HISTORIA











ANTERIOR


EL TRATADO DE NANKING

SIGUIENTE

El 5 de enero de 1841 el superintendente Elliot advirtió al gobierno Chino que atacaría Cantón en el plazo de dos días si no se llegaba antes a un acuerdo. No hubo acuerdo y el 7 de enero se inició el ataque. Doce barcos de guerra británicos atacaban los dos fuertes que defendían Cantón al tiempo que se enfrentaban a la flota china. Ésta no era rival para los británicos. El primer cohete que lanzaron fue a dar en el polvorín de un barco chino y lo hizo estallar en pedazos. A los pocos minutos la flota china se rindió y unas horas después los británicos entraban en los fuertes chinos y lanzaban sus cañones al río. Los británicos tuvieron 38 heridos, mientras que los chinos contaron más de 500 muertos, más de 200 heridos y 11 de sus barcos fueron destruidos.

En Argentina, Juan Lavalle estaba en la provincia de La Rioja, desde donde mandó un ejército a Cuyo bajo el mando del coronel José María Vilela, con objeto de apoyar un gobierno unitario que se había proclamado recientemente. Sin embargo, el 8 de enero Vilela fue derrotado por el federal Ángel Pacheco en la batalla de San Cala.

El 20 de enero murió el emperador Minh Mang de Vietnam, que fue sucedido por su hijo Thieu Tri. El nuevo emperador trató de seguir la política aislacionista de su padre ante la presión francesa por reforzar sus relaciones con Indochina (como medio para competir con la carrera imperialista británica). Por ello, prohibió la predicación a los misioneros católicos (principalmente franceses y españoles). Ese año ordenó que la reina de Camboya, Ang Mey, fuera deportada a Vietnam.

Ese mismo día Charles Elliot y el comisario imperial Qishan firmaron un acuerdo preliminar por el que China cedía a la corona británica la isla y el puerto de Hong Kong, se comprometía a pagar una fuerte indemnización de un millón de dólares anuales durante seis años, así como abrir al comercio el puerto de Cantón. Cuando el emperador Daoguang tuvo noticias del acuerdo, degradó a Qishan y lo hizo juzgar por traición. Fue condenado a muerte, pero se le conmutó la pena por la del destierro.

El 10 de febrero el Canadá Superior y el Canadá Inferior se unieron en una única colonia británica, la Provincia de Canadá, con una única legislatura. No obstante, el gobernador británico tenía autoridad para rechazar cualquier medida aprobada por ésta. Las dos antiguas colonias tenían la misma representación en la legislatura, a pesar de que el Canadá Inferior (francófono) estaba más poblado. El idioma oficial de la provincia era el inglés, y se prohibió el uso del francés tanto en la legislatura como en los tribunales.

Los independentistas tabasqueños dominaban ya el Estado. En principio pedían el restablecimiento del federalismo, pero, ante la hostilidad del presidente Bustamante, el 13 de febrero proclamaron la independencia.

Viendo que los chinos no cumplían su compromiso de abrir al comercio el puerto de Cantón, el superintendente Elliot había prolongado el plazo diez días, pero, pasada la prórroga, se dispuso a tomar medidas. El 23 de febrero cinco barcos británicos se enfrentaron a 30 chinos en Bocca Tigris, a los que derrotaron sin dificultad. Un segundo enfrentamiento se produjo el 26 de febrero, en el que los británicos capturaron varios fuertes chinos con la facilidad acostumbrada. Con ello tenían abierta la entrada al río Perla, que conecta Hong Kong con Cantón. El 27 de febrero siete barcos británicos remontaron el río y derrotaron a cuarenta barcos chinos.

El 2 de marzo la flota británica llegó a la isla de Whampoa, donde capturó los fuertes que la defendían, destruyó sus cañones y voló sus almacenes.

El 4 de marzo William Henry Harrison tomó posesión como noveno presidente de los Estados Unidos. Era un día muy frío, y el anciano de sesenta y seis años decidió pronunciar un larguísimo y aburrido discurso a la intemperie, sin sombrero ni abrigo, y terminó con un resfriado que degeneró en neumonía.

El 9 de marzo el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictó sentencia sobre el caso Amistad. La defensa de los esclavos negros había corrido a cargo del ex presidente John Quincy Adams, y la sentencia, que contó con la oposición de uno solo de los jueces, secundó sus argumentos: los negros no eran criminales —en contra de lo que había afirmado el fiscal general—, sino "seres humanos secuestrados ilegalmente y llevados por la fuerza a bordo de cierto barco". La documentación presentada por el fiscal no evidenciaba que los negros fueran propiedad del gobierno español, sino más bien un intento de fraude por parte de éste. En lo único en que el Tribunal Supremo modificaba la sentencia anterior era en que exoneraba al presidente de los Estados Unidos de la obligación de devolver a África a los negros. Éstos, simplemente habían de quedar en libertad sin cargo alguno. Los supervivientes eran 35 hombres y niños y 3 niñas, y fueron llevados a Farmington, Connecticut, por abolicionistas voluntarios. Allí se les enseñó a hablar inglés y se les instruyó en el cristianismo, mientras se hacía una colecta para devolverlos a África. No era tarea fácil, porque el año anterior la American Colonization Society se había declarado en bancarrota.

Farmington era a la sazón la "Gran Estación Central" del llamado "Ferrocarril subterráneo", una red ilegal dedicada a transportar esclavos de los Estados del sur hasta el norte. Se llamaba así porque sus miembros usaban jerga ferroviaria: los "pasajeros" eran los esclavos fugitivos, los "maquinistas" eran quienes ayudaban a los "pasajeros" en los Estados esclavistas, proporcionándoles disfraces, mapas, instrucciones, etc. Ese "trabajo" estaba penado con la muerte. Las "estaciones" eran casas particulares donde los "pasajeros" podían esconderse, los "carriles" eran las rutas, y los Estados del norte eran el "destino".

Mientras tanto, en la colonia estadounidense de Liberia, Joseph Jenkins Roberts se convirtió en su primer gobernador negro. Había nacido libre en el Estado de Virginia, y cuando tenía diez años su familia se había trasladado a Liberia. Tras montar un comercio en Monrovia, dos años atrás había sido nombrado teniente de gobernador y ahora gobernador.

Tras la muerte del dictador paraguayo Gaspar Rodríguez de Francia los militares se disputaron el poder, hasta que a primeros de año se instituyó una junta de gobierno. Unas semanas después se había producido un golpe de estado y el país continuó en el caos hasta que el 12 de marzo el congreso nombró cónsules a Carlos Antonio López, sobrino del dictador (con el que no se llevaba bien) y Mario Roque Alonso.

El 13 de marzo se estrenó en La Scala de Milán Il proscrito, de Otto Nicolai, y fue tal fracaso que el empresario Merelli le canceló el contrato y el compositor marchó a Viena.

El 18 de marzo la flota británica tomaba el puerto de Cantón. El 20 de marzo Charles Elliot anunciaba su reapertura al comercio.

El 31 de marzo la península de Yucatán promulgó su propia Constitución, declarándose de facto independiente de México.

Ese mismo día, bajo la batuta de Felix Mendelssohn, se estrenó con gran éxito en Leipzig la primera sinfonía de Schumann, titulada Primavera.

Pese a sus éxitos iniciales, los federalistas neogranadinos terminaron siendo derrotados por las fuerzas gubernamentales, principalmente gracias a que los supremos no aceptaron someterse a la autoridad de ninguno de ellos. El 1 de abril terminó el mandato del presidente Márquez, que fue sucedido por el general Pedro Alcántara Herrán, que suprimió la libertad de prensa, otorgó al clero el monopolio de la educación y permitió el regreso de los jesuitas.

El 4 de abril murió el presidente Harrison, después de tan sólo un mes de mandato. Era el primer presidente estadounidense que moría durante su mandato, y no estaba claro qué procedía hacer entonces, pero el vicepresidente Tyler logró que se lo reconociera como presidente, el décimo presidente de los Estados Unidos, lo cual sentó un precedente: desde entonces, todos los presidentes estadounidenses fallecidos durante su mandato han sido sustituidos por el vicepresidente hasta el final del mismo. Pero este caso era especialmente singular. El partido whig había ganado las elecciones, pero Tyler era demócrata. Había sido elegido como candidato a vicepresidente porque era antijacksoniano, con la finalidad de atraer parte del voto demócrata, pero contando con que sería una sombra al lado de Harrison, como había sucedido con todos los vicepresidentes hasta entonces. Sin embargo, ahora se convertía en el presidente. La dirección del partido whig pasó a ejercerla Henry Clay, que había estado a punto de ser elegido candidato a la presidencia en las últimas elecciones.

El 6 de abril Joseph Smith inauguró el nuevo templo de su Iglesia-negocio en Nauvoo. Su base medía 25 por 39 metros y su pináculo alcanzaba los 30 metros de altura. Las celebraciones incluyeron un desfile de la Legión Nauvoo, la milicia de la ciudad, y un discurso de Sidney Rigdon. Smith había mandado misiones evangelizadoras a Europa que estaban dando sus frutos: a la ciudad habían acudido numerosos inmigrantes, sobre todo británicos. La ciudad contaba con dos periódicos: uno religioso, el Times and Seasons, y otro laico, el Nuvoo Neighbor, teóricamente independiente de la Iglesia, pero estaba editado por un hermano de Smith.

Edgar Allan Poe publicó en una revista Los asesinatos de la rue Morgue, considerado el primer relato de detectives de la historia. Su protagonista, Aguste Dupin, que aparecería en otras obras posteriores, es, pues, el primer detective de ficción que sorprende por su extraordinaria capacidad de deducción y observación.

Ese año se había fundado en Colonia el Rheinische Zeitung (el periódico renano), un periódico que se oponía al autoritarismo prusiano y que propugnaba reformas democráticas, a la vez que se oponía al clero católico. El 5 de mayo se publicó en él un artículo que fue muy alabado por los lectores. Estaba firmado por un anónimo Rhinelander (habitante del Rin) que censuraba la censura que el gobierno prusiano ejercía sobre la prensa y otros ámbitos culturales. El autor era un joven hegeliano de veinticuatro años que el año anterior había presentado su tesis doctoral sobre "La diferencia entre la filosofía de la naturaleza de Demócrito y Epicuro". Se llamaba Karl Marx. Aunque había estudiado en Berlín, había tenido que defender su tesis en la universidad de Jena porque le advirtieron que, con su fama de hegeliano de izquierdas, su trabajo no sería bien acogido en la capital prusiana.

El 8 de mayo las Cortes españolas ratificaron la regencia de Espartero, que hasta entonces había tenido carácter provisional. El general se rodeó de militares más leales a su persona que a la causa liberal, lo que no dejó de suscitar críticas y recelos. Mientras tanto, la ex regente María Cristina de Borbón llegaba a París, después de haber visitado al Papa Gregorio XVI, de quien había conseguido la bendición para su matrimonio con Fernando Muñoz.

El general Armistead había logrado convencer a unos cuantos semínolas para que marcharan al oeste a cambio de dinero. Unos 450 habían sido ya enviados, otros 236 esperaban ser transportados y algunos jefes se habían comprometido a marcharse con sus hombres en breve. Por esa época cedió el mando en Florida al coronel William Jenkins Worth, quien decidió emplear la táctica de enviar pequeñas patrullas que destruyeran cualquier asentamiento semínola que encontraran. Por otra parte, llegó a un acuerdo con el jefe Coacoochee para que enviara mensajes a los semínolas invitándolos a marchar al oeste. Más de doscientos de ellos se rindieron como respuesta a los mensajes.

El 21 de mayo los chinos trataron de atacar las posiciones británicas en Cantón mediante una emboscada nocturna, pero fueron rechazados.

Manuel Rosas había puesto al frente de la flota argentina al almirante Guillermo Brown, que a sus sesenta y cuatro años, estaba ya retirado, pero aceptó el cargo con la misión de bloquear el puerto de Montevideo. El primer enfrentamiento con la flota uruguaya se produjo el 24 de mayo y no fue concluyente.

El 29 de mayo fue condenado a muerte Marius Darmès, el autor del último intento de asesinato del rey Luis Felipe I de Francia. Fue ejecutado dos días más tarde.

Mientras tanto los británicos empezaban a ocupar la ciudad de Cantón, defendida por unos 45.000 hombres, entre soldados y civiles, frente a unos 6.000 británicos. Los combates terminaron el 30 de mayo con 15 británicos muertos y 127 heridos, frente a un millar de chinos muertos y unos 3.000 heridos. Tras haber llegado a un acuerdo con el gobernador de Cantón, el 1 de junio el ejército británico abandonó la ciudad.

El 23 de junio llegó a Hong Kong sir Henry Pottinger, en calidad de gobernador británico y con instrucciones para Charles Elliot de que le cediera el mando.

El 13 de julio Gran Bretaña, Francia, Austria, Prusia y Rusia terminó la Convención de Londres sobre los estrechos, en la que las potencias europeas aceptaron que el Imperio Otomano cerrara los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos a los barcos de guerra de cualquier nacionalidad. Oficialmente era una garantía de protección para el Imperio Otomano, pero en la práctica era una estratagema de Francia y Gran Bretaña para impedir el acceso al Mediterráneo de la cada vez más floreciente armada rusa.

El 18 de julio tuvo lugar la ceremonia de coronación del emperador Pedro II de Brasil.

Tras un nuevo enfrentamiento con la flota uruguaya sucedido el 3 de agosto, la flota argentina se retiró durante varios meses para ser reparada y reforzada.

El 6 de agosto el Congreso de los Estados Unidos aprobó un proyecto de ley presentado por Henry Clay para crear un nuevo banco nacional. Sin embargo, para desesperación de los whigs, el presidente Tyler vetó la resolución. Se necesitaba una mayoría de dos tercios en ambas cámaras para superar el veto presidencial, y los whigs no disponían de tal mayoría.

En Argentina, Lamadrid avanzaba hacia Cuyo, y envió como vanguardia un destacamento bajo el mando de Mariano Acha, quien el 16 de agosto derrotó a un ejército federal en la sangrienta batalla de Ancago.

Tras la muerte del emperador Francisco I de Austria, los primeros versos del himno austríaco tuvieron que ser alterados para referirse a su sucesor, Fernando I:

Segen Öst'reichs hohem Sohne
Unserm Kaiser Ferdinand!
Bendiciones para el mayor hijo de Austria,
¡nuestro emperador Fernando!

Sin embargo, el 26 de agosto, mientras estaba de vacaciones en la isla de Helgoland, en el mar del Norte (entonces británica), un poeta y profesor de lengua y literatura alemanas en la universidad de Berlín llamado August Heinrich Hoffmann von Fallersleben decidió poner una nueva letra al himno que Haydn había dedicado a "su buen emperador Francisco". Con la nueva letra, el himno pasó a ser conocido como la Deutschlandlied (la canción de Alemania), y constaba de tres estrofas, la primera de las cuales dice así:

Deutschland, Deutschland über alles,
Über alles in der Welt,
Wenn es stets zu Schutz und Trutze
Brüderlich zusammenhält;
Von der Maas bis an die Memel,
von der Etsch bis an den Belt:
Deutschland, Deutschland über alles,
Über alles in der Welt!
Alemania, Alemania sobre todo,
sobre todo en el mundo,
si siempre, para la protección y la defensa,
se aúna fraternalmente,
desde el Mosa hasta el Niemen,
desde el Adigio hasta el Belt,
¡Alemania, Alemania sobre todo,
sobre todo en el mundo!

El Mosa nace en Francia, atraviesa Bélgica y desemboca en los Países Bajos. Si Napoleón había propuesto el Rin como "frontera natural" entre Francia y Alemania, los nacionalistas alemanes proponían el Mosa. El Niemen es el río sobre el que Napoleón se entrevistó con el zar Alejandro I antes de firmar la paz de Tilsit, y marcaba la frontera entre Rusia y Prusia. El Adigio es el segundo río más largo de Italia (tras el Po) y desemboca en el Adriático, junsto donde empieza la península itálica (pero dejando al norte Venecia, el Milanesado, etc.). El Belt es uno de los estrechos que comunican el mar del Norte con el mar Báltico y, como frontera entre Alemania y Dinamarca, supondría considerar alemana la mitad meridional de la península de Jutlandia, es decir, los ducados de Schleswig y Holstein, a la sazón bajo la soberanía del rey de Dinamarca. Así, la Alemania unida de Hoffmann se extendía desde más allá de la frontera con Francia hasta la frontera rusa (incluyendo a Polonia) y desde el norte de Italia hasta más allá de la frontera con Dinamarca, (incluyendo al imperio Austríaco).

Ese mismo día, unos 2.500 británicos derrotaron a un ejército chino de entre 5.000 y 10.000 hombres en Amoy.

Bolivia pasaba por un estado de anarquía. A mediados de año el presidente Velasco había sido sustituido por Sebastián Ágreda, pero éste a su vez no había durado más de un mes en el poder, y había sido sucedido por Mariano Enrique Calvo Cuéllar, que había sido el último vicepresidente del gobierno de Santa Cruz y ahora se convertía en el primer presidente civil de Bolivia. Se encontró el país dividido entre los partidarios de Santa Cruz y los de Velasco. El presidente peruano, Agustín Gamarra, aprovechó esta precaria situación del país vecino para desempolvar su antiguo plan de anexionar Bolivia a Perú y cruzó la frontera boliviana al frente de un ejército.

Las elecciones en Gran Bretaña dieron la victoria a los tories, que por aquella época empezaban a reclamar el nombre de conservadores (aunque aún hoy en día se les sigue llamando coloquialmente tories). El 30 de agosto el vizconde de Melbourne terminó su mandado como primer ministro para ser sucedido por sir Robert Peel.

En septiembre sir George Napier, el gobernador británico de Sudáfrica, comunicó a los bóers de la república de Natalia que el gobierno británico declinaba reconocer la independencia de la república, pero que estaría dispuesta a llegar a un acuerdo si aceptaban la presencia de un ejército británico como defensa contra otras potencias europeas.

Henry Clay había preparado un nuevo proyecto de ley para resucitar el Banco de los Estados Unidos, más moderado, con la esperanza de que no chocara con los escrúpulos demócratas del presidente Tyler, y el 10 de septiembre fue aprobado por el Congreso, pero el presidente volvió a vetarlo. El 11 de septiembre todos los miembros del gabinete de Tyler (heredado de Harrison) dimitieron, excepto Daniel Webster, que ocupaba la secretaría de Estado y a la sazón se encontraba en Gran Bretaña negociando un acuerdo sobre la frontera entre Maine y Canadá, la única parte de la frontera septentrional estadounidense al este de las montañas rocosas que estaba en disputa, especialmente desde las tensiones generadas por el asunto del Caroline. Quedaba ya claro que la política estadounidense se encontraba en una situación insólita: Tyler había accedido a la presidencia con el apoyo de los whigs, pero había perdido completamente este apoyo, y tampoco contaba con el de los demócratas, que lo tenían por traidor desde que aceptó presentarse a las elecciones con el partido rival. En definitiva: el presidente carecía de todo apoyo parlamentario, pero la ley le permitía seguir en el cargo, vetar las decisiones del Congreso y elegir su gabinete de gobierno. En cualquier otro país se habrían producido disturbios que habrían terminado por derribar ilegalmente al presidente, pero eso era impensable en los Estados Unidos.

Atacado por otro ejército federal, Mariano Acha resistió durante tres días, hasta que se rindió bajo la promesa de que su vida sería respetada, pero el 16 de septiembre fue fusilado por la espalda y su cabeza fue cortada y expuesta en una pica, como venganza por haber capturado años antes a Manuel Dorrego y haberlo entregado a Lavalle.

El presidente chileno José Joaquín Prieto fue sucedido por su sobrino Manuel Bulnes, que tomó posesión del cargo el 18 de septiembre.

El 19 de septiembre Menuel Oribe derrotó rotundamente a Juan Lavalle en la batalla de Famaillá. Lavalle logró huir del campo de batalla.

El 24 de septiembre Lamadrid se enfrentó a Ángel Pacheco en la batalla de Rodeo del Medio. Ambos bandos tuvieron muchas bajas, y nuevamente los unitarios sufrieron una grave derrota. Perseguido por Pacheco, Lamadrid llevó al resto de su ejército a cruzar los Andes, donde perdió aún más hombres.

La invasión peruana hizo que las distintas facciones bolivianas se unieran bajo la dirección del general José Ballivián, que el 27 de septiembre derrocó a Mariano Calvo y, convertido en el nuevo presidente de Bolivia, se dispuso a repeler la invasión.

Ante la escalada de revueltas federalistas en México, varios generales se rebelaron contra el gobierno de Anastasio Bustamante y, cómo no, Santa Anna se unió a ellos. El 28 de septiembre firmaron las bases de Tacubaya, por las que se comprometían a derrocar a Bustamante, nombrar un presidente interino y designar una junta que convocara elecciones de diputados para un congreso constituyente que redactara una constitución federalista.

El 1 de octubre fue proclamada oficialmente la República de Yucatán.

Mientras tanto los británicos capturaban Tinghai, la capital de las islas Chusan, en China.

Nueva Zelanda fue convertida en una colonia británica independiente de Nueva Gales del Sur.

La ex regente de España María Cristina de Borbón estaba financiando desde París una revuelta contra Espartero, que fue organizada por políticos y militares españoles que la habían acompañado al exilio, entre ellos Francisco Javier de Istúriz y Leopoldo O'Donell. Espartero tuvo noticias de los preparativos, lo que forzó a O'Donell a actuar antes de lo previsto y se presentó en Pamplona dispuesto a sublevar a los carlistas. Los días siguientes se produjeron sublevaciones similares en Zaragoza, Bilbao y Vitoria, y seguidamente la de Ramón María Narváez en Sevilla. Sin embargo, Espartero no tuvo dificultad en sofocar todas las revueltas. El 6 de octubre el pretendiente don Carlos negó toda implicación en una conspiración de cuyo fracaso ya nadie dudaba. El 7 de octubre hubo un intento de tomar el palacio real, pero también fue abortado. O'Donell y Narváez lograron huir a Francia junto a María Cristina, mientras que otros cabecillas fueron arrestados y fusilados.

El 9 de octubre los federales argentinos atacaron la casa donde se escondía Juan Lavalle sin saber que se encontraba allí (buscaban a otra persona). Se produjo un tiroteo en el que murió Lavalle, pero los federales se marcharon sin haberlo reconocido. Sus partidarios lograron llevar sus restos hasta Bolivia, donde llegó también lo que quedaba de su ejército.

El 10 de octubre Santa Anna ocupaba de nuevo la presidencia de México. Bustamante se exilió en Europa.

Mientras tanto unos 2.000 británicos derrotaban a más de 8.000 chinos en Chinhai. Como de costumbre, las bajas británicas fueron mínimas (3 muertos y 16 heridos), mientras que las chinas fueron cuantiosas.

La tensión entre Gran Bretaña y los Estados Unidos por el proceso contra Alexander McLeod abierto por el Estado de Nueva York terminó cuando el 12 de octubre el trubunal lo absolvió de todos los cargos, considerando que no era más que un borracho y negando todo valor a su confesión de habar matado al soldado estadounidense durante el incendio del Caroline. Ambos países pudieron presentarse frías excusas por la parte que les tocaba y el asunto se dio por zanjado.

El 19 de octubre el ejército peruano ocupaba La Paz.

Karl Marx fue nombrado editor del Rheinische Zeitung y se instaló en Colonia. Bajo su dirección, el carácter subversivo del periódico se acentuó notablemente, hasta el punto de que el gobierno le impuso una doble, y después triple censura.

El 4 de noviembre Santa Anna emitió un decreto por el que eliminaba todas las medidas que Bustamante había tomado contra el Estado de Tabasco e inició negociaciones en las que prometió la vuelta al federalismo.

En Afganistán los contrarios a la ocupación británica se estaban agrupando en torno a Mohammad Akbar Khan, el hijo del depuesto Dost Mohammad. El gobernador británico, William Hay Macnaghten, permitió a los soldados que llevaran a sus familias a Afganistán, lo cual enfureció a los afganos, pues daba a entender que la ocupación británica iba a ser larga. Un oficial británico y sus ayudantes fueron asesinados por la muchedumbre en Kabul. Los británicos no tomaron represalias y esto animó a los rebeldes. El 9 de noviembre los afganos tomaron un fuerte británico mal defendido en el que los británicos almacenaban suministros en Kabul.

Ese mismo día llegó a las Bahamas (a la sazón colonia británica) el Creole, un  barco que había salido de Virginia con rumbo a Nueva Orleans y que transportaba más de un centenar de esclavos negros. Dos días antes, diecinueve de ellos se habían amotinado y habían puesto rumbo a las Bahamas. Durante la revuelta murió un tratante de esclavos. A instancias del cónsul estadounidense, los esclavos fueron arrestados, pero, tras una investigación todos fueron puestos en libertad excepto los diecinueve que habían participado en el motín, que fueron encarcelados bajo acusación de asesinato. El secretario de Estado estadounidense, Daniel Webster, reclamó a Gran Bretaña la totalidad de los esclavos en calidad de propiedad estadounidense, pero la ley británica no reconocía la esclavitud, así que no respondió a la petición. Al cabo de unas semanas los 19 esclavos prisioneros fueron liberados también. En el seno de los Estados Unidos el caso provocó las imaginables tensiones entre esclavistas y abolicionistas.

El 16 de noviembre Karl Marx recibió en Colonia la visita de un joven de veintidós años llamado Friedrich Engels. El año anterior había llegado a Berlín como artillero del ejército prusiano, y allí había entrado en contacto con la izquierda hegeliana. Absorbió de tal forma sus planteamientos radicales que su padre decidió enviarlo a Manchester, a trabajar en la fábrica textil Ermen and Engels, de la que su padre era accionista. Confiaba en que la necesidad de ganarse la vida le sacaría de la cabeza los pájaros que le habían entrado en Berlín. De camino, Engels visitó la editorial del Rheinische Zeitung para ofrecerse como colaborador. Durante los meses siguientes Engels envió artículos sobre su experiencia en Gran Bretaña, especialmente sobre el trabajo infantil, el empobrecimiento de los trabajadores, las lamentables condiciones de trabajo y las largas y abusivas jornadas laborales.

El 18 de noviembre el presidente boliviano Jose Ballivián, al frente de algo menos de 4.000 hombres, derrotó a los 4.500 del peruano Agustín Gamarra en la batalla de Ingavi, en la que éste resultó muerto. Manuel Menéndez asumió la presidencia provisional de Perú.

El 24 de noviembre la flota argentina reanudaba el bloqueo a Montevideo.

El 28 de noviembre el unitario argentino José María Paz se enfrentó al gobernador de Entre Ríos, Pascual Echagüe, en la batalla de Caaguazú. Paz contaba con unos 3.000 hombres, mientras que su enemigo tenía 5.000. Pese a ello, Paz obtuvo una espectacular victoria en la que perdió únicamente a 53 de sus hombres, frente a las más de 1.300 bajas que contó Echagüe. Poco después Paz se hizo nombrar gobernador de Entre Ríos.

El 29 de noviembre representantes de Santa Anna llegaron a un acuerdo con la República de Yucatán para que se reincorporara al Estado Mexicano.

El 9 de diciembre la flota uruguaya marchó contra la argentina dispuesta a romper el bloqueo, pero, tras cuatro horas de combate, se retiró dejando atrás uno de sus barcos, que finalmente fue capturado por los argentinos. Unas semanas después, considerando que el alto coste de mantener una flota no era compensado por ningún éxito significativo, Fructuoso Rivera decidió desmantelar su flota y dejar a Argentina la supremacía naval.

Las elecciones presidenciales texanas dieron la victoria a Sam Houston, que fue investido el 12 de diciembre.

El ejército boliviano logró expulsar a los peruanos de sus fronteras para a continuación invadir Perú. Los peruanos organizaron milicias para contener y expulsar a los bolivianos.

Los británicos trataban de negociar con el afgano Akbar Khan ofreciéndole el título de visir a cambio de que consintiera la ocupación británica. Al mismo tiempo, trataban de incentivar su asesinato mediante sobornos. El 23 de diciembre el gobernador Macnaghten tenía que entrevistarse personalmente con Akbar Khan, pero fue capturado por sus hombres junto con tres oficiales que lo acompañaban. Los cuatro fueron asesinados y el cuerpo de Macnaghten fue arrastrado por las calles de Kabul y expuesto en el bazar. El mando pasó al general William Elphinstone, que al verse asediado por las fuerzas de Akbar aceptó de éste un salvoconducto para retirarse a la India.

El presidente costarricense Braulio Carrillo se había proclamado Jefe vitalicio e inamovible del Estado. Los liberales pidieron ayuda a Francisco Morazán, que se encontraba en Perú, y poco después embarcó de nuevo hacia Centroamérica.

El 27 de diciembre Franz Lizst dio un concierto en Berlín, donde recibió una acogida tan calurosa como nunca se le había dado antes a otro artista. Fue el primer artista que tuvo "fans" en el sentido moderno del término. Durante los años siguientes, sus admiradores se peleaban en toda Europa para quitarle los guantes, los pañuelos de bolsillo, o incluso mechones de cabello. Se cuenta que una mujer guardó en un estuche una colilla que había arrojado a la calle, en el que hizo dibujar con diamantes las inciales F.L.

En 1842 los negros del Amistad fueron devueltos finalmente a África.

La noche del 7 de enero una milicia peruana atacó el poblado de Taracapá, donde había acampado una división de unos cien soldados bolivianos, que al verse atacados se atrincheraron en el cabildo. Tras varias horas de intercambio de disparos unos cuarenta de ellos fueron hechos prisioneros y el resto había muerto.

Ese mismo día se estrenó en París el Stabat Mater de Rossini. Una semana antes del estreno, la revista de Schumann Neue Zeitschrift für Musik había publicado un artículo firmado con el pseudónimo H. Valentino cuyo autor confesaba no entender la popularidad del compositor italiano: "¡Es extraordinario!, por mucho que viva este hombre, siempre está de moda. Además se quejaba de que Rossini, como muchos otros compositores, se adaptaba a los gustos populares sin más finalidad que ganar dinero. El autor era Richard Wagner, que, a sus veintinueve años, vivía en un pueblecito a las afueras de París para esquivar mejor las leyes contra los deudores. Hacía ya dos años que había terminado su tercera ópera: Rienzi, pero la Ópera de París se la había rechazado. Ni siquiera había logrado un empleo como director de orquesta. Actualmente estaba trabajando en una nueva ópera: El holandés errante.

Pese a las críticas de Valentino, Rossini obtuvo un éxito rotundo en París, y más tarde en Bolonia, donde invitó a Gaetano Donizetti para que dirigiera el estreno.

Felix Mendelssohn compusó una suite de música incidental para el Sueño de una noche de verano, obra para la cual ya había compuesto una obertura dieciséis años atrás, que se convirtió en la primera pieza de la suite y cuyos temas reaparecen en las restantes. Por esa época acabó también su sinfonía escocesa.

William Elphinstone había salido de Kabul con todas sus tropas dejando atrás algunos enfermos y heridos, para los que Akbar Khan había garantizado protección. Sin embargo, apenas habían salido de la ciudad los últimos soldados, los hombres de Akbar Khan entraron en Kabul y mataron a todos los británicos. El 8 de enero la columna británica entró en un desfiladero de 24 kilómetros de largo. En lugar de apresurarse a atravesarlo, Elphinstone ordenó un descanso cuando apenas habían recorrido la tercera parte. Los afganos tuvieron tiempo de tomar posiciones y al día siguiente, el 9 de enero, dispararon a los indefensos británicos desde ambos lados del desfiladero. Al llegar la noche unos 3.000 británicos habían muerto por los disparos, de frío o suicidándose. Unos pocos desertaron y trataron de regresar a Kabul, pero todos cayeron víctimas de los afganos. Elphinstone, conmocionado, estaba montado en su caballo sin dar órdenes. El 11 de enero algunas mujeres desertaron también y se ofrecieron como rehenes a Akbar Khan. Éste mantuvo con vida a las mujeres de oficiales, por las que pidió rescates, y asesinó a las mujeres indias, por las que no podía obtener nada. Ese mismo día Akbar Khan convenció a Elphinstone y a su segundo al mando para que se entregaran también como rehenes. La historia militar británica recuerda ese momento como uno de los más vergonzosos: dos oficiales abandonaron a sus subordinados a una muerte segura. El 12 de enero los soldados restantes, ahora bajo el mando del brigadier Thomas John Anquetil, se enfrentaron en un ataque desesperado a un ejército afgano que les cerraba el paso. Sólo unos pocos hombres (menos de cuarenta) atravesaron el bloqueo, y carecían de municiones y alimentos. El 13 de enero los supervivientes estaban rodeados y los afganos los invitaron a rendirse. Se dice que un sargento contestó "Not bloody likely!", que es una forma muy fina y británica de decir groseramente "¡Ni hablar!", y todos fueron asesinados excepto nueve prisioneros. Sólo un británico logró llegar al campamento británico de Jalalabad. Se llamaba William Brydon, y se dice que cuando se le preguntó dónde estaba el ejército británico respondió: "yo soy el ejército". Así terminó la masacre del ejército de Elphinstone, en la que murieron unas 16.500 personas, de las cuales 12.000 eran civiles. También sobrevivieron algunas mujeres cautivas, que fueron liberadas posteriormente previo pago de un rescate.

En febrero José María Paz, entonces gobernador de Entre Ríos, reunió a Fructuoso Rivera, el presidente de Uruguay, con Pedro Ferré, el gobernador de Corrientes, y Juan Pablo López, el gobernador de Santa Fe (que era federalista, pero se había enemistado con Rosas y ahora cambiaba de bando) para formar un estado, el Uruguay Mayor, con la unión de estos cuatro territorios, al que se uniría la república de Río Grande do Sul, según negociaciones previas realizadas por Rivera.

El 28 de febrero el gobernador general de la India, lord Auckland, tuvo que dejar su cargo por enfermedad, y fue reemplazado por Edward Law, lord Ellenborough, con instrucciones de restablecer la paz en Afganistán.

El 9 de marzo se estrenó en La Scala de Milán Nabucco, de Giuseppe Verdi, y tuvo un éxito abrumador entre el público, aunque la crítica la recibió un poco más fríamente. Quien no ahorró ataques contra ella fue Otto Nicolai, que declaró que "las óperas de Verdi son horribles, orquesta como un loco, técnicamente ni siquiera es un profesional, debe de tener el corazón de un burro y, desde mi punto de vista, es un compositor lamentable y despreciable". El hecho es que Nabucco sigue representándose hoy en día, cosa que no puede decirse de las óperas de Nicolai.

El 10 de marzo un ejército de unos 5.000 chinos trató de tomar a los británicos la ciudad de Ningbo, pero fue rechazado. Los chinos sufrieron más de quinientas bajas, mientras que los británicos apenas tuvieron cinco heridos. El 15 de marzo unos 8.000 chinos se enfrentaron en Cixi a poco más de un millar de británicos, pero el resultado fue similar: un millar de chinos muertos frente a tres británicos.

Ese mismo día lord Ellenborough tomó posesión como gobernador de la India y, pese a sus órdenes de pacificar Afganistán, al enterarse de la masacre del ejército de Elphinstone, consideró que antes de cualquier negociación de paz era necesario tomar represalias.

También fue el día del fallecimiento del compositor Luigi Cherubini.

El 22 de marzo Stendhal sufrió un ataque de apoplejía mientras paseaba por París. Murió al día siguiente.

Las elecciones al Congreso de los Estados Unidos devolvieron la mayoría a los demócratas en la Cámara de Representantes (en el Senado era más difícil, porque sólo se renovaba la tercera parte). Por ello, el 31 de marzo Henry Clay renunció al Senado para reconstruir el partido whig.

Sin el apoyo británico, el emir afgano Shuja Sha no duró mucho. Fue asesinado el 5 de abril.

Francisco Morazán llegó a Centroamérica, donde se las arregló para movilizar a sus partidarios y reunió una pequeña flota y un ejército de unos 500 hombres. Con ellos desembarcó en Costa Rica el 7 de abril. Braulio Carrillo envió un ejército contra él, pero Morazán logró atraerlo a su causa sin llegar a combatir. El 13 de abril sus fuerzan entraban en San José. Carrillo aceptó ceder el poder a Morazán y marchó al exilio. Seguidamente se convocó una asamblea constituyente.

En el pequeño Estado de Rhode Island se venía desarrollando una insólita crisis política. Su constitución estatal apenas había evolucionado, y sólo tenían derecho a voto los propietarios de una cierta cantidad de tierras, requisito que cumplía menos de la mitad de los varones adultos. Hacía ya dos años que un abogado (con derecho a voto) llamado Thomas Wilson Dorr había organizado un Partido del Pueblo para extender el derecho a voto como ya se había hecho en otros Estados. Sus miembros habían redactado una nueva constitución que reconocía el derecho a voto a todos los blancos adultos varones. Cuando se convocaron las elecciones gubernamentales el Partido del Pueblo organizó sus propias votaciones y el 18 de abril eligió a Dorr como gobernador. Las elecciones oficiales dieron la victoria a Samuel Ward King, quien declaró a Dorr en rebeldía e impuso la ley marcial. Ambas partes apelaron al presidente Tyler, quien trató de llegar a un consenso.

El 23 de abril murió William Elphinstone, todavía prisionero de Akbar Khan.

El año anterior los bóers de Natalia habían atacado a los Xosa, que eran aliados británicos, así que sir George Napier, el gobernador británico en Sudáfrica, consideró que la república de Natalia no podía conservar su independencia sin comprometer los intereses británicos en la región. Por ello, a finales de año había anunciado su intención de ocupar militarmente Port Natal. El 4 de mayo llegó a la ciudad una guarnición británica bajo el mando del coronel T. Charlton Smith, con instrucciones de ocupar la plaza. Los bóers no les permitieron entrar y exigieron que se retiraran de su territorio.

El 6 de mayo un desconocido disparó contra Liburn Boggs, el gobernador de Missuri que había expulsado a los mormones de su Estado y encarcelado a Smith. Durante un tiempo se creyó que había muerto, pero salvó su vida milagrosamente.

Por esa época Joseph Smith se había convertido en el amo del gallinero. Ese año estrenó una nueva casa, la Mansion House. Rodeado exclusivamente de sus descerebrados seguidores, su autoridad, tanto política como religiosa, era indiscutida, lo cual le permitió desarrollar cínicamente sus teorías sobre "las esposas plurales". Desde el año anterior se había casado ya al menos ocho veces, y antes de que terminara el año se casaría otras tantas. He aquí el testimonio de Lucy Walker, una de sus "esposas" (de dieciséis años):

En 1842 el presidente Joseph Smith pidió una entrevista conmigo, y dijo: "Tengo un mensaje para ti: Dios me ha ordenado que tome una nueva esposa, y tú eres la elegida". [...] Me preguntó si yo creía que él era un profeta de Dios [...] me explicó completamente el principio del matrimonio plural o celestial [...] que proporcionaría una bendición eterna sobre la casa de mi padre [... Joseph le aconsejó rezar] para que la tumba me recibiera gratamente, para que pudiera encontrar descanso en el regazo de mi querida [recientemente fallecida] madre. [... El matrimonio] no fue por amor, al menos no lo fue por mi parte, sino que fue la entrega de mí misma como sacrificio para establecer el grande y glorioso principio que Dios había revelado al mundo.

No obstante, Smith llevaba sus matrimonios plurales con la mayor discreción, cosa que no podía decirse del alcalde John C. Bennet, que había acuñado el término "matrimonio espiritual", consistente en asegurar a cualquier mujer apetecible (a la par que idiota) que tener un marido por una o varias noches —aunque ya tuviera otro— era una práctica bendecida por Dios y por Joseph Smith. Descubierto dos veces en relaciones adúlteras, terminó siendo excomulgado y se le obligó a retractarse de sus afirmaciones de que Joseph Smith también practicaba la poligamia. Pronto tuvo que abandonar Nauvoo, y afirmó que los danitas habían tratado de asesinarlo. Poco después escribió una Historia de los Santos, en la que acusaba a Smith y a su Iglesia de traición, intento de asesinato, prostitución y adulterio. En realidad, ya hacía un tiempo que corrían rumores de que en Nauvoo se practicaba la poligamia, el adulterio, la homosexualidad y el aborto. Ante estas acusaciones, Emma Smith la (primera) esposa del "profeta", condenó públicamente la poligamia y negó que su esposo la practicara o la aprobara. (Emma no estaba al corriente de los matrimonios de su esposo.) La señora Smith tenía entonces una intensa vida social, pues hacía unos meses se había fundado en Nauvorr una organización filantrópica de mujeres llamada Sociedad de Socorro, de la cual había sido elegida presidente. Además, había transformado en hotel un ala de la Mansion House, de cuya dirección se encargaba personalmente.

Los cartistas presentaron una segunda petición ante el parlamento británico, esta vez respaldada por tres millones de firmas. Nuevamente, el Parlamento rechazó la petición. Los cartistas, cuyo número iba en aumento, promovieron una oleada de huelgas más o menos violentas a lo largo del país, que se prolongaron durante varios meses. Unos 1.500 cartistas fueron arrestados, de los cuales unos 250 fueron condenados a penas de prisión y unos 50 fueron deportados a Australia. Sin embargo, O'Connor y otros dirigentes cartistas sólo fueron hallados culpables de delitos menores, así que el gobierno fracasó en su intento de neutralizarlos.

El 8 de mayo se produjo el primer accidente ferroviario de la historia de Francia. Un tren que salió de Versalles con destino París descarriló, los vagones volcaron, el carbón se incendió y el fuego se extendió a varios vagones cuyos pasajeros estaban encerrados, porque entonces los vagones se cerraban con llave por fuera antes de que arrancara el tren (costumbre que fue abandonada a raíz del suceso). Entre las víctimas estuvo el navegante Jules Dumont D'Urville.

El 18 de mayo la flota británica atacó la ciudad de Zhapu, defendida por una escuadra china y por un ejército de más de ocho mil hombres. Nuevamente, las bajas chinas se contaron por miles, mientras que los británicos no tuvieron más que trece muertos y unos pocos heridos.

Ese mismo día Thomas W. Dorr trató de apoderarse del arsenal de Rhode Island, pero fracasó y tuvo que huir del Estado. El hecho de que sus reivindicaciones fueran más o menos razonables quedaba relegado a un segundo plano desde el momento en que su elección había sido ilegal. Esto, en los Estados Unidos, la condenaba al fracaso poco menos que automáticamente.

Tras más de un año de delicadas negociaciones, el 20 de mayo Bento da Silva Lisboa logró concertar el matrimonio del emperador Pedro II de Brasil con Teresa Cristina de Borbón, hermana del rey Fernando II de las Dos Sicilias. Mientras tanto brotaban nuevas rebeliones contra "las medidas tiránicas del gobierno imperial, que mantenía cautivo al monarca". Surgió una en São Paulo, a la que siguieron otras dos en Minas Gerais y en el propio Rio de Janeiro. No obstante, todas ellas fueron sofocadas en unos meses.

La noche del 23 de mayo el coronel Smith, sin aguardar la llegada de refuerzos, decidió atacar la ciudad bóer de Kongela, pero no tuvo éxito. Smith tuvo que retirarse a su campamento que pronto fue asediado por los bóers.

Ese mismo día murió de difteria en Madrid el escritor José de Espronceda, a los treinta y cuatro años de edad. Acababa de ser elegido diputado para las Cortes generales y estaba a punto de casarse (aunque no con su amante).

El 28 de mayo en un periódico de Nauvoo podía leerse: "Boggs ha sido sin duda asesinado, según las noticias, pero el autor de tan noble acto sigue sin ser conocido". Las investigaciones sobre el intento de asesinato llevaron hasta Orrin Porter Rockwell, un antiguo danita y guardaespaldas de Joseph Smith. John C. Bennet declaró que Smith había ofrecido una recompensa en metálico a cualquiera que asesinara a Boggs, y que Smith había admitido ante él que Rockwell era el asesino. También hubo quien atestiguó que Smith había profetizado la muerte de Boggs (lo cual es bastante probable, ya que la profecía no se cumplió). Rockwell fue juzgado y absuelto de las acusaciones.

Los peruanos lograron expulsar de su territorio al ejército boliviano. La mediación diplomática chilena permitió que el 7 de junio se firmara el Tratado de Puno, que ponía fin a la guerra.

Charles Wilkes había dejado la costa occidental norteamericana para atravesar el Pacífico y regresar a Nueva York dando la vuelta al mundo. Estuvo de vuelta el 10 de junio. La expedición había cartografiado la costa de Oregón, había explorado unas 280 islas y había recolectado unos 60.000 ejemplares de aves y plantas, además de semillas de numerosas plantas exóticas.

El 16 de junio los británicos derrotaron una vez más a los chinos en Wusong, lo que les abrió el camino hasta Shanghai, que fue tomada el 19 de junio.

El 26 de junio el coronel Smith fue librado del asedio de los bóers por la llegada del coronel Josias Cloete con nuevos refuerzos.

El 13 de julio murió accidentalmente el duque Fernando Felipe de Orleans, el heredero del rey Luis Felipe I de Francia. Los caballos de su carruaje se desbocaron y se rompió la cabeza cuando trató de saltar al suelo. Su hijo Felipe, de cuatro años, pasó a ser el nuevo heredero. La situación de la monarquía francesa se volvía delicada, pues Luis Felipe I tenía ya sesenta y nueve años, y no era probable que fuera a vivir hasta la mayoría de edad de su nieto. Si ya con su presencia la política francesa era cada vez más turbulenta, con un rey menor de edad podía pasar cualquier cosa.

El 17 de julio El Salvador, Honduras y Nicaragua firmaron el pacto de Chinandega, por el que se establecía una Confederación de Centroamérica que tendría una política exterior común. Guatemala fue invitada a integrarse pero Rafael Carrera se negó a hacerlo. Por otro lado, tanto Guatemala como los Estados de la Confederación recelaban de Francisco Morazán, que desde Costa Rica amenazaba con resucitar la Federación Centroamericana.

El 21 de julio los británicos derrotaron nuevamente a los chinos en Zhenjiang.

En agosto un ejército británico bajo el mando del general William Nott tomó la ciudad afgana de Gazni tras haberse dedicado al pillaje en la región. Sus fortificacione fueron derribadas. Mientras tanto, el general George Pollock derrotaba a Akbar Khan.

En México, Santa Anna había hecho elegir un nuevo Congreso, pero, en contra de lo que había prometido, instó a sus diputados a que evitaran el federalismo. Como consecuencia, la república de Yucatán se negó a acatar la soberanía mexicana. Santa Anna envió entonces una escuadra que tomó la isla del Carmen, desde donde se dispuso a atacar el resto de la península.

El 9 de agosto Daniel Webster terminó las negociaciones del que fue conocido como tratado de Webster-Ashburton, que fijaba la frontera entre los Estados Unidos y Canadá hasta las montañas Rocosas. Al oeste se encontraba el territorio de Oregón, prácticamente desocupado, sobre el que se prefirió no concretar nada de momento.

De los más de mil guerreros semínolas que había cuando comenzó la guerra, siete años atrás, ya no quedaba más de un centenar. Los demás habían sido exterminados o convencidos para emigrar al oeste. A ellos se oponían 40.000 soldados y milicianos. El coronel Worth recomendó al gobierno llegar a un acuerdo con los indios por el que se pondría fin a la guerra si éstos se comprometían a residir en una reserva al sur de la península de Florida. Su propuesta fue aceptada tanto por el gobierno como por los jefes semínolas, y el 14 de agosto Worth dio por terminada la guerra (si bien nunca se llegó a firmar un tratado de paz). Inmediatamente el gobierno estadounidense aprobó una ley para incentivar la colonización del territorio (la ley distribuía tierra gratuitamente a todos los colonos dispuestos a construirse una casa en ella, iniciar cultivos y defender por sí mismos sus propiedades). Unos pocos semínolas no aceptaron las condiciones del alto el fuego, pero fueron capturados antes de final de año. Poco después todos los semínolas que seguían en florida (unos trescientos en total, contando mujeres y niños) estaban en la reserva establecida y no eran ya ninguna amenaza. La segunda guerra semínola fue la guerra más cara que los Estados Unidos habían librado contra los indios. Su coste se estima en unos veinte millones de dólares de la época, además de unas 1.500 vidas (sin contar las de los indios, naturalmente).

Un general peruano llamado Juan Crisóstomo Torrico, que había marchado al exilio el año anterior por haber conspirado contra Gamarra, aprovechó una amnistía decretada por el presidente Menéndez para regresar a Perú y dar un golpe de estado, que el 16 de agosto lo convirtió en el nuevo Jefe Supremo de la nación.

Ese mismo día la flota argentina de Guillermo Brown derrotó en el río Paraná a una nueva flota uruguaya, que había sido puesta bajo el mando del italiano Garibaldi. Éste ordenó quemar sus naves para evitar que cayeran en manos enemigas.

Tras la reciente cadena de humillantes derrotras frente a los británicos, el emperador Daoguang engargó a Qiying negociar un tratado de paz, y el 29 de agosto éste firmó el tratado de Nanking a bordo del barco de guerra Corwallis, anclado frente a la ciudad de Nanking. El tratado abría al comercio británico cinco puertos: Cantón, Amoy, Fuzhou,  Ningbo y Shanghai, en los que el comercio sería libre (y en particular, se permitiría la importación de opio). El Imperio Británico adquiría el derecho de enviar cónsules a estos puertos, que podrían comunicarse directamente con las autoridades chinas locales. Los británicos residentes en China estarían sometidos a la legislación británica y serían juzgados por las autoridades consulares. China debía pagar seis millones de dólares en plata por el opio confiscado por Lin Zexu, tres millones por las deudas que los comerciantes chinos de Hong Kong tenían contraídas con los británicos y otros 12 millones por los costes de la guerra. En total, veintiún millones de dólares que se pagarían en tres años. Además, todos los prisioneros de guerra británicos debían ser liberados y el gobierno chino debía conceder una amnistía a todos los chinos que hubieran colaborado con los británicos durante la guerra. Además, China cedía Hong Kong a Gran Bretaña a perpetuidad. Como justa contrapartida, los británicos retirarían sus ejércitos de China. Por esa época China contaba con más de cuatrocientos millones de habitantes, de los que unos dos millones eran adictos al opio.

Ese mismo día el Congreso de los Estados Unidos aprobó una ley por la que los extranjeros acusados de crímenes cometidos bajo la autoridad de un gobierno extranjero caerían bajo la jurisdicción federal. Se trataba de evitar que se repitiera un caso similar al del canadiense McLeod, que estuvo a punto de suscitar un conflicto diplomático porque Gran Bretaña sólo podía tratar legalmente con el gobierno federal y éste no podía intervenir en el caso por quedar bajo la jurisdicción del Estado de Nueva York.

La derrota China en la guerra del Opio alarmó a los japoneses, que ese mismo año derogaron las leyes que ordenaban repeler todo barco extranjero que se aproximara a sus costas y permitir el aprovisionamiento de barcos extranjeros. De hecho, hasta ese momento la ley establecía que todo extranjero hallado en territorio japonés debía ser ejecutado. A partir de ese momento, balleneros británicos, neerlandeses y estadounidenses empezaron a llegar a costas japonesas para repostar. No obstante, las autoridades japonesas no permitieron ninguna clase de comercio al por mayor.

En septiembre el ejército británico retomaba Kabul. Un mes más tarde, tras haber recuperado todos los rehenes y haber destruido el bazar principal de la ciudad como venganza por la masacre del ejército de Elphinstone, los británicos abandonaron el país y liberaron a Dost Mohammad Khan.

Aunque Francisco Morazán había contado inicialmente con muchos partidarios a su llegada a Costa Rica, empezó a perderlos tan pronto como los costarricenses comprendieron que pretendía restablecer la Federación Centroamericana. Eso implicaría una guerra y los costarricenses no creían que su país estuviera preparado para resistirla. Por ello el 11 de septiembre estalló una revuelta popular en San José encabezada por el portugués Antonio Pinto Soares. Morazán tuvo que atrincherarse en su cuartel general, asediado por un millar de hombres, y, tras varios días de resistencia, pudo romper el sitio y huir de la capital.

Ese mismo día un ejército de un millar de mexicanos bajo el mando del mercenario francés Adrián Woll cruzó la frontera de Texas y ocupó la ciudad de San Antonio sin apenas resistencia.

El príncipe Miguel III de Servia estaba a punto de cumplir los diecinueve años. Su juventud e inexperiencia hicieron que su gobierno resultara desastroso, hasta que el 14 de septiembre fue derrocado por un alzamiento que dio el poder a Alejandro Karadordevic. Tanto Rusia como el Imperio Otomano reconocieron el cambio.

Traicionado por su amigo Pedro Mayorga, Francisco Morazán fue capturado junto con varios oficiales leales, que fueron juzgados y fusilados el 15 de septiembre.

El 18 de septiembre la milicia texana se enfrentó al ejército mexicano que había ocupado San Antonio. Los mexicanos contaban con uno o dos cañones a los que los texanos no pudieron hacer frente. El resultado final fue de treinta y seis texanos muertos y quince prisioneros. Unos días después Woll regresó triunfante a México.

El 27 de septiembre una junta de notables eligió como Jefe Supremo provisional de Costa Rica a José María Alfaro Zamora.

En Perú el general Francisco de Vidal se alzó en armas contra el usurpador Juan Crisóstomo Torrico. El 17 de octubre ambos generales se enfrentaron en la batalla de Agua Santa, donde Torrico fue completamente derrotado y tuvo que marchar nuevamente al destierro. Torrico había dado asilo al neogranadino José María Obando, que ahora tuvo que acompañarlo al exilio.

Las noticias sobre la ocupación mexicana de Texas llegaron hasta Lima, donde se encontraba el comodoro Thomas ap Casteby Jones, quien recibió el falso informe de que había estallado la guerra entre México y los Estados Unidos y que Gran Bretaña pretendñia ocupar California. Inmediatamente partió hacia el sur con su flota y el 19 de octubre tomó Monterrey, la capital de California, sin derramamiento de sangre, pues la guarnición mexicana de la ciudad se rindió sin combatir. Inmediatamente fue informado de que no se había declarado guerra alguna, tras lo cual presentó excusas y se marchó por donde había venido.

Meyerbeer había logrado recomendar a Richard Wagner ante el rey Federico Augusto II de Sajonia, y gracias a ello Rienzi se estrenó en Dresde con bastante éxito el 20 de octubre, a pesar de que la representación duró seis horas (contando los descansos). Se cuenta que, temiendo que el público se marchara, Wagner paró el reloj que había sobre el escenario. Rienzi era una grand opéra con claras influencias de Meyerbeer.

El 25 de octubre se volvieron a reunir Fructuoso Rivera, José María Paz, Pedro Ferré y José Antonio López, pero el proyecto de formar el Uruguay Mayor empezó a desmoronarse por las tensiones que surgieron entre ellos: Ferré no quería reconocer a Paz como gobernador de Entre Ríos, pues entonces no podía exigir a esta provincia una indemnización por la guerra que Corrientes había librado contra ella. Finalmente, Paz se retiró a Montevideo cuando los demás acordaron conceder el mando supremo del ejército a Rivera.

El 26 de octubre Santa Anna decidió retirarse una vez más y dejó el gobierno en manos de Nicolás Bravo. Éste hizo encarcelar a los diputados federalistas, disolvió el congreso y nombró una nueva Junta Legislativa de 68 miembros que mantuvo el régimen centralista.

El 10 de noviembre el obispo de Filadelfia escribió una carta a las autoridades educativas para pedir que los niños católicos pudieran leer la versión católica de la Biblia en las escuelas, así como que fueran eximidos de cualquier otra educación religiosa (protestante) en las mismas. Como respuesta, se acordó que cada niño leería la versión de la Biblia que los padres eligieran y que ninguno sería forzado a participar en actividades religiosas.

La república de Yucatán envió una delegación a Tabasco con la propuesta de que ambos estados se unieran en una república independiente de México, pero finalmente, Tabasco aceptó integrarse en México el 2 de diciembre.

En Barcelona se produjo una sublevación ciudadana contra la política librecambista del gobierno. Los militares tuvieron que abandonar sus puestos y refugiarse en el castillo de Montjuich, desde donde el 3 de diciembre bombardearon la ciudad. Numerosos edificios fueron derribados o incendiados. El bombardeo empezó a mediodía y duró hasta la media noche, cuando dos comisiones de ciudadanos concluyeron unas negociaciones iniciadas a las seis de la tarde y la ciudad se rindió. Estos sucesos aumentaron la impopularidad del regente Espartero (que había declarado: "A Barcelona hay que bombardearla al menos una vez cada cincuenta años"). Su autoritarismo se estaba convirtiendo en una dictadura, y muchos de sus partidarios empezaron a abandonarlo.

El 6 de diciembre el ejército de Fructuoso Rivera, aumentado con el de Pedro Ferré hasta contar con 7.500 hombres, se enfrentó a Manuel Oribe en la batalla de Aroyo Grande. Manuel de Rosas (que ese año se había proclamado "Dictador ungido por Dios para salvar la patria", había hecho llegar a Rivera informes falsos según los cuales el ejército de Oribe apenas contaba con armas y caballos, pero la realidad fue que Oribe se presentó con 12.000 hombres bien equipados  y obtuvo una rotunda victoria. Las bajas enemigas se contaron por millares. Rivera tuvo que retirarse hacia Montevideo perseguido por Oribe y Ferré huyó a Paraguay. El 12 de diciembre, después de que la noticia llegara a Montevideo, José María Paz fue puesto al frente de un ejército de reserva para contener a Oribe. Desde ese momento, la guerra se trasladó de Argentina a Uruguay.

El Imperio Británico
Índice La caída de Espartero