de Corrientes, se enfrentó a Urquiza en la batalla de Laguna Limpia, en la que Madariaga fue derrotado y hecho prisionero. Urquiza tuvo acceso a su correspondencia con Paz, con lo que se enteró de los planes de éste, y su estrategia se vino abajo. Con su retirada, Paz había dejado desprotegida a media provincia, que fue saqueada por Urquiza.

Ese mismo día, los mormones de Nauvoo, conducidos por Brigham Young, iniciaron su éxodo hacia el lejano oeste. No sabían a ciencia cierta qué les esperaba ni adónde se dirigían. Young sólo tenía claro que debían buscar un lugar muy lejano donde nadie más estuviera interesado en establecerse. Tras cruzar el Mississippi  helado, entraron en el territorio de Iowa, que estaba a punto de ser admitido como Estado, por lo que no era ni lo suficientemente lejano ni lo suficientemente indeseado. Su frontera occidental la marcaba el río Misuri. Young confiaba en alcanzarlo en cuatro o seis semanas, pero era invierno y las lluvias, el fango y la poca preparación de sus seguidores hizo que tardaran cuatro meses. Emma Smith decidió permanecer en Nauvoo con sus hijos, aunque la ciudad se quedó casi desierta.

El 10 de febrero los británicos infligieron una derrota decisiva a los Sikhs en la batalla de Sobraon. De un total de unos 30.000 soldados sikh, murió aproximadamente la tercera parte.

A sus dieciséis años, la reina Isabel II de España tenía muchos pretendientes. Por una parte estaba su primo Carlos Luis de Borbón, de veintiocho años, que se consideraba a sí mismo rey Carlos VI de España y veía el matrimonio como una forma pacífica de ser reconocido como tal. Por otra parte, su madre, María Cristina de Borbón, trataba de casarla con Antonio de Orleans, duque de Montpensier, el hijo menor del rey Luis Felipe I de Francia, quien habría aceptado la oferta de mil amores si no fuera por la oposición de Gran Bretaña. En general, las potencias europeas no aceptarían que Isabel II se casara con ningún heredero potencial de una corona europea. Además, Austria, Rusia y Prusia todavía no habían reconocido a Isabel II como reina, y hubieran bendecido el matrimonio con Carlos Luis. Gran Bretaña proponía un matrimonio más insustancial: la reina podría casarse con uno de sus primos, pero no de la rama carlista, sino uno de los hijos de Francisco de Paula, el hermano menor de Fernando VII y del infante Carlos María Isidro. Su esposa, Luisa Carlota, había muerto a principios del año anterior, después de haberle dado cuatro hijos varones: Francisco de Asís (de veinticuatro años), Enrique (de veintitrés), Duarte (de veinte), y Fernando María (de catorce). La infanta Luisa Carlota había movido muchos hilos para conseguir que alguno de sus hijos acabara casado con la reina. Enrique se veía con posibilidades de convertirse en rey de España, principalmente porque su hermano mayor era homosexual, y, en el peor de los casos, aspiraba a casarse con Luisa Fernanda, la hermana menor de la reina. Las negociaciones al respecto generaron mucha tensión política y precipitaron el cese de Narváez, que el 12 de febrero fue sustituido como primer ministro por Manuel Pando Fernández de Pinedo, el marqués de Miraflores.

Tras un proceso de negociación con Francia, el emperador chino Daoguang legalizó el cristianismo en China.

El 19 de febrero Anson Jones celebró en Austin su último acto como presidente de Texas. Tras pronunciar un discurso arrió la bandera texana, con lo que Texas pasó a formar parte definitivamente de los Estados Unidos.

El 20 de febrero el ejército británico entraba en Lahore, la capital del imperio Sikh.

El 21 de febrero Sam Houston ocupó un asiento en el senado de los Estados Unidos como senador por Texas.

Ese mismo día Marie Duplessis se casó en Londres con uno de sus antiguos amantes: el conde Perregaux. La nueva condesa de Perregaux se hizo diseñar un escudo de armas que mandó grabar en su vajilla, en su papel de cartas e incluso en las puertas de sus carruajes.

Recelando de la corte de Puerto Príncipe, el presidente Haitiano Jean-Louis Pierrot había trasladado la capital a la segunda ciudad más importante del país, Cabo Haitiano, pero las autoridades militares no aceptaron la propuesta y el 1 de marzo estalló una rebelión en Puerto Príncipe. Los rebeldes proclamaron presidente a Jean-Baptiste Riché.

John C. Frémont seguía operando en California. Cuando las autoridades mexicanas le pidieron cuentas sobre qué estaba haciendo allí, Frémont respondió que buscaba un lugar costero como residencia para su madre. Los mexicanos le ordenaron marcharse, y su respuesta fue construir un fuerte en el que izó la bandera estadounidense. No obstante, poco después recibió una carta del embajador estadounidense en México que le decía que sus acciones estaban resultando contraproducentes, y se marchó a Oregón. También John Slidell tuvo que abandonar México por esas fechas sin haber podido llevar adelante su negociación secreta para comprar la perte septentrional de México. El problema principal fue que la negociación había trascendido al dominio público, y los mexicanos consideraban mayoritariamente que semejante venta sería deshonrosa.

El 9 de marzo se firmó el tratado de Lahore que ponía fin a la guerra entre Gran Bretaña y el Imperio Sikh. Los británicos obtuvieron la soberanía sobre ciertos territorios y una fuerte indemnización de quince millones de rupias por los gastos de la guerra. Sin embargo, como el imperio no podía hacer frente a la indemnización, diez millones de rupias fueron pagados en especie mediante la cesión adicional de Cachemira.

Justo José de Urquiza vio la posibilidad de llegar a un acuerdo con el gobernador de corrientes, Joaquín Madariaga, para lo cual, como muestra de buena voluntad, liberó a su hermano Juan, capturado en la batalla de Laguna Limpia, José María Paz recelaba de Urquiza y sus partidarios trataron de deponer a Madariaga, pero el intento acabó en un fracaso y Paz se vio obligado a marchar a Uruguay. Madariaga entabló negociaciones con Urquiza.

Las tensiones entre los Maoríes y los colonos británicos de Nueva Zelanda iban en aumento. Años atrás, el jefe Hone Heke había regalado un asta al primer colono británico que había llegado a sus tierras, en señal de amistad, en el que se izó una bandera británica. Sin embargo, las cosas habían cambiado mucho desde entonces y ahora Hone Heke y sus hombres se dedicaban a derribar el asta y los británicos a reconstruirla. El 11 de marzo Hone Heke la derribó por cuarta vez ayudado por 600 guerreros. Al mismo tiempo, los Maoríes atacaron la ciudad de Kororareka, explotó un polvorín. La guarnición británica logró mantener el perímetro mientras los colonos eran evacuados a los barcos que había en el puerto. Así se inició la Primera Guerra Maorí.

El marqués de Miraflores se vio presionado para someterse a Ramón María Narváez, que pretendía seguir ejerciendo el poder en la sombra, así como a los manejos de María Cristina de Borbón, que trataba de aprovechar su influencia política para enriquecerse con negocios privados, así que el 16 de marzo dimitió y la reina Isabel II volvió a llamar a Narváez para presidir el consejo de ministros. Para entonces Gran Bretaña y Francia ya habían acordado que Antonio de Orleans se casaría con la infanta Luisa Fernanda, mientras que la reina Isabel II se casaría con su primo Francisco de Asis.

Ese mismo día los británicos firmaron el tratado de Amritsar con el Gulab Singh, el rajá de de Jammu, por el cual le vendían Cachemira por 7.5 millones de rupias. Gulab Singh se convirtió así en el marajá del principado de Jammu y Cachemira.

El 17 de marzo murió en Königsberg el astrónomo Friedrich Bessel.

Ese mismo día Verdi estrenaba en Venecia su ópera Attila. El conservatorio de Milán organizaba un concurso con los trabajos de final de carrera de sus alumnos, y ese año ganó el premio un español de veinticinco años llamado Emilio Arrieta. El trabajo era una ópera titulada Ildegonda, que se estrenó con gran éxito en la Scala. Ese mismo año regresó a Madrid, donde estrenó una sinfonía y aceptó un empleo como profesor de canto de la reina Isabel II.

Fructuoso Rivera fue liberado por las autoridades brasileñas, y el presidente uruguayo, Joaquín Suárez, se apresuró a nombrarlo embajador en Paraguay, para quitárselo de encima, pero el 18 de marzo llegó a la capital uruguaya para recoger sus credenciales e inmediatamente empezaron a fraguarse conspiraciones para devolverlo al poder.

Una gran parte del ejército haitiano se había pasado al bando rebelde, por lo que el 24 de marzo el presidente Pierrot se vio obligado a renunciar a la presidencia en favor de Riché.

El gobierno de Uruguay había tratado de deshacerse de Fructuoso Rivera una vez más ofreciéndole esta vez un cargo diplomático en Europa, pero Rivera lo rechazó orgullosamente y el 1 de abril un alzamiento militar obligó al presidente Suárez a ponerlo al frente del ejército.

Cuando Enrique de Borbón se enteró de que el gobierno español había dado su visto bueno al matrimonio de su hermano con la reina Isabel II, organizó una revuelta contra la monarquía en Galicia el 2 de abril y fue enviado al exilio en Bélgica. Poco después le siguió al exilio su tía María Cristina, por sus maquinaciones cortesanas, y el 5 de abril Narváez tuvo que renunciar nuevamente a la presidencia del consejo de ministros. Fue sustituido por Francisco Javier de Istúriz. Fue bajo su presidencia cuando se aprobó oficialmente el matrimonio de la reina.

El desarrollo de los medios de transporte y la aproximación a occidente del Imperio Otomano había hecho aumentar el número de peregrinos cristianos a Tierra Santa. El 10 de abril, viernes santo, se produjo una pelea entre los cristianos católicos y los ortodoxos en el Santo Sepulcro, en Jerusalén,  que se saldó con más de 40 muertos. El incidente reavivó una disputa entre Francia y Rusia, a las que el Imperio Otomano había reconocido como protectoras de los católicos y los ortodoxos, respectivamente, en Tierra Santa.

Después de varias batallas, la guerra entre los colonos británicos en Nueva Zelanda y los Maoríes había llegado a un estancamiento a primeros de año, pero el 16 de abril sucedió un incidente que reavivó el enfrentamiento, cuando un marino británico hirió accidentalmente a un Maorí. Este reconoció que había sido un accidente, pero otros Maoríes hostiles a la presencia británica aprovecharon el incidente para provocar una nueva rebelión.

En Texas, el general Zachary Taylor había enviado un destacamento de 70 jinetes bajo el mando del capitán Seth Thornton para explorar la zona cercana al río Grande e investigar si algún ejército mexicano lo había cruzado. Ciertamente, los mexicanos habían enviado refuerzos a una pequeña guarnición que tenían en la zona, y el 25 de abril Thorton y sus hombres, mientras exploraban una hacienda abandonada, se vieron rodeados de unos 2.000 soldados de infantería mexicanos. Pudieron resistir un día, pero, obviamente, no tenían nada que hacer. El 26 de abril Thornton y 49 de sus hombres fueron hechos prisioneros. Otros once murieron en el combate.

El 3 de mayo el ejército mexicano, bajo el mando del general Mariano Arista, puso bajo asedio Fort Texas, un fuerte que Zachary Taylor había construido hacía poco más de un mes. Taylor había salido del fuerte dos días antes, y se desconoce el número de hombres que había dejado como guarnición. Los mexicanos empezaron a bombardear el fuerte, pero su artillería no hacía mucho efecto y con el paso de los días fue decayendo.

Cuando el general Taylor regresaba a Fort Texas se enteró de que estaba siendo asediado por los mexicanos y se dispuso a liberarlo. El 8 de mayo fue interceptado por el ejército del general Arista y se libró la batalla de Palo Alto. Taylor empleó una táctica novedosa, por la que su artillería ligera se desplazaba de una posición a otra multiplicando su efectividad. El resultado fue que los mexicanos se retiraron con bastantes más bajas que los estadounidenses (que sólo contaron 5 muertos). El 9 de mayo ambos ejércitos se enfrentaron de nuevo en la batalla de Resaca de la Palma. Taylor, con unos 1.700 hombres, derrotó nuevamente a los cerca de 4.000 hombres de Arista. Éste no había participado en la batalla, sino que había permanecido en todo momento en su tienda de campaña, motivo por el que poco después fue destituido. Ese mismo día Taylor rompía el asedio a Fort Texas.

Mientras tanto llegaron a Washington las noticias del "incidente de Thornton", que le vinieron al presidente Polk como anillo al dedo. De hecho, ya tenía terminado un discurso para solicitar del Congreso una declaración de guerra contra México, pero al enterarse de lo sucedido lo modificó, y así el 11 de mayo pudo empezar su discurso con la frase: "México ha cruzado la frontera de los Estados Unidos, ha invadido nuestro territorio y ha derramado sangre americana sobre territorio americano". El 13 de mayo los Estados Unidos declaraban la guerra a México.

En general, los demócratas estaban a favor de la guerra y los whigs estaban en contra, aunque no tanto por la guerra en sí como por el hecho de que favorecía los intereses de los estados esclavistas. Durante el debate al respecto, un representante whig llamado Joshua Giddings, famoso por sus convicciones abolicionistas, había declarado:

Yo no puedo tomar parte, ni ahora ni nunca, en el asesinato de mexicanos en su propio territorio, ni en robarles parte de su país. La responsabilidad por estos crímenes tendrá que recaer sobre otros. Yo no participaré en ellos.

Ésta era una de las principales características que distinguía a los Estados Unidos de otras naciones de la época presuntamente democráticas: que alguien podía llamar públicamente criminal al presidente de los Estados Unidos sin temer, no ya por su integridad, sino siquiera por su carrera política, y ello sin necesidad de tener el respaldo de un ejército. Por otro lado, el Congreso aprobó la guerra y a nadie se le ocurrió dar un golpe de estado para cambiar la resolución, una resolución que, por otra parte, no podía atribuirse a una mera maquinación del presidente Polk, sino que, en efecto, reflejaba la opinión mayoritaria de los estadounidenses.

Muy diferente era el caso de México: El general Mariano Paredes no había tenido ningún reparo en dar un golpe de estado en un momento crítico en que la guerra era inminente, y ahora, a su vez, con la guerra ya declarada, se tuvo que enfrentar a su vez a alzamiento contra él. En efecto, Paredes había llegado a la conclusión de que la única forma en que México podía evitar ser destrozado y expoliado por los Estados Unidos era mediante la protección de España. Para ello entró en negociaciones con el gobierno español para convertir en rey de México a Enrique de Borbón, el primo y cuñado de la reina Isabel II. (Esto permitió que Enrique regresara a España de su exilio, pero no pareció interesado en el proyecto. Se enamoró de una condesa que no contó con la aprobación de la reina y no tardó en ser expulsado nuevamente de España.) El proyecto de Paredes distaba mucho de reflejar la opinión mayoritaria de los mexicanos, y así el 21 de mayo el general José María Yáñez se alzó en armas contra Paredes en Jalisco.

El 25 de mayo Luis Napoleón Bonaparte se evadió de la prisión francesa en la que había pasado los últimos seis años. Cuando su fuga fue descubierta se encontraba ya en Bélgica, y al día siguiente en Gran Bretaña.

El año anterior, el matemático francés Urbain Le Verrier había presentado una memoria según la cual las posiciones observadas del planeta Urano diferían sensiblemente de las predichas por la teoría de la gravitación newtoniana, incluso teniendo en cuenta la influencia gravitatoria de los demás planetas del sistema solar. Le Verrier se planteó la posibilidad de que ello se debiera a la existencia de un octavo planeta desconocido, más lejano que Urano. Tras haber realizado un cálculo matemático que, sin la ayuda de un ordenador moderno, es de una enorme dificultad, el 1 de junio presentó un segundo informe en el que daba la posición que debía ocupar dicho planeta desconocido.

Ese mismo día murió el Papa Gregorio XVI. Fue sucedido por el cardenal Giovanni Maria Mastai Ferretti, que adoptó el nombre de Pío IX. Su elección fue posible gracias a que el arzobispo de Milán llegó tarde al cónclave, pues éste llevaba un veto del emperador Fernando I (es decir, de Metternich) contra Mastai Ferretti a causa de sus ideas liberales. En efecto, al poco tiempo de su investidura, Pío IX creó un consejo de Estado, instituyó la libertad de prensa en los Estados Pontificios y encargó la censura a una comisión laica.

Ese mismo día el argentino Juan Manuel de Rosas disolvió la Sociedad Popular Restauradora, que había garantizado hasta entonces que nadie en Buenos Aires se atreviera a oponérsele. Sus miembros siguieron actuando a modo de policías despóticos, pero no parece que mataran a nadie más.

La expedición comercial que Francia y Gran Bretaña habían enviado por el Río de la Plata hacia el interior de Argentina regresaba con unos resultados muy poco satisfactorios. Había sido acosada durante todo el viaje por la artillería argentina, y a los ataques había que sumar los daños por el hambre y las enfermedades. El 4 de junio, cuando la flota navegaba de regreso por el río Paraná, sufrió un nuevo ataque organizado por Lucio Norberto Mansilla, en el que seis buques fueron destruidos. El encuentro se recuerda como la batalla de Quebracho.

Pese a todo, la expedición comercial fue un fracaso. Los extranjeros se encontraron con la hostilidad de la mayor parte de las poblaciones que visitaron, y sólo obtuvieron algunos resultados en la provincia de Corrientes, que era hostil a Rosas. Cuando al año siguiente la flota regresó a Montevideo, llevaba gran parte de su carga sin vender y su tripulación había sufrido hambre y enfermedades, además de algunas bajas y pérdidas materiales por los pequeños pero continuados ataques que había sufrido durante el trayecto.

El 7 de junio un golpe de estado en Costa Rica puso de nuevo en la presidencia a José María Alfaro Zamora como jefe supremo.

El 12 de junio Mariano Paredes fue elegido presidente de México por el congreso de forma oficial, y eligió como vicepresidente a Nicolás Bravo.

El 14 de junio los primeros mormones llegaron al río Misuri y se dispusieron a cruzarlo. Brigham Young había enviado a Washington a Jesse Carter Little, con la misión de solicitar ayuda al gobierno para los pioneros mormones. Little había tenido ocasión de entrevistarse con el secretario de Estado y, finalmente, incluso con el presidente Polk, el cual aceptó dar facilidades a la colonización del lejano oeste que habían iniciado los mormones a cambio de que unos cientos de ellos se alistaran en la guerra contra México. En particular, los mormones obtuvieron permiso para establecer un campamento de invierno en la orilla occidental del Misuri, donde permanecerían hasta la próxima primavera, pues no estarían en condiciones de proseguir su marcha hasta pasados unos meses y eso significaría volver a enfrentarse a las inclemencias del invierno en un territorio completamente salvaje.

Ese mismo día unos treinta colonos de California, principalmente de origen estadounidense, bajo el mando del comandante William Brown Ide, atacaron a la pequeña guarnición mexicana del pueblo de Sonoma y proclamaron la República de la Bandera del Oso, por la bandera que improvisaron tres días más tarde, en la que se veía una estrella y un oso pardo sobre fondo blanco.

El 15 de junio se firmó el tratado de Oregón, por el que los Estados Unidos y Gran Bretaña fijaban la frontera occidental entre los Estados Unidos y Canadá a la altura del paralelo 49 (que era la prolongación de la frontera acordada al este de las montañas Rocosas, bastante menos de los 54° 40' que reclamaban los más radicales).

Al mismo tiempo se inauguraba la Dieta de Sonsonate (en El Salvador), en la que se debía discutir una posible unificación de los estados centroamericanos, pero los delegados de Guatemala se habían retirado antes de que llegaran los de Honduras, y Nicaragua anunció que no participaría. Así pues, quedaban Costa Rica, El Salvador y Honduras, cuyos delegados empezaron por instar a Guatemala y Nicaragua a incorporarse a la dieta.

Desde hacía un tiempo, los miembros de una compañía de bomberos voluntarios neoyorkina llamada Knickerbrocker Fire Engine Company se entretenían practicando un juego con una pelota y un bate al que llamaban town game (el juego de la ciudad). El equipo había sido fundado cuatro años atrás por uno de los bomberos, Alexander Cartwrigth, que tenía entonces 22 años, y el año anterior había formado un comité para fijar unas normas. El primer partido que las siguió se jugó el 19 de junio, y se considera el primer partido de béisbol de la historia. Los Kickerbrockers perdieron 23 a 1 contra los New York Nine. Desde Nueva York, el nuevo deporte fue expandiéndose paulatinamente por todos los Estados Unidos.

El 23 de junio John C. Frémont llegó a Sonoma con sesenta soldados estadounidenses y tomó el mando de la "República de California". El gobernador de California, José Castro, había enviado 55 hombres para aplastar la revuelta de Sonoma, pero el 24 de junio fueron derrotados por los rebeldes en la batalla de Olompali (si se puede llamar batalla a una escaramuza entre un total de menos de un centenar de hombres).

Desde hacía ya varios años, Gran Bretaña era el escenario de un acalorado debate sobre las leyes de granos, que imponían aranceles a la importación de cereales para garantizar la competitividad de la agricultura británica. La burguesía industrial abogaba por la derogación de tales leyes, esencialmente porque ello supondría un abaratamiento del precio de los cereales y así podrían pagar menos a sus trabajadores, aunque ello supondría la ruina para muchos agricultores y la bajada del salario del proletariado agrícola. Se habían formado ligas a favor y en contra de las leyes de granos. El primer ministro, sir Robert Peel, había estado a favor de mantenerlas durante mucho tiempo, pero finalmente, no se sabe muy bien por qué, cambio de bando y logró que la Cámara de los Comunes aprobara la derogación. El 25 de junio el duque de Wellington convenció a la Cámara de los Lores para que la aprobara también y así, las leyes de granos fueron derogadas. Sin embargo, Peel había logrado la derogación gracias al apoyo de la oposición whig, mientras que se había ganado la enemistad de la mitad de los conservadores (los que siguieron apoyándolo fueron conocidos como peelitas). Así pues, al verse sin apoyo parlamentario, el 29 de junio se vio obligado a dimitir. El 30 de junio fue sucedido por el hasta entonces jefe de la oposición, el whig lord John Russell.

Entre los problemas principales a los que tuvo que enfrentarse el nuevo primer ministro estaba un hongo, la Phytophthora infestans, que, no se sabe exactamente cómo, había llegado a Irlanda desde América el año anterior y atacaba a varias cosechas, principalmente a la patata. (En realidad, el agente causante de la enfermedad no fue identificado hasta principios del siglo XXI.) Una teoría es que llegó desde Perú, pues recientemente Gran Bretaña había empezado a importar guano de ese país, como fertilizante. También está la teoría de que la plaga había llegado a través de patatas usadas como alimento en los barcos que cruzaban el Atlántico. Desde Irlanda se había extendido a Europa y empezaba a causar estragos, pero el efecto en Irlanda fue mayor porque la patata constituía el cultivo mayoritario —casi exclusivo— de Irlanda.

Las medidas que tomó al respecto el gobierno británico fueron deplorables. El sultán Abdulmecit I había anunciado su ofrecimiento de enviar 10.000 libras para los granjeros irlandeses, pero la reina Victoria le pidió que enviara únicamente 1.000, ya que ella misma sólo había enviado 2.000. Abdulmecit I envió las 1.000 libras, pero también envió secretamente a Irlanda tres barcos llenos de comida, que pudieron llegar a su destino a pesar de la oposición del gobierno. Paradójicamente, mientras en Irlanda el hambre empezaba a causar muertes, Gran Bretaña continuó importando comida desde la isla vecina. Sir Charles Trevelyan, el encargado de administrar la ayuda gubernamental a las víctimas del hambre, limitó su importe porque estaba convencido de que Dios había enviado la plaga para enseñar una lección a los irlandeses. Algunos economistas malthusianos hicieron cálculos sobre el número de irlandeses que convenía que murieran de hambre y se inquietaron porque su cálculo excedía lo que realmente se podía esperar.

La flota estadounidense en el Pacífico estaba bajo el mando del comodoro John Drake Sloat, quien tenía instrucciones de ocupar la Alta California en caso de que estallara una guerra con México, para evitar que los británicos hicieran lo propio. Tras haber recibido noticias de que había habido enfrentamientos cerca del río Grande y una rebelión en California, el 7 de julio se acercó con cuatro buques de guerra a las costas de Monterrey, la capital de California, cuya costa, desde la ocupación por error acaecida dos años atrás, estaba protegida por unas baterías. Sloat las acalló sin dificultad, desembarcó y se hizo con el control de la ciudad en lo que se llamó la "batalla de Monterrey", si bien los mexicanos apenas ofrecieron resistencia alguna. Ese mismo día el gobierno mexicano declaraba la guerra a los Estados Unidos.

El 9 de julio Sloat declaró que la República de California se anexionaba a los Estados Unidos, y así la bandera del Oso fue sustituida por la bandera estadounidense. Sloat se nombró a sí mismo gobernador militar de California.

El 10 de julio llegaron de nuevo a la Dieta de Sonsonate los delegados de Guatemala, pero para entonces ya se habían retirado los de El Salvador y Honduras y uno de los dos delegados de Costa Rica había fallecido. Así, la delegación guatemalteca no tadó en retirarse, y sólo sobrevivió (en sentido real y figurado) el otro delegado costarricense, quien, no teniendo con quien parlamentar, acabó marchándose también. Así terminó la Dieta de Sonsonate.

El 16 de julio Sloat fue reemplazado como gobernador de California por el comodoro Robert Field Stockton. Frémont había tratado de ponerse a las órdenes de Sloat, pero éste había rechazado todo trato con él dado que no podía aportar ningún documento que le garantizara que su actuación en California había contado con la aprobación del Washington. Stockton no fue tan melindroso y autorizó a Frémont a reclutar una milicia entre los colonos.

Ese mismo día estuvo listo el Batallón Mormón, formado por cinco compañías de cien hombres cada una que se habían alistado en el ejército de los Estados Unidos persuadidos por Brigham Young. Acompañados por una treintena de mujeres en calidad de lavanderas y medio centenar de niños, partieron hacia el suroeste desde el campamento de invierno.

Mientras tanto, el Papa Pío IX decretaba una amnistía para todos los presos políticos de los Estados Pontificios.

El 25 de julio murió Luis Bonaparte, hermano de Napoleón I y padre de Luis Napoleón.

Algunos los parlamentarios irlandeses de la Asociación por la derogación, dirigida por Daniel O'Connell, habían aceptado cargos políticos que los habían alejado de la causa irlandesa que supuestamente tenían que defender. El propio O'Connell, si bien fiel a sus ideales, estaba dispuesto a tratar de conseguirlos entrando en el juego de la política británica, y ahora trataba de convencer a sus bases de que apoyaran al nuevo primer ministro, Lort Russell. Sin embargo, esta actitud era censurada por la Joven Irlanda, que era el nombre que el propio O'Connel había dado al sector más joven de su Asociación por la derogación. La Joven Irlanda era mucho más exaltada que O'Connell, tres de sus miembros habían fundado un periódico nacional irlandés, The Nation, que ejercía una gran influencia en la isla. Además, organizaba reuniones masivas con el propósito velado de ir preparando a los irlandeses para formar un ejército. O'Connell había cancelado una de estas reuniones tres años atrás para evitar que el gobierno británico la disolviera por la fuerza, y eso había acabado de enemistarlo con los jóvenes irlandeses. Recíprocamente, los parlamentarios de la Asociación por la derogación que ocupaban cargos políticos o aspiraban a ocuparlos deseaban desembarazarse de la Joven Irlanda y acusaban a sus miembros de ser revolucionarios, infieles y enemigos secretos de la Iglesia. En esta línea, acababan de introducir unas resoluciones en la Asociación por la derogación en las que declaraban que la violencia y el uso de las armas no podían ser justificables bajo ninguna circunstancia, ni siquiera como medio para obtener derechos nacionales. Los Jóvenes irlandeses nunca habían afirmado explícitamente lo contrario, pero en una asamblea celebrada el 28 de julio, uno de ellos, Thomas Francis Meagher, de veintidós años, pronunció su discurso de la espada, en el que defendió abiertamente el uso de la fuerza si llegaba a ser necesario, y su elocuencia estaba convenciendo al auditorio cuando fue interrupido por John O'Connel, el hijo de Daniel O'Connel, a la sazón presidente de la Asociación, que afirmó que si Meagher no era expulsado inmediatamente de la sala sería él quien se iría. Finalmente fueron los jóvenes irlandeses los que se marcharon para no volver.

El trabajo de Le Verrier sobre el posible octavo planeta del sistema solar no había interesado a ningún astrónomo francés, pero sí que interesó a la Royal Society, principalmente porque otro matemático británico llamado John Couch Adams, había realizado cálculos similares a los de Le Verrier, aunque no los había publicado. El 29 de julio se inició la búsqueda del planeta con el telescopio del observatorio de Cambridge. Sin embargo, buscaron según los cálculos de Adams, y no los de Le Verrier, y Adams había proporcionado seis posibles posiciones bastante diferentes según se cumplieran unas u otras hipótesis, con lo que la búsqueda resultó muy compleja.

El presidente mexicano Mariano Paredes había dejado la presidencia en manos del vicepresidente Nicolás Bravo mientras marchaba a Jalisco a sofocar la rebelión de José María Yáñez, pero el 4 de agosto se produjo un nuevo alzamiento en la propia capital, dirigido por el general José Mariano Salas, que el 6 de agosto se hizo nombrar presidente interino. Mariano Paredes huyó, pero posteriormente fue detenido y encarcelado.

El 8 de agosto el presidente Polk presentó al Congreso una petición de dos millones de dólares para sobornar oficiales y funcionarios mexicanos. Durente el debate en la Cámara de Representantes, un congresista demócrata de Pennsylvania llamado David Wilmot propuso una enmienda (que fue conocida como la salvedad de Wilmot) según la cual la esclavitud estaría prohibida en todo el territorio que México cediera a los Estados Unidos. Wilmot encabezaba un grupo minoritario de demócratas abolicionistas. Como reacción, otro congresista demócrata propuso que el compromiso de Misuri se extendiera hasta el Pacífico, de modo que la esclavitud estaría permitida en cualquier territorio al sur de los 36° 30' y prohibida al norte de dicha latitud. Sin embargo, la Cámara de Representantes terminó aprobando la asignación de fondos con la salvedad de Wilmot. Aunque los demócratas tenían la mayoría de la Cámara, en la votación no se opusieron demócratas contra whigs, sino que una mayoría de whigs y una minoría de demócratas votó a favor, y la suma resultó ser suficiente. De todos modos, John C. Calhoun no tuvo dificultad en lograr que el Senado la rechazara, pues allí los Estados esclavistas contaban con 30 senadores, y los Estados libres con 26. En realidad, algunos senadores de Estados Libres votaron en contra de la salvedad porque querían eliminar el debate sobre la esclavitud de la política nacional.

El 13 de agosto el gobernador estadounidense de California, Robert F. Stockton, envió un barco con unos 50 marines bajo el mando del capitán Archibald H. Gillespie a tomar la ciudad de Los Ángeles, que contaba con unos 2.500 habitantes. Éstos no ofrecieron resistencia alguna, pero después de que Gillespie impusiera la ley marcial surgieron algunos descontentos, encabezados por un oficial mexicano llamado José María Flores, junto con José Antonio Carrillo y Andrés Pico. Pronto Gillespie y sus hombres se vieron rodeados en el ayuntamiento de la ciudad por los seguidores de Flores, que no eran más de 60 milicianos.

Entre Texas y la Alta California se extendía la provincia mexicana de Nuevo México, cuya capital era Santa Fe. El 15 de agosto un ejército estadounidense de unos 1.700 soldados bajo el mando del teniente coronel Stephen Watts Kearny tomó la ciudad, que fue abandonada por los mexicanos sin ofrecer resistencia.

Mientras tanto, Santa Anna, desde su exilio en Cuba, había enviado mensajes tanto al gobierno mexicano como al gobierno estadounidense ofreciéndose a regresar a México. A los mexicanos les aseguraba que no tenía ninguna ambición política, sino que tan sólo quería poner su experiencia militar a la defensa del país frente a la invasión estadounidense, mientras que en su mensaje los Estados Unidos aseguraba que, si se le permitía cruzar el bloqueo del golfo y llegar hasta Ciudad de México, se haría proclamar presidente y vendería a los Estados Unidos todos los territorios que reclamaba a un precio razonable. El presidente Polk aceptó el trato y el 16 de agosto Santa Anna llegó a México con el firme propósito de incumplir todas sus promesas.

Finalmente, el 17 de agosto Justo José de Urquiza y Joaquín Madariaga firmaron el tratado de Alcaraz, por el que el gobernador correntino aceptaba la reincorporación de su provincia a la Confederación Argentina y reconocía a Rosas la potestad de dirigir las relaciones exteriores. Sin embargo, Madariaga impuso una parte secreta en el tratado por la que Corrientes no se implicaría en la guerra contra Uruguay ni en la guerra contra Gran Bretaña y Francia.

El 18 de agosto Kearny fue nombrado gobernador militar de Nuevo México.

El 22 de agosto el mexicano José Mariano Salas puso en vigor la constitución federalista de 1824 y convocó elecciones. La guerra contra los Estados Unidos era difícil de llevar, pues doce de los diecinueve Estados mexicanos se negaban a colaborar con el gobierno federal para combatir la invasión.

Johann Straus padre recibió el título honorífico de Director Musical de la Corte Real e Imperial. La Viena musical de la época ya no era la Viena de Haydn, Mozart, Beethoves o Schubert. Mientras en Francia triunfaba la música romántica y la grand opéra, en Alemania Wagner estrenaba óperas revolucionarias y en Italia Verdi continuaba con la tradición dramática de Bellini y Donizetti, en Viena se estaba poniendo de moda la opereta, un género teatral con unas partes cantadas y otras recitadas y música ligera como la de los valses de los Strauss. El 24 de agosto se estrenó en Viena una opereta titulada Poeta y aldeano. Su autor era un joven de veintisiete años llamado Francesco Ezechiele Ermenegildo Cavaliere Suppé Demelli, aunque al llegar a Viena había cambiado su nombre por el de Franz von Suppé. Había nacido en Dalmacia (parte del Imperio Austríaco), su padre tenía ascendencia belga e italiana, mientras que su madre era vienesa, aunque tenía un parentesco lejano con Gaetano Donizetti.

El 30 de agosto el batallón mormón se puso a las órdenes de Kearny. Sus miembros recibieron su primera paga y un enviado de Brigham Young se aseguró de que la donaran íntegramente a la Iglesia.

El 31 de agosto Le Verrier, sin saber que los británicos estaban buscando "su planeta", presentó un tercer informe en el que daba la masa y la órbita que éste debía seguir (no sólo su posición en un momento dado, que es lo que había presentado en su memoria anterior).

En Venezuela se acababan de celebrar por primera vez elecciones primarias. Los principales candidatos habían sido el conservador José Tadeo Monagas, que contaba con el apoyo del presidente Soublette y con el de José Antonio Páez, y el liberal Antonio Leocadio Guzmán. Como era habitual al sur de los Estados Unidos, no hubo acuerdo sobre quién había sido el ganador, y se convocó una reunión entre Páez y Guzmán. Éste se encaminó al lugar establecido seguido de numerosos partidarios, y su número creció de tal modo que el 1 de septiembre el ejército fue puesto en alerta. El 2 de septiembre estalló una revuelta popular encabezada por Francisco José Rangel, que protestaba porque las autoridades le habían arrebatado unas tierras que consideraba suyas y porque no se le había permitivo votar en las últimas elecciones. Rangel y sus seguidores, aclamando a Guzmán, se dirigieron a la casa de un político paecista, mataron a su mayordomo y liberaron a sus esclavos. El gobierno responsabilizó de estos hechos a Guzmán y lo declaró fuera de la ley. (Nunca llegó a entrevistarse con Páez.) La revuelta se fue extendiendo por el país. Carlos Soublette puso a Páez al frente de un ejército de 6.000 hombres y a Monagas al frente de otros 3.000 para sofocar la insurrección.

El presidente chileno Manuel Bulnes fue reelegido para un segundo mandato. Ese año Andrés de Santa Cruz fue liberado de su cautiverio en Chile y regresó a Bolivia.

Tres años atrás, el rey Rajendra de Nepal había establecido que gobernaría con el consejo de su última esposa, Lakshmidevi, que tendría más autoridad que su propio heredero, el príncipe Surendra, pero en realidad el país quedó en manos del amante de aquélla, Gagan Singh. Tras una sucesión de complots, Gagan Singh apareció asesinado en su palacio el 14 de septiembre. Una familia de la nobleza, los Rana, fueron acusados del crimen y sus enemigos trataron de aprovechar las circunstancias para deshacerse de ellos. Muchos nobles —incluidos los siete hermanos Rana— acudieron a la armería del palacio real, que estaba custodiada por soldados con órdenes de la reina de dejar entrar, pero de no dejar salir a nadie sin su permiso. Allí creció la tensión hasta que se produjo una matanza en la que murió más de medio centenar de nobles, entre ellos el primer ministro, leal a la reina. Los Rana resultaron heridos, pero obtuvieron la victoria. Uno de ellos, Jung Bahadur Rana, logró ser reconocido como nuevo primer ministro.

Ese mismo día Santa Anna estaba de nuevo al frente del ejército mexicano, dispuesto a repeler la invasión estadounidense.

Una vez declarada la guerra, Zachary Taylor tenía ya autorización para cruzar el río Grande. El 21 de septiembre Taylor, al frente de más de 6.000 hombres (entre ellos muchos voluntarios que habían afluido de la mayor parte de los Estados Unidos), atacó la ciudad de Monterrey (ciudad del Estado de Nuevo León, que no hay que confundir con la capital de California). El 23 de septiembre las tropas estadounidenses entraban en la ciudad e iniciaban un combate casa por casa. Finalmente el ejército mexicano quedó acorralado en el centro de la ciudad, expuesto al bombardeo enemigo, por lo que los mexicanos negociaron. Taylor, a cambio de la entrega de la ciudad, acordó dejar en libertad a todos los soldados, que pudieron retirarse llevando consigo incluso una batería de cañones. Además firmó un alto el fuego de dos meses.

Ese mismo día el Johann Gottfried Galle, astrónomo del observatorio de Berlín, recibió una carta de Le Verrier en la que le comunicaba su teoría sobre el octavo planeta. Uno de sus alumnos observó que recientemente se había elaborado un mapa estelar de la región donde Le Verrier predecía que debía encontrarse el planeta, así que sería fácil detectar si había habido algún cambio con respecto a ella que delatara que alguna presunta estrella era en realidad un planeta. Esa misma noche iniciaron la búsqueda y el planeta fue encontrado poco después de la medianoche, es decir, ya el 24 de septiembre, tras menos de una hora de observaciones y a menos de un grado de la posición predicha por Le Verrier. En cuanto el descubrimiento se hizo público, el interés de los franceses por el trabajo de Le Verier cambió súbitamente. En palabras de François Arago, Le Verrier había descubierto un planeta "con la punta de su pluma". Arago propuso llamar Le Verrier al nuevo planeta, pero finalmente se impuso el nombre de Neptuno. Los británicos constataron (aunque trataron de disimularlo) que las seis posiciones dadas por Adams eran menos aproximadas que la única dada por Le Verrier, pero que, pese a ello, su telescopio había detectado Neptuno un mes antes, si bien no había sido identificado como planeta por no disponer de un mapa estelar actualizado como el que tenían en Berlín. (En realidad, luego se supo que Galileo ya había observado a Neptuno con su telescopio y anotado su posición, pero lo tomó por una estrella.) La Royal Society otorgó ese mismo año a Le Verrier la medalla Copley sin mencionar a Adams, aunque pronto se inició una disputa sobre la prioridad. Sin embargo, el propio Adams reconoció que habían sido los cálculos de Le Verrier los que habían conducido realmente al descubrimiento del planeta.

Tras haber organizado un gobierno civil en Nuevo México, Stephen W. Kearny salió hacia California al frente de unos 300 soldados de caballería. Sin embargo, por el camino recibió noticias de que Stockton tenía California bajo control, por lo que envió de vuelta a Santa Fe a 200 de sus hombres.

El 29 de septiembre el ejército gubernamental venezolano derrotó a los insurrectos en la batalla de la Laguna de Piedra. Los rebeldes fueron dispersados.

Ante un ultimátum de Flores, que dio a Gillespie veinticuatro horas para marcharse de Los Ángeles, éste, recordando El Álamo, decidió rendirse y el 30 de septiembre abandonó la ciudad con sus hombres.

Ese mismo día un dentista estadounidense llamado William Thomas Green Morton extrajo una muela a un paciente sin dolor, usando por primera vez el éter como anestésico.

Tras varios intentos frustrados de reconciliación entre la Joven Irlanda y la Asociación por la derogación, el 2 de octubre el presidente John O'Connell recibió una carta de protesta contra el rumbo tomado por la Asociación que había sido firmada por 1.500 ciudadanos notables de Dubín. La reacción de O'Connell fue tirar la carta a una cloaca, lo que causó la indignación de los firmantes y muchos otros simpatizantes.

El 10 de octubre un astrónomo británico llamado William Lassell descubrió un satélite en órbita alrededor de Neptuno. Durante tres décadas fue conocido como "el satélite de Neptuno", aunque finalmente se le dio el nombre de Tritón.

Mientras tanto el ex presidente mexicano Mariano Paredes era exiliado a Francia, y la reina Isabel II se España se casaba con su primo Francisco de Asís de Borbón a la vez que su hermana Luisa Fernanda lo hacía con el duque Antonio de Orleans. La reina aceptó el matrimonio a regañadientes, y hubiera preferido mil veces al prometido de su hermana. Dicen que dijo: "¿Qué pensarías tú de un hombre que la noche de bodas tenía sobre su cuerpo más puntillas que yo?". Quien peor se tomó su matrimonio fue su primo Carlos Luis, alias Carlos VI. Se había instalado en Londres y allí había publicado un manifiesto en el que llamaba a la lucha armada para ser reconocido como rey de España. En Cataluña se habían formado ya algunas partidas de guerrilleros carlistas.

La flota estadounidense bloqueó el golfo de México. El 15 de octubre el comodoro David Connor trató de ocupar el Puerto de Alvarado, en Veracruz, pero tuvo que retirarse.

El 16 de octubre William T.G. Morton realizó en Boston una famosa demostración del poder anestésico del éter al anestesiar a un paciente a quien el cirujano John Collins Warren extirpó sin dolor un tumor del cuello. Desde entonces el uso del éter en cirugía se fue generalizando paulatinamente.

Tras recibir la noticia del restablecimiento en México de la constitución federalista, el gobierno de la república de Yucatán, situado en Mérida, se mostró dispuesto a reincorporarse a lo que volvían a ser los Estados Unidos Mexicanos, pero en el sur de la península, en la región de Campeche, surgió un movimiento partidario de mantener la independencia y la neutralidad en la guerra entre México y los Estados Unidos. Entre tanto el comodoro Matthew Calbraith Perry ocupó Ciudad del Carmen, en Campeche. El 23 de octubre tomó Frontera, en Tabasco, y el 24 de octubre intentó tomar Villahermosa, pero fue respondido con fuego de artillería y, ante la imposibilidad de responder sin causar daños a la población civil (con la que Perry quería mantener buenas relaciones en caso de ocupar la ciudad) se alejó de la costa dispuesto a bloquear el puerto.

En noviembre Justo José de Urquiza recibió la respuesta de Rosas al tratado de Alcaraz. Rosas aceptaba su parte pública, pero no las cláusulas secretas, a la vez que exigía sus propias condiciones. De este modo, Urquiza tuvo que proseguir las negociaciones con Madariaga.

El 3 de noviembre se reunieron en Dublín los disidentes de la Asociación por la derogación, para deliberar sobre el desprecio con que John O'Connell había tratado sus alegaciones. El éxito de la reunión los indujo a convocar otra a escala nacional.

El 17 de noviembre murió el rey de Birmania Tharrawaddy Min, que fue sucedido por su hijo Pagan Min.

El 28 de noviembre el venezolano Francisco José Rangel obtuvo una victoria frente al ejército gubernamental en Los Bagres. Mientras tanto, aprovechando la confusión política, el gobierno había modificado el estatuto electoral y convocado unas elecciones preparadas para que las ganara José Tadeo Monagas, con lo que se convirtió en el nuevo presidente electo de Venezuela, a la espera de que terminara el mandato de Soublette el año siguiente.

Apenas Kearny entró en California cuando llegó hasta él el capitán Gillespie, a través del cual se informó de que, en contra de lo que se le había dado a entender anteriormente, Stockton no tenía realmente California bajo su control, sino que las milicias californianas seguían oponiendo resistencia. Stockton le comunicaba que un centenar de californianos bajo las órdenes de Andrés Pico estaban acampados cerca de la ciudad de San Diego. El 6 de diciembre Kearny lanzó un ataque sobre los californianos con la intención de apoderarse de sus caballos (pues los de Kearny estaban agotados después del viaje desde Nuevo México). Sin embargo, los californianos repelieron el ataque dejando 17 muertos, 18 heridos y un desaparecido entre los estadounidenses.

El 8 de diciembre Campeche se pronunció contra el gobierno de Mérida y envió una delegación a Washington para declarar su neutralidad en la guerra y solicitar que no se bloquearan sus puertos.

El 12 de diciembre Nueva Granada y los Estados Unidos firmaron el tratado Mallarino-Bidlack, por el que los Estados Unidos se comprometían a preservar la soberanía neogranadina sobre Panamá y a cambio recibían autorización para construir vías de comunicación en dicho territorio entre los océanos Atlántico y Pacífico. De este modo, soldados estadounidenses fueron autorizados a instalarse en Panamá. El interés principal de Nueva Granada era disuadir a los sectores nacionalistas panameños de tratar de independizar la región, así como a los británicos, que también estaban interesados en colonizar alguna región del istmo para abrir y controlar un paso entre los dos océanos.

El 16 de diciembre el batallón mormón tomó la ciudad de Tucson, que el ejército mexicano abandonó sin lucha en cuanto vio acercarse a los estadounidenses.

Dueño de nuevo de la política mexicana, el 24 de diciembre Santa Anna puso a Valentín Gómez Farías como su presidente-títere de los Estados Unidos Mexicanos.

Stephen W. Kearny había enviado a Chihuahua un regimiento bajo el mando del coronel Alexander William Doniphan. El 25 de diciembre, de camino, unos soldados divisaron a una partida de exploradores mexicanos. Aunque había dado el día libre a sus hombres por ser navidad, Doniphan ordenó a unos 850 jinetes que se dispusieran a combatir. Pronto se encontraron frente a unos 1.100 soldados mexicanos que no tardaron en darse a la fuga dejando 43 muertos y abandonando su armamento pesado. El enfrentamiento fue conocido como la batalla de El Bracito. Unos indios apaches habían observado la batalla y, tras ella, atacaron también a los mexicanos. Se desconoce las bajas que hubo en ese segundo enfrentamiento.

Según el tratado de Lahore, el ejército británico debía abandonar el territorio del Imperio Sikh antes de fin de año, pero el gobierno Sikh solicitó a Gran Bretaña que mantuviera su ejército hasta que el marajá cumpliera los dieciséis años. (Era evidente que, sin la protección británica y tras haber perdido una guerra, Dalip Singh tenía sus días contados.) El 26 de diciembre se firmó el tratado de Bhyroval, en el que los británicos introdujeron cláusulas por las que de hecho controlarían completamente el gobierno del Imperio.

El 28 de diciembre Iowa fue admitido como el vigesimonoveno Estado de los Estados Unidos, el decimocuarto Estado Libre.

Las relaciones entre Chopin y George Sand se estaban deteriorando, principalmente al verse él en medio de las tensiones entre ella y sus hijos adolescentes. Una noche, Sand leyó su última novela a Chopin y al pintor Delacroix. Se titulaba Lucrezia Floriani, y sus protagonistas, Karol y Lucrezia, eran a todas luces Chopin y Sand, pero Karol es presentado como un "gatito enfermo", débil, neurótico, manejable y, en suma, la imagen que da de él no es muy airosa. Delacroix confesaría más tarde que se sintió muy incómodo aquella noche, pero después sondeó a Chopin y se convenció de que éste no había entendido la alusión (obviamente, más tarde acabaría cayendo en la cuenta).

Después de algo más de una década de haberse liberado de la tenaza absolutista del rey Fernando VII, España dejaba claro de quién habían heredado los países hispanoamericanos su ineptitud política. Los liberales de Espartero, los moderados de Narváez, los carlistas, se disputaban el poder mediante las armas, la intriga cortesana, la represión de sus adversarios, la imposición de constituciones sectarias, etc. Un testigo excepcional de la vida política española era Washington Irving, que ahora regresaba a su país tras haber ejercido cuatro años como embajador estadounidense en España. En una carta había escrito:

Estoy cansado y a veces desconsolado de la política miserable de este país... Los últimos diez o doce años de mi vida, pasados entre sórdidos especuladores en los Estados Unidos y aventureros políticos en España, me han mostrado tanto del lado oscuro de la naturaleza humana que empiezo a tener dolorosas dudas sobre mi prójimo; y miro hacia atrás con añoranza del ingenuo período de mi carrera literaria cuando, pobre como una rata pero rico en sueños, veía el mundo a través de mi imaginación y estaba dispuesto a creer que los hombres eran tan buenos como yo deseaba que fueran.

A sus veintidós años, William Thompson ganó una cátedra de filosofía natural en la universidad de Glasgow, una de las más prestigiosas universidades británicas.

El químico alemán Heinrich Rose afirmó que el mineral llamado tantalita, del que se podía extraer el tantalio, contenía además dos nuevos elementos químicos, a los que llamó niobio y pelopio, por los hijos de Tántalo: Níobe y Pélops. Después se comprobó que el pelopio era en realidad una mezcla de tantalio y niobio, mientras que el niobio era, ciertamente, un elemento químico, aunque ya había sido descubierto a principios de siglo por el químico británico Charles Hatchet en una muestra de mineral procedente de los Estados Unidos, por lo que lo había bautizado como columbio. (Más precisamente, el columbio era, como el pelopio, una mezcla de niobio y tantalio.) Desde entonces, los estadounidenses siguieron llamando culombio al elemento que los europeos llamaban niobio.

Se cuenta que el poeta ruso Nikolay Nekrasov corrió un día al despacho del crítico literario Vissarion Belinski con el último número de una revista que aquél publicaba y al verlo le dijo: ¡Le traigo un nuevo Gogol! Lo que quería enseñarle era la primera entrega de la novela Pobres gentes, escrita por Fiódor Dostoyevski. Belinski coincidió con Nekrasov en sus alabanzas al nuevo escritor y, cuando la novela se publicó íntegra en forma de libro a principios del año siguiente, un Dostoyevski de veinticuatro años se convirtió en una celebridad en toda Rusia. Sin embargo, ese mismo año publicó también su novela El doble, que tuvo una acogida mucho más fría, pues fue vista como una mala imitación de Gogol.

Ese año había llegado a Munich Lola Montez, una bailarina irlandesa de veinticinco años que se ganaba la vida actuando por Europa. Había sido amante de Franz Liszt, de George Sand y, al parecer, de unos cuantos más. El empresario que la contrató rescindió el contrato en cuanto vio su espectáculo, y Lola no dudó en presentarse ante el mismo rey Luis I de Baviera para exigir justicia. Se cuenta que el rey le preguntó (en público) si su cuerpo era obra de la Naturaleza o del Arte, y su respuesta fue enseñarle sus pechos para que juzgara él mismo. Fuera como fuera, el caso es que salió del palacio con un contrato para actuar en el mejor teatro de Munich, y se convirtió en la amante del rey.

En 1847 el Papa Pío IX creó una Consulta, que era un consejo consultivo integrado por laicos cuya función era transmitirle los deseos de la población. También creó una serie de comisiones laicas encargadas de revisar la legislación.

En Nepal, una facción de nobles aliados del primer ministro, Jung Bahadur Rana, acusaron a la reina Lakshmidevi de organizar un complot contra él, y la enviaron al exilio juntamente con el rey Rajendra, tras lo cual coronaron a su hijo Surendra, de diecisiete años, como nuevo rey, un mero títere del primer ministro. Poco después el rey Rajendra fue capturado y retenido en arresto domiciliario.

El hambre estaba causando estragos en Irlanda. Ese año se modificó la Ley de pobres, y ahora establecía que nadie que poseyera tierra podía recibir ayudas públicas, con lo que los pequeños agricultores que habían perdido sus cosechas o que habían tenido que venderlas para pagar deudas y no tenían qué comer, se veían obligados a vender sus tierras a los grandes terratenientes para poder beneficiarse de las escasas ayudas públicas. Por otro lado, la ley exigía a los grandes terratenientes que pagaran un impuesto para socorrer a sus arrendatarios más pobres, por lo que los terratenientes empezaron a deshuciar a los arrendatarios de pequeñas parcelas para concentrarlas en manos de unos pocos arrendatarios. La tacañería británica contrastó con la generosidad internacional. Una organización privada, la British Relief Association, instaron a la reina Victoria I a escribir una carta pidiendo ayuda para Irlanda que fue distribuida por Europa, América y Oceanía, y llegaron a recaudar unas 200.000 libras esterlinas (alrededor de un millón de dólares de la época).  Incluso los indios Chocktaw enviaron desde Norteamérica una pequeña suma que habían reunido en una colecta. La British Relief Association era una asociación laica. También había muchas otras asociaciones religiosas (protestantes) que proporcionaban sopa y otras ayudas a los irlandeses (católicos) más pobres a cambio de que asistieran a sus iglesias y escuelas (en las que les inculcaban el protestantismo). La emigración irlandesa alcanzó cotas desproporcionadas. Ese año unos 100.000 irlandeses marcharon a Canadá, siendo víctimas de transportistas sin escrúpulos que los hacinaban en barcos con escasas provisiones en los que la tasa de mortalidad era del 30%.

China y Suecia firmaron el tratado de Cantón, muy similar al tratado de Whangia que China había firmado con los Estados Unidos.

Prosper Mérimée publicó su novela más famosa: Carmen.

Hans Cristian Andersen hizo un viaje a Gran Bretaña, donde conoció a Charles Dickens.

Ese año se publicaron el Londres tres novelas: Jane Eyre, firmada por Currer Bell, Cumbres borascosas, firmada por Ellis Bell, y Agnes Grey, firmada por Acton Bell. Estos pseudónimos ocultaron por breve tiempo las identidades de tres hermanas inglesas (de ascendencia irlandesa) Charlotte, Emily y Anne Brontë, de 31, 29 y 27 años, respectivamente. El año anterior habían publicado conjuntamente un libro de poemas con los mismos pseudónimos, pero sólo se habían vendido dos ejemplares. En cambio, sus novelas tuvieron buenas ventas. La más popular fue Jane Eyre, si bien las críticas fueron más bien tibias. Actualmente se consideran tres clásicos de la literatura inglesa.

Liszt actuó en Kiev, donde conoció a la princesa Carolyne zu Sayn-Wittgenstein, quien la convenció para dejar sus giras y concentrarse en la composición. Así, a sus 35 años, abandonó su carrera de concertista cuando estaba en su apogeo.

Chopin se separó definitivamente de George Sand. En una carta a su hermana decía sobre Sand:

...trata de olvidar, de aturdirse como le sea posible. Solo despertará cuando su corazón hoy dominado por la cabeza le produzca demasiado dolor [...] Que Dios la guíe y la proteja, pues no sabe distinguir entre un afecto verdadero y una adulación [...] Ocho años de una vida en cierto modo ya arreglada eran demasiados años. Dios ha permitido que durante esos años crecieran sus hijos. Si no hubiese sido por mí, hace tiempo que su hijo y su hija ya no estarían con ella, sino en casa de su padre. [...] Entre nosotros, solo ocurre que ya no nos vemos desde hace tiempo, sin que haya habido entre nosotros ninguna batalla, ninguna escena. Y no he ido a su casa porque ella me ha impuesto como condición la de guardar silencio acerca de su hija.

Verdi estrenó en Florencia su ópera Macbeth, y en Londres I masnadieri. Además, en París presentó una versión en francés de I Lombardi, con el título de Jérusalem. Verdi tuvo que adaptar su ópera hasta convertirla en una Grand opéra al gusto parisino.

Friedrich von Flotow estrenó en Viena Martha, oder Der Markt zu Richmond (Marta o el mercado de Richmond), una ópera cómica romántica adaptada a partir de un ballet.

La anexión de Texas
Índice La guerra entre México y los Estados Unidos II