HISTORIA











ANTERIOR


LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO

SIGUIENTE

Félix Calleja, el anterior virrey de Nueva España, había recibido el título de conde de Calderón, y ahora era el capitán general de Andalucía y gobernador de Cádiz. El rey Fernando VII le encomendó la organización de un ejército de unos 22.000 hombres para ser enviado al Río de la Plata, y algunos de los oficiales convocados pensaron que tal congregación de fuerzas era el contexto idóneo para dar un golpe de estado que acabara con el absolutismo del rey Fernando VII. Así, el intento anual de 1820 tuvo lugar en Sevilla el 1 de enero, cuando el teniente coronel Rafael de Riego se alzó en armas en la localidad de Las Cabezas de San Juan. Desde allí se trasladó a Arcos de la Frontera (en Cádiz) donde detuvo a Calleja, que acabó encarcelado en Mallorca. A continuación Riego fue recorriendo Andalucía en busca de apoyos, pero se encontró más bien con indiferencia.

El 8 de enero el Ejército del Norte que se dirigía a combatir al ejército de Estanislao López, el gobernador de Santa Fe, que había invadido la provincia de Buenos Aires, a su paso por Arequito, se amotinó contra su nuevo general, Francisco Fernández de la Cruz. La sublevación fue dirigida por el coronel Juan Bautista Bustos, quien hizo detener a otros jefes y escribió a Estanislao López para ofrecerle su colaboración. Fernández de la Cruz marchó hacia Buenos Aires con otros oficiales, mientras Bustos se llevaba el ejército a Córdoba, manifestando su neutralidad en el enfrentamiento entre Buenos Aires y los federalistas y su intención de retomar la lucha contra los realistas en el Alto Perú.

El 22 de enero un ejército portugués comandado por José de Castelo Branco, conde de Figueira, atacó por sorpresa el campamento de José Gervasio Artigas y derrotaron a sus hombres en la batalla de Tacuarembó. Artigas intentó reponerse a este ataque, pero Fructuoso Rivera desobedeció sus órdenes y llegó a un acuerdo con los portugueses.

El 23 de enero murió el duque Eduardo de Kent, al parecer, víctima de los médicos que trataron de curarle un enfriamiento. Murió muy endeudado (también el príncipe de Gales estaba lleno de deudas). Su viuda, Victoria de Sajonia, podía haberse marchado a vivir tranquilamente en Alemania, ya que no hablaba inglés y en la corte era vista como uno más de los varios miembros empobrecidos de la casa real. Sin embargo, su hija Victoria era la quinta en la línea sucesoria al trono británico, por detras de sus tíos Jorge, Federico y Guillermo y de su tía Carlota, todos cincuentones y sin descendencia, así que decidió permanecer en Londres para que su hija tuviera una educación británica. Pocos días después, el 29 de enero, ciego, sordo y loco, murió el rey Jorge III y el príncipe regente se convirtió en el rey Jorge IV. La duquesa Victoria logró que el Parlamento le permitiera vivir con su hija en el palacio de Kengsington, junto a otros nobles con problemas económicos.

Al enterarse de la traición del ejército del Norte, el director supremo José Rondeau salió hacia Santa Fe al frente de un ejército y el 1 de febrero se encontró con las fuerzas de Estanislao López en la Cañada de Cepeda. Estanislao López y Francisco Ramírez le atacarón por la retaguardia y lo derrotaron en una batalla de diez minutos.

El 3 de febrero tres barcos de guerra chilenos bajo el mando de Thomas Cochrane atacaron la ciudad de Valdivia, en la que resistían unos 1.600 soldados realistas. La ciudad estaba protegida por un sistema de fuertes que fueron cayendo uno por uno. El 4 de febrero los que quedaban optaron por rendirse.

El 5 de febrero murió el Gia Long, el emperador de Vietnam. Fue sucedido por su hijo Minh Mang. En los últimos años, su padre había adoptado una política aislacionista que él endureció aún más. Ese mismo año llegó a Vietnam un barco de la marina estadounidense que propuso al emperador establecer relaciones comerciales. Minh Mang sólo se mostró interesado en comprar armas de fuego, uniformes y libros, pero el capitán estadounidense juzgó que las contrapartidas que le ofrecía no eran lo suficientemente ventajosas y no hubo acuerdo.

El 11 de febrero Rondeau dimitió de su cargo de director supremo. No tuvo sucesor. El congreso de Tucumán se disolvió y el 16 de febrero un cabildo abierto nombró gobernador interino de la provincia de Buenos Aires a Manuel de Sarratea.

El 13 de febrero fue asesinado en París el duque de Berry, Carlos Fernando de Artois, sobrino del rey Luis XVIII de Francia (hijo de su hermano Carlos). Su asesino fue un obrero bonapartista llamado Louis-Pierre Louvel, que quería acabar con el linaje de los borbones. Para lograrlo habría tenido que asesinar algunos borbones más: aunque el rey no tenía descendencia, su hermano Carlos tenía otro hijo, Luis Antonio, además del difunto, que estaba casado con María Teresa de Francia, hija del rey Luis XVI. Por otra parte, Carlos Fernando dejó un hijo póstumo, Enrique, que nacería unos meses más tarde. El ministro de policía, Élie Decazes fue acusado de complicidad por sus ideas liberales, y tuvo que presentar su dimisión.

Cuando el alzamiento de Riego en Andalucía parecía abocado al fracaso, el 21 de febrero se produjo otro alzamiento militar en La Coruña, dirigido por el coronel Azevedo, que apresó al capitan general y promulgó la constitución de 1812. Zaragoza, Barcelona y Pamplona siguieron su ejemplo. El rey Fernando VII encargó que sofocara la revuelta a Enrique José O'Donnel, el conde de La Bisbal (hijo de inmigrantes irlandeses), pero cuando se encontró con Riego en Ocaña, se unió a él.

El 23 de febrero Manuel de Sarratea firmó el Tratado del Pilar con Estanislao López y Francisco Ramírez, por el que acordaban reorganizar las Provincias Unidas según un modelo federalista. En marzo José Rondeau se exilió a Montevideo. Además, Buenos Aires se comprometía a entregar una importante cantidad de armas a los federales.

Las tensiones suscitadas entre los Estados esclavistas y no esclavistas en los Estados Unidos se atenuaron un poco el 6 de marzo cuando Henry Clay logró que ambas partes llegaran a un compromiso, conocido como el compromiso de Misuri. Se acordó que Misuri entrara en la Unión como Estado esclavista y que Maine entrara como Estado no esclavista (tal y como pretendían los esclavistas), pero se concedió a los abolicionistas el compromiso de que todos los Estados que ingresaran en la Unión en un futuro y que estuvieran situados al norte de los 36º 30' de latitud norte serían no esclavistas. Dicha línea era el límite meridional de Misuri, de modo que dicho Estado sería excepcionalmente esclavista. No era poco, puesto que la línea estaba muy al sur. (Actualmente sólo hay cinco nuevos Estados situados al sur de dicha línea, mientras que hay quince nuevos Estados situados al norte.) Sin embargo, los estados esclavistas se sintieron amenazados y su patriotismo empezó a sufrir un debilitamiento paulatino.

El 7 de marzo, el palacio real en Madrid fue rodeado por una multitud. Entrada la noche, el rey Fernando VII, atemorizado, se decidió a firmar un decreto en el que declaraba que "de acuerdo con la voluntad del pueblo", juraría la constitución, cosa que hizo el 8 de marzo. El 10 de marzo publicó el Manifiesto del rey a la nación española en el que acepta la constitución y contiene una frase que se ha hecho famosa como modelo de su hipocresía: "Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional", pues, inmediatamente, el rey inició contactos secretos con la Santa Alianza pidiendo una intervención extranjera que le permitiera restaurar su monarquía absoluta.

El 15 de marzo Maine fue admitido como vigesimoprimer Estado de los Estados Unidos.

La Filiki Eteria estaba suficientemente extendida como para provocar una revolución. Sólo le faltaba un dirigente con el suficiente prestigio. En primer lugar, se ofreció tal papel al griego más influyente de la época: Ioannis Kapodistrias, el ministro ruso de asuntos exteriores, pero rechazó la oferta, así que en abril se la oferta le llegó a Aléxandros Ypsilántis, un general del ejército ruso, ayudante del zar Alejandro I, quien aceptó el requerimiento y empezó a organizar una revuelta contra el imperio turco. Su plan consistía en un alzamiento simultáneo de Servia, Montenegro, Valaquia, y el Peloponeso, así como una acción en la propia Estambul que incenciara la flota turca en el puerto.

El 8 de abril un campesino de la isla egea de Melos llamado Yórgos Kendrotás encontró semienterrada en dos pedazos una estatua de Afrodita en mármol que actualmente se considera que fue esculpida en el siglo II a.C., y se la vendió a un clérigo ortodoxo. Es la llamada Venus de Milo.

El 21 de abril, un profesor de física de la universidad de Copenhaghe llamado Hans Christian Ørsted, mientras estaba dando una clase en un laboratorio sobre corrientes eléctricas, observó que una brújula que casualmente estaba sobre la mesa se desviaba cada vez que activaba un circuito eléctrico cercano. Rápidamente publicó esta observación sin extraer muchas consecuencias de ella.

José Gervasio Artigas, tras verse traicionado por Fructuoso Rivera, había marchado a Entre Ríos, donde tuvo noticia de la firma del tratado del Pilar. Se enteró de que los gobernadores López y Ramirez habían decidido abandonar a los portugueses la Banda Oriental para no comprometer su proyecto de organizar a las Provincias Unidas como estado federal. Indignado, el 24 de abril firmó el Pacto de Ávalos con dirigentes de otras provincias federalistas con la esperanza que que lo ayudaran a enfrentarse a Ramírez. Sin embargo, este pacto no tuvo ningún efecto real y Artigas tuvo que enfrentarse a Ramírez sin más ayuda que los pocos hombres que le quedaban.

El 20 de mayo fue decapitado Karl Ludwig Sand, el estudiante que había asesinado al escritor August von Kotzebue.

En España se formó un gobierno presidido por Evaristo Pérez de Castro. Los liberales no podían permitirse el lujo de enviar tropas a América, pues sabían que los absolutistas intentarían derrocar el nuevo gobierno. Por ello el 6 de junio Pablo Morillo recibió instrucciones de pactar una tregua con Simón Bolívar.

El 20 de junio moría en Buenos Aires Manuel Belgrano. La ciudad estaba sumida en la anarquía. Ese día es conocido como el Día de los tres gobernadores, porque tres personas se autoproclamaron gobernadores, ninguno de los cuales fue reconocido como tal.

Aunque había obtenido una primera victoria, el 24 de junio Gervasio José Artigas fue derrotado por Francisco Ramírez en la batalla de Las Tunas.

Entre tanto, los federalistas se quejaron a Buenos Aires de que no estaba respetando el tratado del Pilar, más que nada porque nadie estaba en situación de ordenar nada. Por ello, Estanislao López volvió a invadir Buenos Aires y el 28 de junio obtuvo una victoria en la batalla de Cañada de la Cruz. Los ejércitos de López estaban dirigidos por Carlos María de Alvear y José Miguel Carrera.

El asesinato del duque de Berry llevó al rey Luis XVIII de Francia a poner al frente del gobierno al duque de Richelieu, quien inició un movimiento hacia el absolutismo: Se suspendieron las libertades individuales y de prensa y se restableció la censura. Además, el 30 de junio se aprobó una nueva ley electoral que amañaba oficialmente las elecciones a diputados para disminuir la representación liberal en el parlamento.

El 1 de julio López y Carrera forzaron la designación de Alvear como gobernador de Buenos Aires, pero el cabildo no la aceptó y el 4 de julio nombró a Manuel Dorrego.

Mientras tanto iniciaban sus sesiones las Cortes Españolas elegidas según la Constitución de 1812, que iniciaron una intensa labor legislativa. Los diputados liberales se dividieron pronto en "doceañistas" (moderados), es decir, partidarios de una monarquía constitucional tal cual prescribía la constitución de 1812, y "veinteañistas" (radicales) que consideraban que había llovido mucho desde 1812 hasta 1820. Se abolió la Santa Inquisición y se aprobaron algunos decretos de desamortización, es decir de venta de bienes eclesiásticos.

En Nápoles los carbonari desencadenaron una rebelión que contó con el apoyo de generales como Guglielmo Pepe, Michele Morelli y Giuseppe Silvati. El rey Fenando I se vio obligado a aceptar una constitución basada en la española y a convocar, según ella, un parlamento. En Sicilia estalló una revuelta independentista, pero fue sofocada. En Turín los carbonarios provocaron una revuelta similar contra el rey Victor Manuel I de Cerdeña.

El 5 de julio se aprobó en Francia una ley de control de las universidades por parte del Estado similar a la establecida en la Confederación Alemana.

Tras un par de victorias menores, el 24 de julio Francisco Ramírez derrotó definitivamente a José Gervasio Artigas en la batalla de Ávalos. Tras una última resistencia, Artigas acabó exiliándose al Paraguay. Allí, el dictador Gaspar Rodríguez de Francia descubrió una conjuración contra su persona que desbarató capturando a trescientos "traidores" a los que encarceló y les confiscó sus bienes, dejando a sus familias en la miseria.

El 18 de julio murió el emperador chino Jiaquing, que fue sucedido por su hijo Daoguang.

El 1 de agosto Manuel Dorrego derrotó estrepitosamente al ejército de Alvear en San Nicolás de los Arroyos y éste tuvo que retirarse a Montevideo. Estanislao López tuvo que retirarse hacia el norte perseguido por Dorrego, y también sufrió una derrota en Pavón el 12 de agosto.

El 20 de agosto San Martín zarpó desde Valparaíso rumbo al Perú al frente de una flota de 25 naves con 6.000 hombres.

El 24 de agosto estalló una revuelta en Oporto que pronto se extendió por todo Portugal y que aglutinó a todas las clases sociales del país, incluyendo a la nobleza y el clero. Sus reivindicaciones eran: el inmediato retorno a Lisboa del rey y su Corte, que permanecían en Río de Janeiro, el establecimiento de una monarquía constitucional, y la restauración de la exclusividad del comercio con el Brasil (que ahora Portugal compartía con Gran Bretaña). Una junta provisional convocó unas cortes constituyentes y, mientras tanto, se adoptó una carta provisoria que seguía el modelo español.

El 2 de septiembre Estanislao López derrotó a Manuel Dorrego en la batalla de Gamonal.

El 4 de septiembre Ampere conoció en la Academia de Ciencias de París un informe sobre los resultados de Ørsted, que fueron reproducidos en una reunión. Pocas semanas después, Ampère tenía una teoría matemática que explicaba la relación entre el magnetismo y las corrientes eléctricas.

El 5 de septiembre se casó el duque Carlos I de Lucca con María Teresa de Saboya, hija del rey Víctor Manuel I de Cerdeña.

El 8 de septiembre San Martín desembarcó en una playa cercana a la ciudad de Pisco, donde puso en fuga a un pelotón de caballería realista. Por la tarde entró en la ciudad, donde fue acogido calurosamente.

El 14 de septiembre, el virrey del Perú, Joaquín de la Pezuela, propuso a San Martín entrar en negociaciones. Éste aceptó al día siguiente, y las negociaciones se iniciaron el 25 de septiembre.

Ese mismo día los realistas chilenos obtuvieron una victoria en Pangal, que al día siguiente, el 26 de septiembre, repitieron en Tarpellanca.

Manuel Dorrego fue depuesto como gobernador de Buenos Aires y reemplazado por Martín Rodríguez, quien finalmente pudo acabar con la anarquía en la provincia.

El 4 de octubre terminaron las negociaciones entre San Martín y el virrey del Perú sin llegar a ningún acuerdo.

El 8 de octubre murió en Puerto Príncipe el rey Enrique I de Haití. Estaba enfermo y, temiendo un golpe de estado, decidió suicidarse disparándose una bala de oro.

El 9 de octubre estalló una revuelta en la ciudad de Guayaquil, en la audiencia de Quito, que proclamó su independencia de España y su anexión a Colombia.

Cuando la noticia de la muerte del rey Enrique I de Haití se difundió por la isla estalló una revuelta y su heredero Víctor Enrique fue linchado el 18 de octubre. Su madre y sus dos hermanas lograron huir del país y acabaron en Italia. El reino de Haití se unió a la república del sur, presidida por Jean Pierre Boyer.

El 20 de octubre tuvo lugar el Congreso de Troppau en el que el zar Alejandro I de Rusia reunió a representantes de la Santa Alianza para tratar la revuelta de Nápoles. Asistieron el emperador Francisco I de Austria y el ministro ruso Kapodistrias y el austriaco Metternich. El rey Federico Guillermo III de Prusia no asistió, sino que envió a su hijo Federico Guillermo y a su ministro Karl August von Hardenberg. Francia y Gran Bretaña enviaron representantes, aunque no formaban parte de la Santa Alianza.

El nuevo gobierno liberal había nombrado a general a Rafael Riego, y le había concedido la capitanía general de Galicia, pero no llegó a ocupar el cargo, ya que durante una visita a Madrid fue destituido bajo acusación de republicano. Sin embargo, en noviembre fue nombrado capitán general de Aragón y se trasladó a Zaragoza.

San Martín se dispuso a asediar Lima.

El 8 de noviembre varios ayuntamientos de la provincia de Guayaquil se reunieron para proclamar la Provincia Libre de Guayaquil, y eligieron presidente a José Joaquín de Olmedo. Inmediatamente se enviaron emisarios a Simón Bolívar y a José de San Martín.

En México, un grupo de conservadores se estaba reuniendo secretamente en el oratorio de San Felipe Neri, más conocido como La Profesa, con el propósito de evitar que la constitución liberal de 1812 se aplicara en Nueva España. Habían intentado evitar que se difundieran las noticias procedentes de España, pero finalmente el virrey, Juan Ruiz de Apodaca, convertido ahora en "jefe político superior", se vio obligado a jurar la constitución. Entonces, los conspiradores trazaron el plan de lograr que México se convirtiera en un reino independiente de España, bajo la soberanía de algún miembro de la casa real española, pero que gobernaría según los principios del antiguo régimen. Para ello necesitaban el apoyo de un militar de prestigio, y pensaron en Agustín de Iturbide. Convencieron a Ruiz de Apodaca de que lo nombrara comandante general del sur, cosa que hizo el 9 de noviembre. Pocos días después partió hacia el sur, supuestamente con la misión de combatir al insurgente Vicente Guerrero, pero con la intención secreta de proponerle que se uniera a él por la causa de la independencia de México.

El 19 de noviembre los miembros de la Santa Alianza firmaron el protocolo de Troppau, cuyo punto principal era el siguiente:

Los estados que hayan sufrido un cambio de gobierno debido a la revolución y, como resultado de ello, amenancen a otros estados, de manera inmediata dejarán de pertenenecer a la Alianza Europea, y permanecerán excluidos de ella hasta que su situación ofrezca garantías de orden legal y estabilidad. Si, debido a tales alteraciones, un peligro inmediato amenaza a otros estados, entonces las potencias se unirán y, de manera pacífica o ya sea por las armas, traerán de vuelta al estado culpable al seno de la Gran Alianza.

No obstante, no se tomó ninguna medida efectiva sobre Nápoles. Al rey Fernando I se le invitó a esperar una nueva reunión de la Santa Alianza a celebrar el año próximo.

El 24 de noviembre Francisco Ramírez fue elegido jefe supremo de la República de Entre Ríos. Mientras tanto, Estanislao López y Martín Rodríguez firmaban el tratado de Benegas, por el que terminaba la guerra entre Buenos Aires y Santa Fe. Ramírez aspiraba ahora a expandir su república conquistando la Banda Oriental a los portugueses, y escribió a Rodríguez exigiendo el cumplimiento del tratado del Pilar, especialmente la entrega de armas que se había convenido y aún no se había llevado a término, a la vez que trataba de persuadirlo de la necesidad de declarar la guerra a los portugueses. Ante el silencio de Rodríguez, buscó el apoyo de Estanislao López, ya fuera para convencer a Rodríguez, ya para invadir Buenos Aires. Sin embargo, tanto Rodríguez como López consideraban que la idea de Ramírez de atacar a Portugal era suicida y le negaron su apoyo.

El 25 de noviembre los chilenos derrotaron a los realistas en Las Vegas de Talcahuano.

El 26 de noviembre Pablo Morillo se entrevistó con Simón Bolívar en Santa Ana de Trujillo según las instrucciones que había recibido, y ambos firmaron un armisticio y un tratado de regularización de la guerra que ponía fin a la "guerra a muerte" declarada por Bolívar siete años atrás. El armisticio fue redactado por el mariscal Antonio José de Sucre, y establecía un cese temporal de las operaciones militares en Venezuela, de modo que los ejércitos de cada bando se mantendrían en las regiones que controlaban el día de la firma. Además se establecía que España y Colombia harían la guerra "como lo hacen los pueblos civilizados", con respeto a los no combatientes, canje de prisioneros, etc.

El tratado de Benegas supuso la ruptura de la alianza entre Estanislao López y el chileno Miguel Carrera. Éste logró sublevar a un pueblo mapuche que dos años atrás había llegado desde Chile bajo la dirección del cacique Yanquetruz. El 3 de diciembre, al frente de unos 2.000 indígenas, arrasó el pueblo de Salto, asesinando hombres y esclavizando mujeres. A continuación hizo lo propio con tres pueblos más.

Ese año se celebraban elecciones presidenciales en los Estados Unidos. El partido federalista estaba tan deteriorado que ni se molestó en presentar candidatos, así que Monroe era el candidato único. Obtuvo, por supuesto, los 232 votos electorales, aunque el 6 de diciembre fue elegido sólo por 231 votos, ya que un elector, William Plumer, de Massachusetts, voto simbólicamente por John Quincy Adams (no era obligatorio votar por el candidato oficial de un partido). Explicó que, en su opinión, ningún presidente excepto George Washington debía ser elegido por unanimidad (y, ciertamente, ninguno lo ha sido hasta hoy, a causa de su voto).

Ese año se publicó la séptima y última entrega de una serie de 29 ensayos y relatos cortos que venían apareciendo desde el año anterior bajo el título de The Sketch Book of Geoffrey Crayon, (El libro de apuntes de Geoffey Crayon). Geofrey Crayon era el pseudónimo de un escritor neoyorquino de treinta y siete años llamado Washington Irving, y el relato más famoso de la colección es La leyenda de Sleepy Hollow, sobre un jinete sin cabeza. Se trata de la primera obra de un escritor americano que tuvo una amplia difusión en Europa. En sucesivas ediciones el número de piezas aumentó hasta 34. Algunos de los trabajos habían sido escritos en Gran Bretaña unos años atrás, donde Irving había trabado amistad con Walter Scott.

Pablo Morillo regresó a España tras dejar el mando de los ejércitos en Venezuela bajo el mando de Miguel de la Torre. En sus memorias cuenta que el rey Fernando VII lo llamó a su presencia y le preguntó: "Explíqueme cómo es que usted, que triunfó contra los franceses, contra las tropas de Napoleón Bonaparte, llega aquí derrotado por unos salvajes", y que su respuesta fue: "Su Majestad, si usted me da un Páez y 100.000 llaneros de Apure de esos a los que usted llama salvajes, le pongo toda Europa a sus pies".

Mientras en el Perú los españoles habían ejercido un estrecho control sobre los indios para usarlos principalmente como mano de obra esclava en las minas, en otras zonas de sudamérica, especialmente Venezuela, Chile y el Río de la Plata, los indios eran menos necesarios y la colonización española tendió a desplazarlos, de forma similar, aunque no tan drástica, a como sucedió en Norteamérica. Así, el sur del continente era territorio indio, aunque desde hacía un tiempo algunas tribus indias estaban inquietas por el avance de los colonos y se habían producido disturbios. José Miguel Carrera había aprovechado estos recelos para conseguir el apoyo del cacique Yanquetruz, y el 15 de diciembre Martín Rodríguez, el gobernador de Buenos Aires, salió al frente de 1.600 soldados con la intención de tomar represalias contra sus ataques.  Como no encontró a Carreras, atacó a otros indios que no tenían nada que ver. Su jefe era el cacique Ancafilú, que recientemente había firmado juntamente con otros jefes indígenas el tratado de Miraflores, un tratado fronterizo con Buenos Aires y que ahora había sido violado por los bonaerenses. Ancafilú solicitó parlamentar, pero luego asesinó a traición a los hombres enviados por Rodríguez. Como represalia, Rodríguez envió soltados a la hacienda de Ramos Mejía, que había representado a los indios en las negociaciones del tratado, y allí fueron arrestados todos los peones indios. Mejía protestó y también él fue arrestado. Poco después unos ochenta indios fueron ejecutados. El capataz José Luis Molina huyó con algunos indios dispuesto a vengarse.

Agustín de Iturbide pretendía obtener una posición de ventaja sobre Vicente Guerrero antes de negociar con él, pero en esto no estaba teniendo mucho éxito. El 28 de diciembre los hombres de Guerrero atacaron la retaguardia de su ejército y le causaron algunas bajas. El 2 de enero de 1821 Guerrero derrotó a Iturbide en la batalla de Zapotec. El 10 de enero Iturbide envió una carta a Guerrero ofreciéndole el indulto y una alianza, pero éste declinó la oferta.

Las cortes portuguesas disolvieron la Santa Inquisición y exigieron el regreso a Lisboa del rey Juan VI. Éste accedió y dejó a su hijo Pedro como regente de Brasil.

En Paraguay, los arrestados el año anterior por conspirar contra el dictador Rodríguez de Francia, debidamente torturados, confesaron que todas las acusaciones vertidas contra ellos eran exactas: planeaban asesinar al dictador y entregar el poder a Fulgencio Yegros. Poco después fueron ejecutados (Yegros entre ellos).

El 16 de enero Martín Rodríguez rechazó un ataque de los indios de Ancafilú en el que unos 150 indígenas resultaron muertos o heridos. Ese año se inauguró la Universidad de Buenos Aires.

El 23 de enero estalló una revuelta contra el dominio turco en Valaquia, encabezada por Tudor Vladimirescu, que trató de entretener a los turcos con mensajes que aseguraban que se rebelaban contra los gobernantes locales, pero no contra el imperio, a la vez que fortificaba monasterios y entraba en contacto con la Filiki Eteria. Pronto acudieron voluntarios griegos, principalmente estudiantes, que formaron el llamado batallón sagrado, que empezó con unos 500 hombres y que paulatinamente fue creciendo hasta contar con unos 2.000, bajo la dirección de Athanasios Tsakalov, uno de los fundadores de la Filiki Eteria.

El 25 de enero Agustín de Iturbide pidió una entrevista a Vicente Guerrero.

El 26 de enero se inauguró el congreso de Laibach, convocado por la Santa Alianza y en el que Metternich esperaba encontrar un apoyo unánime para una intervención austríaca. El rey Fernando I de las Dos Sicilias acudió supuestamente para exponer que estaba de acuerdo con el régimen constitucional que había adoptado su reino, pero lo que hizo fue pedir la intervención de la Alianza para restaurar su monarquía absoluta.

El 28 de enero estalló una revuelta en la ciudad venezolana de Maracaibo, controlada hasta entonces por los realistas. El general republicano Rafael de Urdaneta aprovechó las circunstancias y ocupó rápidamente la ciudad, que se declaró integrada en la república de Colombia. Miguel de la Torre protestó ante Bolívar, aduciendo que tales actos violaban el armisticio de Santa Ana firmado unos meses atrás. Sin embargo, Bolívar negó que se hubiera producido violación alguna y finalmente se llegó a acordar el fin de la tregua para dentro de tres meses.

El 29 de enero se produjo un pronunciamiento en Lima dirigido por varios militares españoles contra el virrey del Perú, Joaquín de la Pezuela, por su política excesivamente defensiva ante la invasión de San Martín. Se le acusaba además de estar preparando la rendición de las armas españolas. Fue sustituido interinamente por José de la Serna.

El 10 de febrero Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero se entrevistaron en Acatempan, donde el primero tuvo ocasión de exponer al caudillo insurgente su proyecto político.

John Keats padecía tuberculosis. Los médicos le recomendaron cambiar de clima y había aceptado una invitación de Percy Shelley para visitarlo en Roma, pero allí murió el 23 de febrero. Shelley escribió en su honor el poema Adonaïs. Lord Byron escribió Manfredo, influido por el Fausto de Goethe. Shelley y Byron acordaron la fundación de un periódico al que llamarían El liberal, con objeto de difundir las ideas liberales.

El 24 de febrero Iturbide y Guerrero se volvieron a reunir en Iguala, donde proclamaron el llamado Plan de Iguala, por el que ambos establecían una alianza basada en tres principios: Establecer la independencia de México frente a España, reconocer a la religión católica como la única admitida en la nación y garantizar la igualdad política de todos los grupos sociales, incluyendo a los españoles residentes en México. El sistema de gobierno sería una monarquía que se ofrecería al propio rey Fernando VII de España o a otro príncipe europeo. Mientras tanto se formaría una junta gubernativa que eligiera al soberano y luego una regencia hasta que éste se hiciera cargo del gobierno.

Se formó inmediatamente un ejército que reunía a las fuerzas de Iturbide y a las de los insurgentes, que fue conocido como Ejército Trigarante, por las tres garantías que fundaban el Plan de Iguala: independencia, religión y unión. Este ejército fue recorriendo el país difundiendo el Plan de Iguala y ganando adeptos, entre ellos varios insurgentes retirados, como Ignacio López Rayón.

José Miguel Carrera se propuso pasar a Chile con sus aliados indios, pero los gobernadores de Córdoba y San Luis pretendieron impedirle el paso. Carreras los derrotó uno tras otro y ocupó la ciudad de San Luis.

El 27 de febrero murió el príncipe elector Guillermo I de Hesse, que fue sucedido por si hijo Guillermo II.

Ese mismo día se aprobó una ley en Francia que ponía la enseñanza secundaria bajo la supervisión del clero.

No se sabe muy bien cómo, pero la Venus de Milo acabó siendo comprada por el embajador francés en Estambul. El 1 de marzo salió de Grecia y poco después se encontraba ante el rey Luis XVIII de Francia, quien la entregó al museo del Louvre.

Ese mismo día se inauguraba la segunda legislatura de las cortes españolas. El rey Fernando VII leyó un discurso redactado por el gobierno, pero al terminar, ante la sorpresa de los diputados, añadió una "coletilla" no prevista en la que se quejaba de los insultos de que era objeto y de que él era el único que observaba realmente la constitución. Cuando los ministros se dirigieron a palacio para presentar su dimisión se encontraron con que el rey se les había adelantado y ya los había depuesto de sus cargos. Se formó un nuevo gobierno presidido por Eusebio Bardají.

El 5 de marzo James Monroe fue investido como presidente de los Estados Unidos.

El zar Alejandro I de Rusia proclamó la soberanía rusa sobre la costa norteamericana del Pacífico situada por encima de los 50 grados de latitud norte. Esto incluía la península de Alaska más un trecho de costa que descendía hasta el norte de la isla de Vancouver.

El 6 de marzo Aléxandros Ypsilántis entró en Moldavia con un ejército instando a los cristianos a rebelarse contra los turcos, asegurando que tenía el respaldo de "una gran potencia", lo que daba a entender que contaba con el apoyo ruso, lo cual no era cierto, si bien Ypsilántis contaba con la posibilidad de que el zar terminara apoyando su iniciativa, si tenía éxito.

El congreso de Laibach había autorizado la intervención austriaca en Nápoles, y el ejército imperial ya estaba sofocando la resistencia de los carbonari. El 7 de marzo el general Pepe fue derrotado en Rieti y el ejército austriaco entró en Nápoles. Pepe huyó a Gran Bretaña, el parlamento fue disuelto y el rey Fernando I pudo restaurar su régimen absolutista desencadenando una drástica persecución contra los carbonari o cualquier otra clase de conspiradores.

El 12 de marzo los carbonari lograron que el rey Víctor Manuel I abdicara en su hermano Carlos Félix, que se vio obligado a aceptar una constitución.

El 24 de marzo estalló la revuelta en la Fócida, al norte del istmo de Corinto.

El 25 de marzo, el obispo de Patras, en el Peloponeso, proclamó la guerra de liberación nacional. El 29 de marzo Athanásios Diákos se apoderó de Livadeia, en Beocia, y el 31 de marzo tomó Tebas.

El 4 de abril unos 1.500 indios guiados por José Luis Molina, junto con los caciques Ancafilú y Pichiman destruyeron la recientemente fundada ciudad de Dolores, en la provincia de Buenos Aires. Desde allí avanzaron hacia el norte cometiendo diversos actos de pillaje.

Como respuesta a algunas matanzas de turcos desencadenadas en Grecia, el 10 de abril el patriarca de Constantinopla fue ahorcado, su cuerpo fue mutilado y arrojado al mar, de donde fue recuperado por unos pescadores griegos. Unas semanas después su sucesor corrió una suerte similar.

El 23 de abril un ejército griego fue derrotado por otro turco muy superior en número junto al río Alamana cerca del paso de las Termópilas. En la batalla Athanásios Diákos resultó herido y fue capturado por los turcos, que lo empalaron poco después. Por esas fechas los griegos pusieron bajo asedio Trípoli, la mayor ciudad del Peloponeso. En Estambul, numerosas personalidades griegas fueron decapitadas por el gobierno turco.

El 5 de mayo murió Napoleón Bonaparte. Existen teorías que afirman que fue envenenado con arsénico, aunque no son concluyentes. En su testamento expresaba su voluntad de ser enterrado a orillas del Sena, pero el gobernador británico, sir Hudson Lowe, decidió que sería enterrado en Santa Elena, y no permitió que en su tumba se grabara siquiera su nombre. La madre de Napoleón escribió una carta al gobierno británico reclamando el cuerpo de su hijo, pero no recibió respuesta.

Simón Bolívar envió a Guayaquil a su mejor general, Antonio José de Sucre, con instrucciones de tomar el mando militar de la provincia, incorporarla a la república de Colombia y preparar la conquista del resto de la audiencia de Quito. Sucre llegó a Guayaquil el 6 de mayo con unos 600 soldados colombianos, a los que se unieron unos 1.400 quiteños.

El 8 de mayo un ejército griego, a pesar de su inferioridad numérica, logró infligir serios daños en khan de Gravia a un ejército turco que se dirigía al Peloponeso.

El gobernador de Entre ríos, Francisco Ramírez, envió un destacamento a la provincia de Santa Fe donde capturó la caballería del gobernador Estanislao López. Pocos días más tarde, el grueso de su ejército derrotó a una columna bonaerense que se dirigía a auxiliar a López. Sin embargo, la flota bonaerense destruyó la de Ramírez y le cortó las comunicaciones con su provincia.

El 12 de mayo se clausuró el congreso de Laibach. Ese mismo día unos 3.000 griegos obtuvieron una victoria decisiva frente a un ejército turco de unos 12.000 hombres junto a la ciudad de Valtetsi. El 18 de mayo unos 200 griegos pusieron en fuga en Doliana a un ejército turco muy superior en número.

El 27 de mayo un barco turco fue destruido por un barco incendiario lanzado contra él por los revolucionarios griegos junto a la isla de Lesbos.

El 5 de junio tuvo lugar la conferencia de Punchauca entre José de San Martín y el virrey del Perú, José de la Serna, en la que no se llegó a ningún acuerdo, pues San Martín exigió la independencia del Perú y el virrey se afirmó en la indivisibilidad de la Corona española.

El 18 de junio se estrenó con gran éxito en Berlín El cazador furtivo, una ópera de Carl Maria von Weber. La misma mañana del estreno terminó su "Pieza de concierto para piano y orquesta", que se estrenó la semana siguiente. Al estreno de esta pieza asistió un joven de doce años llamado Jakob Ludwig Felix Mendelssohn Bartholdy, compositor y pianista, que ya había compuesto por aquel entonces un trío para piano y cuerdas, una sonata para piano y violín, tres operetas, cinco cuartetos de cuerda y nueve fugas entre otras piezas.

El 19 de junio Aléxandros Ypsilántis fue derrotado en Valaquia por un ejército turco en la batalla de Dragasani. Ypsilántis tuvo que retirarse hacia territorio del Imperio Austriaco. Allí fue arrestado y encarcelado por orden expresa de Metternich.

El 24 de junio Simón Bolívar se enfrentó a Miguel de la Torre en la batalla de Carabobo. Bolívar contaba con 4.000 infantes y 2.500 jinetes, mientras que los realistas tenían 3.500 infantes y 200 jinetes, de los cuales casi 3.000 acabaron muertos, heridos o hechos prisioneros. Esta victoria resultó decisiva. Aunque los españoles seguirían ofreciendo resistencia durante algún tiempo, la victoria republicana estaba ya decidida. Poco después, los republicanos entraban en Caracas.

El 6 de julio el virrey del Perú abandonó Lima para refugiarse en Cuzco. Los limeños, indefensos, quedaron aterrorizados, esperando toda suerte de atrocidades de los hombres de San Martín. Algunos optaron por seguir al virrey, mientras que, el 9 de julio, los que se quedaron decidieron invitar a San Martín a entrar en la ciudad.

La situaicón de Francisco Ramírez, aislado en la provincia de Santa Fe, se había vuelto poco menos que insostenible cuando llegó en su ayuda desde San Luis el chileno José Miguel Carrera. Le propuso que lo acompañara a Chile, pero Ramírez se negó. Después de que se separaran, Ramírez fue derrotado el 10 de julio en Chañar. Logró escapar, pero se enteró de que su amante había sido capturada y, al tratar de rescatarla, murió de un disparo. Luego fue decapitado y su cabeza fue enviada a López, que la hizo embalsamar y la exhibió en una jaula.

El 12 de julio San Martín entraba en Lima. Poco a poco, los limeños concedieron su confianza a los recién llegados y el 15 de julio el cabildo firmó una declaración de independencia.

El 17 de julio Sucre pudo sofocar una revuelta realista en Guayaquil.

El 19 de julio tuvo lugar la ceremonia de coronación del rey Jorge IV de Gran Bretaña en la abadía de Westminster. La esposa del monarca había regresado a Londres para ser reconocida como reina, pero se encontró con que su esposo había iniciado un proceso de divorcio y había dado orden a sus embajadores para que ninguna potencia europea la reconociera como tal. Además, se le negó el acceso a la abadía. Esa misma noche cayó gravemente eneferma.

Ese año los Estados Unidos tomaron el control efectivo de Florida. Andrew Jackson llegó a Pensacola como gobernador militar. Se estimó que la población semínola en el territorio estaba formada por unos 22.000 indios y unos 5.000 esclavos negros huidos.

El 28 de julio José de San Martín fue nombrado Protector del Perú, con autoridad civil y militar.

El 31 de julio se clausuró en Montevideo el congreso cisplatino, inaugurado dos semanas atrás a instancias del rey Juan VI de Portugal, en el que representantes lugareños cuidadosamente elegidos por el general portugués Carlos Federico Lecor decidieron la incorporación al reino de Portugal de la Banda Oriental, con el nombre de provincia Cisplatina. Entre los asistentes al congreso se encontraba Fructuoso Rivera, que había luchado contra la invasión portuguesa al lado de Artigas.

El 3 de agosto llegó a Veracruz Juan O'Donojú, nombrado en Madrid Jefe Político Superior de Nueva España en sustitución del anterior virrey, Juan Ruiz de Apodaca.

El 7 de agosto murió Carolina de Brumswick, la esposa del rey Jorge IV de Gran Bretaña. No se sabe la causa de su muerte pues, al parecer, ella misma ordenó que no se le hiciera la autopsia. Hubo rumores de que el rey la había hecho asesinar.

El 10 de agosto Misuri fue finalmente admitido como vigesimocuarto Estado de los Estados Unidos.

El 19 de agosto Sucre derrotó a un ejército realista en la batalla de Yaguachi, tras lo cual se dispuso a avanzar hacia Quito.

Ese mismo día los griegos tomaron la ciudad de Pylos y asesinaron a todos sus habitantes turcos, unos 3.000 individuos.

Por estas fechas, Schubert terminó el bosquejo de una séptima sinfonía que, no obstante, nunca llegó a orquestar. Su manuscrito contiene los cuatro movimientos, pero la mayor parte de la partitura se limita a indicar la línea melódica, con algunas indicaciones sobre la orquestación. Beethoven compuso su sonata para piano número 31.

El zar Alejandro I de Rusia viajó a Varsovia con motivo de la apertura del Parlamento polaco, y allí tuvo la ocasión de asistir a un concierto de Chopin, que tenía entonces once años. La última polonesa que había compuesto (como regalo para su profesor de piano en su onomástica) demostraba un gran desarrollo en sus técnicas melódicas y armónicas.

El 24 de agosto Agustín de Iturbide se entrevistó con Juan O'Donojú y le hizo ver que la causa realista estaba perdida, pues las nueve décimas partes del ejército se habían adherido a la causa independentista. Ese mismo día se firmaron los Tratados de Córdoba, por el que Nueva España es reconocida como un imperio independiente, con un gobierno monárquico, constitucional y moderado. En primer término la corona se le ofrecía al rey Fernando VII de España, pero si éste no se presentaba en México en el plazo que fijaran las Cortes para prestar juramento, serían llamados sus hermanos u otros príncipes europeos. En caso de que ninguno aceptara la corona, las Cortes imperiales designarían al nuevo rey.  Naturalmente, O'Donojú no tenía autoridad para firmar semejante tratado, pero lo hizo, probablemente pensando en que así aseguraba la corona de México a un príncipe español.

El 30 de agosto se inauguró el congreso de Cúcuta, presidido por Antonio Nariño, con el fin de aprobar una constitución para la república de Colombia.

El chileno José Miguel Carrera fue traicionado por algunos de sus hombres y entregado al gobernador de Mendoza. Fue fusilado el 4 de septiembre.

El 12 de septiembre los realistas derrotaron a Sucre en la batalla de Huachi, y Sucre, herido, se vio obligado a regresar a Guayaquil.

Mientras México y Sudamérica luchaban por su independencia, las colonias españolas en Centroamérica habían permanecido en paz sin apenas disturbios. Sin embargo, a medida que fueron llegando noticias de los progresos de los independentistas al norte y al sur, los criollos centroamericanos decidieron apostar también por la independencia. El 15 de septiembre proclamó su independencia la Capitanía General de Guatemala, que comprendía todo el territorio continental centroamericano desde México hasta Panamá. Los efectivos militares españoles eran escasos, así que los independentistas no tuvieron dificultad en hacerse con el control de la zona. Cinco días antes, una de sus provincias, Chiapas, ya se había anexionado a México, y los guatemaltecos organizaron una consulta a los distintos ayuntamientos proponiendo hacer lo mismo.

El 23 de septiembre los griegos lograron abrir una brecha por la que entraron en Trípoli. Durante los días siguientes toda la población no cristiana de la ciudad (turca y judía) fue aniquilada. El general griego, Theodoros Kolokotronis, dijo que, cuando entró en la ciudad, su caballo no tocó el suelo en ningún momento, pues el camino estaba cubierto por una alfombra de cadáveres. Se calcula que unos 30.000 turcos y judíos, hombres, mujeres y niños, fueron asesinados en Trípoli. Carnicerías similares se generalizaron por el Peloponeso y las islas griegas. Los obispos alentaban a la población a exterminar a los infieles y, en efecto, la población civil musulmana en territorio griego (entre los exterminados y los que huyeron) prácticamente desapareció. Naturalmente, los turcos respondieron con matanzas de griegos en diversas ciudades, tanto en la Grecia continental como en las islas (Creta, Chipre, etc.)

El 27 de septiembre el ejército trigarante entró triunfante en la Ciudad de México, con Iturbide al frente. El 28 de septiembre se constituyó la Junta Provisional Gubernativa, compuesta por 34 miembros.

El 3 de octubre se clausuró el congreso de Cúcuta, tras aprobar la llamada Constitución de Cúcuta y ratificar a Simón Bolívar como presidente de la república de Colombia. La constitución establecía un parlamento bicameral.

El 8 de octubre murió Juan O'Donojú de una enfermedad pulmonar, lo que lo libró de tener que rendir cuentas en España de su actuación en México. Poco después, el ex virrey Ruiz de Apodaca embarcó con rumbo a España.

El 10 de noviembre estalló una revuelta independentista en Panamá, donde operaban clubes patrióticos desde hacía dos años. La máxima autoridad militar en el istmo estaba en manos de un criollo: José de Fábrega, que dio su apoyo a la revuelta y el 28 de noviembre se proclamó la independencia. El 30 de noviembre fueron embarcados los pocos realistas panameños. Poco después Panamá se integró en la república de Colombia. Ese mismo día estalló una revuelta en Santo Domingo, dirigida por José Núñez de Cáceres, un funcionario español, quien hizo encarcelar al gobernador e inició gestiones para que Santo Domingo fuera admitida también en la república de Colombia. El 1 de diciembre fue proclamado el Estado Independiente del Haití Español, con Cáceres como primer presidente.

El 7 de diciembre murió el rey Pomare II de Tahití, por las secuelas de su alcoholismo. Fue sucedido por su hijo Pomare III, nacido el año anterior, bajo la regencia de su madre, Teriʻitoʻoterai Teremoemoe, su tía y madrastra Teriʻitariʻa Ariʻipaeavahine y los cinco jefes principales de las islas.

La independencia de Sudamérica II
Índice El trienio liberal