HISTORIA











ANTERIOR


EL LIBRO DE MORMÓN

SIGUIENTE

En 1828 el químico sueco Jöns Jakob Berzelius recibió una muestra de un mineral negro no identiricado hallado en una isla noruega. Al examinarlo concluyó que se trataba de un nuevo metal, al que dio el nombre de torio por el dios noruego Tor.

Un químico alemán de 28 años llamado Friedrich Wöhler logró sintetizar urea en su laboratorio. Fue un hallazgo importante, porque los químicos de la época creían que la química de los productos que constituían y producían los seres vivos (la química orgánica) era completamente distinta de la química de las sustancias no asociadas a los seres vivos (la química inorgánica) y que, en particular, una sustancia orgánica como la urea no podía sintetizarse en el laboratorio a partir de sustancias inorgánicas. Dos años atrás, Wöhler había sintetizado aluminio puro, mejorando la técnica de Ørsted, que producía aluminio con un cierto grado de impurezas. Ese mismo año Wöhler logró aislar el itrio.

Abel leyó un tratado de Jacobi sobre transformaciones de integrales elípticas y se dio cuenta de que todos los resultados de Jacobi se deducían fácilmente de su propia teoría. Por aquel entonces estaba trabajando en el problema de cómo determinar si una ecuación dada era o no resoluble por radicales, pero dejó esto de lado para escribir rápidamente varios artículos que demostraban que su teoría de funciones elípticas era superior a la de Jacobi.

En España, Washington Irving publicó su Vida y viajes de Cristóbal Colón, una biografía del descubridor que se hizo muy popular tanto en Europa como en los Estados Unidos. Fue el primer libro que publicó con su nombre auténtico. El libro combina elementos históricos con elementos de ficción, y es responsable en gran parte de la creencia moderna de que en la Edad Media se creía que la Tierra era plana.

Mary Shelley enfermó de viruela. Se repuso a las pocas semanas, pero perdió su belleza (tenía entonces 31 años). Por esas fechas rechazó las proposiciones de un joven escritor francés, estudiante de derecho, llamado Prosper Mérimée, de 25 años. Había ganado cierta celebridad con dos trabajos publicados con nombres falsos: El teatro de Clara Gazul, comedia española, firmada por Joseph Lestrange, y la Guzla, firmada por Hyacinthe Maglanovitch. Recientemente había publicado anónimamente La Jacquerie, escenas feudales y La familia Carvajal.

La provincia británica del Canadá Inferior estaba poblada por unos 120.000 francófonos, mayoritariamente agricultores católicos y unos 10.000 anglófonos protestantes que tenían en sus manos las finanzas, el comercio y el poder ejecutivo. En efecto, la provincia contaba con una asamblea legislativa elegida democráticamente, con mayoría francófona, pero el gobierno colonial británico retenía el poder ejecutivo y controlaba la hacienda pública, por lo que el gobernador lo tenía fácil para dejar inoperantes las leyes votadas por la asamblea. Hacía ya más de una década que se había formado un partido canadiense, opuesto al partido inglés, y que hacía dos años había cambiado su nombre por el de partido patriota. Estaba dirigido por Louis-Joseph Papineau, quien ese año redactó una lista de agravios cometidos por el gobierno colonial británico y que fue presentado en Londres por una delegación canadiense respaldada por 87.000 firmas. No tuvo ninguna repercusión.

Los militares bolivianos decidieron que el presidente Blanco no era el adecuado, así que, seis días después de su nombramiento, el 1 de enero de 1829, lo apresaron y unas horas más tarde lo asesinaron. Inmediatamente iniciaron gestiones para ofrecer la presidencia a Santa Cruz, que se encontraba en Chile, enviado como embajador por el presidente peruano La Mar, ya que no se fiaba de él y quería tenerlo tan lejos como fuera posible.

Unos años atrás, el astrónomo británico James Bradley había tenido una idea con la que esperaba medir la distancia de la Tierra a algunas estrellas. Se trataba de medir la posición de una estrella candidata a estar más cerca que las demás en dos momentos del año, cuando la Tierra ocupara posiciones opuestas en su órbita alrededor del Sol. Según Bradley, la posición de la estrella con respecto a las otras estrellas mucho más lejanas debería ser diferente por la diferencia del punto de vista. Es el mismo fenómeno que se produce si miramos alternativamente con uno y otro ojo un dedo situado en reposo cerca de nuestra nariz: el dedo se mueve aparentemente respecto del fondo. Este desplazamiento se llama paralaje, y midiendo el paralaje de una estrella se puede calcular su distancia mediante trigonometría. Sin embargo, Bradley observó para su sorpresa que todas las estrellas mostraban un desplazamiento sistemático que no dependía de su distancia a la Tierra, sino del movimiento de ésta por su órbita. Bradley interpretó sus resultados como lo que llamó aberración de la luz, que es el mismo fenómeno por el que las gotas de lluvia que caen verticalmente parecen caer oblicuamente cuando nos movemos nosotros. La medición de esta aberración no permitía calcular distancias estelares, pero, por otra parte, permitió a Bradley hacer una estimación de la velocidad de la luz, que fijó en 298.000 km/s (las mediciones más modernas le dan un valor de 299.792,458 km/s). Ese año Bradley presentó su descubrimiento a la Royal Society, aunque la finitud de la velocidad de la luz no fue unánimemente aceptada. En cualquier caso, su idea sobre el paralaje desató una carrera entre los astrónomos a ver quién era capaz de medir primero un paralaje estelar.

El 10 de febrero murió el Papa León XII. Fue sucedido por el cardenal Francesco Castiglioni Ghisleri, de sesenta y ocho años, que adoptó el nombre de Pío VIII.

El 14 de febrero se estrenó en La Scala de Milán La straniera, un nuevo éxito de Vincenzo Bellini. Unos meses después estrenó Zaira en Parma con menor fortuna.

El 27 de febrero Sucre derrotó al presidente peruano de La Mar en la batalla de Tarqui. Al día siguiente, el 28 de febrero, se firmó el tratado de Girón, por el que los peruanos se comprometían a retirarse de Quito. Sin embargo, pronto surgieron desavenencias entre La Mar y Sucre y el tratado no se cumplió. La guerra continuaba.

Un ejército ruso estaba pasando el invierno en Akhaltsikhe, en Georgia, cuando fue asediado por 20.000 soldados turcos. El 4 de marzo, tras casi un mes de asedio, los turcos se vieron obligados a retirarse dejando unos 4.000 muertos.

Ese mismo día Andrew Jackson fue investido presidente de los Estados Unidos. Ciertamente, Jackson trajo otro estilo a la política estadounidense. Fue el primero en invitar a un amplio círculo de amistades a la ceremonia de investidura. Algunos de los asistentes terminaron borrachos y el mobiliario de la Casa Blanca quedó arruinado. En cuestiones de más peso, Jackson fue mucho más activo que sus antecesores a la hora de presentar proyectos de ley al Congreso y ejercer su derecho de veto sobre los que no le gustaban. Otro cambio significativo fue que, hasta entonces, los nuevos presidentes solían conservar a buena parte del equipo gubernamental anterior, aunque simpatizara con otro partido. Daban por hecho que cada cual ejercería competentemente su trabajo, sin que las diferencias partidistas interfirieran en ello. John Quincy Adams ya había tenido algunos problemas a causa de esto, cosa que a Jackson no le iba a suceder. Fue el primero en hacer lo que ahora se considera habitual: poner en todos los cargos importantes a personas de su confianza, no en el sentido confianza en cuanto a su capacidad, sino confianza en cuanto a su lealtad. Hay que decir que Jackson obró con cierta moderación a este respecto, pero abrió un camino que llevaría (como lleva actualmente) a que hombres de gran valía sean sustituidos por políticos mediocres a causa de su ideología. Por otro lado, Jackson era un hombre tosco y rudo, lo cual resultó ser tan del agrado de las clases populares que lo habían elegido, y que cada vez tenían un peso electoral más decisivo, que durante mucho tiempo los políticos de cualquier partido tuvieron que esforzarse por disimular cualquier ascendencia elitista o signo de educación o refinamiento. Otra muestra del avance de la democracia en los Estados Unidos es que ese mismo año el Estado de Nueva York concedió el derecho de voto a los negros libres que tuvieran propiedades por valor de al menos 250 dólares.

Uno de los objetivos que se propuso Jackson para su mandato fue transportar a todos los indios al oeste del Mississippi, es decir, al lejano oeste. Desde que los creeks habían firmado el tratado de Fort Jackson, quince años atrás, que había puesto fin a la guerra creek, habían sido coaccionados a firmar otros tratados que los habían reducido a una estrecha franja en la frontera entre Georgia y Alabama. Ahora el presidente les dirigía este mensaje:

Amigos y hermanos: Con permiso del Gran Espíritu que está sobre nosotros y la voz del pueblo, he sido nombrado presidente de los Estados Unidos, y ahora os hablo como vuestro padre y amigo, y os pido que me escuchéis. Vuestros guerreros me conocen desde hace mucho, y sabéis que amo a mis hijos, blancos y rojos, que siempre hablo con lengua recta y no doble y que siempre os he dicho la verdad [...] Donde estáis ahora, vosotros y mis hijos blancos estáis demasiado cerca los unos de los otros para que podáis vivir en armonía y paz. Vuestra forma de vida se ha perdido y muchos de vosotros ya no trabajáis ni cultiváis la tierra. Más allá del gran río Mississippi, adonde ya ha ido una parte de vuestra nación, vuestro padre os ha dispuesto una tierra suficientemente grande para todos vosotros, y os recomienda que os trasladéis a ella. Allí vuestros hermanos blancos no os molestarán, no os reclamarán vuestra tierra, y podréis vivir en ella con vuestros hijos mientras crece la hierba o corre el agua, en paz y abundancia. Será vuestra para siempre. Por las mejoras en las tierras en las que ahora vivís y por todo cuanto no podréis llevar con vosotros, vuestro padre os pagará un buen precio [...]

El 5 de marzo Prosper Mérimée publicó anónimamente su Chronique du règne  de Charles IX, una novela histórica sobre la persecución de los hugonotes inspirada en cuanto al estilo en las obras de Walter Scott. Ese mismo año publicó con su nombre Tamango, una novela en la que denuncia la esclavitud: su protagonista es un negro que vende esclavos a los traficantes hasta que un día, borracho, vende por error a su propia esposa, y al tratar de rescatarla él mismo es convertido en esclavo.

La Academia Francesa admitió en su seno al poeta Alphonse de Lamartine, autor de unas Meditaciones poéticas, Nuevas meditaciones poéticas y La muerte de Sócrates, entre otras obras.

José de San Martín trató de regresar a Buenos Aires desde Francia, pero antes de desembarcar se enteró de que había estallado una nueva guerra civil entre federales y unitarios. Permaneció de incógnito y trató de regresar a Francia, pero fue descubierto y el gobernador Juan Lavalle le ofreció el puesto de gobernador de Buenos Aires. Eso lo obligaba a implicarse en la guerra y San Martín se negó. Dicen que su respuesta fue: "El general San Martín jamás desenvainará su espada para combatir a sus paisanos", y se embarcó hacia Montevideo, desde donde regresó a Francia al cabo de unos meses.

La tenacidad de Felix Mendelssohn logró que el 11 de marzo se interpretara en Berlín la Pasión según san Mateo, de Johann Sebastian Bach. El propio Mendelssohn dirigió la orquesta. Era la primera vez que se interpretaba desde la muerte del compositor, y el éxito que cosechó fue decisivo para el redescubrimiento de Bach, que por esa época era un completo desconocido en Europa. Parafraseando a Mendelssohn, que bromeó sobre ello, es irónico que tuviera que ser el hijo de un judío el que redescubriera a Europa la mejor música cristiana. Unas semanas más tarde marchó a Gran Bretaña, donde presentó con éxito su primera sinfonía.

Martin Harris visitó a Joseph Smith para pedirle nuevamente que le enseñara las planchas de oro. Smith le dijo que no podía hacer tal cosa sin desobedecer al ángel, pero que iría al al bosque donde las había escondido y volvería, tras lo cual Harris podría seguir sus huellas en la nieve, encontrar el libro por sí mismo y examinarlo. Harris siguió las huellas, pero se ve que era voluntad de Dios que ningún idiota viera las planchas, porque no encontró nada.

El 1 de abril Vicente Guerrero sucedió a Guadalupe Victoria como presidente de México en calidad de perdedor de las elecciones celebradas el año anterior. Como vicepresidente fue nombrado Anastasio Bustamante. Gerrero recibió una nueva oferta de compra por el territorio de Texas de parte del presidente de los Estados Unidos, ahora Andrew Jackson. El precio era cinco veces superior al de la oferta de Adams: cinco millones de dólares, pero Victoria también la rechazó.

Joseph Smith tenía un pariente lejano llamado Oliver Cowdery, un maestro y zahorí de veintiséis años cuya familia pertenecía a una pequeña secta protestante, entre cuyos pastores estaba Ethan Smith (sin parentesco con Joseph) el cual, seis años atrás, había publicado un libro titulado Visión de los hebreos, en el que sostenía la peregrina tesis de que los indios americanos descendían de los judíos. Cuando se enteró de que un ángel había entregado a su pariente unas planchas de oro con escritos americanos antiguos, se apresuró a ponerse en contacto con él. El 5 de abril el padre de Joseph los puso en contacto y Oliver le aseguró que él mismo había visto en una revelación las planchas de oro dos años atrás (es decir, justo cuando Smith las encontró). Cowdery convenció a Smith para reiniciar la traducción de las planchas. El propio Cowdery haría de escriba en lugar de Harris.

A finales del año anterior Abel había viajado a Noruega para visitar a su prometida. Allí cayó enfermo y murió el 6 de abril, antes de cumplir los veintisiete años.

En sus Leçons sur le calcul différentiel, Cauchy definió por primera vez el concepto de función de variable compleja.

Lobachevsky publicó por primera vez sus investigaciones sobre geometría no euclídea en una revista de Kazan, pero el mismo trabajo fue rechazado en la Academia de Ciencias de San Petersburgo.

El hondureño Francisco Morazán organizó un ejército con el que invadió Guatemala dispuesto a restaurar el orden constitucional. El 13 de abril entraba en la ciudad, mientras el presidente Arce y los miembros de su gobierno eran encarcelados. Posteriormente fueron desterrados. Cuando la situación se estabilizó, Morazán cedió el poder al senador José Francisco Barrundia, que se dispuso a convocar elecciones.

Juan Lavalle había nombrado ministro de la guerra al general José María Paz, que salió con un ejército de Buenos Aires con el fin de someter a las demás provincias una a una. Su primer objetivo fue Córdoba. El 22 de abril derrotó a su gobernador, Juan Bautista Bustos, en la batalla de San Roque, y se proclamó a sí mismo gobernador de Córdoba. Por su parte, Lavalle se dirigió a Santa Fe con otro ejército dispuesto a derrotar a Juan Manuel de Rosas y Estanislao López, pero el 26 de abril fue derrotado en la batalla de Puente de Márquez, tras la cual tuvo que retirarse a Buenos Aires. López regresó a Santa Fe ante la amenaza de que Paz atacara desde Córdoba, mientras que Rosas marchó a Buenos Aires y la puso bajo asedio. Lavalle encarceló a sus adversarios políticos y organizó la defensa de la ciudad mediante un servicio militar obligatorio que incluía a los extranjeros. El cónsul francés tuvo algo que objetar a su propio reclutamiento y la armada francesa se presentó en el Río de la Plata para defender a los ciudadanos franceses que se encontraban en Buenos Aires.

Un cargamento de armas destinado a Paraguay fue interceptado por el gobierno de Santa Fe. Rodríguez de Francia se enfureció de tal modo que ordenó prisión para todos los habitantes de Asunción nacidos en Santa Fe. Estuvieron encarcelados hasta la muerte del dictador y no supieron hasta entonces el motivo de su arresto.

En mayo Paganini llegó a Varsovia, donde tuvo entre su público al joven Chopin, que tenía entonces diecinueve años y quedó muy impresionado por el virtuosismo del violinista. Compuso entonces su Souvenir de Paganini para piano.

El 10 de mayo murió el físico y lingüista británico Thomas Young.

Joseph Smith y Oliver Cowdery "traducían" las planchas de oro a velocidad de vértigo (es fácil comprender por qué dos sinvergüenzas trabajan más rápidamente que un sinvergüenza y un idiota). La "traducción" hablaba de una Iglesia, así que el 15 de mayo se les apareció Juan el Bautista, del cual recibieron el sacerdocio aarónico, tras lo cual se bautizaron el uno al otro en el río Susquehanna. Unos días más tarde se les aparecerían también los apóstoles Pedro, Santiago y Juan, que les elevaron su rango sacerdotal.

El 18 de mayo murió María Josefa de Sajonia, la esposa del rey Fernando VII de España. Iba a cumplir los veintisiete años.

El 22 de mayo abandonó Grecia el general Maison con las últimas tropas francesas, excepto una brigada, que permaneció en el Peloponeso.

El 24 de mayo Andrés de Santa Cruz aceptó la presidencia de Bolivia.

El 29 de mayo murió el químico sir Humprhy Davy.

Las negociaciones sobre la independencia griega apuntaban a que el territorio del nuevo Estado coincidiría aproximadamente con el efectivamente liberado durante la revolución, así que para los griegos era crucial expulsar a los turcos del mayor terreno posible. El ejército regular organizado por Kapodistrias estaba bajo el mando de Dimítrios Ypsilántis, hermano de Aléxandros, y el 2 de junio atacó con tres mil hombres al ejército turco atrincherado en Tebas y liberó la ciudad, reducida a ruinas.

La firma del tratado de Girón fue aprovechada por Santa Cruz, Gamarra y Gutiérrez de La Fuente para conseguir la caída del presidente La Mar por la que durante tanto tiempo habían estado conspirando. El 5 de junio Antonio Gutiérrez de La Fuente encabezó un golpe de estado en Lima que depuso al vicepresidente Manuel Salazar, que estaba al frente del gobierno mientras el presidente La Mar estaban en Quito dirigiendo la guerra contra Colombia. Gutiérrez asumió el título de Jefe supremo del Perú. El 7 de junio La Mar fue apresado por un grupo de oficiales peruanos que llevaban una carta del general Gamarra en la que solicitaba su renuncia a la presidencia. La Mar se negó y poco después fue embarcado en una goleta rumbo a Costa Rica.

En Harmony había ya demasiados curiosos que querían ver las famosas planchas de oro de Joseph Smith, aunque era más bien escépticos socarrones que creyentes idiotas, de modo que Smith decició cambiar de aires. Él y Cowdery se trasladaron a la casa de David Whitmer, un amigo de Cowdery de veinticuatro años que vivía con sus padres en Fayette (Nueva York). Del transporte de las placas se ocupó el ángel, que las depositó en el jardín de la casa de los Whitmer sin que —por supuesto— nadie las viera en ningún momento, excepto Smith.

Whitmer fue bautizado y poco después, él, Cowdery y Smith aseguraron a Harris haber tenido una visión en la que un ángel les mostraba las planchas de oro. Harris, que era idiota pero no tonto, comprendió finalmente cuál era el modo de ver las planchas que tanto había ansiado examinar: unas horas después les dijo a sus amigos que él también había tenido una visión en la que el ángel le había mostrado las planchas. Esto no significa necesariamente que Harris hubiera pasado de idiota a sinvergüenza. Probablemente seguía creyendo que sus amigos habían visto realmente al ángel y él simplemente no quiso quedar excluido de todo aquello, así que les mintió para estar a la par, convencido de que Dios perdonaría su mentira en virtud de su fe, de su devoción y de sus servicios, porque, aunque Harris había quedado excluido del proceso de traducción, siguió contribuyendo en la forma en la que los idiotas suelen contribuir a las estafas: aportando dinero.

El 11 de junio los rusos derrotaron nuevamente a los turcos, esta vez en la batalla de Kulevicha.

El escritor ruso Aleksandr Pushkin estaba en la cumbre de la fama. Sus obras se editaban en tiradas enormes que le proporcionaban grandes sumas de dinero. Ese año fue recibido por el zar Nicolás I, quien decidió encargarse personalmente de la censura de sus escritos. Por esas fechas terminó su Poltava, un poema que ensalza al zar Pedro el Grande en la batalla de Poltava.

El zar encargó a Humboldt un viaje de exploración por la Rusia asiática que lo llevó hasta la frontera con China.

Gran Bretaña reclamó la soberanía sobre la parte occidental de Australia, a la que bautizó como Colonia del Río Swan.

En el Río de la Plata, el derrocado gobernador de Córdoba, Juan Bautista Bustos, encontró el apoyo de Facundo Quiroga, el gobernador de La Rioja, el cual atacó Córdoba y el 22 de junio se enfrentó a Paz en la batalla de La Tablada. El ejército de Quiroga fue rechazado, pero se retiró a Córdoba, de donde sacó la artillería para volver con ella al encuentro de Paz el día siguiente, el 23 de junio. Sin embargo, fue nuevamente rechazado y huyó a La Rioja, mientras que Paz recuperaba Córdoba. Bustos pudo llegar a Santa Fe, donde murió unos meses más tarde a consecuencia de las heridas recibidas en la batalla. La situación de Lavalle en Buenos Aires se volvía insostenible. Aunque había expulsado a sus adversarios, cada vez eran más los bonaerenses que rechazaban su política, principalmente por la ejecución de Dorrego. Finalmente, Lavalle decidió presentarse personalmente en el campamento de Rosas para llegar a un acuerdo. Cuando llegó éste estaba ausente, y lo esperó hasta el día siguiente, el 24 de junio. Ambos firmaron entonces el pacto de Cañuelas, por el que acordaban el cese de las hostilidades y la convocatoria de elecciones a una junta de representantes que elegiría un nuevo gobernador, eso sí, elecciones al estilo hispanoamericano de la época: con una única lista de candidatos, formada a partes iguales por federalistas y unitarios, y de modo que el gobernador que iba a ser elegido "democráticamente" tenía que ser necesariamente el general Félix de Álzaga. Las elecciones se fijaron para unos días más tarde (sólo la ciudad de Buenos Aires podía votar), pero la víspera del día señalado los unitarios presentaron una segunda lista encabezada por Carlos María de Alvear. Como a ciudad seguía ocupada por el ejército de Lavalle, bastaron unas decenas de asesinatos para convencer a los votantes de lo conveniente que era votar a Alvear. Así, Alvear ganó las elecciones, pero, hay que recordar que —en el modelo hispanoamericano— el que ganaba las elecciones era el que menos probabilidades tenía de ocupar el cargo en disputa. Ante las amenazas de Rosas, Lavalle anuló las elecciones y nombró gobernador provisional a Juan José Viamonte para después exiliarse a la Provincia Oriental.

El 1 de julio Joseph Smith había terminado la traducción de sus planchas de oro, que resultaron ser el Libro de Mormón. En él se narra cómo, en el siglo VII a.C., un judío llamado Lehi abandonó Jerusalén con su familia, llegó al mar Rojo, construyó un barco y, con la ayuda de una brújula llamada liahona (una de las pocas palabras conocidas del egipcio reformado) navegó hasta América (lo que no tiene nada de inverosímil, ya que Dios lo guió durante todo el viaje por medio de la brújula). Los recién llegados fueron el origen de dos pueblos americanos desconocidos hasta la fecha: los nefitas y los lamanitas, descendientes respectivamente de Nefi y Lamán, hijos de Lehi. Los nefitas fueron piadosos seguidores de la palabra de Dios, mientras que los lamanitas se descarriaron y se convirtieron en guerreros. De estos lamanitas desciende la mayor parte (si no la totalidad) de los indios americanos, pese a todo lo que pueda decir en contra de ello la antropología o la lingüística, que no encuentran la menor relación entre las características raciales y lingüísticas de los indios y las de los judíos.

Fue Nefi el que escribió el primero de los libros del Libro de Mormón, al cual siguieron otros, escritos y transcritos sucesivamente por sus descendientes en planchas metálicas. El episodio más destacado aparece en el Tercer libro de Nefi (éste es otro Nefi, descendiente del patriarca, contemporáneo de Jesucristo). En él se relata que Jesucristo, tras su resurrección, visitó América y puso al día a los nefitas de la doctrina cristiana, evitando así que su aislamiento los mantuviera anclados en el judaísmo y perdieran, por tanto, la oportunidad de alcanzar la salvación eterna. Los nefitas fueron finalmente destruidos por los lamanitas en el siglo V d.C., pero Mormón, un descendiente de Nefi, logró salvar una versión resumida de los anales de su pueblo compilada por él mismo y grabada en planchas de oro en el inexistente egipcio reformado. Más tarde su hijo Moroni añadió dos capítulos finales y se encargó de esconder las planchas para salvaguardarlas de los siglos de barbarie. El último capítulo del Libro de Mormón, conocido como Libro de Moroni, contiene una insensatez especialmente importante, como es la promesa de que si alguien lee el Libro de Mormón y consulta a Dios sobre su autenticidad a través de una sincera oración, recibirá la confirmación del Espíritu Santo de que todo cuanto relata el libro es auténtico.

No obstante, sospechando que el testimonio del Espíritu Santo no era especialmente fidedigno, Smith decidió aportar más "pruebas de autenticidad". Por lo pronto, aseguró que unos días antes él, Cowdery, Harris y Whitmer vieron a un ángel sosteniendo las planchas de oro y oyeron la voz del Señor que les aseguraba que la traducción era correcta y les encargaba dar testimonio de lo que habían visto y oído. Poco después, Smith se llevó consigo a otros ocho testigos, familiares (varones) de Smith y de Whitmer a un lugar próximo a la casa de sus padres en Palmyra donde éstos pudieron contemplar también las planchas doradas y firmaron un documento de testimonio, con lo que el número total de "testigos" se elevó a doce, contando al propio Smith.

Una vez completada la traducción, Smith dejó de tener las planchas. En un principio no dio más detalles sobre qué había sido de ellas, sino que dijo simplemente que el ángel se las había vuelto a llevar. Sin embargo, años más tarde elaboró una versión más sofisticada en la que el ángel mensajero y transportista de las planchas no era sino el propio Moroni, hijo de Mormón, y explicó que Smith y otros seguidores depositaron las planchas en una cueva en la colina Cumorah, donde permanecen escondidas y nadie las ha hallado hasta la fecha. Además añadió un toque escatológico al revelar que algunos de los libros que componían las planchas estaban "sellados" y que Dios los mantendrá ocultos hasta que llegue el momento de su traducción.

Algunos descreídos que ponen en cuestión esta historia tan verosímil apuntan al respecto de los nombres de "Cumorah" y "Moroni" que tanto Smith como Cowdery habían practicado la búsqueda de tesoros, para lo cual tenían que contar muchas historias legendarias para seducir incautos, y entre ellas estaría sin duda la del célebre capitan Kidd, según la cual este pirata había enterrado una gran cantidad de oro en las islas Comoras, entre Madagascar y la costa africana, cuya capital es... Moroni. Aparte de esto, el Libro de Mormón contiene numerosos anacronismos, como cuando cita pasajes bíblicos que fueron escritos después de la supuesta llegada de Lehi a América, o cuando habla de elefantes y caballos en América. (Los caballos eran desconocidos en América hasta que los llevaron los españoles, y nunca ha habido un elefante en América en tiempos históricos fuera de un zoológico o de un circo.)

Un mes antes, Smith había iniciado las gestiones para publicar el libro. Ofreció el proyecto al editor de Palmyra Egbert Bratt Grandin, que en un principio se negó al comprender que se trataba de una estafa, pero viendo que Smith contactaba con otros editores, cambió de idea y aceptó publicarlo, aunque exigió el pago por adelantado de 3.000$, una suma más que respetable en la época. El impresor jefe tuvo que puntuar y poner las mayúsculas por su cuenta, porque en todo el texto no había ni un solo signo de puntuación. Para sondear "el mercado", Grandin anunció en un periódico local la próxima publicación del libro.

Washington Irving viajó a Granada, pero se vio en el compromiso de aceptar un puesto en la delegación estadounidense en Londres y tuvo que abandonar España. Ese año escribió sus Crónicas de la conquista de Granada, que publicó bajo el pseudónimo de Fray Antonio Agapida.

El 10 de julio Agustín Gamarra firmó un armisticio por dos meses con Colombia y el 20 de julio el ejército peruano abandonó Quito.

El 26 de julio una flota española procedente de Cuba bajo el mando del general Isidro Barradas desembarcó en Tampico con la intención de reconquistar México. Contaba con unos 3.000 o 4.000 hombres, la mayoría cubanos o mexicanos exiliados, que habían asegurado que los mexicanos estaban deseosos de recuperar la soberanía española.

El gobierno francés había ofrecido a Rossini una pensión vitalicia a cambio de la composición de una ópera. El resultado de tal oferta fue doble: por un lado, Rossini compuso Guillaume Tell, una ópera muy distinta a las que acostumbraba a escribir: drámática, espectacular, de gran duración, con ballet, coreografías, escenas grandiosas, una de las primeras óperas del estilo que se impondría en Francia en las décadas siguientes y que recibiría el nombre de Grand Opéra. La segunda consecuencia fue que Rossini, convertido en funcionario a sus treinta y siete años, decidió que ya no necesitaba seguir trabajando, y dejó de componer óperas. En los años siguientes compondría únicamente piezas de circunstancias, música sacra, algunas cantatas, canciones, etc.

Tan pronto como tuvo noticia del desembarco español, el general Santa Anna empezó a organizar un ejército con el que hacerle frente. El 4 de agosto embarcó hacia zona donde se encontraban los españoles y en Tampico logró dispersarlos.

El rey Carlos X de Francia había entregado el gobierno al vizconde de Martignac como una mera forma de aliviar la tensión política, pero no aprobaba sus ideas moderadas y no dudó en dejar que tanto los ultras como los liberales se cebaran en él hasta obligarlo a dimitir. El 8 de agosto, mientras el Parlamento estaba de vacaciones, lo reemplazó por un ultrarrealista, el príncipe Jules de Polignac. La prensa liberal no escatimó críticas contra el rey "Carlos el Simple".

La fama de Chopin traspasaba ya las fronteras de Polonia, y numerosas personalidades vienesas estaban interesadas en que el joven diera un concierto en Viena. Finalmente, se arregló el viaje y el 11 de agosto se celebró el primero de dos conciertos en los que fue unánimemente aclamado, tanto por la interpretación como por la calidad de sus composiciones. Por esta época estaba componiendo su primer concierto para piano y orquesta, que más adelante sería publicado como el No 2. En su repertorio contaba con valses, estudios, nocturnos, etc.

El 30 de agosto se celebraron nuevas elecciones al Parlamento francés, y la victoria liberal fue aplastante.

El jefe supremo del Perú, Antonio Gutiérrez de La Fuente no quiso conservar el poder, así que el 1 de septiembre convocó al Congreso, el cual ratificó el golpe de estado y nombró presidente de Perú al general Agustín Gamarra, de modo que Gutiérrez de La Fuente quedó como vicepresidente. Ahora bien, el cargo de presidente poco tenía ya que ver con el que describía la Constitución, que dejó de ser aplicada y Gamarra gobernó como dictador.

El 10 de septiembre Santa Anna logró sitiar a los españoles en Pueblo Viejo, y el 11 de septiembre el general Barradas capituló.

Con un ejército ruso acampado a unos 60 km de Constantinopla, el 15 de septiembre se firmó el tratado de Adrianópolis que ponía fin a la guerra ruso-turca. Los otomanos reconocían la independencia de Grecia, cedían a Rusia las islas de la desembocadura del Danubio y la costa caucásica del mar Negro. Además se comprometían a permitir el paso de los barcos rusos por el estrecho de los Dardanelos. El Imperio Otomano reconocía la soberanía rusa sobre Georgia y la autonomía de Servia, Moldavia y Valaquia bajo la supervisión de Rusia.

Ese mismo día Vicente Guerrero decretó la abolición de la esclavitud en México, ley que se negaron a aceptar los colonos estadounidenses asentados en Texas. En general, la colonia estadounidense vivía relativamente al margen de las leyes mexicanas. Por ejemplo, la constitución mexicana decretaba que la única religión permitida en México era la religión católica, por lo que los colonos estadounidenses eran oficialmente católicos, aunque ninguno de ellos parecía estar enterado, pues se comportaban exactamente igual que si fueran protestantes.

Un periodista de Palmyra llamado Abner Cole lanzó una revista semanal, el Palmyra Reflector, que se imprimía en la misma imprenta donde se estaba preparando el Libro de Mormón. Esto le permitió hacerse con (técnicamente podríamos decir robar) algunos pasajes del libro que después publicaba en su revista sin escatimar en burlas, refiriéndose al libro como la biblia de oro de Jo Smith. Smith emprendió acciones legales contra él y Cole dejó de publicar fragmentos. No obstante, más adelante publicó dos sátiras del Libro de Mormón bajo el título de El libro de Pukei. Unas semanas más tarde, otro periódico, el Palmyra Freeman se refirió al libro de Smith como "el mayor pedazo de superstición que jamás haya llegado a nuestro conocimiento". Ante esta situación, el editor Grandin decidió suspender la edición y no reanudó su trabajo hasta que no recibió los 3.000$ convenidos contantes y sonantes.

Para reunir dinero, Smith había consultado a su piedra (que seguía comunicándole revelaciones divinas) y ésta había dicho que Cowdery debía ir a Toronto con Hiram Page (uno de los doce testigos) para vender los derechos de publicación del Libro de Mormon en Canadá. Sin embargo, ambos volvieron con las manos vacías: no habían sido capaces de encontrar ningún canadiense suficientemente idiota como para pagar algo por el libro. Cuando le preguntaron a Smith por qué la piedra se había equivocado, Smith volvió a consultarla y obtuvo esta inquietante revelación: Algunas revelaciones son de Dios, otras son de los hombres y otras son del diablo.

El caso era que Smith necesitaba con urgencia 3.000$ y volvió a consultar a su piedra, que esta vez le transmitió una revelación para Martin Harris: "una revelación de Dios y no del hombre", que decía:

No debes codiciar tu propiedad, sino compartirla libremente para la impresión del Libro de Mormón, que contiene la verdad y la palabra de Dios [...] paga la deuda que has contraído con el impresor.

Ante tal requerimiento divino, Harris no tuvo más remedio que hipotecar su granja por 3.000$ y su firme voluntad de servir al Señor no se turbó ni siquiera cuando su santa esposa Lucy le pidió el divorcio.

Entre los libros serios publicados ese año estaba uno muy especial titulado Procedimiento para escribir las palabras, la música y el canto llano mediante puntos, para uso de los ciegos y diseñado para ellos. Su autor era un joven de veinte años llamado Louis Braille. A la edad de tres años se clavó un punzón por accidente en el ojo izquierdo y la infección se transmitió al ojo derecho, y quedó ciego de ambos. El libro no estaba impreso con tinta, sino en el propio sistema Braille que él mismo había diseñado y que el propio libro describía, en el que las letras estaban representadas por disposiciones de puntos marcados en relieve en el papel, de modo que podían ser leídos con el tacto.

El 20 de septiembre Agustín Gamarra firmó la paz que ponía fin definitivamente a la guerra entre Colombia y Perú. Se nombró una comisión para establecer la frontera exacta entre ambos países, aunque la soberanía de dos obispados quedó en disputa.

El 24 de septiembre Dimítrios Ypsilántis derrotó con 2.000 hombres a unos 7.000 turcos en la batalla de Petra, tras lo cual los turcos se vieron obligados a firmar un pacto por el que liberaban una gran extensión de territorio a cambio de un pasillo para evacuar la Grecia Central.

En Chile se habían celebrado elecciones presidenciales. El sistema era similar al empleado originariamente en los Estados Unidos: los votantes elegían electores y éstos elegían al presidente y al vicepresidente. Cada elector votaba a dos candidatos, pero sin especificar a cuál votaba para presidente y a cuál para vicepresidente. El más votado había sido el presidente anterior, Francisco Antonio Pinto, lo cual en los Estados Unidos se habría interpretado como una reelección, pero, una vez más, en Hispanoamérica ser el más votado era el peor resultado posible. En efecto, los chilenos se encontraron con el problema que los estadounidenses ya se habían encontrado en su día y que habían subsanado civilizadamente: el candidato más votado era liberal, mientras que el segundo y el tercero más votados eran conservadores: Francisco Ruiz-Tagle y José Joaquín Prieto. En los Estados Unidos esto habría significado de Ruiz-Tagle se convertía en vicepresidente, por incómodo que resultara para el presidente, pero el Congreso chileno, con mayoría liberal, decidió nombrar vicepresidente al cuarto más votado, Joaquín Vicuña, que casualmente era liberal, aunque contaba con menos de la mitad de votos que Ruiz-Tagle. Los conservadores protestaron y amenazaron con la rebelión, así que Pinto dimitió el 2 de noviembre, menos de dos semanas después de ser proclamado presidente, y el Congreso decidió sustituirlo por Francico Ramón Vicuña, el presidente del Congreso (al que nadie había votado) y hermano del vicepresidente. Eso fue la gota que colmó el vaso y el 7 de noviembre José Joaquín Prieto (que era militar) se alzó en armas.

Paganini dio tres conciertos en Munich.

El experimento socialista que Robert Owen había iniciado en Indiana cuatro años atrás había resultado un estrepitoso fracaso. La comunidad fue disuelta y Owen vendió su propiedad. Josiah Warren, uno de los miembros de la New Harmony Society, analizó así lo sucedido:

Las diferencias de opiniones, preferencias y objetivos parecieron aumentar proporcionalmente a la exigencia de conformidad. De esta manera se desperdiciaron dos años, tras los cuales no creo que más de tres personas tuvieran la menor esperanza de éxito. La mayoría de los experimentadores se resignaron, abandonando todo espíritu de reforma y se podía sentir cómo se asentaba el conservadurismo. Ensayamos todas las formas de organización y de gobierno imaginables. Teníamos un mundo en miniatura. Interpretamos la escena de la revolución francesa una y otra vez, y obtuvimos como resultado la desesperación de nuestros corazones en lugar de cadáveres. Al parecer, fue la propia ley de la diversidad inherente a la naturaleza la que nos derrotó. Nuestra "unión de intereses" entraba en conflicto directo con la individualidad de las personas y las circunstancias y con el instinto de conservación...

Owen regresó a Londres al borde de la ruina.

El 5 de diciembre Joseph Nicéphore Niépce firmó un contrato con Louis Daguerre en el que se reconocía que Niépce "había encontrado un nuevo procedimiento para fijar, sin necesidad de recurrir al dibujo, las vistas que ofrece la naturaleza" (Niépce no había hecho público su descubrimiento) y ambos firmantes se comprometían a trabajar conjuntamente para perfeccionarlo hasta hacerlo útil en la práctica, ya que las fotografías que obtenía Niépce eran de muy baja calidad y se borraban fácilmente.

En Buenos Aires, el gobernador provisional Juan José Viamonte había reconstruido la junta de gobierno que Lavalle había disuelto con su golpe de estado, y el 6 de diciembre ésta proclamó a Juan Manuel Rosas gobernador de Buenos Aires con el título honorífico de "Restaurador de las leyes e instituciones de la provincia de Buenos Aires", al tiempo que le otorgaba "todas las facultades ordinarias y extraordinarias que creyera necesarias hasta la reunión de una nueva legislatura", en suma, Rosas se convirtió en un nuevo dictador. Lo primero que hizo fue llevar a Buenos Aires los restos de Manuel Dorrego y celebrar unos solemnes funerales. La guerra civil no había terminado, pues José María Paz se había hecho fuerte en Córdoba, y ahora era el caudillo de los unitarios. Rosas privó de sus cargos a todos los sospechosos de ser unitarios, censuró la prensa de simpatías unitarias y detuvo a todos los que habían participado en el golpe de estado de Lavalle, e incluso fusiló a unos cuantos. Más aún, obligó a los funcionarios civiles, a los militares y a los eclesiásticos a llevar una insignia roja símbolo del federalismo, de modo que cualquiera que no la llevara sería considerado traidor, y podía ser arrestado e incluso ejecutado.

El 7 de diciembre José Joaquín Prieto se acercó a Santiago de Chile desde el sur, y el gobieno huyó hacia el norte, pero fue capturado por los conservadores.

El 8 de diciembre murió el naturalista francés Jean-Baptiste Lamark

El 11 de diciembre el rey Fernando VII de España se casó por cuarta vez, ahora con su sobrina María Cristina de Borbón, hija del rey Francisco I de las Dos Sicilias. Tenía entonces veintitrés años, mientras que su esposo había cumplido los cuarenta y cinco.

El 14 de diciembre, el ejército de José Joaquín Prieto se enfrentó en Ochagavia, cerca de Santiago, al ejército gubernamental chileno, dirigido por Francisco de la Lastra. El resultado fue indeciso, y el 15 de diciembre ambos militares firmaron el pacto de Ochagavia, por el que acordaban nombrar una junta provisional que convocara elecciones a un nuevo Congreso que reformara la ley electoral y convocara nuevamente elecciones presidenciales y, si se considerara oportuno, también al Congreso. Mientras tanto, el mando del ejército quedaba en manos de Ramón Freire.

Vicente Guerrero se había hecho otorgar por el Congreso poderes extraordinarios, hasta que fue acusado de violar la Constitución y el 17 de diciembre el vicepresidente Bustamante se alzó en armas contra él. Entonces Guerrero solicitó al Congreso su relevo temporal del poder para ponerse a la cabeza del ejército y combatir la rebelión. El Congreso nombró presidente interino a José María Bocanegra. La noche del 22 de diciembre la guarnición de la Ciudad de México se rebeló en favor de Bustamante, atacó el palacio presidencial y el 23 de diciembre Bocanegra se rindió y el gobierno quedó en manos de una junta provisional.

El 24 de diciembre se constituyó la junta provisional chilena de acuerdo con el pacto de Ochagavia. Constaba de tres miembros, y el presidente era José Tomás Ovalle.

El 27 de diciembre José Antonio Páez encabezó una revuelta en Venezuela que exigía la independencia a Colombia. Convocó una elección de diputados para formar una Asamblea constituyente.

El 31 de diciembre Anastasio Bustamante fue proclamado presidente de México. Guerrero huyó al sur, donde reunió partidarios para recuperar el poder, iniciando así una guerra civil. Ya en 1830, Bustamante instaura un régimen brutal: declara a Guerrero incapacitado para gobernar, cesa a los funcionarios que no se le declaran incondicionales, destierra a sus principales miembros de la secta yorkina (entre ellos el embajador estadounidense Poinsett), manda apalear a algunos periodistas, crea una policía secreta y, en definitiva, se gana el sobrenombre de "brutamante" que le otorga la prensa. Obviamente, el nuevo presidente se ganó las simpatías de la secta escocesa, así como del alto clero. Manuel Gómez Pedraza, el que tenía que haber sido presidente en lugar de Vicente Guerrero, regresó a México, y Bustamante le dio el cargo de Secretario de Relaciones Exteriores, pero lo cesó al cabo de tres días acusado de respetar la Constitución. También regresó a México de su exilio Nicolás Bravo.

La política comercial china permitía la exportación de muchos productos cotizados en Europa (porcelana, seda, té, etc.), mientras que reducía al mínimo las importaciones, por lo que China se convertía en un sumidero de plata para Occidente. Sin embargo, hacía ya tiempo que Gran Bretaña había encontrado la forma de evitar esta situación: multiplicó la venta de opio en el país. El comercio del opio lo habían iniciado los españoles desde las Filipinas, pero ahora los británicos lo producían en la India o lo compraban en Turquía y lo llevaban a China en cantidades masivas, de modo que la balanza comercial había pasado a inclinarse hacia el lado británico, en grave detrimento de la economía china, que veía escapar al extranjero sus metales preciosos, es decir, su dinero. Por otra parte, la droga estaba produciendo estragos en la población china, donde los principales consumidores eran letrados y funcionarios. Se calcula que había unos doce millones y medio de consumidores de opio. El año anterior el emperador Daoguang había prohibido su importación, pero fue peor el remedio que la enfermedad, pues hasta entonces el comercio se realizaba de forma controlada a través de Cantón, mientras que ahora los británicos pasaron a venderlo clandestinamente a contrabandistas en cualquier punto de la costa china.

Legendre publicó un nuevo libro sobre funciones elípticas cuyo enfoque estaba ya anticuado a la luz de los resultados de Abel.

La independencia de Grecia
Índice Las Tres Gloriosas